And the winner is…

foto_clip_20080226200253_249938.jpg

… Manuel Chaves. Un sondeo encargado por el PSOE de Andalucía da la victoria al candidato socialista en el debate a cuatro celebrado anoche en Canal Sur Televisión. En la encuesta, con 400 entrevistas a personas que siguieron el debate, el 37% de los ciudadanos tilda de ganador a Chaves y sólo un 22% a Javier Arenas. De los cuatro contendientes sólo aprueba el presidente de la Junta, con un 5,3.

El resultado se ajusta a la percepción de la mayoría de los que asistimos al debate. Y también de muchos lectores de las ediciones digitales de los periódicos. Por ejemplo, en dos de Sevilla.


Chaves Arenas
El Correo 53% 33%
ABC 51% 47%

A la hora que estaba escribiendo este post, la encuesta digital de El Correo seguía abierta a la opinión de los internautas, con amplia ventaja del socialista. La del diario de Vocento fue retirada al filo de las cinco de la tarde cuando el marcador reflejaba la preferencia de sus lectores por Chaves. Una circunstancia que choca con la valoración del periódico, que ha proclamado ganador al líder de la derecha andaluza.

La red está que arde… Las elecciones también se dirimen en Internet.

Antena 3, suma y sigue

Antena 3 retransmitirá el partido de vuelta de la Champions entre el Sevilla y el Fenerbahçe turco. En la promo de este interesante encuentro, la cadena recurre casualmente al ‘suma y sigue’, lema de la campaña de Manuel Chaves a las autonómicas del 9 de marzo, como pronóstico de una nueva victoria de un equipo sevillista imbatido en Europa en los dos últimos años. Esperemos que el Sevilla, como Andalucía con el PSOE, sume y siga… en Europa.

La alternativa es Chaves

elementos_412x732_19932_elecciones.jpg

El debate a cuatro emitido por Canal Sur ha confirmado un secreto a voces. En Andalucía no hay alternativa al PSOE ni a Chaves. Es verdad que el formato es complejo, a ratos confuso y poco dado al lucimiento de ninguno de los contendientes. Un encuentro de estas características es como un partido con mucho centrocampismo, salvo que los antagonistas jueguen bien sus cartas frente al que ostenta la Presidencia de la Junta.

De lo visto se puede deducir que sólo el candidato socialista ofrece la garantía de una gestión que ha permitido la transformación de Andalucía y unas propuestas de futuro solventes y creíbles. El cambio en Andalucía es el propio Partido Socialista.

chaves-debate.jpgManuel Chaves, una vez más, se ha llevado el gato al agua. Ha demostrado seriedad, solvencia, rigor y conocimiento de la realidad de la Andalucía del siglo XXI. No ha requerido ni de aspavientos ni de fuegos de artificio, se ha mostrado tal como es, una persona sencilla, segura, que inspira confianza, honesta, responsable y serena. Se ha visto una vez más al hombre tranquilo, cercano y sincero. En definitiva, al presidente que es uno más de la familia.

A Chaves se le ha visto cómodo. Él mismo ha reconocido su satisfacción tras el debate. Por cierto, un enfrentamiento dialéctico que ha tenido sabor netamente andaluz, que ha sido respetuoso en las formas y que en algunos tramos ha destilado frescura al zafarse los contendientes del corsé del esquema prefijado de partida.

arenas-debate.jpgSi Chaves ha estado a gran altura, se ha visto a un Arenas un tanto desconocido. No se ha mostrado ni incisivo ni propositivo. Ha engarzado un discurso cargado de latiguillos, lugares comunes y dirigido a los medios de comunicación de su órbita ideológica. No ha tenido fuelle, se ha desfondado en algunos momentos. Sus propios compañeros en el intermedio lo espoleaban para sacarlo de su tono anodino. O se ha reservado, que lo dudo, para el ‘cara a cara’ del domingo en la cadena pública andaluza (si ellos quieren finalmente) o le ha faltado pegada, contundencia y credibilidad. Y le ha sobrado algunos gestos burlones, fielmente recogidos en los contraplanos, y más de una mentira.

No dijo la verdad sobre el empleo, la aplicación de la Ley de Dependencia, las desaladoras, las agresiones del gobierno de Aznar a Andalucía… Un largo rosario de mentiras, inexactitudes y exageraciones que lo desacrediran como aspirante a presidir la Junta.

El caso más escandaloso fue la negativa a reconocer que fue el gabinete de Aznar quien aprobó la norma que hacía forzosa la jubilación del personal médico a los 65 años. Exactamente, en diciembre de 2003. Primero acusó a Chaves de faltar a la verdad y, descubierto por el socialista en su engaño, rebobinó intentando corregir sin éxito el patinazo ante la audiencia.

valderas-julian-debate.jpgEra un debate a cuatro, bien moderado por Carlos María Ruiz, pero se convirtió en un anticipo del debate a dos. Los otros dos litigantes eran parte del atrezzo, iban de acompañamiento. Se esforzaron en dar calor y sólo pusieron unas ráfagas de color, se afanaron en desmarcarse de PSOE y PP sin lograr abrir brecha.

Aquí, como en el duelo nacional, la victoria ha sido para el representante del puño y la rosa. Tenemos Chaves para rato.