Orce

mayo 14, 2018

El yacimiento de Orce en Granada, donde se ha encontrado el resto humano más antiguo de Europa, un diente de lecho datado hace 1,4 millones de años antes de nuestra era, inicia una nueva etapa. El plan de investigación, que financia la Junta de Andalucía hasta 2020 con 300.000 euros y lidera la Universidad de Granada, en su primer año está arrojando nuevos hallazgos en paleofauna. La campaña 2018 contempla nuevas intervenciones durante julio. El proyecto, en el que también participa el Ayuntamiento de Orce, lo lleva a campo un equipo internacional y multidisciplinar y prosigue arrojando valiosos conocimientos pero el reto es acercarlos a la ciudadanía. Así, la Consejería de Cultura va a destinar unos 200.000 euros en una cubierta para proteger las excavaciones en Fuente Nueva 3 y favorecer la visita en óptimas condiciones. Para hacer más comprensible a todos los públicos la historia contenida en este enclave se ha realizado una reconstrucción virtual, con el título ‘Paseando entre mamuts’, que permite con unas gafas 3D realizar un recorrido por este yacimiento. Este el fruto de la colaboración institucional que favorece la divulgación de la singularidad y la excepcionalidad de toda riqueza que se encuentra en la depresión de Baza y Guadix y la cuenca de Orce.

Anuncios

La historia se repite. Una y otra vez. Y a los protagonistas no se les cae la cara de bochorno. Cuando se producen buenos datos de paro y creación de empleo en Andalucía, salen los dirigentes del Partido Popular y apuntan el registro positivo a las políticas del Gobierno de Mariano Rajoy. Cuando la estadística ya no es tan favorable, achacan la responsabilidad a la Junta de Andalucía. Ayer se conocieron las cifras de paro correspondiente al mes de abril y Andalucía ha liderado en España el descenso del desempleo. Se han registrado 24.105 parados menos y 86.572 afiliados más a la Seguridad Social. Uno de cada tres parados menos en nuestro país y uno de dos ocupados nuevos es andaluz. Aplicando la tradicional estrategia del ancho del embudo, Antonio Sanz, delegado del Ejecutivo central en esta comunidad, sostiene sin ningún rubor que todo se debe a las políticas de Rajoy. Este trilerismo político, además de no engañar a nadie, deja en evidencia a aquel que lo practica. No cabe una lectura tan selectiva ni caprichosa de la realidad. El truco está ya muy visto.

Foto.- Expansión.

Datos incontestables

abril 27, 2018

Este vídeo ofrece datos que demuestran la apuesta decidida por la educación pública por parte de la Junta de Andalucía.

#AcudeEscuchaAcompaña

abril 24, 2018

Andalucía cuenta ya con un nuevo instrumento para luchar contra la violencia sexual hacia las mujeres. El Instituto Andaluz de la Mujer pone en marcha el servicio de Atención Inmediata a Mujeres en caso de agresiones sexuales y lanza la campaña #AcudeEscuchaAcompaña, que promueve el apoyo a las víctimas y el rechazo de la sociedad a las actitudes machistas que justifican estas agresiones sexuales. Un paso más para construir una sociedad realmente igualitaria.

82-18

abril 17, 2018

Estos guarismos no son el resultado de un partido de baloncesto entre una de las potencias y un equipo de medio pelo. Es el reflejo desequilibrado y palmario de la falta de apoyo económico del Gobierno de la nación a la Ley de atención a personas en situación de dependencia en Andalucía, la ausencia de compromiso del Partido Popular con el cuarto pilar de nuestro estado del bienestar. Esta proporción también se registra en el resto de comunidades autónomas y cada año el Ejecutivo de Rajoy va a menos en su aportación. En Andalucía, de cada 100 euros invertidos, 82 corresponden a la Junta y sólo 18 al El Ministerio. El Gobierno se salta a la torera la legislación y hace caso omiso al mandato de financiar la dependencia a partes iguales entre la Administración central y las autonomías. Desde que Rajoy está en la Moncloa esta comunidad más de 625 millones de euros, una cantidad que habría permitido incluir en el sistema a unos 105.000 beneficiarios más. El PP se podría aplicar las recetas que prescribe a los demás y cumplir con todas las leyes, no sólo las que le interesan.

Aun así, con este déficit de inversión, Andalucía cerró 2017 con 196.730 personas dentro del sistema de atención a la dependencia, un 20,60% del total nacional. O dicho de otro modo, uno de cada cinco dependiente con cobertura pública es andaluz. A finales de enero, la cifra superó la barrera de los 200.000 beneficiarios. El observatorio estatal sitúa a Andalucía como tercera comunidad con mejor calificación en la aplicación de la ley. Esta autonomía es la que atiende a más personas y concede más prestaciones (254.062, un 21,5 del total).

A esta realidad hay que sumar una política que se financia en este comunidad al 100%, sin respaldo alguno del Gobierno: el Servicio Andaluz de Teleasistencia. 212.544 personas se benefician de esta prestación pública. Seis de cada diez beneficiarios viven solos y encuentran en este servicio una garantía para su bienestar. Durante 2017 se registraron una media de 15.187 llamadas diarias, un total de 194.285 horas de conversación a lo largo de todo el año y 361.956 llamadas atendidas de demanda sanitaria.

Los datos son incontestables. Pero lo importante es el compromiso nítido del Gobierno de Andalucía con una política pública que mejorar la calidad de vida de los beneficiarios y sus familias. Un compromiso que no se ve acompañado ni de lejos por el Gobierno de la nación. El PP carece de sensibilidad para valorar el daño que hace con su pasotismo y nulo apoyo a la dependencia.

Andalucía ofrece unos datos de dinamismo económico netamente superiores a los de la media española. Si a esto se suma que cuenta con el mayor presupuesto en sanidad de su historia, que está entre las tres comunidades que más ha recuperado en inversión en educación y que, según datos del Ministerio de Hacienda, lideró entre 2010 y 2017 el gasto en inversión pública en España, se puede afirmar con objetividad y sin triunfalismo que Andalucía cumple, crece y lo hace garantizando la igualdad de oportunidades y con políticas que redistribuyen la riqueza. Una gestión progresista y basada en la justicia social.

En las mejores manos

abril 6, 2018

Yo me siento en las mejores manos en Andalucía. La sanidad pública es patrimonio de todos y garantiza la igualdad con excelencia en sus prestaciones. Un modelo a imitar.