La niña de Rajoy

febrero 29, 2008

La niña alegórica de Mariano Rajoy se ha erigido en protagonista inesperada del marketing viral en esta campaña. Sms, correos, posts, vídeos… Bucles en el ciberespacio.

La nueva comunicación entre redes sociales ha tirado de ironía y ha situado en el fronstispicio de la caricatura esta recreación cogida por los pelos y sin ninguna credibilidad. Una estrella sobrevenida a la arena electoral que está propiciando chistes y chascarrillos por doquier.

“Soy la niña feliz de Rajoy, ya he crecido, he estudiado con beca, tengo trabajo, soy lesbiana, quiero casarme y adoptar un bebé inmigrante. Los siento, PaPá, voy a votar el PSOE. Pásalo”.

Las ocurrencias del consultor Sola, reconocido por sus trabajos con la extrema derecha en Centroamérica, traen a Mariano de cabeza (y sin corazón). Primero mano dura y a continuación el cuento de la niña. Una metáfora copiada de la campaña de Felipe Calderón a las presidenciales mexicanas. La balanza comercial de las ideas del PP (más que claras parecen confusas) muestra un déficit alarmante.

La intervención final de Rajoy en el debate se notó forzada, memorizada, no interiorizada. Puro simulacro, neta artificiosidad. La ausencia de convicción se palpa al momento. La imagen de un político ni se improvisa ni se construye por ensalmo. La encíclica paternalista sonó a pitorreo. La falta de sinceridad, la impostura y el engaño se pagan caro. Y el PP lo ha sufrido en sus carnes. ¿Por qué no aprenden?

Anuncios

¿Servilismo? No, gracias

febrero 28, 2008

20080228elpepivin_4.gif

Viñeta genial de El Roto. No se puede decir más, con menos. Mensaje directo al corazón y para reflexionar con cabeza, no con el hígado ni con los puños de hierro. Por mucho que repita su lema, Mariano Rajoy, el encargado de la FAES para estas elecciones, trata a la inmigración sin sentimiento ni sentido común.

No cabemos todos. Pues, claro, alma de cántaro. La inmigración ha ser legal, ordenada, con contrato de origen y contar con los mismos derechos y deberes de cualquier otro trabajador. No vamos abrir las puertas, sí acoger a aquellas personas que vienen de fuera para aportar al progreso de nuestro país e incrementar los recursos de la Seguridad Social.

¿Que pasaría si echáramos a todos los no nacidos aquí? Muchos sectores económicos se verían afectados, faltaría mano de obra, no habría servicio doméstico en muchos hogares y no habría nadie que empujara las sillas de ruedas de nuestros mayores. Se produciría el caos en la economía que ahora profetizan con alarmismo y frenesí inusitado.

Ya lo dijo Arias Cañete, el incontenible ex ministro, les gustan más los camareros de antes. Sin cabeza ni corazón, mano dura y reacción a troche y moche. Prefieren aquellos tiempos en que, además de ponerles el café, les llamaban de don y les limpiaban las botas. Lo que el viento se llevó y los nostágicos no quieren entenderlo. 

Pinocho Arenas

febrero 28, 2008

arenasplus.jpg

La presencia de Javier Arenas en el debate a cuatro de Canal Sur TV no pasa la prueba del algodón. Un análisis detenido a los mensajes del líder de la derecha andaluza desvela mentiras, inexactitudes y exageraciones de tal calibre que sacarían los colores a cualquiera. Menos a él, claro. Arenas, cuando miente, sube la ceja, y el martes se pudo observar ese tic en reiteradas ocasiones.

No de extrañar el resultado obtenido al pasar su actuación televisiva por la máquina de la verdad y el rigor con la trayectoria de este dirigente político sin complejos y algo fullerete. La radiografía a la intervención de Arenas arroja el siguiente catálogo de triquiñuelas:

  1. Jubilación forzosa de médicos a los 65 años. Acusó al gobierno de la Junta de querer jubilar a los médicos por ley. Esa ley fue aprobada por el gobierno de Aznar en diciembre de 2003 cuando el propio Arenas era vicepresidente. El candidato conservador acusó al presidente de faltar a la verdad. Tuvo que sacarle Chaves el papel que refutaba y dejaba al descubierto su mentira.
  2. Uso sesgado de los datos del paro. Arenas lamentó que los socialistas no hubieran hecho nada en materia de empleo. Según el conservador, hay más parados que hace 25 años en Andalucía. En el primer trimetre de 1983, la cifra de parados ascendía 471.000. Lo que ocurre es que en aquella fecha la población activa era sólo de 1.599.000 trabajadores. Hoy están ocupados más de 3.220.000 andaluces. La comparación no resiste el truco de Arenas: hoy tenemos un 12,7% de tasa de desempleo frente al 25% de entonces. También infló el líder del PP el dato del paro femenino: no es del 33% , como dijo, sino del 24,8%, 2,7 puntos más bajo que la media nacional.
  3. imagenes_5905.jpg¿Todos mileuristas? Arenas se pasó de frenada. Cifró en 2,190.000 las personas en Andalucía que cobran mil euros al mes. En Andalucía, descontando empresarios, autónomos y cooperativistas, sólo hay 2,4 millones de asalariados. ¿Sólo 210.000 cobran más de 1.000 euros? Según la Agencia Tributaria, el dato correcto es de 1.041.441. El conservador exageró hasta la caricatura.
  4. Salarios más bajos pero no tanto. Arenas dijo que los andaluces cobran 3.000 euros menos que la media nacional. La cifra real se sitúa en 2.011 euros menos, según la Encuesta de Estructura Salarial del INE. Hay siete comunidades por debajo de Andalucía, cuatro de ellas en las que gobierna el PP, como Valencia, Murcia, La Rioja y Canarias. Se puede ver que Arenas tiró de la hipérbole una vez más.
  5. No vamos por detrás en Educación. Dentro de su infundada imagen catastrofista de Andalucía, Arenas lanzó ayer el falso mensaje de que vamos por detrás en Educación. Acto seguido, Chaves sacó un gráfico que demuestra que la inversión en educación en relación al PIB (que mide el esfuerzo inversor) está por encima de la media nacional y muy por encima de las comunidades del PP, como Valencia o Madrid.
  6. Presidencia no crece más que Educación. En los presupuestos de la Junta para 2008 es falso que la Consejería de Presidencia crezca más que Educación, como denunció Arenas. Los números son irrefutables. La Consejería de Educación cuenta con 555,8 millones de euros más que en 2007, mientras que Presidencia sólo de 45,8 millones adicionales.
  7. Pensiones de viudedad. Aquí le traicionó la memoria a Arenas o, lo que es peor, mintió conscientemente porque, cuando él se sentaba en el Consejo de Ministros en el Gobierno del Aznar, el PP impidió que la Junta de Andalucía pudiera complementar las pensiones de viudedad dentro de su política de incrementar las percepciones de las pensiones más bajas. Primero, negando el censo y luego modificando la ley para torpedear esta iniciativa planteada desde la Junta de Andalucía.
  8. Trasvase del Ebro. Arenas insistió en la idea del trasvase sabiendo que el programa de Rajoy no lo contempla. A pesar del eslogan de campaña, en el PP no tienen las cosas claras ni mucho menos. Unos días dicen unas cosas y otros, otras, depende de donde lo digan.
  9. dscn88831.jpgNo hay falta de pluralismo en Andalucía. Nadie se cree este argumento falaz, aún más cuando fue esgrimido en un debate con los cuatro candidatos a la Presidencia de la Junta de Andalucía en la cadena pública autonómica. La sala de prensa aneja al estudio donde se produjo el debate, atestada de periodistas, también constituye un contundente desmentido a esta afirmación.
  10. Mentira sobre la deuda histórica. Arenas mintió una vez más. Utilizó burdamente la estrategia de la ocultación. Escondió los términos en que el nuevo Estatuto la reconoce en su Disposición Adicional Segunda, que él mismo votó en el Congreso. El texto aprobado es meridiano y tajante: “18 meses para cuantificarla y tres años para pagarla”. ¿Acaso no está de acuerdo con lo votó pero no se atreve a decirlo públicamente?
  11. Discurso hipócrita sobre la igualdad. No puede hablar de igualdad entre hombres y mujeres quien tiene la Ley Electoral de Andalucía recurrida ante el Tribunal Constitucional por la inclusión de las listas cremalleras. Nueva respuesta falsa de Arenas, que anunció que iba a retirar el recurso y no lo ha cumplido. Le da igual que hace sólo unas semanas el mismo TC tumbara el recurso del PP a la ley de igualdad de Zapatero.
  12. La Ley de Dependencia avanza a buen ritmo. En Andalucía no vamos a la cola en la aplicación y desarrollo de esta ley impulsada por Zapatero, como afirmó Arenas. Mientras que la Comunidad de Madrid ha atendido sólo a 1.577 personas y ha sido obstruccionista, la Junta de Andalucía ha atendido ya a 63.297. Datos que no aguantan comparación alguna y que demuestra el falso manejo de cifras y argumentos de Arenas.
  13. new-flame.jpgExageración y desmesura en torno al New Flame y el AVE. 70 toneladas de vertidos frente a más de 70.000. Limpieza inmediata de las playas de Algeciras y La Línea frente a la irresponsabilidad de los dirigentes del PP ante la catástrofe del Prestige. Aquí no se ha ido nadie a esquiar o a cazar. En Andalucía ha operado un dispositivo efectivo y la Junta ha asumido todas sus competencias. Además, es contradictorio y exagerado decir ahora que el PP apuesta por el AVE. El AVE a Sevilla lo tuvo que hacer González y el AVE a Málaga, Zapatero. Éste último fue una iniciativa emanada desde la Junta. Con el PP en el gobierno no se ha inaugurado en Andalucía ni un raíl de la alta velocidad.

And the winner is…

febrero 27, 2008

foto_clip_20080226200253_249938.jpg

… Manuel Chaves. Un sondeo encargado por el PSOE de Andalucía da la victoria al candidato socialista en el debate a cuatro celebrado anoche en Canal Sur Televisión. En la encuesta, con 400 entrevistas a personas que siguieron el debate, el 37% de los ciudadanos tilda de ganador a Chaves y sólo un 22% a Javier Arenas. De los cuatro contendientes sólo aprueba el presidente de la Junta, con un 5,3.

El resultado se ajusta a la percepción de la mayoría de los que asistimos al debate. Y también de muchos lectores de las ediciones digitales de los periódicos. Por ejemplo, en dos de Sevilla.


Chaves Arenas
El Correo 53% 33%
ABC 51% 47%

A la hora que estaba escribiendo este post, la encuesta digital de El Correo seguía abierta a la opinión de los internautas, con amplia ventaja del socialista. La del diario de Vocento fue retirada al filo de las cinco de la tarde cuando el marcador reflejaba la preferencia de sus lectores por Chaves. Una circunstancia que choca con la valoración del periódico, que ha proclamado ganador al líder de la derecha andaluza.

La red está que arde… Las elecciones también se dirimen en Internet.

Antena 3, suma y sigue

febrero 27, 2008

Antena 3 retransmitirá el partido de vuelta de la Champions entre el Sevilla y el Fenerbahçe turco. En la promo de este interesante encuentro, la cadena recurre casualmente al ‘suma y sigue’, lema de la campaña de Manuel Chaves a las autonómicas del 9 de marzo, como pronóstico de una nueva victoria de un equipo sevillista imbatido en Europa en los dos últimos años. Esperemos que el Sevilla, como Andalucía con el PSOE, sume y siga… en Europa.

La alternativa es Chaves

febrero 27, 2008

elementos_412x732_19932_elecciones.jpg

El debate a cuatro emitido por Canal Sur ha confirmado un secreto a voces. En Andalucía no hay alternativa al PSOE ni a Chaves. Es verdad que el formato es complejo, a ratos confuso y poco dado al lucimiento de ninguno de los contendientes. Un encuentro de estas características es como un partido con mucho centrocampismo, salvo que los antagonistas jueguen bien sus cartas frente al que ostenta la Presidencia de la Junta.

De lo visto se puede deducir que sólo el candidato socialista ofrece la garantía de una gestión que ha permitido la transformación de Andalucía y unas propuestas de futuro solventes y creíbles. El cambio en Andalucía es el propio Partido Socialista.

chaves-debate.jpgManuel Chaves, una vez más, se ha llevado el gato al agua. Ha demostrado seriedad, solvencia, rigor y conocimiento de la realidad de la Andalucía del siglo XXI. No ha requerido ni de aspavientos ni de fuegos de artificio, se ha mostrado tal como es, una persona sencilla, segura, que inspira confianza, honesta, responsable y serena. Se ha visto una vez más al hombre tranquilo, cercano y sincero. En definitiva, al presidente que es uno más de la familia.

A Chaves se le ha visto cómodo. Él mismo ha reconocido su satisfacción tras el debate. Por cierto, un enfrentamiento dialéctico que ha tenido sabor netamente andaluz, que ha sido respetuoso en las formas y que en algunos tramos ha destilado frescura al zafarse los contendientes del corsé del esquema prefijado de partida.

arenas-debate.jpgSi Chaves ha estado a gran altura, se ha visto a un Arenas un tanto desconocido. No se ha mostrado ni incisivo ni propositivo. Ha engarzado un discurso cargado de latiguillos, lugares comunes y dirigido a los medios de comunicación de su órbita ideológica. No ha tenido fuelle, se ha desfondado en algunos momentos. Sus propios compañeros en el intermedio lo espoleaban para sacarlo de su tono anodino. O se ha reservado, que lo dudo, para el ‘cara a cara’ del domingo en la cadena pública andaluza (si ellos quieren finalmente) o le ha faltado pegada, contundencia y credibilidad. Y le ha sobrado algunos gestos burlones, fielmente recogidos en los contraplanos, y más de una mentira.

No dijo la verdad sobre el empleo, la aplicación de la Ley de Dependencia, las desaladoras, las agresiones del gobierno de Aznar a Andalucía… Un largo rosario de mentiras, inexactitudes y exageraciones que lo desacrediran como aspirante a presidir la Junta.

El caso más escandaloso fue la negativa a reconocer que fue el gabinete de Aznar quien aprobó la norma que hacía forzosa la jubilación del personal médico a los 65 años. Exactamente, en diciembre de 2003. Primero acusó a Chaves de faltar a la verdad y, descubierto por el socialista en su engaño, rebobinó intentando corregir sin éxito el patinazo ante la audiencia.

valderas-julian-debate.jpgEra un debate a cuatro, bien moderado por Carlos María Ruiz, pero se convirtió en un anticipo del debate a dos. Los otros dos litigantes eran parte del atrezzo, iban de acompañamiento. Se esforzaron en dar calor y sólo pusieron unas ráfagas de color, se afanaron en desmarcarse de PSOE y PP sin lograr abrir brecha.

Aquí, como en el duelo nacional, la victoria ha sido para el representante del puño y la rosa. Tenemos Chaves para rato.

Querer a Andalucía

febrero 26, 2008

4424170092100099099094138133108123108089149155146424170.jpg

La foto refleja lo sucecido en el primer esperado cara a cara entre los candidatos a presidir el Gobierno de España. Un Zapatero decidido, por delante de un Rajoy compungido. Una instanténea premonitoria. Haciendo un nuevo repaso al debate, la conclusión no puede ser más aplastante. El líder del PSOE se impone con rotundidad: es declarado vencedor en todas las encuestas difundidas por los medios de comunicación.

Del duelo está todo dicho, o casi. Abundo en dos aspectos de la intensa contienda dialéctica. Sólo Zapatero se acordó de Andalucía, lo hizo en dos ocasiones. Ensalzó nuestro Estatuto de Autonomía, un texto de primera y tan avanzado como el que más, y criticó la hipocresía del PP de votar una cosa en Andalucía y otra en Cataluña, cuando ambas normas comparten contenidos en varias decenas de artículos.

La segunda vez que sacó a relucir (en sentido literal, a sacarle brillo) a Andalucía fue con el gesto de solidaridad que supone llevar el agua sobrante que produce la desaladora de Carboneras, en Almería, para consumo humano en Barcelona. Una medida de entendimiento entre españoles ninguneada por el católico Rajoy, que ignoró las obras de misericordia (dad de beber al sediento) y se acogió al refranero (al enemigo ni agua).

Rajoy hizo mutis por el foro. No citó para nada a Andalucía. Nada nuevo bajo el sol. La derecha nunca ha querido ni creído en esta tierra. Al candidato conservador se le conoce bien por estos lares de la época negra de Aznar (ayer ni lo mencionó en 90 minutos de programa). No le gusta que le recuerden su pasado, pero Andalucía tiene memoria y son muchas las agresiones de ocho años para que se olviden en un rato. Arrieros somos…