Otro numerito

abril 27, 2017

Como hace un año. La rueda de prensa de Pablo Iglesias y sus aliados presentando hoy el anuncio de una moción de censura ha recordado a la de hace quince meses repartiendo sillones y autoproclamándose vicepresidente. Las mociones de censura en España son constructivas. No sólo se trata de remover al presidente del Gobierno, sino que hay que plantear un candidato y un programa alternativos. Lo primero, por lo tanto, que debería haber hecho dialogar y buscar un acuerdo con el resto de grupos. La convocatoria de Podemos a los medios llegó en torno a las 10 de la mañana y sólo después informaron a otros grupos políticos: a las 11 al PSOE, minutos antes a su socio Compromís y a las 11.15 vía SMS al PNV, a Ciudadanos ni quiera eso. Han puesto el tejado antes que los cimientos. Tal y como lo han hecho sólo han pretendido un golpe de efecto y así esta moción se quedará en una mera ocurrencia, en un brindis al sol, en una demostración del afán de protagonismo de Iglesias. Nos ha obsequiado con el mismo truco, con otro numerito, que hace un año y ya muchos grupos (y mucha gente) lo tienen calado.

El PP y el Gobierno están en una situación insostenible y deben dar muchas explicaciones. El PSOE se las va a pedir por su cuenta con seriedad, sin crear expectativas falsas. Esta iniciativa resulta inoportuna porque distrae al Parlamento de su responsabilidad de investigar al PP, esto es, salen los morados a echarle otra vez un cable a la derecha. Y hoy Rajoy sigue como presidente del Gobierno es precisamente porque así lo quisieron Iglesias y Podemos. Cuando se pudo desalojar a la derecha de la Moncloa, el 2 de marzo de 2016, votaron con el PP contra el candidato del PSOE. Esa cruz pesa sobre la espalda de Iglesias.

Es el momento de que Rajoy rinda cuentas ante todos los españoles sobre los casos de corrupción que cercan al PP, partido que él preside desde el año 2003 y tiene mucho que decir. No se puede esconder ni detrás del plasma ni en Brasil para no dar la cara. Por eso, tiene que empezar a funcionar en el Congreso de los Diputados la comisión de investigación sobre la corrupción del PP. Que no se demore ni un solo día más. La sociedad española exige rapidez y transparencia. Por esa comisión tendrán que pasar Rajoy y todos los afectados de su gobierno con la obligación legal de decir la verdad. A partir de ahí, con seriedad y rigor, se tienen que depurar todas las responsabilidades. Todas sin excepción.

Foto.Público.

Pillado

abril 22, 2017

Juan Manuel Moreno Bonilla, presidente del PP de Andalucía, 19/04/2017

“…otras formaciones que tuvieron la suerte de ser llave para abrir la puerta a 40 años de socialismo, pero no han dado la vuelta a la cerradura”.

Teresa Rodríguez, jefa de Podemos en Andalucía, 21/04/2017

“Nosotros en ningún caso quisimos ni siquiera cogerle el teléfono al PP”

La verdad, más pronto que tarde, se abre camino. Estas dos declaraciones demuestran que el PP intentó evitar un gobierno socialista presidido por Susana Díaz pese a que el PSOE ganó, y bien, las elecciones autonómicas en 2015. Sacó casi 10 puntos al PP y más de 20 a Podemos. Ese desliz de Moreno Bonilla nos ha descubierto que tocó a otros partidos para desbancar al ganador aunque las cuentas no le salían salvo con un batiburrillo de siglas. Y no soló tanteó a Ciudadanos porque con sus nueve escaños no sueperaba los 47 socialistas. Necesitaban también a Podemos y se afanaron en seducirlos. Ahora lo confirman el que proponía y la que recibía las llamadas. La derecha estaba dispuesta a todo pese a que su resultado fue calamitoso: 33 diputados perdiendo hasta 17 respecto a la legislatura anterior. Así se explican los 80 días de bloqueo a la investidura de Díaz. El PP no aceptó su abultada derrota y puso todas las zancadillas que pudo. Hoy lo sabemos por el lapsus de Moreno Bonilla. Pero lo intuíamos todos.

Gráfico.- El País.

Como hace 25 años

abril 21, 2017

Un presidente tuvo la visión histórica de comenzar el AVE desde el sur. Si no hubiera sido así, a lo mejor hoy estaríamos desenganchados de la alta velocidad. Felipe González hizo una apuesta por la cohesión territorial y por reducir los déficits históricos en infraestructuras de Andalucía. Celebramos el primer cuarto de esta conexión ferroviaria, tal día como hoy hace 25 años se realizó el primer viaje comercial entre Madrid y Sevilla en AVE, con la normalidad de lo cotidiano, como un éxito ya interiorizado pero no siempre fue así. ¡Qué campaña le hizo la derecha! Lo denostaban con el nombre del ‘rapidillo’, desde José María Aznar hasta Javier Arenas. Recuerdo una ‘memorable’ portada de un periódico de la capital andaluza, de pequeño formato y grapa, que pronosticaba “el corto vuelo del AVE” después de la Expo 92. El tiempo ha desacreditado ese negro augurio y casi 40 millones de viajeros han garantizado el éxito de la línea de alta velocidad.

Como hace 25 años, Andalucía tiene hoy otro reto y aquí no está encontrando la misma sensibilidad de un presidente para llevarlo a cabo. Hay una gran diferencia: el presidente actual no es socialista, es derechas, se llama Mariano Rajoy y le importa poco la cohesión territorial. Aunque el AVE sigue sin llegar a varias ciudades, fundamentalmente Granada y Almería, el reto hoy no es otro que la conexión a la red transeuropea de transporte, el muy revindicado Corredor del Mediterráneo, que tiene su kilómetro cero en el puerto de Algeciras. Para el desarrollo económico de esta tierra es fundamental el tramo Algeciras-Bobadilla y desde ahí la ejecución completa del ramal que discurre por la costa y del otro ramal interior. Pero la apuesta del Gobierno es cero. Seis años sin inversión poniendo en riesgo el futuro del principal puerto de España y de toda la red logística de Andalucía. Si en estos momentos tuviéramos un presidente como Felipe González, la obra habría empezado del sur al norte para no dejar descolgada a Andalucía, como ha ocurrido históricamente con la derecha. Al ritmo que va el corredor, con un PP dándole la espalda a esta tierra, no lo veremos acabado en 30 años y entonces será tarde y el daño, irreversible.

Foto.ABC de Sevilla.

Campaña en positivo

abril 18, 2017

Cuando alguien se presenta a una elección, sea la que sea, aspira a contar con la confianza del cuerpo electoral al que se dirige por lo que representa, por las excelencias de sus ideas y su proyecto, por su capacidad de liderazgo y empatía… Se trata de generar ilusión y esperanza en la construcción de un futuro mejor y compartido. La campaña ha de ser, por tanto, constructiva, positiva, de propuestas. En esa línea se desarrolla la de Susana Díaz para las primarias del PSOE. Para muestra el vídeo que acompaña a este post. Por eso, no entiendo los que centran su estrategia en el conflicto y en el ataque al rival. La gente no te va a apoyar por los supuestos defectos que se le imputan subjetivamente al de enfrente sino por lo que cada cual sea capaz de aportar. Ver la hostilidad de cierta gente en las redes sociales y en ciertos discursos no sólo produce desazón tratándose de compañeros, también espanta a los ciudadanos de unas siglas con casi 140 años de historia con fuertes raíces. Afrontemos este mes que queda con respeto y explicando las razones de cada opción. Todo lo demás es dar munición y carnaza a otros partidos políticos. Y el objetivo es salir más fuertes y más unidos. No perdamos la perspectiva.

PD.- Yo voy con Susana Díaz pero no tendré ni una sola palabra negativa hacia los otros aspirantes.

Indecencia

abril 17, 2017

A nadie sorprende el mucho rencor contra el PSOE que rezuma buena parte de los dirigentes de Podemos, con Pablo Iglesias a la cabeza. Los ganadores de Vistalegre 2, el ala más radical de la formación morada, mira con resentimiento lo que ha representado el PSOE en la historia de España. Sólo así se entiende que la campaña del ‘tramabús’ incluya a Felipe González entre políticos de la derecha patria salpicados por casos de corrupción. Ellos que no tienen historia quieren echar fango contra un presidente que transformó este país y nos enganchó a Europa. Por eso, me parece una indecencia la agresión gratuita y ruin contra Felipe González. Pero no ofende quien quiere sino quien puede. Y este sesgo de la campaña demuestra las obsesiones y las debilidades de la actual cúpula de Podemos, toda curtida en la cantera de Izquierda Unida y con excesiva propensión antiPSOE. Primero, porque no quieren reconocer lo mucho que han representado los gobiernos socialistas en la mejora de la calidad de vida de la gente, les molesta que su rival a batir, al que han pretendido sin éxito dar el sorpasso, tiene historia y futuro. Y segundo porque quieren ocupar su sitio, quieren hacer lo mismo que han hecho con IU y los socialistas no se van a dejar, son más duros de pelar. Me quedo con las palabras de Susana Díaz defendiendo un PSOE autónomo y muy diferente de esa izquierda inútil que se preocupa más del grito y la pose que de los problemas de la gente.

PD.- Y los extremos se tocan. Es muy fuerte que Podemos le copie a la ultraderecha de HazteOír su formato del autobús viajero. Hay coincidencias que escaman y producen sonrojo.

Foto.eldiario.es.

Derecho protegido

abril 11, 2017

La Junta de Andalucía culmina su producción legislativa para la lucha contra los desahucios. Hoy el Gobierno que preside Susana Díaz ha aprobado el proyecto de Ley de Tanteo y Retracto en Desahucios de Viviendas, un texto que será remitido al Parlamento para su debate. Es una norma que refuerza las medidas para luchar contra los desalojos y amplía la protección de las familias frente a las ejecuciones hipotecarias y las daciones en pago en esta comunidad autónoma. La Junta podrá ejercer el derecho de compra preferente de los inmuebles afectados por este tipo de procesos, garantizando así la permanencia de las familias en las mismas mediante un alquiler social. Para aplicar esta ley, la Junta ya ha reservado en los presupuestos de este año una partida de cuatro millones de euros. Estas viviendas se incorporarán al parque público de la administración autonómica.

Con este proyecto, el Gobierno de Andalucía completa la legislación más avanzada para evitar los desahucios. Esta comunidad cuenta con la ley de Función Social de la Vivienda, recurrida parcialmente ante el Tribunal Constitucional por el gabinete de Mariano Rajoy, y la ley de protección de consumidores en el mercado hipotecario. Así, Andalucía es la autonomía que ofrece más garantías en la protección del derecho a la vivienda.

No son de fiar

abril 7, 2017

Éste era el plan. La pinza Podemos-Partido Popular ha tumbado los presupuestos de Castilla-La Mancha. Una extraña alianza (o quizá no tanto) que se ha llevado por delante unas cuentas que buscaban seguir restañando los destrozos y los recortes salvajes de los cuatro años de Cospedal. El gesto morado es irresponsable y alevoso. Los de Pablo Iglesias habían alcanzado un acuerdo con los socialistas y de forma inopinada, en el último minuto, se han abrazado el PP demostrando que su palabra vale poco, es papel mojado, humo, de quita y pon, lo que hoy vale, mañana ya veremos. Los podemitas han demostrado que no son de fiar, que cuando dan la mano lo hacen de mentira, que sus compromisos son cínicos y acomodaticios. Les costará trabajo explicar este giro brusco cuando el texto fortalecía el estado del bienestar, favorecía una recuperación justa, apostaba por la recuperación de derechos, en definitiva, ponía a las personas en el centro de la acción de gobierno. Ha triunfado el alma radical de Podemos, la bandería triunfante en Vistalegre, la del grito y la pancarta que nada arreglan y que no aporta soluciones a los ciudadanos. Es una maniobra burda y en clave política que se les volverá en contra, que tendrá efectos contraproducentes. Mucha gente que se siente progresista verá que Podemos es esa izquierda inútil que no arregla nada y le hace el juego a la derecha… Como en los tiempos de Anguita.