La palabra

octubre 31, 2010

La mano que reposa en la mano de amante,
jugando con la joya de algún aniversario.

Los tacones rojos de una puta vestida de rojo
por el pasillo de un hotel de alfombras rojas.

La adolescente que se pone los calcetines escoceses
en un almacén de bebidas,
sentada sobre un fardo de cartones, mirando su reloj,
contando unos billetes.

El jubilado que vuelve
a casa con un ramo
de rosas sin abrir -y medio siglo
vivido ya- con esa vieja
que cocina sin sal y apenas habla.

El cliente del peep-show, mirando
a través del cristal de la cabina
-como un caleidoscopio de quimeras y bragas-
el girar de unos cuerpos que sonríen.

El muchacho que entra en el bar de ambiente
con ojos de gacela lastimada.

El viajero que besa la foto familiar.

El viajero que desliza
por el mostrador la tarjeta
de crédito y se pierde
con la muchacha elegida por el laberinto de los reservados
bajo las luces especiales de un reino de peluche.
El que pronuncia un nombre, y no se duerme,
y abraza la almohada,

Los colegiales que se besan en los jardines del internado.

La separada joven que mira el teléfono,
rogándole que suene.

El señor atildado que detiene su coche en una esquina
y cierra un trato
con el chapero de las zapatillas de deporte.

El niño que busca el cuarto oscuro
para quedarse a solas con la gélida
imagen de una modelo de revistas de moda.

Contra nosotros mismos: lo que llamamos amor.

Y cada cual pronuncia esa palabra
con un secreto temor y una secreta demencia.

María Currelas de Cospedal

octubre 30, 2010

Resulta tan escandaloso el salario anual de la número dos del PP, María Dolores de Cospedal, que da para la sátira y el chascarrillo. La Juventudes Socialistas de Castilla-La Mancha han elaborado un vídeo en clave de humor para desacreditar el doble discurso de “una currela que cobra como treinta porque vale por treinta”. Es que embolsarse 242.000 euros al año, no ruborizarse cuando se descubre y encima dar lecciones de austeridad tiene muchos bemoles. Y más en estos momentos donde todos nos justamos el cinturón. Ella, en cambio, percibe 20.000 euros más que el año pasado, un exiguo incremento para tan alta dignataria con el que viviría una familia trabajadora o una pareja de mileuristas. Cospe, una falsa currela con mucho cuento y muchas cuentas (bancarias).

Sánchez Dragó

octubre 29, 2010

No quiero pasar ni por moralista ni por pacato. Mi filosofía de vida se encuentra muy cercana al amor libre del movimiento hippy y muy distante de las rigideces de las doctrinas religiosas. Ahora bien, produce indignación y estupor observar cómo la derecha sale en tromba en defensa de un personaje con tantas aristas y tan abrupto como Fernando Sánchez Dragó tras confesar haber mantenido relaciones sexuales con niñas japonesas de 13 años en 1967 en su última novela. Los de misa y confesión diarias, los que se autolesionan con el cilicio, se muestran ahora liberales y permisivos y blanden argumentos peregrinos para salvar la cara a un impresentable.

El Mundo, uno de los órganos de expresión de la derecha patria, se convierte en parapeto de este tipo disoluto y soberbio. Saca a relucir que el Código Penal fija en los 13 años la edad para mantener relaciones sexuales con consentimiento. Este diario, siempre adaptando la horma a su zapato, olvida el hecho de que el escritor calzaba ya 31 octubres en esos momentos, una mayoría de edad que cuando menos supone un abuso de posición en términos éticos. No soy jurista pero, desde el punto de vista legal, podríamos estar ante un posible caso de estupro: coito con persona mayor de 12 años y menor de 18, prevaliéndose de superioridad, originada por cualquier relación o situación. Éstos que ponían el grito en el cielo porque las niñas puedan abortar desde los 16 años se muestran hoy condescendientes con las relaciones íntimas de adultos con menores. De esos polvos luego vienen esos lodos embarazosos e indeseados.

Pedro J. Ramírez dictamina que no ha cometido ningún delito, que la izquierda delira con una nueva campaña inquisitorial (sic). Esperanza Aguirre, quien le da a Sánchez Dragó una suculenta soldada en Telemadrid, se refugia en la excusa de las fabulaciones literarias. No tienen que tener las cosas muy claras porque rápidamente acuden a la coartada de los hechos prescritos, de un episodio acaecido hace 43 años y sin mayor importancia. Como dice Wyoming, lo que no prescribe nunca es la desvergüenza.

PD.- Menos mal que las librerías están empezando a retirar la obra de marras de sus expositores.

Ejemplaridad

octubre 28, 2010

Está este país tan deshabituado a las dimisiones que cuando alguien deja su cargo produce una conmoción y desata elucubraciones y falsas sospechas. Cuando hay gente que se aferra al sillón hasta un segundo antes de que un juez le mande un requerimiento o a la pareja de la Guardia Civil, cuando hay gente que se reparte comisiones y se descubre el pastel por los pinchazos telefónicos con orden judicial y no se baja del burro, cuando hay imputados por casos de corrupción votando en parlamentos de la mano de una gaviota que los ampara, resulta chocante y no ejemplar, por desgracia, que un cargo público deje su puesto para evitar su linchamiento personal y el sufrimiento de su familia. Como no tenemos costumbre en esta sacrosanta España de comportamientos ejemplares y éticos, lo común es no renunciar y mantenerse en el puesto contra viento y marea, con la esperanza del ya escampará.

Pues bien, Rafael Velasco, hasta ayer vicesecretario general del PSOE de Andalucía, ha apostado por la vía de la decencia, la honestidad y la dignidad personal. Ha bajado de la política en la parada de los sentimientos y de la integridad. Se marcha para salvaguardar a su familia tras una serie de informaciones periodísticas manipuladas y las insidias del Partido Popular. Está acreditado: las subvenciones recibidas por su mujer para realizar cursos de formación profesional en su academia se ajustaron a derecho (ni trato de favor ni ventajismo) y él cumplió con lo requerido por la ley de incompatibilidades, como certifican los letrados del Parlamento. No hay delito alguno ni un mero indicio, ni siquiera algo reprochable desde el punto de vista de la ética. Por tanto, ni trampa ni cartón. Todo claro y público, con control de la Intervención de la Junta de Andalucía. No hay caso. Es tan evidente que el propio PP se apresuraba a decir que no había pedido su dimisión. Alma de cántaro, si no había ninguna razón para ello.

Rafael, mi amigo, se ha ido a su casa para dedicarse a su familia. Ha antepuesto el bienestar de su gente a otras consideraciones, ha renunciado a su carrera en pro de un bien superior. Eso no está de moda pero se me antoja reconfortante como ejercicio de generosidad. Una retirada prematura porque tiene sólo 37 años aunque confío en que no sea definitiva. La vida da muchas vueltas y suele poner a cada uno en su sitio. Cuando uno es honesto, cuando tiene la conciencia tranquila y puede mirar a la gente a la cara, todo es posible.

Foto.El Mundo.

A mi amigo Rafa Velasco

octubre 27, 2010

Con cariño, comprensión y mis mejores deseos a Rafa Velasco. Amigo, todos estamos contigo. Eres un tío grande, honesto y valiente.

Sobresueldos

octubre 26, 2010

Nos enteramos gracias al programa Tengo una pregunta para usted, de TVE, que Mariano Rajoy tiene unas retribuciones superiores a las del presidente del Gobierno. Lo dejo caer durante el programa con la boca chica, como de tapadillo, durante las cuestiones planteadas por el auditorio. Al día siguiente, la presión mediática obligó al gabinete del presidente del PP a reconocer que su jefe tenía un sobresueldo del partido porque (y esto ya es de mi cosecha) un registrador de la propiedad no tiene suficiente con el salario oficial y público que recibe como diputado y jefe de la oposición.

Ayer nos desayunamos con la noticia de los sustanciosos emolumentos de la número dos popular, María Dolores de Cospedal. La aspirante del PP en Castilla-La Mancha se embolsa anualmente 242.000 euros, que suman su retribución como senadora, las dietas de diputada regional y el módico complemento de su partido (superior a los 120.000 euros). La candidata gana casi tres veces más que el presidente de su comunidad. Como se puede leer en elplural.com, Cospedal percibe cada día la nada desdeñable cantidad de 662,57 euros, es decir, se lleva cada 24 horas más  que el Salario Mínimo Interprofesional o que la pensión de una viuda. Mientras que todos los políticos se han reducido el sueldo en este periodo de crisis, la número dos de Rajoy ingresa 20.000 euros más que el año anterior. La que se presentaba como icono del partido de los trabajadores es la política mejor pagada de la democracia española, y con mucha diferencia.

Estos datos me llevan a pensar (y no porque tenga una mente retorcida) que el PP arbitra asignaciones complementarias para sus principales líderes. Estaría bien que en Andalucía, por ejemplo, Javier Arenas o Juan Ignacio Zoido aclararan este extremo. ¿Reciben o no sobresueldos de su formación política? ¿Están al día o no en su deber de hacer público en el registro del Parlamento todos sus ingresos? ¿Existe o no una vía retributiva opaca y de espaldas al fisco? Son interrogantes que quedan en el aire y que, visto lo visto, no estaría de más despejar.

Me queda formular la pregunta del millón: ¿de dónde saca el Partido Popular tantos fondos para tantos gastos? Hasta ahí puedo leer… Lo que no se puede tolerar es su doble moral de denostar los salarios públicos y luego mejorar sus nóminas porque ellos y ellas lo valen. A eso se le llama cinismo y aplicar el ancho del embudo.

Punta de lanza

octubre 25, 2010

Definir a Andalucía como punta de lanza de nuevos derechos y conquistas sociales podría sonar a eslogan, a artificio de mercadotecnia, a simple autobombo sin base sólida. No es el caso. Se han dado tantos pasos en este sentido y con tanta anticipación que los logros materializados hace unos años se han rutinizado y se consideran algo normal o ya amortizados. Hago esta reflexión al calor de sendas propuestas conocidas en las últimas fechas que consolidan la situación de Andalucía como vanguardia o referencia en determinadas políticas.

Por ejemplo, hace apenas ocho días en el Consejo Sectorial de Sanidad, foro en que comparten mesa el Gobierno de España y las autonomías, se aprobaba un límite de 180 días para las listas de espera de determinadas operaciones quirúrgicas. La medida se presentaba a bombo y platillo por parte de algunos medios de comunicación cuando está en vigor en Andalucía desde 2003. Y no sólo eso, sino que en un decreto posterior ese tope se reducía a 120 días y siempre con la posibilidad del usuario de acudir a la sanidad privada si no es atendido en tiempo y forma.

Casi paralelo en el tiempo, la presidente de Madrid, Esperanza Aguirre, anunciaba que la ciudadanía de su comunidad podría elegir a su médico de familia. Este derecho se consolidó en Andalucía hace ya más de un lustro como también el de recurrir una segunda opinión médica.

Es una realidad que está ahí, contrastable y comprobable, que realza la apuesta de esta tierra por la excelencia de los servicios públicos y por los avances en derechos para la ciudadanía.