La gira histórica

febrero 28, 2010

Canal Sur Televisión acertó anoche de pleno programando, justo antes del informativo, un magnífico documental titulado La gira histórica. Buena propuesta para conmemorar un hito histórico del que hoy se cumplen treinta años. El trabajo recoge imágenes y testimonios del entonces presidente de la Junta de Andalucía, Rafael Escuredo, y un grupo de artistas entusiastas (Alameda, María Jiménez, Silvio y Luzbel…) que lo acompañó durante la campaña que llevó a cabo para promover el voto en el Referéndum del 28-F, una cita con las urnas por la que Andalucía consiguió la autonomía plena. Cada acto político se convertía en una fiesta de orgullo y reafirmación andaluza. El documental es una pieza de buena factura, de gran interés periodístico y cargada de emoción y nostalgia. Retrata la lucha de un pueblo por un sueño, por un ideal, contra un destino diseñado desde fuera, una lucha personalizada en la figura de Escuredo, el político que fue capaz, contra viento y marea, de romper esquemas y prender la ilusión de una tierra por el derecho a decidir su futuro.

Deporte y valores

febrero 27, 2010

Todo lo que se haga para erradicar los comportamientos violentos y las actitudes reprobables en democracia siempre es bienvenido. El Gobierno de España ha dado el último paso para desarrollar la ley de 2007 contra la violencia, la xenofobia y la intolerancia en el deporte. En la reunión del Consejo de Ministros, se ha aprobado un real decreto que sustituye el vigente desde 1993 a fin de estrechar el cerco a los que aprovechan el espectáculo deportivo, especialmente en el fútbol, para dar rienda suelta a las bajas pasiones.

La principal novedad es la creación de libros de registro de los seguidores para tener atados en corto a los ultras, a los hinchas más fanáticos que degradan la imagen de sus respectivos clubes por su conducta incívica. Es un instrumento que facilitará el seguimiento por parte de los equipos de sus seguidores más conflictivos, los que escriben páginas lamentables que emborronan la esencia y el espíritu de la competición.

El secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, explicaba así el cambio normativo: “Se trata de oficializar las peñas, de legalizarlas por decirlo de algún modo, de dar a los grupos de aficionados buenos la oportunidad de registrarse y tener ventajas para viajes, entradas… Y así también tener más control sobre los hinchas. […] Es un modo de reconocer a los seguidores pacíficos… No es una solución mágica. La seguridad en los estadios, ahora, es buena. Existen episodios de violencia y xenofobia, pero no de manera extendida“.

El texto incorpora avances en los protocolos de seguridad y control de los recintos. A tal efecto, se dotará de fondos públicos a aquellas entidades que deseen implantar dispositivos para detectar armas en sus estadios. Además de un conjunto de medidas socioeducativas y de la puesta en marcha del Observatorio de la violencia, el racismo y la xenofobia, se creará la mención honorífica Juego Limpio al equipo o la afición que fomente los valores del deporte y a su vez, se potencian las ayudas o subvenciones para las actividades educativas que ayuden a erradicar los comportamientos que devalúen la práctica deportiva.

En definitiva, este real decreto establece una serie de pautas para impregnar de valores el mundo del deporte y premiar a esa gran mayoría de ciudadanos que acudimos a los campos de fútbol o de otra disciplina deportiva a disfrutar, a echar un buen rato. O dicho de otro modo, se busca aislar aún más a los grupúsculos de desaprensivos que sólo quieren armar ruido y se refugian en la masa social manoseando los colores de los clubes.

El Partido Popular hace de su capa un sayo en la Comunidad Valenciana. Podría coger el guante que siempre lanza Javier Arenas por estos pagos y hablar directamente de régimen, pero con argumentos solventes y palmarios. Esta comunidad visualiza un sistema político en decadencia, marcado por el autoritarismo, lastrado por el despilfarro del dinero público y por un endeudamiento récord en el conjunto del mapa de las autonomías y cruzado por innumerables casos de corrupción. Una situación que se remonta en el tiempo y que se ha agravado en las últimas fechas: de los desmanes de Eduardo Zaplana a los atropellos estrafalarios de la era Camps.

Desde el estallido del caso Gurtel, el mayor de la historia de España y con profundas ramificaciones a la ribera del Turia, el castillo de naipes que era el entramado institucional montado por los populares se ha venido abajo. Repasando los acontecimientos de los últimos días, el nerviosismo, la bravuconería y lo arrabalero campan a sus anchas en el seno del Gobierno valenciano y el partido que lo sustenta:

  • Crisis institucional en las Cortes: un presidente en funciones de la Cámara expulsa al portavoz socialista al grito de “aquí, quien ordena cuándo se habla soy yo“. El vicepresidente Maluenda amonestó al socialista Ángel Luna por querer formalizar una queja por el desarrollo de un debate.
  • Juan Cotino, vicepresidente del Gobierno valenciano, insulta gravemente a una diputada de la oposición. La llama hija de puta usando un eufemismo y un día después le pide disculpas ante el clamor de los medios de comunicación por la inaceptable barrabasada.
  • El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) anula el nombramiento en 2007 de Pedro García como director general de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV), cargo que ostentaba desde 2003. La sentencia considera que la renovación de García se produjo de forma irregular. Por cierto, que éste dimitió a finales de agosto del año pasado al verse salpicado por el caso Gurtel, de cuyos cabecillas obtuvo suculentos regalos.
  • El secretario general de RTVV, Vicente Sanz, otrora alto dirigente del PP de aquella comunidad, ha sido suspendido cautelarmente de sus funciones después de conocerse que tres trabajadoras de la cadena autonómica de televisión le hayan denunciado por acoso sexual.
  • Las peripecias turbias del capo Carlos Fabra en Castellón dan para escribir varios volúmenes. Los casos se acumulan en los juzgados mientras el dirigente popular hace y deshace en su provincia con métodos de otras épocas de palo y tentetieso. Cada día se escribe un nuevo episodio de esta truculenta saga.
  • Francisco Camps se escabulle del control de la oposición haciendo uso y abuso de su mayoría absoluta. El viaje que el president de la Generalitat realizará la próxima semana con una misión comercial de empresarios a Brasil le salva de acudir a la sesión de las Cortes Valencianas.

Este somero repaso de asuntos candentes en la agenda pública en Valencia durante esta semana nos ofrece una visión nada gratificante de la situación política, con una democracia herida y zarandeada por sus rectores. Desde el punto de vista institucional, el PP está convirtiendo esta comunidad en una república bananera. Mi compañero Ángel Luna prefiere hablar de escenario comparable a la Sicilia profunda o a Calabria.

100.000 visitas

febrero 25, 2010

Esta madrugada el contador de este blog ha superado las 100.000 visitas. Un número redondo y significativo alcanzado en apenas dos años. Empecé esta aventura el 28 de enero de 2008 y he de reconocer que me cautiva (o me pone) el hecho de tener la oportunidad de contar con una ventana indiscreta en la que mostrar mis emociones, mis inquietudes, mis preferencias y mis valoraciones políticas.

Me sorprende este sustantivo volumen de tráfico con la enorme competencia que hay en el ciberespacio. Os tengo que agradecer a todos y a todas la santa paciencia de acudir a esta discreta bitácora y reafirmar mi compromiso de ofrecer contenidos interesantes, entretenidos y críticos.

Elogio de lo zafio (2)

febrero 25, 2010

Juan Cotino pensó que si su amigo y valedor político José María Aznar se había tirado al charco de la ordinariez con su ya famosa peineta, la veda para lo chabacano y lo obsceno estaba abierta. En un rifirrafe dialéctico en las Cortes valencianas, el vicepresidente tercero del Gobierno de Camps dejó caer está lindeza contra la diputada de la oposición Mónica Oltra: “Tendría vergüenza, si fuera padre, de tener una hija como ésta, pero como probablemente no lo conozca…”.

La frase tiene su miga y posibles interpretaciones:

  • La más perversa: Se refería Cotino a que Oltra no tiene padre conocido y, por consiguiente, estaba insultando a su madre. ¿La llamó finamente hija de… en el calor del debate?
  • La más lineal: Expresaba su disconformidad con el comportamiento de la parlamentaria de Compromís.

Juan Cotino se aferró a la segunda opción, intentando borrar la parte final de su desafortunada sentencia. La había cagado sin remisión. Esta mañana ha pedido disculpas por semejante dislate. Es lo mínimo que se despacha cuando se falta a la madre de alguien… O al padre.

Elogio de lo zafio

febrero 24, 2010

De la peineta de Aznar al vocabulario tabernario de John Cobra. De esos polvos, estos lodos. Sería injusto satanizar exclusivamente al friki con ansias eurotelevisivas cuando un mandatario al que se le supone cierto nivel y modales más refinados nos regala esa conducta tan soez. Como escribe Santiago M. Vicente, son ejemplos de la generación Ni-Ni: ni tienen educación ni respetan la opinión de los demás

Degenerando, degenerando, nos ha estallado en la cara el bochornoso comportamiento de Cobra. Un triste espectáculo que hay que poner en el debe de RTVE, pero sin hacer sangre en exceso. Posiblemente, el programa de selección del representante de España en Eurovisión es el único lunar en una parrilla de servicio público y rebosante de calidad. En este reducido espacio para lo cutre se ha ido abriendo la mano poco a poco y del Chikilicuatre a este esperpento de cantante se llega en un santiamén. No tenía otra salida el director general de la casa, Alberto Oliart, que entonar unas razonables disculpas públicas.

John Cobra ha hecho su agosto. Como lo ordinario, lo obsceno y lo estridente cotiza alto en los operadores privados de televisión, el incontinente artista está negociando un contrato de exclusividad con Tele5 que el reportará 30.000 euros. Más madera. Así se entiende que la cadena de Berlusconi haya perdido tres puntos de audiencia en 2009.

PD.- Si habéis tenido a bien llegar al final, y tenéis ganas de seguir leyendo sobre el tema, el artículo de Vicente Verdú titulado El triunfo de la cópula merece la pena.

La reparadora siesta

febrero 23, 2010

Se difunden a menudo estudios que pretenden descubrir la pólvora. La última entrega de estas investigaciones de impacto que confirman lo obvio o que reafirman lo archisabido por la cultura popular se solaza con los beneficios reparadores de la siesta. El congreso de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia, celebrada en San Diego (California), nos trae una conclusión que busca cambiar la idea de este descanso vespertino como momento de vagancia o manifestación de pereza.

Para las decenas de investigadores de diferentes disciplinas congregados en este foro científico, una siesta es mucho más que un momento de relax. Este descanso no sólo es reparador sino que mejora el funcionamiento cerebral: ayuda para memorizar, concentrarse y aprender nuevos datos.  Dormir no sólo corrige las consecuencias del cansancio de estar despierto sino que “mueve (a la persona) más allá de donde estaba antes de tomar la siesta”, ya que hace intervenir al hipocampo, la región del cerebro que favorece la memorización de datos y mejorar la capacidad para aprender.

El sueño, por tanto, es necesario para el almacenamiento de la memoria a corto plazo y para hacer espacio para información nueva. En declaraciones a Clarín, Matthew Walker, profesor asistente de psicología de la Universidad de California en Berkeley y uno de los autores de estos trabajos, comparó al hipocampo con la bandeja de entrada del correo electrónico: cuando está llena, no puede recibir más mensajes. “En el caso del hipocampo, si no duerme, le costará aprender”.

Otro grupo de investigadores de la Universidad de Arizona también reforzaron el valor de las siestas como parte del aprendizaje de los bebés. Los bebés que duermen la siesta tienen más posibilidad de tener un nivel avanzado de aprendizaje, conocido como abstracción. Al hacer pruebas con frases grabadas que fueron escuchadas por bebés de 15 meses, identificaron que los que durmieron siesta tenían una mejor capacidad para encontrar patrones entre las frases. No sólo hay que estimular a los chicos con lectura, charlas y nuevas palabras, sino que necesitan un contexto favorable que incluye un tiempo de sueño adecuado.

En definitiva, estos científicos han redescubierto lo que los romanos hacían en la hora sexta: dormir después de comer para retomar con más energía el resto de la jornada. Aunque por mi actividad laboral y política no puedo disfrutar de la cabezada provechosa tras la comida, me declaro partidario de la siesta. Un paréntesis corto, de no más de media hora, en el sofá o en la cama, con pijama o con ropa de calle, y luego a comerse el mundo.