Paseo de los tristes

marzo 31, 2013

PASEO DE LOS TRISTES
Javier Egea

Entonces,
en aquella ciudad
o en la intuición primera, vaga, de su cuerpo,
el pensamiento aún flotaba en bucólicos careos,
en versos aprendidos sin historia
y no era posible amar
entre unas calles donde todo era sucio,
carne sin brillo,
cuando aún en el mar, la nube y las espigas
sin historia y sin tiempo, vanos,
estábamos durmiendo
o ignorando
esa gota de sangre que cuelga del amor
-su blanco cuello herido-,
ignorando la clase oscura en que nacimos,
sin consciencia de naves hundidas,
de rubios náufragos,
condenados a vivir una historia perdida
de explotación y soledad, de muerte enamorada,
sin saberlo.

Y sin embargo,
entre los autobuses, el gentío,
en la dulce ignorancia,
fue creciendo una luz
que nos hizo sentir un crujido brillante
después que allí, en la sórdida pensión
donde siempre se asilan viajeros sin destino,
gentes oscuras,
en un lugar sin esperanza,
dos cuerpos se sintieron indefensos
sudando en el asombro de la primera felicidad.

Anuncios

Tristemente, la gestión de esta prolongada crisis económica ha derivado en una crisis institucional sin precedentes, no sólo en España. El rescate de Chipre ha añadido más gasolina al fuego del desprestigio de la Unión Europea. Las medidas adoptadas (es decir, recortes) y el reparto nada equitativo de los sacrificios han acentuado la desconfianza hacia las instituciones. Organismos no elegidos por la ciudadanía (el Eurogrupo, el Banco Central Europeo y el FMI, bien de manera concertada, la dichosa troika, o individualizada) imponen decisiones dolorosas sin ningún tipo de control democrático. Como no tienen que rendir cuentas ante nadie, actúan a sus anchas y condicionan el bienestar y las conquistas sociales conseguidas durante décadas. Son los operadores de la no política, que subordinan la democracia y la política a los intereses económicos, los mercados y la contabilidad. Si no se cambia esta ecuación, no se recuperará la confianza en la política y anteponer el interés de los ciudadanos a ninguna otra cuestión.

Viñeta.- El Roto en El País.

Ley del silencio

marzo 29, 2013

Ni el Gobierno ni el partido que preside Mariano Rajoy constituyen ejemplos de transparencia. Lo de dar explicaciones y dar la cara no entran  en su manual de gestión de la cosa pública. Algunos episodios recientes que avalan esta teoría de la ley del silencio:

  • Reunión reservada entre Rajoy y el presidente catalán, Artur Mas, en el Palacio de la Moncloa. Habida cuenta la coyuntura política actual, con el debate soberanista y los problemas financieros de esta comunidad, más que nunca se hacían necesarios la luz y los taquígrafos. Ni siquiera se emitió una triste nota de prensa. No son tiempos para encuentros clandestinos.
  • Corrección por parte de Eurostat, el departamento estadístico de la Unión Europeo, de la cifra de déficit de España al cierre de 2012. El organismo europeo rectifica el dato aportado por el Gobierno de la nación y lo sube del 6,74% al 6,98% del producto interior bruto, unos 2.500 millones más de desfase entre gastos e ingresos. Con lo que representa este maquillaje para el prestigio del país, un tanto ya resentido, nadie del Ejecutivo se ha apresurado a ofrecer una explicación.
  • Mariano Rajoy lleva más de un mes sin reunir a los órganos de su partido y sin ofrecer una rueda de prensa. Desde aquella estrambótica comparecencia ante los medios a través de un plasma y las dos preguntas respondidas al día siguiente ante la mirada atenta de Merkel en Berlín, el presidente no se ha sometido al escrutinio de los periodistas. Y no será porque no haya asuntos sobre los que sería importante conocer su opinión. Tampoco se ha prodigado Rajoy en entrevistas. Posiblemente esté evitando la quema del culebrón Bárcenas/Gürtel.
  • En el Partido Popular se han suspendido las ruedas de prensa de los lunes. La versión oficial: no se han celebrado reuniones de los órganos directivos. Lo cierto es que desde que María Dolores de Cospedal nos vendió, para el asombro y la diversión general, la especie del finiquito en diferido de Bárcenas se apagó la luz en la sala de prensa de la sede nacional del PP. Todas las comparecencias de sus dirigentes se han producido en actos sin posibilidad de preguntas de los reporteros.
  • El Gobierno ha emprendido una carrera de innovación en las comparecencias informativas. Escuché en la Cadena Ser a comienzo de esta semana que una secretaria de Estado (no recuerdo quién) hizo una declaración institucional sin opción a preguntas por parte de los periodistas y, luego con cámaras y grabadoras cerradas, ofreció aclaraciones a las dudas. Es más fácil expresarse sin que quede huella audiovisual, que posteriormente se pueden volver en su contra.
  • A los miembros del gobierno no les queda más remedio que comparecer en las Cortes Generales. El reglamento obliga. Sin embargo, la ministra de Sanidad, Ana Mato, también presuntamente salpicada por las correrías de la Gürtel, se las ha ingeniado para burlar el control de la oposición en su comisión parlamentaria: ha tardado un año en acudir a esa cita con sus responsabilidades democráticas.
  • El abuso del decreto-ley como técnica para hurtar el debate parlamentario. Así le ponen sordina a la democracia apelando a razones de urgencia y extrema necesidad. Uno de los últimos para reformar de espaldas al Pacto de Toledo elementos del sistema público de pensiones.

La mandamás europea

marzo 28, 2013

No quedaba ninguna duda. Pero el episodio (o despropósito) de la Unión Europea con Chipre ha supuesto una nueva demostración sobre quién manda en el viejo continente. Merkel marca el paso y el resto de mandatarios aceptan sin rechistar. Se está ganando a pulso el apelativo de su ancestro alemán Otto von Bismarck: es la nueva canciller de hierro.

Viñeta.Manel F., en eldiario.es.

Agendas

marzo 27, 2013

Ya se sabe que el humor gráfico suele recurrir a la hipérbole a la hora de dar cuenta de un hecho de actualidad. No anda muy desencaminada la viñeta de Los Calvitos. Mariano Rajoy se permitió de nuevo la licencia de asistir a un encuentro de la selección española de fútbol. En este caso en París, previa reunión con el presidente de la república francesa, François Hollande. Ya dio mucho que hablar su presencia en el primer partido de ‘la roja’ en el Europeo de Polonia y Ucrania en plena crisis del rescate bancario español. Dentro de las obligaciones de los mandatarios está la representación en este tipo de acontecimientos deportivos. No censuro su presencia, sólo constato el hecho de que estuvo allí. Y precisamente en una semana sin reunión del Consejo de Ministros… No sabemos si por falta de temas, si por el merecido descanso de los miembros del Ejecutivo o por alguna otra razón especial que se me escapa. Cuando el viernes es festivo se suele adelantar la cita al último día hábil. En esta ocasión se ha optado por dejar la semana de pasión en blanco. Esto tiene una lectura positiva una semana que no sufrimos ningún recorte ni pérdida de derechos.

Hipocresía sexual

marzo 26, 2013

No me produce asombro, sí cierta hilaridad y mucho hastío. Sectores conservadores están en campaña permanente con los contenidos educación sexual y afectiva que se imparten en los centros educativos públicos. Tiran de exageración, rizan el rizo de la demagogia e, intentando ridiculizar estos elementos curriculares, dejan traslucir su talante más reaccionario. ¿No será mejor que los niños y niñas conozcan estas enseñanzas de la mano de profesionales capacitados y con rigor pedagógico? Frisa con la hipocresía los aspavientos de las capas más de derechas de nuestra sociedad frente a estos contenidos reglados cuando todo un universo de información está al alcance de cualquier crío en Internet.

El último griterío de la caverna está relacionado con una guía didáctica para ¡¡¡profesores!!! sobre educación sexual. El Partido Popular se ha subido a la estela de la crítica de determinados medios de comunicación conservadores escandalizados por este manual. Un texto del programa Forma Joven en el que se tratan aspectos relacionados con la salud y los hábitos saludables de los jóvenes: alimentación, ejercicio físico, tabaco, sida, sexualidad, salud mental, drogas o violencia de género. El material está realizado por expertos en promoción de salud, conjuntamente con técnicos de instituciones (Consejería de Educación, Instituto de la Mujer, Instituto de la Juventud y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias) y representantes de los padres y madres del alumnado. Como salta a la vista, todo muy razonable y de interés para el conocimiento de preadolescentes.

Aun así la reacción de la derecha es furibunda y trasnochada. ABC de Sevilla, por ejemplo, censuraba que se presente la “sexualidad como mero disfrute”, cuando en su portada debajo de una imagen de la Semana Santa local inserta un anuncio apelando a que “el sexo es vida” (ver ilustración) o en su página 81, sección de clasificados, se leen inserciones que ofertan a 30 euros “chicas, atractivas, complacientes. Vive sensaciones nuevas t pasiones por descubrir” o “morena, guapa, buen culo”. El ancho del embudo: censura para la educación sexual, vista gorda si se trata de ingresos publicitarios. En fin, puro cinismo.

 

No había nada escrito

marzo 25, 2013

No hay nada escrito. Así me expresé en este blog el día de reflexión de las elecciones autonómicas de 2012 (me lo recordaba el politólogo Jorge Colmenarejo), dando por hecho que la realidad social andaluza cambiaría en las urnas los teóricamente ineluctables designios demoscópicos y se pondría en evidencia la venta de la piel del oso antes de cazarlo por parte de la derecha en todas sus versiones (política, económica y mediática). El 25 de marzo dio un vuelco a las previsiones de triunfo arrollador del PP (esa balconada de la sede regional era lo más parecido a un funeral). Un escenario político para muchos inesperado, para otros, incluido el que suscribe, previsible porque se palpaba en la calle y en el ambiente. En Andalucía ganó la izquierda y el PP consiguió un resultado pírrico, una victoria por un margen ínfimo de votos que lo dejaba de nuevo en los bancos de la oposición.

Se presentaba Javier Arenas montado en la ola del éxito aplastante de las generales celebradas apenas cuatro meses antes.  Más de 400.000 votantes le dieron la espalda en tan corto lapso de tiempo. El PP dilapidó tan holgada ventaja con medidas del Gobierno de Rajoy que traicionaban sus promesas y señalaban un camino de recortes indiscriminados y de pérdida de derechos (reforma laboral, subida de impuestos y agresiones gratuitas a Andalucía, entre otras lindezas). Y otro error de libro del cuatro veces candidato popular (todo un récord de Guiness) fue minusvalorar al adversario y a un pueblo andaluz que lo conocía a la perfección y que una vez le demostró su desapego. El dirigente popular se retrató con su espantá del debate de Canal Sur.

Participé en una campaña dura y trabajada compartiendo alegrías y kilómetros con Pepe Griñán, presidente de la Junta antes y después del veredicto ciudadano del 25-M. Una campaña intensa, apasionante y emotiva que movilizó el voto de mayoría social de progreso de Andalucía. Griñán dirige un gobierno de coalición entre PSOE e IU, un gobierno que está marcando un camino distinto de resistencia a los recortes y al desmontaje del estado del bienestar. Desde la Junta se demuestra que no es sólo posible una política, que hay otras alternativas, y se hace por un gabinete que trabaja con unidad de acción garantizando estabilidad desde un programa nítidamente de izquierdas.

Han transcurrido los doce primeros meses de la legislatura, que no de gobierno, y desde luego el resultado, dicho con la lógica prudencia y sin triunfalismo, salta a la vista. Tampoco conviene perder más tiempo en celebraciones habida cuenta de la situación que atraviesan muchos hombres y mujeres de Andalucía, golpeados por el paro y la ausencia de perspectivas favorables al corto plazo. Toca seguir trabajando, arremangarse y darle con el esfuerzo de todos la vuelta a esta maldita crisis.