Comida a tutiplén

(Comienzo hoy una serie de publicaciones con epicentro en el Palacio de San Telmo, sede de la presidencia de la Junta de Andalucía, para compartir con quien desee peripecias y circunstancias pintorescas que vienen aconteciendo desde la llegada de las derechas al antiguo palacio de los Montpensier. Para evitar represalias contra los empleados públicos no citaré las fuentes informantes, sólo los hechos).

La casa de los líos, capítulo 1.
COMIDA A TUTIPLÉN

Algo ya ha salido publicado en ABC pero el despiporre es de tomo y lomo. El desembarco de los representantes del nuevo Ejecutivo de las derechas ha supuesto elevar a la ‘n’ potencia el gasto en comidas en San Telmo. En poco más de dos meses se fundieron el presupuesto previsto para este fin en todo un año. Antes, en la etapa socialista, no se pasaba de las diez comidas en días laborables. Con los nuevos, el número de comensales se disparó por encima de los treinta. Y no sólo entraba el almuerzo, también el desayuno y en muchos casos la cena. El presidene es uno de los que más se beneficia de la pensión completa en San Telmo, al parecer la despensa de su casa ha de estar vacía.

Como consideran que no ganan suficiente, han tomado esta vía para complementar en especie su salario. Ahorro familiar a costa del erario público y jornada de sol a luna del cocinero para atender tanta demanda gastronómica. En el grupo de comensales no sólo se cuentan altos cargos, sino también personal de confianza. Los jerifaltes actuales ampliaron el número para satisfascer a sus fichajes.

Cuando llegaron se encontraron que el suministro de provisiones para la cocina era de la mayor cadena española de supermercados. Una garantía total, pero no les parecía suficiente la calidad de sus productos. Se cortó abruptamente con el proveedor para dar paso a un servicio gourmet. Y es que la gente de derechas tienen el paladar muy fino y sólo pueden comer exquisiteces. Total si se lo pagamos entre todos.

Alguien debió de alertar del excesivo gasto que suponía esta barra libre en San Telmo que han puesto freno reduciendo el número de beneficiarios del óbolo gastronómico. El escándalo estaba servido y todos los días no se podía hacer comida como si de un banquete de sus muy antiguos moradores de sangre azul, los Montpensier, se tratara.

Iceberg

ICEBERG
Benjamín Prado

Entra al poema,
lávate en su agua clara,
pisa su limo

y oye mi historia.
Olvida lo que sabes,
ve lo invisible

y húndete en mí.
Verás la parte oculta
del iceberg.

Verás tu miedo,
verás tus ilusiones
desde mis ojos.

Verás tu cara
esculpida en el hielo,
hecha de arena.

Así es la vida:
lo que es falso es la luz,
lo conocido.

Así es la vida:
la verdad nos espera
bajo las olas.

Cocina de las malas

El ‘CIS andaluz’ no ha podido estrenarse con peor pie. La puesta de largo del primer Barómetro de Opinión Pública, elaborado por el Gobierno de las derechas, no ha podido ser más calamitosa. Han presentado un documento confuso y caótico para confundir a los medios y tapar el resultado final: que el PSOE volvería a ganar unas elecciones por seis puntos sobre el PP. Algunas cabeceras se han visto obligadas a rectificar por el despropósito de presentación. Todo orquestado desde la factoría de montajes e intoxicaciones de Elías Bendodo, consejero de Presidencia. Pero el tiro les ha salido por la culata. Una encuesta de encargo tiene poca credibilidad pero si encima la ‘cocina’ se hace en San Telmo, sede de la Presidencia, es ya de traca. Una empresa se ha encargado del trabajo de campo y toda la labor de análisis y la estimación la han hecho dos cargos de confianza del Ejecutivo de las derechas. Son dos personas vinculadas a Bendodo: el director del Centro de Estudios Andaluces, Tristán Pertíñez, y una asesora de Presidencia, Eladia Illescas, que se presenta por el Centro como directora de investigación. Éstos son los cocineros de este disparate al servicio del Partido Popular con el dinero de nuestros impuestos.

La habitación del pánico

Los altos cargos en el Gobierno andaluz de las derechas duran menos en su puesto que un caramelo en la puerta de un colegio. Apenas se cumplen seis meses de este engendro aupado por la extrema derecha, cuando se han producido ya trece dimisiones/ceses en el flamante organigrama de San Telmo:

Alberto García, consejero de Hacienda.
Elisa Fernández-Vivancos, delegada de Turismo, Justicia, Regeneración y Administración Local en Granada.
Pilar Ariza, secretaria general de Universidades
Isabel Álvarez, directora general de Fondos Europeos.
Antonia Morales, delegada territorial de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta en Almería.
Miguel Luis Guijarro, delegado de Empleo y Economía de la Junta de Andalucía en Málaga.
Concepción Cobo, secretaria general de Fondos Europeos al Desarrollo Rural Sostenible.
María Luisa García Gestoso, directora del Plan Estratégico de Vacunaciones.
Inmaculada Jiménez Bastida, secretaria general de Técnica de Igualdad.
Mercedes Sánchez Vico, directora del Instituto Andaluz de la Mujer.
Sebastián Díaz Ruiz, director del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (IMLCF) de Málaga.
Isabel Balbín, viceconsejera de Empleo.
Francisco Javier Martínez López, viceconsejero de Igualdad.

A este gobierno  de derechas se entra por la puerta y a las pocas semanas se sale por la ventana. Una realidad que contrasta con el discurso cosmético del presidente Moreno Bonilla, que tanto presume de estabilidad pero los componentes de su equipo tripartito salen de estampida a las primeras de cambio, generando justamente el efecto contrario al que predican. Tanta espantada da la imagen de improvisación y transmite desconfianza hacia la ciudadanía y hacia los inversores.

La mayoría de las bajas, diez de las trece, se han producido en las áreas gestionadas por Ciudadanos. Muy especialmente en la Consejería de Igualdad. Una circunstancia que obedece fundamentalmente al idilio que mantienen con Vox tanto PP como Cs. El negacionismo de la extrema derecha a la violencia de género o la brecha salarial es incompatible con la defensa de la igualdad. No es de extrañar el guirigay que existe en la Consejería. Ítem más, el ambiente enrarecido que genera el autoritarismo de la jefe y algunos de sus resortes de confianza.

Visto lo que ocurre en esta casa de los líos que es el Gobierno de Andalucía, le diría a Albert Rivera que la habitación del pánico está aquí, en Andalucía, donde sus cargos huyen despavoridos sin apenas haber calentado el asiento… O la cascada de dimisiones en la dirección naranja. Todo por la deriva a la derecha de un partido que cada vez está más lejos del centro, de un partido que se encuentra más cómodo con Vox que con otras fuerzas, como el PSOE, que tanto han dado por este país y han hecho posible estos cuarenta años de convivencia pacífica, democracia y progreso social.

Foto.– Las tres patas del Gobierno tripartito: Moreno Bonilla (PP), Marín (Cs) y Hernández (Vox)

Está

ESTÁ
Roberto Fernández Retamar

Ella está echada en la penumbra humedeciendo la
madrugada inicial.
Hay un jardín en ella y él está deslumbrado en ese jardín.
Florece entera para él, se estremecen, callan con el mismo
rumor.
La noche va a ser cortada por un viaje como por una
espada.
Intercambian libros, papeles, promesas.
Ninguno de los dos sabe aún lo que se han prometido.
Se visten, se besan, se separan.
Ella sale a la oscuridad, acaso al olvido.
Cuando él regresa al cuarto, la encuentra echada en la
penumbra húmeda.
Nunca ha partido, nunca partirá.

* Fernández Retamar, poeta, ensayista y periodista cubano, falleció ayer a los 89 años.

Presupuesto tóxico

Partido Popular y Ciudadanos han hecho tristemente historia aprobando por primera vez unos presupuestos de la mano de la extrema derecha. Saltaban jubilosos de sus escaños tras tan heroica hazaña, un logro que escandaliza y repugna en el resto de Europa. Basta ver el cordón sanitario que le han hecho los europeístas de distinto signo a los ultras Le Pen y Salvini. Aquí las derechas se solazan en su idilio con Vox, un triunfo pírrico. Sarna con gusto no pica… Por desgracia, PP y Cs han convertido a Andalucía en el laboratorio de la involución por su entreguismo ciego a la extrema derecha. Un experimento aberrante que quieren exportar a otros territorios.

Lo que estamos viendo con el presupuesto de 2019 para Andalucía es sólo la punta del iceberg de las políticas regresivas que vienen. Estas cuentas son sólo la avanzadilla de la pérdida de derechos, del retroceso en libertades y de la privatización de lo público para que unos pocos amiguetes hagan negocio. Vox ya ha anunciado que esto es sólo el principio de lo que pretenden y populares y naranjas están dispuestos a tragar con lo que sea para mantener su gobierno de perdedores. El horizonte que se plantea es en consecuencia más tóxico si cabe.

Y es además esta triple que no santa alianza supone una agresión frontal a lo que representa el 28-F y la historia de nuestra autonomía. PP y Cs ceden al chantaje de Vox, un partido ultra que plantea acabar con nuestro autogobierno y el estado autonómico. Un modelo que ha permitido el mayor periodo de convivencia, progreso y bienestar para esta tierra en nuestra historia.

Foto.ABC de Sevilla. Marín (Ciudadanos), Moreno Bonilla (PP) y Hernández (Vox).

Pedir la luna

La única diputada de Podemos, Raque Romero, ha impedido que ya hoy gobierne ya la izquierda en La Rioja después de casi tres décadas. La victoria del PSOE (15 diputados) requiere dos votos más (los de las representantes morada y de IU) para conseguir la mayoría absoluta y hacer posible el cambio. La derecha (12 escaños el PP y cuatro Ciudadanos) no permite otra combinación. Hete aquí que ante tan ansiado giro político en esta comunidad autónoma que llevaría a la presidencia a la socialista Concepción Andréu,  la parlamentaria del partido de Pablo Iglesias ha impedido que la candidata socialista acceda a la presidencia en primera votación y amenaza con mantener el no si no le dan lo que pide. Raquel Romero exige tres consejerías con un solo escaño en un gobierno que al día de hoy sólo tiene ocho carteras. La petición se antoja desproporcionada, descabellada, ilógica. La tozudez de la podemita ha hecho saltar por los aires la coalición con IU en La Rioja. Estamos ante un disparate que puede tirar por tierra en relevo en el ejecutivo riojano. Por pedir que no quede, aunque se frise el esperpento, pero todos sabemos que la avaricia rompe el saco… ¿Está siguiendo un guión escrito por Iglesias para presionar a Pedro Sánchez para el Gobierno de España?

Infografía: El País.