Atonía

Cuarta semana de junio y Canal Sur TV sigue en su ritmo átono. La cadena andaluza mantiene las constantes vitales bajas y se mueve por inercia. En los 28 días transcurridos acumula una cuota de pantalla del 7,2%, el tercer peor dato de su historia y los tres en este año. La nueva dirección no da con la fórmula para cambiar el rumbo decadente.

En cuanto al resultado de audiencia entre el 22 y el 28 de junio, la ‘nuestra’ recupera cuatro décimas para presentar un pobre 7,3% de share. En términos absolutos, el promedio semanal es de 90.000 espectadores, una cifra que cae mucho durante los fines de semana. Sábado y domingo sólo congregó a 75.000 telespectadores de media. El dato es realmente flojo: no atrae ni al 1% de la población de Andalucía durante los fines de semana.

El escenario se repite. Telecinco es la cadena favorita de los andaluces. Su liderazgo es indiscutible pese a presentar una cuota ligeramente inferior a la que acostumbra. Antena 3, un informe más, ocupa el segundo lugar entre las preferencias del público, seguida de las plataformas de pago, que obtienen sus mejores resultados los fines de semana. Canal Sur supera por segunda vez en las últimas semana a la otra pública, La 1 de TVE.

Sin cambios en la audiometría de las TV autonómicas de la consultora Barlovento. Idéntica foto que en informes precedentes. La catalana TV3, la vasca ETB y la gallega TVG ocupan por este orden los tres primeros puestos. Canal Sur se mantiene en el quinto, sin visos de mejorar posición a corto o medio plazo.

Por cuarta semana consecutiva, los informativos principales de la ‘nuestra’ no superan la barrera del 10%. En esta ocasión mejoran algo sobre el pésimo 8,4% de cuota de pantalla anterior  y se quedan en el 9,5%. Un balance raquítico fundamentalmente lastrado por el ‘Noticias 2’, que baja la media semanal global. Fundamentalmente, dos ediciones de este noticiario arrojaron unos indicadores bajísimos: un 4,6% el sábado y un 5,9% el miércoles. Los informativos continúan a una enorme distancia en audiencia respecto a los otros competidores autonómicos. Los tres noticiarios más vistos, los de la catalana TV3, la vasca ETB y Aragón TV, doblan en audiencia a los de Canal Sur. Para hacérselo mirar.

Segundo peor resultado

Luces rojas de alarma. Canal Sur TV ha conseguido en mayo el segundo peor dato de audiencia en sus 31 años de vida. Ha cerrado el mes pasado con un 7% de cuota de pantalla, sólo una décima por encima del récord en negativo de abril, mes de mayor consumo de televisión de la historia y que no rentabilizó en absoluto. La pérdida de confianza los de telespectadores es evidente. La dirección actual, que tomó posesión en julio, está empeorando con su gestión los resultados de la cadena y ahuyentando a la audiencia. El fracaso de nuevos programas y el descenso de seguimiento de sus informativos por tendenciosos y sectarios explican estos guarismos tan dramáticos. Básicamente, los únicos espacios que resisten y aguantan a la cadena proceden de la etapa anterior (‘La tarde, aquí y ahora’, de Juan y Medio, ‘Andalucía directo’ y ‘Comételo’). La comparativa de los primeros cinco meses de 2019 con los de 2020 arrojan una cuesta abajo preocupante y pone en evidencia la caída en picado de la ‘nuestra’.

La cadena andaluza se ha dejado un punto de share respecto a mayo de 2019, es decir, se ha esfumado una octava parte de su audiencia en un tiempo tan reducido. En los cinco meses que han transcurrido de 2020 presenta un resultado acumulado 0,9% inferior al mismo periodo del año anterior. La tendencia inexorable a la baja augura otro mínimo anual histórico. En términos absolutos, la señal andaluza presenta unos registros más que discretos en mayo. El promedio de televidentes diarios supera escasamente los 100.000 y durante los fines de semana desciende de este listón psicológico.

En Andalucía, Canal Sur compite a duras penas por mantener el cuarto puesto entre las preferencias de su público de referencia. Está a punto de ceder ese lugar en beneficio de La Sexta, que durante dos semanas ha tenido incluso más cuota de pantalla y en el global le pisa los talones. La televisión más vista y con mucha diferencia en esta comunidad autónoma es Telecinco. Le sigue Antena 3 y cierra el podio TVE.

La cadena andaluza se mantiene estancada como quinta entre las autonómicas. La líder indiscutible en mayo, como durante los últimos meses, es la catalana TV3, que con un 14,2% dobla el share de Canal Sur. También juegan en otra liga la vasca ETB (10,2%) y la gallega TVG (9,7%). Aragón TV, con un presupuesto notablemente inferior, alcanza el 8,2% gracias fundamentalmente al tirón de sus informativos.

Con este panorama, o los rectores de Canal Sur se ponen las pilas o deberían dejar paso a otros profesionales con más conocimiento del medio. Están conduciendo un patrimonio de todos como es La RTVA a la ruina. En apenas once meses que llevan al frente de la cadena ostentan ya el triste récord de reunir los seis peores datos mensuales de audiencia de la historia de la casa.

Vuelta a las andadas

Otra semana anodina y de retroceso para Canal Sur TV: se deja cuatro décimas de cuota de pantalla general entre el 18 y el 24 de mayo y los informativos descienden otra vez del 10%. Si en abril la cadena andaluza cosechó el peor resultado de audiencia, los días quedan de este mes son decisivos para saber si iguala este triste registro o lo mejora por lo pelos para alcanzar su segunda marca más baja en sus 31 años de existencia.

Yendo a una disección más fina de los datos auditados por la consultora Barlovento, el consumo de televisión bajó la semana pasada un 8% mientras que el número de telespectadores de la ‘nuestra’ decreció un 11,3% para promediar 102.000 seguidores. Canal Sur cuenta con 105.000 telespectadores de lunes a viernes y 93.000 durante los fines de semana. Sábados y domingos pierde público en términos absolutos y relativos. La menor audiencia de la ‘nuestra’ los fines de semana coincide con el mayor consumo de las plataformas de pago. El batacazo no es mayor porque el target de público de Canal Sur, los mayores de 60, son los menos afectados por la desescalada, siguen en casa en mayor número, mientras que franjas de población más joven han regresado a la actividad y pasan menos horas delante de la pantalla.

No cambia nada el seguimiento de televisión en Andalucía. Canal Sur aguanta la cuarta plaza, pese a la pérdida de cuatro décimas respecto a la medición anterior, y Telecinco continúa siendo la preferida entre los andaluces. Buena semana también para Antena 3, que supera el 13% después de varias semanas. Y TVE, tercera en discordia, mantiene la posición aunque se le va audiencia ligeramente.

Semana tras semana se revela la misma foto. La cadena andaluza ocupa el quinto lugar en el ranking de estas nueve cadenas autonómicas. Muy lejos de sus predecesoras y apenas inquietada por las cuatro que cierran la estadística. La catalana TV3 lidera como siempre, la vasca ETB, habitual segunda, esta vez comparte el escalón del podio con la gallega TVG.

Muy mala semana para los informativos de Canal Sur en el estreno de la fórmula de mediodía. Pierden un 1,2% de cuota de pantalla y se sitúan en el 9,8%, de nuevo por debajo de los dos dígitos de share. Se estanca en el sexto puesto entre las nueve cadenas analizadas y con la castellano-manchega CCM y Telemadrid más cerca en este capítulo que en los estudios previos. Una semana más, la catalana TV3 cuenta con los informativos más vistos, seguida de la vasca ETB y Aragón TV.

Semana de repunte

Canal Sur TV ha cerrado la mejor semana en el último mes y medio. Progreso en la audiencia general, basado en el repunte de casi un punto de share de sus informativos y un par de prime-time de producción ajena (cine) que han reunido una cuota de pantalla por encima de la media de la cadena. Aun así, pasado el ecuador del mayo, el ente presenta unos datos de audiencia general del 6,8%, es decir, una décima más bajo incluso que el peor registro histórico mensual cosechado en abril pasado.

La televisión andaluza recupera el cuarto puesto en esta comunidad autónoma, superando a La Sexta tras permanecer una par de semanas un escalón por detrás. Canal Sur TV obtiene una cuota del 7,4%, la mejor de las últimas cinco, incluso sobrepasando tres días a TVE, que sigue en el tercer lugar en Andalucía, según la medición de la consultora audiovisual Barlovento. El liderazgo indiscutible entre el público andaluz lo mantiene Telecinco, con el mejor share (17,6%) desde la primera semana de abril. Sube también Antena 3 hasta el 12.6% y mantiene el segundo puesto entre las preferencias de los telespectadores de esta tierra.

Las siete décimas que gana la señal andaluza no le permiten mejorar su posición entre las otras TV autonómicas. También se produce un notable aumento de audiencia de las tres competidoras que lideran esta estadística, sólo pierde seguidores Aragón TV, aunque no cede el cuarto puesto. TV3, con un 15,4%, dato muy relevante, continúa doblando la audiencia de la ‘nuestra’ y encabeza cómodamente la tabla. La vasca ETB y la gallega TVG conservan una distancia importante sobre Canal Sur.

Se produce un crecimiento generalizado de los informativos de las cadenas autonómicas. Una de las razones es que el público acude a sus medios regionales para conocer lo referente a las fases de desescalada de la crisis del coronavirus que se vive en cada territorio. Por eso, el aumento del 0,9% de share de los informativos de la señal andaluza hasta alcanzar el 11% no los hace avanzar del sexto puesto entre los noticiarios de las nueve autonómicas auditadas. La catalana TV3 permanece al frente de la tabla con un robusto 26,3% y congrega 2,5 veces más público que Canal Sur. Doblan a la ‘nuestra’ los espacios informativos de la vasca ETB y Aragón TV. No recorta tampoco el gap sobre cuarta y quinta en disputa, la gallega TVG y la balear IB3.

Pese al crecimiento semanal, en un nuevo estudio más se demuestra que los andaluces prefieren conocer la actualidad a través de otras cadenas generalistas. Una circunstancia dolorosa para una cadena pública, cuya razón de ser son sus informativos y la producción propia fomentando el tejido audiovisual de su territorio.

En la UCI

Canal Sur TV sigue en la UCI pese a que en la última semana ha experimentado un lígerísimo repunte tanto su audiencia general como en la de sus informativos. No son datos para el triunfalismo porque la pérdida de confianza del público andaluz es alarmante y supone que en términos absolutos la cadena pública la sigan apenas 100.000 telespectadores de media diaria, lo que representa el 1,2 de la población de esta comunidad autónoma. Después del peor registro histórico en abril, con un 6,9% de share, los primeros diez días de mayo apuntan a otro récord negativo: en este primer tercio de mes la cuota de pantalla está por debajo del 6,5%. Mucho tendrán que mejorar en los 21 días restantes para conjugar otro guarismo catastrófico.

Yendo a la análisis de la semana pasada, Canal Sur TV sigue siendo la quinta entre las preferencias de los andaluces de las cadenas generalistas. La ‘nuestra’ crece dos décimas pero queda muy por debajo del 7%. Este mínimo incremento le permite sobrepasar a las plataformas de pago por una décima. La líder indiscutible en Andalucía sigue siendo Telecinco, que mejora sus resultados, crece también Antena 3, alcanzando el 12%, y TVE se mantiene en tercera posición. Otra semana más La Sexta sobrepasa a Canal Sur, que no recupera el calor de su población de referencia.

Foto fija entre las cadenas autonómicas que mide la consultora audiovisual Barlovento. Canal Sur sigue quinta entre las nueve antenas auditadas. La audiencia mantiene a la catalana TV3 como líder entre los entes regionales, con amplia diferencia sobre el resto. Es la única que todos los días consigue una cuota de pantalla de dos dígitos. Como en semana anteriores, la vasca ETB, la gallega TVG y Aragón TV preceden a Canal Sur, que con su tendencia a perder público hace muy improbable que escale en este ranking. El gráfico de evolución de la cuota de pantalla refleja la dinámica de descenso por debajo del 7% y el riesgo de situarse en registros de casi irrelevancia impensables hace un año y medio.

Los informativos de Canal Sur bajan por segunda semana del 10%. Crecen medio punto respecto a la horrible semana anterior pero están a años luz de los de otras cadenas autonómicas. La catalana TV3 casi triplica en sus noticiarios la cuota de pantalla de la nuestra. En términos relativos, ETB y Aragón TV multiplican por dos la audiencia de la andaluza. Otra semana más la gallega TVG y la balear IB3 la superan en share de sus informativos. Los dos principales noticiarios de Canal Sur TV sobrepasan en esta ocasión a los de la antena castellano-manchega CCM. En el gráfico se visualiza una progresión muy preocupante de caída de credibilidad de los informativos de la ‘nuestra’, cuando éstos han de ser el buque insignia de cualquier medio público.

Análisis anteriores

* Semana 13-19 abril: Canal Sur y su estado de alarma.
* Semana 20-26 abril: Canal Sur no es profeta en su tierra.
* Semana 27 abril-3 mayo: Semana negra para Canal Sur.

Semana negra para Canal Sur

No puede estar la dirección de Canal Sur para celebraciones. La semana pasada (27 de abril-3 de mayo) ha estado plagada de registros desastrosos para la cadena: cerró abril con la peor cuota de pantalla en sus 31 años de historia y ha obtenido dos mínimos históricos diarios consecutivos, un 5,3% de share el sábado y un 5,1% el domingo. Esta caída de audiencia guarda relación directa con la pérdida de seguidores de sus informativos, que bajan de la barrera psicológica del 10%.

Con estos datos, queda claro que la señal pública autonómica no se sitúa entre las preferidas de su público de referencia en Andalucía. Respecto a la última semana, baja un puesto al ser superada por La Sexta. Se encuentra en el quinto lugar entre las generalistas y en el sexto si incluimos a las plataformas de pago. Canal Sur TV baja medio punto sobre la semana anterior e incluso es sobrepasada en audiencia tres de los siete días por Cuatro, que sólo está a tres décimas del sorpasso. La última semana calca los resultados de la previa, con Telecinco como opción preferida de los televidentes de esta comunidad autónoma a mucha distancia del resto.

La medición de la consultoría audiovisual Barlovento a las autonómicas mantiene también idéntica radiografía. Canal Sur TV sigue en quinta posición en términos de audiencia y cada vez se halla a más distancia de las cuatro cadenas que encabezan el ránking y con los que vienen por detrás, especialmente Telemadrid, recortando diferencias. Con 6,5%, un 0,5 menos que la semana anterior, se augura un mes de mayo con números más preocupantes que el fatídico abril que acaba de concluir con récord histórico negativo. La catalana TV3, aun perdiendo décimas, supera en más del doble a la andaluza. La vasca ETB, la gallega TVG y Aragón TV consolidan sus posiciones y parecen inalcanzables para la ‘nuestra’.

Los informativos de Canal Sur TV han cerrado siete días de pobres resultados de audiencia. Entre las TV autonómicas se mantiene en el séptimo puesto de las nueve de la FORTA medidas por Barlovento. Y si malo es el puesto en la tabla, mucho peor es la cuota de pantalla media, que baja del 10% y tira hacia abajo el share global de la cadena. En épocas de consumo histórico de televisión, la cadena andaluza empeora sus números. Y mientras que las señales de otras CCAA consiguen porcentuales altísimos de seguimiento de sus noticiarios, la andaluza baja incluso de los dos dígitos de cuota de pantalla en este capítulo. Por mucha ingeniería estadística que hace la Dirección de Informativos no puede difuminar esta triste estadística. Los dos principales noticiarios de TVE3, ETB o Aragón TV superan ampliamente el 20%, los de TVG y la balear IB3 están por encima del 15% y la castellano-manchega CCM rebasa el 10%. Comparaciones que deberían, al menos, preocupar en la sede de San Juan de Aznalfarache. Eso sí, el mandamás Álvaro Zancajo y su troupe prefieren hacerse trampas en el solitario y vivir en la autocomplacencia. Pero los números cantan… y lo hacen de forma muy desafinada.

* Semana 13-19 abril: Canal Sur y su estado de alarma.
* Semana 20-26 abril: Canal Sur no es profeta en su tierra.

Canal Sur no es profeta en su tierra

Canal Sur TV continúa cosechando malos datos de audiencia. El análisis de la semana pasada ofrece la misma fotografía de la anterior: entre nueve cadenas autonómicas ocupa el quinto lugar en cuota de pantalla y sus informativos permanecen estancados en el séptimo puesto. Dentro de Andalucía, las preferencias del público la sitúan la cuarta entre las generalistas en abierto dentro o la quinta si incorporamos las señales de pago. Con estas credenciales se puede concluir que la televisión pública andaluza no es profeta en su tierra. Su credibilidad cotiza a la baja.

En Andalucía, la cadena más vista es Telecinco a mucha distancia de sus seguidores, según la medición de la consultora audiovisual Barlovento. La cadena de Mediaset saca 4,4 puntos a la segunda, Antena 3, y dobla a la tercera, que es La 1 de TVE. Entre las que emiten en abierto, Canal Sur TV se sitúa en cuarto lugar a 1,2 puntos de la pública nacional. Pero la andaluza bajaría un puesto más cuando contabilizamos el share de las plataformas de pago, que suman dos décimas más entre el 20 y 26 de abril. Cuatro y La Sexta comparten el quinto puesto, muy cerca de la ‘nuestra’. La 2 y ATV cierran la estadística aunque son canales temáticos y para minorías.

A lo largo de la semana, hay días en que Canal Sur se sitúa en el farolillo rojo entre las generalistas (martes 21 de abril), alcanzando un poco honroso sexto puesto. Además, La Sexta la sobrepasa el jueves y Cuatro, el viernes. A la luz de esta tabla, se vislumbra una batalla cerrada entre estas tres cadenas en los próximos meses.

La comparativa entre las nueve autonómicas auditadas por Barlovento ofrece una foto casi fija en relación con la semana anterior. Liderazgo indiscutible de la catalana TV3, con un 14,5% de cuota de pantalla y seis décimas más que en el estudio previo. Sube 0,8 la vasca ETB y alcanza el 11% consolidando su segundo puesto. Conserva la gallega TVG el tercer escalón del podio, aunque pierde una décima para quedarse en el 9,2. Muy cerca está Aragón TV, que acumula un share del 9,1 y una subida de 0,5, como cuarta en el ránking. En el quinto lugar aparece Canal Sur: sube cuatro décimas hasta el 7% pero suma otra semana de pobres guarismos.

Tampoco ofrece muchos cambios los resultados de audiencia de los dos principales informativos de las autonómicas. Canal Sur no supera su endeble séptimo lugar entre nueve competidores. La pírrica subida de una décima sigue dejando a los noticiarios de la cadena andaluza a punto de bajar el listón de los dos dígitos. Los tres primeros, la catalana TV3, la vasca ETB y Aragón TV, más que doblan la cuota de pantalla del N1 y N2 de la ‘nuestra’. La autonómica gallega pierde levemente seguidores en este ámbito pero gana un puesto en detrimento de IB3, que le saca más de tres puntos a Canal Sur. La sexta en liza, la castellano-manchega CCM, aumenta ligeramente su share y su ventaja sobre la andaluza.

En definitiva, resultados escasos, raquíticos, preocupantes, que deberían hacer que la dirección de la Radio Televisión de Andalucía reflexione, rectifique y no se empecine en hacer realidad el citado refrán y que el ente público tenga cada día más difícil ser profeta en su tierra.

Canal Sur y su estado de alarma

Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces. La actual dirección de la Radio Televisión de Andalucía (RTVA) y aledaños andan poniéndose medallas sobre lo bien que marchan las cosas en la cadena pública. Los datos contradicen radicalmente su propaganda de todo a cien. Canal Sur Radio ha presentado una pérdida de audiencia alarmante en la primera oleada de 2020 del Estudio General de Medios (EGM): en un año cuenta con 101.000 radioyentes menos, uno de cada cuatro de sus seguidores han dejado de sintonizar este dial público. En cuanto a la televisión, ha cerrado 2019 con el peor resultado histórico, y aunque la cúpula de la cadena viva en la autocomplacencia, continúa el declive gradual. En este periodo de estado de alarma, un momento en el que el consumo televisivo se ha disparado, la cuota de pantalla de Canal Sur TV sigue cayendo. Menuda paradoja. Hay días en este tiempo reciente en que la ‘nuestra’ ha sido la sexta en la preferencia de andaluces y andaluzas, sólo por delante de La 2.

He realizado un estudio de la audiencia de las cadenas autonómicas durante la semana pasada (del 13 al 19 de abril) y Canal Sur arroja una evolución alarmante. Según los datos que ofrece Barlovento, es la quinta en audiencia cuando no hace tanto era la primera o competía con el liderato con TV3, y sus informativos, la razón de ser de un medio público, ocupan el séptimo lugar en el ranking de sus competidoras.

Este cuadro resulta concluyente. Canal Sur prosigue con su línea descendente, con un 6,6% de promedio semanal, y situada en quinto lugar entre sus rivales de la FORTA y más cerca de perder puestos que de escalar en el ranking. TV3, la más vista, presenta un share que es más del doble que el de la antena andaluza. La vasca ETB y la gallega TVG ocupan la segunda y tercera posición a muchísima distancia. Dos puntos de cuota de pantalla le saca Aragón TV y Telemadrid se sitúa cada vez más cerca del sorpasso. Incluso dos días, viernes y domingo, el ente madrileño sobrepasa al andaluz. Los programas más veteranos y consolidados de la cadena andaluza (‘La tarde, aquí y ahora’, que presenta Juan y Medio, ‘Andalucía directo’ y ‘Comételo’), siguen siendo el sostén, aunque cada vez con menos favor del público, los nuevos espacios fracasan y la sangría de los informativos cada día es mayor, como se puede comprobar en la siguiente tabla.

Los informativos de Canal Sur TV apenas superan el listón psicológico del 10%, sujetan por los pelos los dos dígitos, y ostentan el deshonroso mérito de ocupar el séptimo lugar entre las cadenas autonómicas analizadas por Barlovento. Los espacios de actualidad de mediodía y tarde-noche de la catalana TV3 y la vasca ETB multiplican por 2,5 la audiencia de la ‘nuestra’. Aragón TV dobla en términos relativos el número de seguidores. Y cadenas con menos recursos tienen más confianza de su población de referencia, como es el caso de la balear IB3, nada menos que cinco puntos más, y la castellano-manchega CCM. Sólo están por detrás Telemadrid, que mes a mes recorta distancias, o la valenciana À punt. La llegada de Álvaro Zancajo a la dirección de informativos no sólo no ha mejorado resultados, sino que ha profundizado en el declive de la cuota de pantalla de los noticiarios de Canal Sur,

Éstos son los datos. Sin trampa ni cartón. Hablan por sí solos. No hay motivos para el triunfalismo. Pero la razón de fondo de este hundimiento de audiencia de la televisión pública andaluza está en el desacierto permanente de sus actuales rectores en decisiones estratégicas y en la imposición de un sesgo político tendencioso y manipulador en sus contenidos.

Añorando a Torrebruno

Esta mañana TVE nos ha obsequiado con un pintoresco desayuno: la intervención íntegra y en directo del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la escuela de verano del Partido Popular ¡a través de La 1!. Más de media hora de discurso del responsable de las finanzas españolas para atizar a Zapatero y agitar el espantajo de la herencia recibida. Un exceso, un abuso, un despropósito en un horario inapropiado para tales jugarretas políticas. ¡Qué diferencia con las parrillas de mi infancia! Las matinales del sábado eran de Torrebruno y sus canciones ñoñas, de Leticia Sabater y sus tigres y sus leones, de La bola de cristal y la bruja Avería

Más allá de estas añoranzas de una programación de servicio público para los peques (los rectores de la cadena dirán que ahora Clan atiende a ese perfil de la audiencia), se me antoja muy forzada la emisión en directo de un insustancial acto de un partido político mientras se esconde la gran movilización social contra los recortes de Mariano Rajoy. Me da igual que el coste haya sido cero euros porque la señal la haya facilitado el PP, se trataba de un acontecimiento político de menor relevancia y de escaso valor informativo cuando el foco de la actualidad estaba en las calles de Madrid. Un atropello en toda regla de un medio público que vuelve a ser un juguete en las manos del poder ejecutivo pepero (¡Ay aquellos tiempos de manipulación con Urdaci!).

El Gobierno de Rajoy ha dado órdenes para explotar las posibilidades propagandísticas de RTVE, una pieza más a añadir al universo mediático al servicio de la derecha política, ya de por sí muy nutrido de cabeceras privadas que se disputan el favor y las deferencias de la Moncloa (Pedro J. Ramírez anda celoso y encabritado por los devaneos de Mariano con ABC). Son tantos medios ya remando en la misma dirección (desinformativa y aduladora) que producirá saturación su machacona visión monocorde. No estaba necesitado Rajoy de más altavoces para distorsionar la realidad y confundir a la opinión pública. Cuanto más, mejor, dirá el presidente, en ese afán de inocular el pensamiento único urbi et orbi. Una sociedad que, por suerte, cuenta con el espacio de libertad de las redes sociales.

Intuyo que el objetivo último para la cadena pública es conducirla al desguace del desprestigio. El Partido Popular usará a RTVE hasta consumirla en la depresión económica y en la pérdida más absoluta de audiencia y credibilidad. Al igual que el jefe de filas de un equipo ciclista pone a tirar a un gregario del pelotón hasta que revienta y, una vez cumplida la encomienda, se aparta a la cuneta desfondado y sin aliento, el Ejecutivo está dispuesto a exprimir a la cadena al máximo para, a continuación, o privatizarla o cerrarla. Total no les duele: no creen en los medios públicos pero los utilizan sin pudor para desplegar sus estrategias espurias. Como Maquiavelo, lo importante es el fin y para ello vale cualquier medio… Incluso dilapidar y manosear lo público, que es patrimonio de todos.