Música de cámara

MÚSICA DE CÁMARA
Antonio Gamoneda

I

Si pudiera tener su nacimiento
en los ojos la música, sería
en los tuyos. El tiempo sonaría
a tensa oscuridad, a mundo lento.

Mezclas la luz en el cristal sediento
a intensidad y amor y sombra fría.
Todavía silencio, todavía
el sonido no tiene movimiento.

Pero llega un relámpago; se anudan
en los ojos lo bello y lo potente.
La fría sombra se convierte en fuego.

La belleza y el ansia se desnudan.
La música se eleva transparente.
Oh, sonido de amor, déjame ciego.

II

Yo, sin ojos, te miro transparente.
En la música estás, de ella has nacido;
de este grito de luz, de este sonido
a mundo amado luminosamente.

Y yo escucho después —agua creciente—
a la música en ti: todo el latido,
todo el pulso del aire convertido
a tu belleza, a tu perfil viviente.

Tumba y madre recíproca, del canto
orientas a tus venas la agonía,
y tus ojos asumen su potencia.

Oh prisión de la luz, después de tanto,
ya veo en el silencio: la armonía
es tu cuerpo, tu amada consistencia.

La chupipandi

Las derechas se han tomado su aterrizaje al Gobierno de Andalucía (gracias al apoyo de Vox) con calma, una exasperante pachorra, y como si fuera un juego de niños. Están todo el día de recreo sin hacer su tarea y su única ocupación es realizar montajes falsos sobre la herencia recibida de los socialistas. Esta semana se han ido de excursión a Sanlúcar de Barrameda a degustar los ricos y exclusivos productos de la tierra, con todo su séquito pasando una noche a costa del erario público, aunque la ciudad de la manzanilla está apenas a una hora de Sevilla, donde todos tienen aposento. Una reunión de amigos para conocerse mejor que la sufragamos entre todos sólo por darse un capricho. Y es que no parecen darse cuenta de la responsabilidad que se contrae cuando se lleva al ejecutivo, con tanta demagogia esparcida sin escrúpulos durante 36 años de oposición. Tampoco se toman en serio su deber de rendir cuentas ante el Parlamento. De lo contrario, no se entiende que el consejero de Presidencia, hombre fuerte del PP y número dos de facto en el Palacio de San Telmo, Elías Bendodo, se ausente de la sesión de control por un viaje a Estados Unidos de carácter particular y relacionado con actividades de su partido. No cumple con las obligaciones del cargo por un asunto que nada tiene que ver con su compromiso público. Una actitud previsible porque la derecha es mucho del ‘haz lo que yo diga pero no lo que yo haga’.

PD.- Anda en San Telmo en plena cacería para encontrar a la persona que pudo filtrar la secuencia de la reunión del Consejo de Gobierno en Sanlúcar, un documento que incluía la noche antes el homenaje gastronómico en uno de los establecimientos más caros de marisco. El cabreo es gordo por la merma en términos de imagen y porque es más que posible que al aflorar la noticia les obligara a rascarse el bolsillo a los comensales.

Foto.- ABC de Sevilla. La llegada de los ‘popes’ del Gobierno andaluz a Bigotes, en Sanlúcar.

El Gobierno de la mariscada

La productividad del actual Gobierno de las derechas en Andalucía oscila entre el folio en blanco y el encefalograma plano. Su rendimiento está bajo mínimos, es un gabinete exangüe y sin pulso, más preocupado en hacer montajes y construir bulos sobre el anterior ejecutivo socialista que en coger el toro por los cuernos y ponerse a trabajar sin excusas ni lloriqueos. Quizá para tomar energías y como previa a la reunión de cada martes, en este caso con Sanlúcar de Barrameda como sede, los miembros del trifachito (no hay que olvidar nunca que es la extrema derecha quien sostiene al dúo de perdedores) se fueron a cenar anoche a uno de los santuarios del marisco junto a la desembocadura del Guadalquivir, un establecimiento que no está al alcance de todos los ciudadanos.

Llegó a los medios de comunicación una secuencia oficial de protocolo de la Junta que contemplaba esta comilona de lujo. No fue por un afán de transparencia de los actuales inquilinos del Palacio de San Telmo. Más bien se trató de una filtración que les chafó los planes. Si no hubiera sido por este ruido mediático y en redes sociales, quién sabe si la cuenta del exquisito marisco y de los excelentes caldos de la tierra se la habríamos pagado todos con nuestros impuestos. El Gobierno, cogido con el carrito de los helados, se apresuró a garantizar que la cena de relumbrón corría a escote a razón de 40 euros el comensal. Cada cual puede hacer lo que quiera con su dinero, pero un Gobierno debería medir estos ejercicios de ostentación de cara a sus conciudadanos, máxime cuando están todo el día lamentándose de que cobran muy poco.

Además de este acto jactancia a la vista de todos en el restaurante más caro de la ciudad, quedan algunas dudas sobre las explicaciones dadas por el Gobierno andaluz. Si era “un encuentro de compañeros y amigos”, ¿por qué formaba parte de la secuencia oficial de los actos vinculados a la reunión del Consejo de Gobierno una cena privada de lujo? ¿Era necesario el desplazamiento de todo el Ejecutivo y sus respectivas comitivas a Sanlúcar una noche antes cuando todos tienen residencia en Sevilla y las dos ciudades están a apenas una hora de distancia?

Esperemos que el balance de la reunión del gabinete esté al menos al nivel del homenaje gastronómico con el que se obsequiaron en la víspera. Vana esperanza. Esta pandilla de conveniencia es de trabajar poco y comer bien.

Foto.- Uno de los memes que han circulado por las redes sociales tras saltar la noticia.

Un show obsceno

Que el Partido Popular o la derecha en general saquen pecho con la ley de dependencia se antoja grotesco, casi obsceno. Este martes, en el habitual show de Bendodo, el trifachito de Andalucía ha criticado la buena herencia recibida en esta materia y lo ha hecho con un descaro sonrojante. Resulta especialmente hiriente este desparpajo cuando el PP ha sido el brazo ejecutor de los recortes en dependencia en la etapa negra del Gobierno de Rajoy. El tridente andaluz de las derechas y la ultraderecha no sólo tiró por tierra unos datos que reciben buena nota en los informes anuales de la asociación de directores y gerentes de servicios sociales, sino que la nueva consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, acusó de inhumanidad al anterior Gobierno socialista sin inmutarse, sin que se le cayera la cara de vergüenza:

  • Inhumano es haber sacado de un plumazo a las cuidadoras de la Seguridad Social, 55.000 sólo en Andalucía, como hizo el actual presidente, Moreno Bonilla, cuando era secretario de Estado.
  • Inhumano es haber estado sisando dinero de la dependencia a Andalucía. Durante los seis años de Rajoy esta comunidad dejó de percibir más de 600 millones que habrían permitido atender a 105.000 dependientes más y hoy no habría nadie esperando prestación.
  • Inhumano es que, durante la etapa de Rajoy, Andalucía haya asumido el 82% de la inversión en dependencia y el Gobierno de España sólo el 18% cuando la ley obligaba a financiarla a partes iguales.
  • Inhumano es haber aprobado presupuestos generales del Estado que consagraban los recortes en dependencia. Y en varios ejercicios contando con el voto cómplice de sus actuales socios de Ciudadanos para asestar ese hachazo.

El trifachito anuncia un plan de choque para agilizar la tramitación de estas prestaciones por un importe de 77 millones. Pero el mejor plan de choque para la dependencia en Andalucía habría sido aprobar los Presupuestos Generales del Estado para 2019, en los que se consignaban 525 millones más a nuestra comunidad para atender este pilar de estado del bienestar. Y ahí PP y Ciudadanos mostraron su rostro más inhumano votando en contra y privando a las personas que lo necesitan de estos fondos por puro interés electoral y la ambición de sus líderes nacionales.

Foto.El Mundo. Bendodo y Ruiz.

 

El no gobierno

El gobierno de las derechas en Andalucía lleva ya dos meses en el puesto y sigue sin dar golpe. Hasta la fecha no han gestionado nada y sólo se dedican a difundir bulos, patrañas y montajes de la anterior etapa socialista. Como por inercia de tantos años o por incapacidad y desconocimiento, o por todo a la vez, continúan haciendo oposición al Ejecutivo anterior. Una demostración de que esta tarea les viene grande y sólo saben destruir porque no tienen nada que ofrecer a la ciudadanía. No es que haya desgobierno, que lo hay por la inacción y la desconfianza de los socios, es que no hay gobierno porque los que han llegado después de tantos años lampando no cumplen su cometido y se dedican al trilerismo político.

Y este espectáculo bufo y decepcionante tiene su momento de esplendor cada martes, con el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, como un Merlín de las malos augurios y de profecías de todo a cien. Cada rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno se convierte en un disparate de afirmaciones manipuladas, de mentiras como puños, con el afán malsano de convertir la buena herencia recibida en una suerte de erial. Datos descontextualizados, cifras infladas o discursos incendiarios desde una tribuna que se convierte en un altar del despropósito y la propaganda, muy lejos del tono institucional que ha de presidir este tipo de comparecencias. Un gobierno cuyo único balance son las soflamas y la ausencia más absoluta de rigor y solvencia. Los supuestos cien días de gracia que se les concede a un nuevo gabinete se han convertido en periodo de desgracia porque lo único que hacen los del trifachito es generar falsa alarma y engañar sin pudor a la opinión pública.

Con las reglas del juego en la mano, los perdedores de derechas llegaron al Palacio de San Telmo porque la aritmética parlamentaria con Vox, la extrema derecha, lo hizo posible. Todo legítimo. Lo que no lo es tanto es que desde el Gobierno se haga oposición espuria a los anteriores por la falta de ideas y de aptitud. Manolete, si no sabes torear…

Foto.Andalucía Información. De derecha a izquierda, el uno (Moreno Bonilla), el dos o supuesto dos (Marín) y el tres, que en verdad es el dos (Bendodo).

Desde que te marchaste…

Desde que te marchaste no consigo que vuelva
a reír el naranjo, en cuyas ramas
ponías a secar mínimas prendas.

Pálidas las paredes del salón, aún se acuerdan
de otras tardes, de ti, de otras mañanas,
de otras noches más allá de la regla.

Desde que te marchaste se ha quedado de piedra
esta casa de campo, donde fuimos,
sin pretenderlo, escándalo de viejas.

Javier Salvago