El Gobierno de la mariscada

La productividad del actual Gobierno de las derechas en Andalucía oscila entre el folio en blanco y el encefalograma plano. Su rendimiento está bajo mínimos, es un gabinete exangüe y sin pulso, más preocupado en hacer montajes y construir bulos sobre el anterior ejecutivo socialista que en coger el toro por los cuernos y ponerse a trabajar sin excusas ni lloriqueos. Quizá para tomar energías y como previa a la reunión de cada martes, en este caso con Sanlúcar de Barrameda como sede, los miembros del trifachito (no hay que olvidar nunca que es la extrema derecha quien sostiene al dúo de perdedores) se fueron a cenar anoche a uno de los santuarios del marisco junto a la desembocadura del Guadalquivir, un establecimiento que no está al alcance de todos los ciudadanos.

Llegó a los medios de comunicación una secuencia oficial de protocolo de la Junta que contemplaba esta comilona de lujo. No fue por un afán de transparencia de los actuales inquilinos del Palacio de San Telmo. Más bien se trató de una filtración que les chafó los planes. Si no hubiera sido por este ruido mediático y en redes sociales, quién sabe si la cuenta del exquisito marisco y de los excelentes caldos de la tierra se la habríamos pagado todos con nuestros impuestos. El Gobierno, cogido con el carrito de los helados, se apresuró a garantizar que la cena de relumbrón corría a escote a razón de 40 euros el comensal. Cada cual puede hacer lo que quiera con su dinero, pero un Gobierno debería medir estos ejercicios de ostentación de cara a sus conciudadanos, máxime cuando están todo el día lamentándose de que cobran muy poco.

Además de este acto jactancia a la vista de todos en el restaurante más caro de la ciudad, quedan algunas dudas sobre las explicaciones dadas por el Gobierno andaluz. Si era “un encuentro de compañeros y amigos”, ¿por qué formaba parte de la secuencia oficial de los actos vinculados a la reunión del Consejo de Gobierno una cena privada de lujo? ¿Era necesario el desplazamiento de todo el Ejecutivo y sus respectivas comitivas a Sanlúcar una noche antes cuando todos tienen residencia en Sevilla y las dos ciudades están a apenas una hora de distancia?

Esperemos que el balance de la reunión del gabinete esté al menos al nivel del homenaje gastronómico con el que se obsequiaron en la víspera. Vana esperanza. Esta pandilla de conveniencia es de trabajar poco y comer bien.

Foto.- Uno de los memes que han circulado por las redes sociales tras saltar la noticia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s