3.553 plazas

agosto 4, 2017

El camino se hace andando. El Gobierno de Andalucía hace camino marcando la diferencia en el fortalecimiento del estado del bienestar y de los servicios públicos. En el último Consejo de Gobierno no sólo se ha aprobado aumentar la plantilla docente de los centros públicos no universitarios, 2.676 profesores más para el próximo curso. También se ha dado luz verde a la oferta pública de empleo del Servicio Andaluz de Salud (SAS), que hoy ya se ha publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía. Se sacan 3.553 plazas pasara 2017. Del total, 2.555 serán de turno libre, mientras que las 998 restantes se destinan a promoción interna. Andalucía lidera con mucha distancia en España la apuesta por el empleo público en el sector sanitario: en los últimos cuatro años las convocatorias han sumado 10.226 plazas. Un dato concluyente que confirma la apuesta del Ejecutivo que preside Susana Díaz por mejorar la calidad del sistema público de salud y por dar estabilidad a sus profesionales. En definitiva, por tener una sanidad que haga efectiva la igualdad de oportunidades ante la enfermedad de todos los ciudadanos.

 

 

Más docentes

agosto 2, 2017

Las apuestas se demuestran con hechos. Para el Gobierno de Andalucía la educación pública es una prioridad y ese compromiso lo ratifica con medidas que buscan fortalecer un ámbito clave para la igualdad de oportunidades y el progreso de una sociedad. Y para que una oferta educativa sea de calidad es necesario que cuente con recursos suficientes, especialmente con profesionales que garanticen el éxito escolar. El Consejo de Gobierno ha aprobado esta semana la plantilla docente para el curso 2017/18, que sitúa en 98.091 el número de profesores en centros públicos no universitarios (si no me falla la memoria, el número más alto de nuestra historia). Este cifra supone un aumento de 2.676 profesores por la planificación de las distintas enseñanzas y una mayor dotación para la Formación Profesional. Más docentes mientras que se reduce el número de alumnos y alumnas por razones demográficas. Una ecuación que se debe traducir en más calidad.

El agravio que no cesa

agosto 1, 2017

El capítulo de los agravios del Gobierno de Mariano Rajoy para con Andalucía crece día a día. Es tan voluminosa la lista que resulta insoportable. Parafraseando a Miguel Hernández, es el rayo que no cesa y que pretende achicharrar cualquier posibilidad de crecimiento o de posicionamiento estratégico de esta tierra. Por no remontarnos muy atrás y repasar sólo las últimas semanas: reducen drásticamente la inversión en los Presupuestos Generales para este año (un 36% menos que en 2016), recurren la jornada de 35 horas semanales de los empleados públicos de la Junta, aprueban 1.170 millones para el trayecto de alta velocidad entre Valencia y Castellón y resuelve con un by-pass de segunda división la unión entre Sevilla y Málaga, de la conexión ferroviaria del Puerto de Algeciras ni se acuerdan cuando la lluvia torrencial de millones en otros territorios no para…

Si todo esto no fuera suficiente y escandaloso, el Boletín Oficial del Estado acaba de publicar un decreto ley por el que el Ministerio de Fomento se hace cargo del pago de una autopista gallega, la AP-9, una decisión que contrasta con la negativa a levantar el peaje de la AP-4 entre Dos Hermanas y Jerez (expira la concesión en 2019) o a cubrir la parte que paga la Junta entre Jerez y El Puerto de San María (más de 100 millones desembolsados desde 2005). El Gobierno, primero por boca de Ana Pastor y luego de Íñigo de la Serna, ha rechazado sin contemplaciones la petición del consejero andaluz de Fomento, Felipe López, de liberar la totalidad del trazado o de asumir lo que paga la Junta, que es la única administración autonómica que atiende con sus propios fondos la supresión de un peaje en una vía de competencia estatal. El agravio es manifiesto, la desigualdad en el trato es insultante. Y sólo existe una explicación: se trata de Andalucía. Así les va al PP en esta tierra. De nuevo callarán y otorgarán sumisos.

Foto.- Cadena Ser.

Andalucía, lo primero

julio 31, 2017

Los socialistas andaluces siempre hemos puesto por delante Andalucía y lo que representa el legado conquistado el 28 de febrero. La bandera de esta tierra es la igualdad, nuestra posición no es nacionalista, sino socialista. Entendemos un desarrollo armónico de nuestro país, con cohesión social y sin desequilibrios. La gran movilización cívica y democrática por una autonomía plena, que simbolizan el 4 de diciembre de 1977 y el 28-F de 1980, sólo perseguía un principio básico e igualitario: no ser más que nadie pero tampoco menos. Esta visión es perfectamente compatible con las singularidades de otros territorios. Eso sí, los hechos diferenciales no pueden desembocar en desigualdad, las particularidades no pueden reivindicarse como privilegios. Queremos igualdad desde el respeto de la diversidad, superarando la visión reduccionista de los territorios y poniendo el acento en las personas. Los socialistas siempre hemos tenido vocación internacionalista, nunca hemos hechos política con fronteras, por eso el objeto de nuestra acción política son los ciudadanos, a los que tenemos que ofrecer seguridad e igualdad de oportunidades vivan donde vivan. Desde esta óptica, defender Andalucía es defender España, que ha de ser un país más atractivo, igualitario y que sin duda tiene mucho futuro. Defender Andalucía es la mejor forma de defender España.

Foto.- eldiario.es. Manifestación del 4-D en Sevilla.

La fuerza socialista

julio 29, 2017

Celebramos el 13 Congreso del PSOE de Andalucía. Y lo hacemos para revalidar nuestro compromiso y nuestro amor para con Andalucía. La federación andaluza, la más potente del PSOE en España, cumple 40 años en 2017. Cuatro décadas que, gracias al esfuerzo colectivo y la recuperación de la autoestima, han permitido transformar esta tierra. Pero no nos conformamos, tenemos ganas y afán de superación. Y ahí está el PSOE de Andalucía, que ha sido, es y será un gran partido para un gran pueblo.

Contra los derrotistas

julio 25, 2017

Los datos de los centros de prospección económica prevén en crecimiento económico de Andalucía por encima de la media española este año. El último estudio difundido ayer por el BBVA deja un titular concluyente: Andalucía será una de las comunidades que experimentarán un mayor crecimiento económico en 2017. El pronóstico es de un aumento del 3,5% de nuestra riqueza (producto interior bruto), dos décimas más que la media nacional, y que en 2018 Andalucía será una de las CCAA que habrá recuperado el PIB per cápita anterior a la crisis. Los parámetros macroeconómicos están bien y estimulan para seguir trabajando en esa línea, pero la obligación de un gobierno socialista es que la recuperación económica llegue a los ciudadanos y no se quede sólo en las estadísticas. En cualquier caso, estos informes independientes dejan en evidencia el derrotismo del Partido Popular con esta tierra. La derecha sigue instalada en un discurso muy alejado de la realidad, en la Andalucía de color sepia y sin valorar el enorme esfuerzo que ha hecho la sociedad andaluza para converger con otros territorios. Así les va con esa mirada deformada y su política habitual de menosprecio a lo que se conquista en esta tierra.

Foto.- ABC de Sevilla.

Triste honor de Rajoy

julio 24, 2017

Se consuma el hachazo. El Tribunal Constitucional ha decretado la suspensión cautelar de la jornada de 35 horas semanales de los empleados públicos de la Junta de Andalucía tras el recurso presentado por el Gobierno de la nación. Mariano Rajoy acumula en su casillero el triste honor de haber arrebatado por segunda vez este derecho de los trabajadores de la Administración autonómica. Es una agresión a los más de 250.000 empleados públicos de la Junta de Andalucía, a los más de 7.000 nuevos empleos que se habían generado con las horas excedentarias y un desgaste innecesario al que se somete a los servicios públicos. Un ataque gratuito y autoritario cuando, al calor de esta polémica, el propio Ejecutivo ha planteado la posibilidad de volver a la jornada de 35 horas con los presupuestos generales de 2018. Sin duda, una reacción a remolque y que evidencia la mala conciencia que existe en Moncloa con una decisión que no cuadra con el discurso de la recuperación económica. El PP andaluz se dio cuenta que el recurso ante el TC le hacía pupa electoral y pidió con la boca pequeña, sin convición y de cara a la galería que no se aplicara la suspensión cautelar. Pero el presidente de la franquicia pepera andaluza, Juan Manuel Moreno Bonilla, no tiene fuerza en el seno de su partido, le echan tanta cuenta como al pito de un sereno. Como siempre, no es novedad, ha carecido del arresto para plantar cara con firmeza ante una decisión injusta que agrede a los empleados públicos. Ya estamos acostumbrados a una derecha que no tiene sensibilidad ni compromiso con Andalucía ni con su gente.

Foto.ABC de Sevilla. Firma entre la presidenta andaluza, Susana Díaz, y los sindicatos de las 35 horas y la recuperación de otros derechos arrebatos por el Gobierno de Rajoy.