Atonía

Cuarta semana de junio y Canal Sur TV sigue en su ritmo átono. La cadena andaluza mantiene las constantes vitales bajas y se mueve por inercia. En los 28 días transcurridos acumula una cuota de pantalla del 7,2%, el tercer peor dato de su historia y los tres en este año. La nueva dirección no da con la fórmula para cambiar el rumbo decadente.

En cuanto al resultado de audiencia entre el 22 y el 28 de junio, la ‘nuestra’ recupera cuatro décimas para presentar un pobre 7,3% de share. En términos absolutos, el promedio semanal es de 90.000 espectadores, una cifra que cae mucho durante los fines de semana. Sábado y domingo sólo congregó a 75.000 telespectadores de media. El dato es realmente flojo: no atrae ni al 1% de la población de Andalucía durante los fines de semana.

El escenario se repite. Telecinco es la cadena favorita de los andaluces. Su liderazgo es indiscutible pese a presentar una cuota ligeramente inferior a la que acostumbra. Antena 3, un informe más, ocupa el segundo lugar entre las preferencias del público, seguida de las plataformas de pago, que obtienen sus mejores resultados los fines de semana. Canal Sur supera por segunda vez en las últimas semana a la otra pública, La 1 de TVE.

Sin cambios en la audiometría de las TV autonómicas de la consultora Barlovento. Idéntica foto que en informes precedentes. La catalana TV3, la vasca ETB y la gallega TVG ocupan por este orden los tres primeros puestos. Canal Sur se mantiene en el quinto, sin visos de mejorar posición a corto o medio plazo.

Por cuarta semana consecutiva, los informativos principales de la ‘nuestra’ no superan la barrera del 10%. En esta ocasión mejoran algo sobre el pésimo 8,4% de cuota de pantalla anterior  y se quedan en el 9,5%. Un balance raquítico fundamentalmente lastrado por el ‘Noticias 2’, que baja la media semanal global. Fundamentalmente, dos ediciones de este noticiario arrojaron unos indicadores bajísimos: un 4,6% el sábado y un 5,9% el miércoles. Los informativos continúan a una enorme distancia en audiencia respecto a los otros competidores autonómicos. Los tres noticiarios más vistos, los de la catalana TV3, la vasca ETB y Aragón TV, doblan en audiencia a los de Canal Sur. Para hacérselo mirar.

Tendencia decadente

Canal Sur TV continúa desescalando en las preferencias del público andaluz. Cerró la semana pasada con unos datos de audiencia muy pobres, más incluso que la anterior. La cadena andaluz consiguió de lunes a viernes un escuálido 6,9% de cuota de pantalla y, transcurridos ya 21 días de junio, presenta un global del 7,1%, con tendencia a la baja. Viene de sus dos peores resultados en sus 31 años de historia (un 6,9% en abril y un 7% en mayo). De seguir con esta dinámica decadente, este mes ocupará uno de los peldaños del podio de registros negativos. Sólo uno de los siete días superó la barrera del 7%, lo que evidencia la desconexión entre su oferta televisiva y los andaluces. Entre el 15 y 21 de junio, la ‘nuestra’ se ha dejado otros 6.000 telespectadores en términos absolutos, promediando 87.000 en el conjunto de de la semana y 81.000 el sábado y el domingo. En dos días, jueves y sábado, ninguno de los programas de la parrilla superó el 10%.

La medición de la consultora Barlovento sitúa a Canal Sur TV como quinta opción en Andalucía. No compite ni con Telecinco, que una semana más es la antena líder, ni con la segunda en liza, Antena 3. Como novedad, la semana pasada las plataformas de pago han reunido a más televidentes que la ‘nuestra’, siendo la diferencia muy relevante durante los fines de semana. TVE también la sobrepasa en cuatro décimas y recupera el primer lugar entre las públicas.

Otra semana anodina. Canal Sur TV mantiene su pírrico quinto puesto de nueve TV autonómicas. La catalana TV3 es la más vista según la audiometría de Barlovento y dobla en cuota de pantalla a la andaluza. Las tres siguientes en el ranking (la vasca ETB, la gallega TVG y Aragón TV) se ven inalcanzables para una cadena andaluza con unos números tan exiguos y con esa querencia a la baja.

La pérdida de audiencia de sus servicios informativos tiene mucho que ver en esta pronunciada pendiente a la irrelevancia de la cadena andaluza. Sus dos principales ofertas, ‘Noticias 1’ y ‘Noticias 2’, presentan un share conjunto del 8,4%, una décima menos incluso que la semana anterior, presentado guarismos de récord en negativo. Sólo dos ediciones del ‘N1’ han sobrepasado el 10%, el resto ha estado a mucha distancia de los dos dígitos. El ‘N2’ ofrece números más alarmantes: llega a superar el 7% a duras penas.

Frente este escenario tan desalentador, y fruto del sectarismo y la oferta ramplona que impone la dirección de la casa, contrasta la fortaleza de los informativos de la catalana TV3, la vasca ETB, Aragón TV o la gallega TVG. El ciudadano de estos territorios conocen la actualidad a través de sus cadenas autonómicas. Por los niveles de audiencia, que triplican o duplican la de la ‘nuestra’, tienen la credibilidad para su público de referencia y ofrecen la información de proximidad y global que este demanda. Así las cosas, la andaluza sigue una semana más en el séptimo lugar de nueve, pero su bajón hace que la octava, Telemadrid, le esté pisando los talones. Con esta realidad, los directivos de Canal Sur no pueden estar ni mucho menos contentos.

SOS Informativos

Los informativos de Canal Sur TV continúan su desplome progresivo y ya no son ni de lejos el sostén de la cuota de pantalla de la cadena andaluza. Mientras que en otras televisiones autonómicas sus espacios de actualidad se erigen en los programas más seguidos por su público de referencia, los de la ‘nuestra’ cada vez generan más desafección entre los andaluces. En las últimas semanas, el promedio de las principales ofertas de la cadena, ‘Noticias 1’ y Noticias 2’, ha estado por debajo de los dos dígitos, situándose entre el 9% y el 10%. El hundimiento se ha agudizado entre el 8 y 14 de junio y arroja el alarmante dato del 8,5% de media. En esos siete días, el N1 ha caído al 9,7% y el N2, a un paupérrimo 7,4%. Esta pérdida de seguimiento ha dejado la audiencia general semanal en el 7,2%, dos décimas menos que la anterior.

Los resultados comparativos deberían abochornar al equipo directivo de la Radio Televisión de Andalucía. Los programas informativos constituyen la esencia de todo medio público y aquí más que sumar, restan. Estudio tras estudio se confirma que en todas las autonómicas la audiencia de sus noticiarios representa el doble o algo más que la audiencia de la cadena. En Canal Sur no se produce este ratio y sus informativos han dejado de aportar décimas al share global. La raquítica cuota de pantalla del N1 y el N2, ese fatídico 8,5% de la semana pasada, otro registro negativo más en la historia de la casa, contrasta sobremanera con el 25,4% de la catalana TV3, el 22,4% de la vasca ETB o el 20,3% de Aragón TV. Y es precisamente el noticiario de las 14 horas de la antena maña el más visto de estos nueve miembros de la FORTA.

Canal Sur sigue como séptima entre estas nueve pantallas. Por población y por presupuesto, también por la calidad de su plantilla, que está amordazada por la actual dirección, tendría que estar peleando con sus programas de actualidad por los primeros lugares de la tabla por audiencia. En los todos los estudios, elaborados con la medición de la consultora Barlovento, la antena andaluza no compite y se encuentra en una situación de irrelevancia ante la opinión pública.

Si fuera el jefe de los informativos de Canal Sur TV abriría un profundo proceso de reflexión. Sólo veo dos posibles salidas para Álvaro Zancajo: primera, hacer las maletas antes de que lo echen por lo malo que son sus informativos en términos periodísticos (manipulación, ausencia de pluralismo, pésima selección de contenidos…), por los pobres resultados de audiencia y por los muchos líos que está generando al Gobierno andaluz, y segunda, la más probable, enrocarse en su dinámica perversa bajo la protección de la calle Génova (sede nacional del PP) y el apoyo público de Vox. Habría también una tercera opción que, conociendo la trayectoria del personaje, se presume harto improbable: abandonar el sectarismo y respetar la misión de servicio público que le exige el marco legislativo vigente. O cambia él o cambian sus resultados, o las dos cosas, o lo acabarán cambiando. Su situación es insostenible, pisando innumerables charcos, y todo se agrava aún más por el enfrentamiento a pecho descubierto que mantiene con el director general, Juande Mellado, y su número dos, Isabel Cabrera, ambos pertenecientes a la otra familia de la derecha.

A Canal Sur se le siguen marchando los telespectadores. Respecto a la semana pasada se ha dejado dos décimas (7,2%) de cuota de pantalla y ha perdido otros 10.000 seguidores en términos absolutos. Con el buen tiempo y el avance de la desescalada, el consumo de televisión se está reduciendo. Se les ha fugado más de una cuarta parte de los televidentes este fin de semana: de los 102.000 del anterior a los 75.000 reunidos este sábado y este domingo. Un serio aviso que no deberían despachar sin más los rectores de la ‘nuestra’. Otro par de datos elocuentes: el miércoles y el jueves ningún programa superó los dos dígitos de cuota de pantalla mientras que el sábado todos y cada uno de los espacios se quedaron por debajo del 9%.

Entre sus pares autonómicos se mantiene como quinta a muchísima distancia de la catalana TV3, la vasca ETB y la gallega TVG, que de nuevo copan este podio. La única buena noticia para Canal Sur es más por demérito de la competencia que por mérito propio. Después de mucho tiempo, la cadena andaluza supera a La 1 de TVE en audiencia en esta comunidad autónoma y ocupa la tercera plaza en la medición que hace Barlovento. Eso sí, a una distancia sideral de Telecinco, líder indiscutible, y de Antena 3, segunda en las preferencias de los andaluces.

Canal Sur, sin pulso

Canal Sur TV ofrece una semana más unos resultados pobres de audiencia. Tras dos meses con sus peores registros en sus 31 años de historia (abril, con 6,9% de cuota de pantalla y mayo, con 7%), el arranque de junio se enmarca en la misma tónica decadente pese a recuperar unas décimas. Ese pírrico resultado no es fruto de la captación de más telespectadores, sino que se beneficia en el share del menor consumo de televisión por el avance de la desescalada. La cadena andaluza incluso baja en términos absolutos respecto a semanas anteriores y se sitúa en 103.000 seguidores de promedio de lunes a viernes y 100.000 los fines de semana.

En la medición entre el 1 y el 7 de junio se sigue acentuando un perfil de televidente de la ‘nuestra’ cada día más envejecido y residente en zonas rurales o municipios con poca población. Prácticamente la mitad de la audiencia de Canal Sur TV supera los 64 años: en esta semana 49.000 de los 103.000 seguidores pertenecen a este grupo de edad. En las grandes ciudades, y concretamente en las de más de 200.000 habitantes, el número de seguidores es testimonial, apenas 15.000 de los alrededor de dos millones de personas que viven en Sevilla, Málaga, Córdoba, Granada o Jerez. Son indicadores que ponen en evidencia que el telespectador urbano huye de la ‘nuestra’. El ente público no ofrece

Del trabajo de la consultora Barlovento se deduce que entre el público que ve la cadena andaluza no hay apenas prescriptores o generadores de opinión. Esta realidad, unida a la baja audiencia, dificulta su capacidad de captar financiación vía publicidad. Dicho con terminología del argot profesional, el target comercial está por los suelos. Eso significa, entre otras consideraciones, que Canal Sur no pinta nada en el mercado y que las centrales de medios y grandes marcas ni se las ve ni se las espera en sus emisiones.

Yendo al análisis numérico, Canal Sur mejora dos décimas sobre la semana anterior aun perdiendo público en números absolutos (2.000 personas menos). Sigue cuarta opción entre las preferencias televisivas de los andaluces con una semana llena de altibajos, y con tres días por encima del 8%. Semana a semana, Telecinco se consolida como la oferta preferida en esta comunidad autónoma y ganando cuota de pantalla. Antena 3 mantiene su segundo puesto mejorando una décima y cierra el podio TVE, con 7,7%, un 0,2 más que en el estudio previo. El fin de semana, cuando aumenta el consumo de las capas urbanas y franjas de población activa, sube mucho la opción de las plataformas de pago.

Entre las autonómicas, Canal Sur se mantiene otra semana más en la mediocridad del quinto puesto entre nueve señales. Sigue inalcanzable en el liderato la catalana TV3, que la dobla en cuota de pantalla. En la última quincena, la gallega TVG se ha alzado a la segunda posición por audiencia, superando a la vasca ETB.

Los informativos de la ‘nuestra’ continúan un estudio más por debajo del 10%. Ni las triquiñuelas ni el troceado de los noticiarios que impone su director, Álvaro Zancajo, les permite recuperar credibilidad entre los andaluces. Otro informe más ocupa el séptimo puesto entre nueve autonómicas y sólo mejora los datos de Telemadrid y de la valenciana À punt. De lunes a jueves, se ha desplomado la audiencia con dos mínimos bajísimos: un 6,7% el miércoles para el ‘Noticias 1’ y un 5,4% el jueves para el ‘Noticias 2’. La insulsa estadística de Canal Sur contrasta con el poderío en sus territorios de los espacios informativos de la catalana TV3, la vasca ETB o Aragón TV, por este orden las tres primeras del ranking una semana más.

El defecto Zancajo

Una de las razones de la alarmante caída de la audiencia general de Canal Sur TV está en la pérdida de credibilidad de sus noticiarios. Los informativos constituyen la razón de ser de un medio público, la viga maestra sobre la que se sustenta y se justifica su existencia. Sin embargo, como ya he señalado anteriormente en este blog, la ‘nuestra’ no es profeta en su tierra: los andaluces prefieren conocer la actualidad a través de otras cadenas. Lo que supone un gran fracaso para un ente que por proximidad debería ser la referencia para sus conciudadanos. En los dos últimos meses ha conseguido sus dos peores datos de audiencia general en sus 31 años de historia gracias al desplome de su espacios informativos.

En mayo, los servicios informativos de Canal Sur han certificado su preocupante tendencia a la baja con una audiencia media del ‘Noticias 1‘ y el ‘Noticias 2’ por debajo del 10%. En concreto, se han situado en el 9,9%. El noticiario de mediodía ha cerrado mayo con un 10,3%, con cambio de formato, modificación de duración y fraccionamiento de la emisión para trampear la medición de audiencia. Ha oscilado entre un mínimo histórico para la cadena del 5,6% (2 de mayo) y el 12,8% (14 y 16 de mayo). El espacio de la tarde-noche, que reúne a más público en términos absolutos, ha ido aún peor y ofrece una raquítica cuota de pantalla del 9,5%. Más de la mitad de las ediciones, también divididas en dos partes, han presentado un share por debajo de los dos dígitos, con una horquilla que va del 7,3% (6 y 27 de mayo) y el 11,9% (12 de mayo).

Estos resultados no dan para estar orgullosos y mucho menos si los comparamos con los de otras televisiones autonómicas. En mayo, Canal Sur ha ocupado el sexto lugar de nueve autonómicas auditadas por la consultora Barlovento. En la media de las franjas de mediodía y noche, la catalana TV3 cuenta con los informativos más vistos, con un 25% de cuota de pantalla. Le siguen la vasca ETB, con un 23% de promedio, y Aragón TV, que  se aproxima al 22%. Estas tres cadenas doblan con mucho la audiencia de la andaluza. Es muy llamativo el nivel de seguimiento del informativo de mediodía de la autonómica aragonesa, que concita el mayor porcentaje de público de todas sus competidoras en ese tramo rozando el 30% y con ediciones que superan ampliamente esta barrera. Por delante de la ‘nuestra’, y con un colchón cómodo, se sitúan también los informativos de la gallega TVG y la balear IB3. Y la castellana-manchega CCM le pisa los talones, sólo una décima por detrás.

El balance, por tanto, de los informativos es pésimo y tiene un principal responsable, su actual director, Álvaro Zancajo. Su llegada al puesto a finales de enero de este año ha supuesto un agravamiento vertiginoso de pérdida de audiencia, aunque en aras a la objetividad desde hace tiempo la tendencia era decadente y a la baja. Su irrupción ha resultado trágica para los Servicios Informativos y no sólo por la fuga de telespectadores. Al sectarismo, ausencia total de pluralismo y manipulación se han unido purgas y dimisiones que han puesto a la redacción en pie de guerra. Protestas del Consejo Profesional, de todos los sindicatos y de los profesionales a cuerpo descubierto en redes sociales contra la deriva de la casa y el incumplimiento del deber de servicio público. Y por si no era suficiente tamaño desaguisado, Zancajo está en disputa abierta con el director general, Juande Mellado, y la directora de Antena, Isabel Cabrera, de la facción del PP afecta al Gobierno de las derechas de Andalucía. Él rinde cuentas a Pablo Casado y la calle Génova. Guerra de familias que sufre la cadena. La cuota de Ciudadanos ni pincha ni corta, figura en el organigrama y milita en la irrelevancia.

Se presentó el fichaje de Zancajo como un revulsivo y está resultando ser una bomba de consecuencias incalculables. A su llegada en julio del año pasado, Mellado entregó las riendas de los informativos a Javier Domínguez, profesional de la casa casi desde los inicios, de corte conservador y formas moderadas, un nombramiento bien acogido por la mayoría de la redacción. Apenas seis meses después, se le relevó del cargo por indicación de altas esferas políticas para dar entrada un periodista de Madrid, con trayectoria polémica, inclinaciones ultras y métodos expeditivos. No ha defraudado. Se ha mostrado tal y como se preveía. Lo que se pensó como un efecto para someter a una plantilla de rojos (sic) se ha tornado en un serio defecto, el defecto Zancajo.

Segundo peor resultado

Luces rojas de alarma. Canal Sur TV ha conseguido en mayo el segundo peor dato de audiencia en sus 31 años de vida. Ha cerrado el mes pasado con un 7% de cuota de pantalla, sólo una décima por encima del récord en negativo de abril, mes de mayor consumo de televisión de la historia y que no rentabilizó en absoluto. La pérdida de confianza los de telespectadores es evidente. La dirección actual, que tomó posesión en julio, está empeorando con su gestión los resultados de la cadena y ahuyentando a la audiencia. El fracaso de nuevos programas y el descenso de seguimiento de sus informativos por tendenciosos y sectarios explican estos guarismos tan dramáticos. Básicamente, los únicos espacios que resisten y aguantan a la cadena proceden de la etapa anterior (‘La tarde, aquí y ahora’, de Juan y Medio, ‘Andalucía directo’ y ‘Comételo’). La comparativa de los primeros cinco meses de 2019 con los de 2020 arrojan una cuesta abajo preocupante y pone en evidencia la caída en picado de la ‘nuestra’.

La cadena andaluza se ha dejado un punto de share respecto a mayo de 2019, es decir, se ha esfumado una octava parte de su audiencia en un tiempo tan reducido. En los cinco meses que han transcurrido de 2020 presenta un resultado acumulado 0,9% inferior al mismo periodo del año anterior. La tendencia inexorable a la baja augura otro mínimo anual histórico. En términos absolutos, la señal andaluza presenta unos registros más que discretos en mayo. El promedio de televidentes diarios supera escasamente los 100.000 y durante los fines de semana desciende de este listón psicológico.

En Andalucía, Canal Sur compite a duras penas por mantener el cuarto puesto entre las preferencias de su público de referencia. Está a punto de ceder ese lugar en beneficio de La Sexta, que durante dos semanas ha tenido incluso más cuota de pantalla y en el global le pisa los talones. La televisión más vista y con mucha diferencia en esta comunidad autónoma es Telecinco. Le sigue Antena 3 y cierra el podio TVE.

La cadena andaluza se mantiene estancada como quinta entre las autonómicas. La líder indiscutible en mayo, como durante los últimos meses, es la catalana TV3, que con un 14,2% dobla el share de Canal Sur. También juegan en otra liga la vasca ETB (10,2%) y la gallega TVG (9,7%). Aragón TV, con un presupuesto notablemente inferior, alcanza el 8,2% gracias fundamentalmente al tirón de sus informativos.

Con este panorama, o los rectores de Canal Sur se ponen las pilas o deberían dejar paso a otros profesionales con más conocimiento del medio. Están conduciendo un patrimonio de todos como es La RTVA a la ruina. En apenas once meses que llevan al frente de la cadena ostentan ya el triste récord de reunir los seis peores datos mensuales de audiencia de la historia de la casa.

Vuelta a las andadas

Otra semana anodina y de retroceso para Canal Sur TV: se deja cuatro décimas de cuota de pantalla general entre el 18 y el 24 de mayo y los informativos descienden otra vez del 10%. Si en abril la cadena andaluza cosechó el peor resultado de audiencia, los días quedan de este mes son decisivos para saber si iguala este triste registro o lo mejora por lo pelos para alcanzar su segunda marca más baja en sus 31 años de existencia.

Yendo a una disección más fina de los datos auditados por la consultora Barlovento, el consumo de televisión bajó la semana pasada un 8% mientras que el número de telespectadores de la ‘nuestra’ decreció un 11,3% para promediar 102.000 seguidores. Canal Sur cuenta con 105.000 telespectadores de lunes a viernes y 93.000 durante los fines de semana. Sábados y domingos pierde público en términos absolutos y relativos. La menor audiencia de la ‘nuestra’ los fines de semana coincide con el mayor consumo de las plataformas de pago. El batacazo no es mayor porque el target de público de Canal Sur, los mayores de 60, son los menos afectados por la desescalada, siguen en casa en mayor número, mientras que franjas de población más joven han regresado a la actividad y pasan menos horas delante de la pantalla.

No cambia nada el seguimiento de televisión en Andalucía. Canal Sur aguanta la cuarta plaza, pese a la pérdida de cuatro décimas respecto a la medición anterior, y Telecinco continúa siendo la preferida entre los andaluces. Buena semana también para Antena 3, que supera el 13% después de varias semanas. Y TVE, tercera en discordia, mantiene la posición aunque se le va audiencia ligeramente.

Semana tras semana se revela la misma foto. La cadena andaluza ocupa el quinto lugar en el ranking de estas nueve cadenas autonómicas. Muy lejos de sus predecesoras y apenas inquietada por las cuatro que cierran la estadística. La catalana TV3 lidera como siempre, la vasca ETB, habitual segunda, esta vez comparte el escalón del podio con la gallega TVG.

Muy mala semana para los informativos de Canal Sur en el estreno de la fórmula de mediodía. Pierden un 1,2% de cuota de pantalla y se sitúan en el 9,8%, de nuevo por debajo de los dos dígitos de share. Se estanca en el sexto puesto entre las nueve cadenas analizadas y con la castellano-manchega CCM y Telemadrid más cerca en este capítulo que en los estudios previos. Una semana más, la catalana TV3 cuenta con los informativos más vistos, seguida de la vasca ETB y Aragón TV.

Semana de repunte

Canal Sur TV ha cerrado la mejor semana en el último mes y medio. Progreso en la audiencia general, basado en el repunte de casi un punto de share de sus informativos y un par de prime-time de producción ajena (cine) que han reunido una cuota de pantalla por encima de la media de la cadena. Aun así, pasado el ecuador del mayo, el ente presenta unos datos de audiencia general del 6,8%, es decir, una décima más bajo incluso que el peor registro histórico mensual cosechado en abril pasado.

La televisión andaluza recupera el cuarto puesto en esta comunidad autónoma, superando a La Sexta tras permanecer una par de semanas un escalón por detrás. Canal Sur TV obtiene una cuota del 7,4%, la mejor de las últimas cinco, incluso sobrepasando tres días a TVE, que sigue en el tercer lugar en Andalucía, según la medición de la consultora audiovisual Barlovento. El liderazgo indiscutible entre el público andaluz lo mantiene Telecinco, con el mejor share (17,6%) desde la primera semana de abril. Sube también Antena 3 hasta el 12.6% y mantiene el segundo puesto entre las preferencias de los telespectadores de esta tierra.

Las siete décimas que gana la señal andaluza no le permiten mejorar su posición entre las otras TV autonómicas. También se produce un notable aumento de audiencia de las tres competidoras que lideran esta estadística, sólo pierde seguidores Aragón TV, aunque no cede el cuarto puesto. TV3, con un 15,4%, dato muy relevante, continúa doblando la audiencia de la ‘nuestra’ y encabeza cómodamente la tabla. La vasca ETB y la gallega TVG conservan una distancia importante sobre Canal Sur.

Se produce un crecimiento generalizado de los informativos de las cadenas autonómicas. Una de las razones es que el público acude a sus medios regionales para conocer lo referente a las fases de desescalada de la crisis del coronavirus que se vive en cada territorio. Por eso, el aumento del 0,9% de share de los informativos de la señal andaluza hasta alcanzar el 11% no los hace avanzar del sexto puesto entre los noticiarios de las nueve autonómicas auditadas. La catalana TV3 permanece al frente de la tabla con un robusto 26,3% y congrega 2,5 veces más público que Canal Sur. Doblan a la ‘nuestra’ los espacios informativos de la vasca ETB y Aragón TV. No recorta tampoco el gap sobre cuarta y quinta en disputa, la gallega TVG y la balear IB3.

Pese al crecimiento semanal, en un nuevo estudio más se demuestra que los andaluces prefieren conocer la actualidad a través de otras cadenas generalistas. Una circunstancia dolorosa para una cadena pública, cuya razón de ser son sus informativos y la producción propia fomentando el tejido audiovisual de su territorio.

En la UCI

Canal Sur TV sigue en la UCI pese a que en la última semana ha experimentado un lígerísimo repunte tanto su audiencia general como en la de sus informativos. No son datos para el triunfalismo porque la pérdida de confianza del público andaluz es alarmante y supone que en términos absolutos la cadena pública la sigan apenas 100.000 telespectadores de media diaria, lo que representa el 1,2 de la población de esta comunidad autónoma. Después del peor registro histórico en abril, con un 6,9% de share, los primeros diez días de mayo apuntan a otro récord negativo: en este primer tercio de mes la cuota de pantalla está por debajo del 6,5%. Mucho tendrán que mejorar en los 21 días restantes para conjugar otro guarismo catastrófico.

Yendo a la análisis de la semana pasada, Canal Sur TV sigue siendo la quinta entre las preferencias de los andaluces de las cadenas generalistas. La ‘nuestra’ crece dos décimas pero queda muy por debajo del 7%. Este mínimo incremento le permite sobrepasar a las plataformas de pago por una décima. La líder indiscutible en Andalucía sigue siendo Telecinco, que mejora sus resultados, crece también Antena 3, alcanzando el 12%, y TVE se mantiene en tercera posición. Otra semana más La Sexta sobrepasa a Canal Sur, que no recupera el calor de su población de referencia.

Foto fija entre las cadenas autonómicas que mide la consultora audiovisual Barlovento. Canal Sur sigue quinta entre las nueve antenas auditadas. La audiencia mantiene a la catalana TV3 como líder entre los entes regionales, con amplia diferencia sobre el resto. Es la única que todos los días consigue una cuota de pantalla de dos dígitos. Como en semana anteriores, la vasca ETB, la gallega TVG y Aragón TV preceden a Canal Sur, que con su tendencia a perder público hace muy improbable que escale en este ranking. El gráfico de evolución de la cuota de pantalla refleja la dinámica de descenso por debajo del 7% y el riesgo de situarse en registros de casi irrelevancia impensables hace un año y medio.

Los informativos de Canal Sur bajan por segunda semana del 10%. Crecen medio punto respecto a la horrible semana anterior pero están a años luz de los de otras cadenas autonómicas. La catalana TV3 casi triplica en sus noticiarios la cuota de pantalla de la nuestra. En términos relativos, ETB y Aragón TV multiplican por dos la audiencia de la andaluza. Otra semana más la gallega TVG y la balear IB3 la superan en share de sus informativos. Los dos principales noticiarios de Canal Sur TV sobrepasan en esta ocasión a los de la antena castellano-manchega CCM. En el gráfico se visualiza una progresión muy preocupante de caída de credibilidad de los informativos de la ‘nuestra’, cuando éstos han de ser el buque insignia de cualquier medio público.

Análisis anteriores

* Semana 13-19 abril: Canal Sur y su estado de alarma.
* Semana 20-26 abril: Canal Sur no es profeta en su tierra.
* Semana 27 abril-3 mayo: Semana negra para Canal Sur.

Canal Sur no es profeta en su tierra

Canal Sur TV continúa cosechando malos datos de audiencia. El análisis de la semana pasada ofrece la misma fotografía de la anterior: entre nueve cadenas autonómicas ocupa el quinto lugar en cuota de pantalla y sus informativos permanecen estancados en el séptimo puesto. Dentro de Andalucía, las preferencias del público la sitúan la cuarta entre las generalistas en abierto dentro o la quinta si incorporamos las señales de pago. Con estas credenciales se puede concluir que la televisión pública andaluza no es profeta en su tierra. Su credibilidad cotiza a la baja.

En Andalucía, la cadena más vista es Telecinco a mucha distancia de sus seguidores, según la medición de la consultora audiovisual Barlovento. La cadena de Mediaset saca 4,4 puntos a la segunda, Antena 3, y dobla a la tercera, que es La 1 de TVE. Entre las que emiten en abierto, Canal Sur TV se sitúa en cuarto lugar a 1,2 puntos de la pública nacional. Pero la andaluza bajaría un puesto más cuando contabilizamos el share de las plataformas de pago, que suman dos décimas más entre el 20 y 26 de abril. Cuatro y La Sexta comparten el quinto puesto, muy cerca de la ‘nuestra’. La 2 y ATV cierran la estadística aunque son canales temáticos y para minorías.

A lo largo de la semana, hay días en que Canal Sur se sitúa en el farolillo rojo entre las generalistas (martes 21 de abril), alcanzando un poco honroso sexto puesto. Además, La Sexta la sobrepasa el jueves y Cuatro, el viernes. A la luz de esta tabla, se vislumbra una batalla cerrada entre estas tres cadenas en los próximos meses.

La comparativa entre las nueve autonómicas auditadas por Barlovento ofrece una foto casi fija en relación con la semana anterior. Liderazgo indiscutible de la catalana TV3, con un 14,5% de cuota de pantalla y seis décimas más que en el estudio previo. Sube 0,8 la vasca ETB y alcanza el 11% consolidando su segundo puesto. Conserva la gallega TVG el tercer escalón del podio, aunque pierde una décima para quedarse en el 9,2. Muy cerca está Aragón TV, que acumula un share del 9,1 y una subida de 0,5, como cuarta en el ránking. En el quinto lugar aparece Canal Sur: sube cuatro décimas hasta el 7% pero suma otra semana de pobres guarismos.

Tampoco ofrece muchos cambios los resultados de audiencia de los dos principales informativos de las autonómicas. Canal Sur no supera su endeble séptimo lugar entre nueve competidores. La pírrica subida de una décima sigue dejando a los noticiarios de la cadena andaluza a punto de bajar el listón de los dos dígitos. Los tres primeros, la catalana TV3, la vasca ETB y Aragón TV, más que doblan la cuota de pantalla del N1 y N2 de la ‘nuestra’. La autonómica gallega pierde levemente seguidores en este ámbito pero gana un puesto en detrimento de IB3, que le saca más de tres puntos a Canal Sur. La sexta en liza, la castellano-manchega CCM, aumenta ligeramente su share y su ventaja sobre la andaluza.

En definitiva, resultados escasos, raquíticos, preocupantes, que deberían hacer que la dirección de la Radio Televisión de Andalucía reflexione, rectifique y no se empecine en hacer realidad el citado refrán y que el ente público tenga cada día más difícil ser profeta en su tierra.