Avanzando en Málaga

El Consejo de Gobierno ha autorizado a la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía la contratación de las obras finales del tramo Renfe-Guadalmedina del Metro de Málaga, que darán continuidad a las dos líneas del suburbano y permitirán su conexión con el centro de la ciudad. El proyecto, que también incluye la intervención arqueológica vinculada al trazado, tiene un presupuesto de 24,75 millones de euros y un plazo de ejecución de 22 meses. Durante la fase de construcción se generarán 372 empleos, unos 200 directos. Sin lugar a dudas, una buena noticia para Málaga.

Anuncios

Alba

ALBA
Federico García Lorca

Mi corazón oprimido
siente junto a la alborada
el dolor de sus amores
y el sueño de las distancias.
La luz de la aurora lleva
semillero de nostalgias
y la tristeza sin ojos
de la médula del alma.
La gran tumba de la noche
su negro velo levanta
para ocultar con el día
la inmensa cumbre estrellada.

¡Qué haré yo sobre estos campos
cogiendo nidos y ramas
, rodeado de la aurora
y llena de noche el alma!
¡Qué haré si tienes tus ojos
muertos a las luces claras
y no ha de sentir mi carne
el calor de tus miradas!

¿Por qué te perdí por siempre
en aquella tarde clara?
Hoy mi pecho está reseco
como una estrella apagada.

* Uno de los poemas de Lorca que Miguel Poveda canta en su nuevo álbum, ‘Enlorquecido’.

Antídoto

El mejor antídoto contra el catastrofismo y la desinformación son los datos. El compromiso de la Junta de Andalucía con la educación pública se demuestra con hechos. Desde siempre, y en los últimos años más. El gasto andaluz en educación ha aumentado un 12,9% desde 2015. En la actualidad uno de cada cinco euros del presupuesto andaluz se destina a educación y en tan sólo dos años se ha crecido más de 650 millones. En las cuentas de 2018, las partidas que más se incrementan son las ayudas a las familias, y en personal, en este curso superamos 100.000 profesores, pese a que hay menos niños y niñas en las aulas… Y se pueden ofrecer decenas de datos positivos más que desmienten a los que intentan tirar por tierra las fortalezas de un sistema educativo público andaluz. Sin lugar a dudas, estos avances suponen un acicate para seguir mejorando. Nunca hay que conformarse y menos en materia educativa.

Hipoteca para elegidos

No todo el mundo tiene la misma suerte que Pablo Iglesias e Irene Montero para conseguir un crédito hipotecario tan ventajoso. Para ver si tan favorables condiciones están al alcance de cualquier ciudadano, he visitado la página de la Caja de Ingenieros y lo he comprobado en el simulador de hipotecas. Con importes parecidos al valor de su inmueble y de su hipoteca conseguida, la herramienta de la entidad me deniega el préstamo por superar lo pedido el 80% del precio de la vivienda. Sólo esto ya llama la atención. Sin contar que cualquier comisión de riesgos pondría serios reparos, por no decir de forma categórica que no daría el plácet, a personas que no disponen de empleos indefinidos ni de un supuesto patrimonio que respalde la operación. La respuesta del simulador me hace pensar que hubo cierto trato de favor para los dirigentes podemitas. La operación inmobiliaria, que une posibles privilegios y una insultante incoherencia política, se somete desde hoy al blanqueo en un plebiscito de legitimación de los lideres. ¡Qué panorama!

Manzanas XXII

Manzanas XXII
Francisco Quintero

No puedo preguntarme más qué es
no debo esperarme a sentirlo por última
o por primera vez, un latido, un dolor
debe ser este silencio puro,
este tácito pellizco que te petrifica
en un instante afilado como el tiempo.
Pregúntame por el manjar de esta manzana
dulce, pecaminosa que impacienta
los horizontes que se rompen entre tus ojos,
entre las promesas que se inventan
los sueños de un senil mar conocido.
Pregúntame por esas mañanas que reconozco,
el tacto del océano, y esos olores
familiares donde el cuerpo amanece.

* El malagueño Francisco Quintero acaba de publicar el poemario Campos de rubia memoria.

Bienvenidos a la ‘casta’

No he querido escribir estos días de uno de los asuntos de actualidad de la semana porque cada cual hace con su dinero lo que quiera siempre que sea legal. Si hoy escribo este post es porque los protagonistas, Pablo Iglesias e Irene Montero, lo han convertido en materia pública convocando un referéndum entre las bases de Podemos para seguir o no en sus cargos tras la compra de un chalet de lujo por valor de 600.000 euros. Esta operación inmobiliaria no es noticia en sí misma, lo que ocurre es que la demagogia y populismo podemitas la habrían definido como propia de la casta si los titulares de la escritura fueran de otro signo político. Iglesias y Montero han impartido tantas lecciones de moralidad y han repartido tantos carnets de pureza democrática que esta compra ha puesto sobre el tapete sus contradicciones. Haz lo que yo diga y no lo que yo haga. Y por si no fuera ya sangrante la incoherencia entre su discurso y su praxis, también existen sospechas más que fundadas sobre supuesto trato de favor en la obtención de la hipoteca: cobertura del 90% del precio de compra, cuando el límite para la inmensa mayoría está en el 80%, y condiciones muy favorables de pago, al alcance de muy pocos proletarios en el mercado bancario. El resultado es que tienen una vivienda propia de aquellos a quienes los morados llaman casta y además han conseguido supuestos privilegios hipotecarios de los bancos. Se someten al veredicto de los suyos en un plebiscito personal, una maniobra a la desesperada de trasnochado culto al líder, pero la gente, la ciudadanía en general, ya los tiene calados.

Foto.- La Razón.

Basta de regateo

Se ha acostumbrado el Partido Popular a prometer con fanfarria propagandística y no cumplir luego nada. Mucho anuncio, mucho material pirotécnico y si te he visto, no me acuerdo. Recurriendo al refranero, los peperos viven instalados en el mucho ruido y pocas nueces. Hoy dos movimientos ciudadanos nos han convocado en las calles hoy contra los recortes y los regateos del Gobierno de la nación. Los pensionistas han vuelto a exigir pagas dignas y revalorizadas cada año en función del incremento de los precios. También, colectivos de mujeres (y de hombres) reivindican que el gabinete de Rajoy cumpla lo acordado con los restantes grupos políticos en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género. Estaba prevista una aportación estatal de 200 millones de euros para luchar contra esta lacra social y el Gobierno quiere rebajarla a sólo 80 millones.  Una rebaja intolerable que denota que el PP se sumó al pacto con poca convicción. Y el goteo de víctimas nos horroriza semana tras semana. A la fuerza han tenido que asumir un cambio en su postura intransigente con las pensiones por la necesidad de apoyos para sacar los presupuestos de 2018. Son dos muestras palmarias de la falta de sensibilidad de la derecha que sufrimos en este país.