Una promesa que se esfuma

Al primer tapón, zurrapa. No han pasado ni quince días de que llegará el refuerzo policial al Campo de Gibraltar y los sindicatos han denunciado ya que han perdido efectivos que han marchado a otros destinos, en principio, sólo por Semana Santa. Esta decisión del Ministerio de Interior deja en evidencia a su titular, Juan Ignacio Zoido, quien de forma rimbombante vendió el operativo para luchar contra las bandas de narcotrafico. En un plazo de tiempo tan corto las palabras del ministro se han convertido en papel mojado, se las he llevado el viento del Estrecho. Más allá del compromiso pisoteado y del desaire a esta comarca andaluza, el problema de fondo es que las plantillas de las fuerzas de Seguridad del Estado han quedado diezmadas durante los seis años de Gobierno del Partido Popular. Hasta el propio Zoido se ha visto obligado a admitir que faltan en España más de 20.800 agentes, entre policías y guardia civiles, más de 3.000 en Andalucía. Esta situación es alarmante en algunos ciudades como Sevilla, donde el porcentaje de plazas no cubiertas es del 18%, en la provincia de Málaga están sin cubrir 493 plazas o en la de Cádiz hay un déficit de más de 300. Un panorama desolador. Ya ocurrió también durante la etapa de Aznar. Y es que cuando gobierna el PP se reduce la seguridad pública. ¿Será porque apuestan por la seguridad privada?

Foto.- El País.

Anuncios

Componenda

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018 no deja de ser un mal truco de prestidigitación de la factoría de engaños del Partido Popular. Un texto cuyo contenido conocemos a cuentagotas, sin transparencia y que es una sarta de medias verdades:

  • No son unas cuentas expansivas porque el gasto de los ministerios sólo podrán crecer un 1,3% respecto al de 2017,
  • No son los presupuestos de los pensionistas porque contienen una subida pírrica para unos pocos y no recuperan el IPC como índice de revalorización
  • Tampoco de los empleados públicos: la vuelta a la jornada de 35 horas sigue en el limbo y hay 165.000 funcionarios menos desde la llegada del PP por la tasa de reposición
  • También olvidan a los trabajadores: un 60% no se beneficiarían de una supuesta bajada del IRPF.
  • Se han dejado en tintero el gasto social: crece tres veces menos que la economía.
  • El incremento de las becas no llega ni de lejos a resarcir el mucho recorte impuesto durante seis negros años de gobierno…

Se trata de unos presupuestos que sólo pretenden ser munición electoral ante la pérdida alarmante de votos que pronostican las encuestas al PP, unas cuentas que buscan aplicar sutura para las urgencias políticas de Mariano Rajoy.

Y, por lo que llega, todo apunta a que sean unos presupuestos que volverán a dar la espalda a Andalucía. Ya el año pasado esta comunidad sufrió un tijeretazo drástico en las inversiones del Estado, nada menos que un 36% menos, y se empiezan a conocer infraestructuras en otros territorios y ninguna en Andalucía. Como ha avanzado la presidenta andaluza, Susana Díaz, esta comunidad va a ser beligerante si otro ejercicio más el PP continúa con el castigo y el agravio. Hay muchos proyectos de vital importancia para el desarrollo de Andalucía (la conexión férrea Algeciras-Bobadilla o la AVE a Granada y Almería) que no pueden quedar al arbitrio ni al capricho de los intereses políticos de Rajoy. En esta tierra no se va a tolerar otra nueva discriminación y ya van…

Estas sospechas aumentan cuando el Gobierno de la nación carece de los apoyos suficientes y tienen que buscar aliados para sacarlos adelante. La experiencia de 2017, con el alto precio que pagó al PNV por su apoyo, nos hace temer lo peor.

Algo sucede

ALGO SUCEDE
Gloria Fuertes

Algo me pasa que en mi pecho existe.
Vuelan hormigas y discurren peces.
Suena la sangre y el tambor convoca.
Hay un incendio cerca de mi pulso.
De nuevo el tigre lanza su mensaje.
Tiene mi cama sed de otra figura.
Vuelven las venas a cantar presagios.
Torna el insomnio con sus mil disfraces.
Lavo mis manos para hacerlas suyas,
peino el cabello, río a las vecinas.
Y cuanto miro se convierte en agua.

¡Esto es amor y lo demás miseria!

¿Máster regalado?

Cristina Cifuentes está viviendo por adelantado una particular semana de pasión, un camino al calvario al que le quedan aún muchos capítulos. Hasta ahora había sorteado con mucha fortuna el campo de minas de la corrupción del PP en la Comunidad de Madrid. Pero el escándalo del supuesto máster regalado le está haciendo mucha mella en su credibilidad. El alumnado de ese curso de postgrado asegura no haber visto nunca en clase a la presidenta madrileña en las aulas de la Universidad Rey Juan Carlos. No acudió “ni un solo día“, según testimonios recogidos por el medio que ha destapado el caso, eldiario.es. Un dato más que pone a Cifuentes en el disparadero y que dinamita su débil e inconsistente argumentación. Quedan muchos cabos sueltos que demandan una respuesta solvente o, al menos, verosímil por parte de la dirigente del Partido Popular:

1. ¿Cómo solicita el título sabiendo que tenía dos asignaturas sin aprobar y sin mediar una nueva matriculación de las mismas?

2. ¿Incitó para que en 2014 fueran modificadas en las actas las notas de las dos asignaturas que en el curso 2011/2012 reflejaban un ‘no presentado’?

3. Si como sostiene Cifuentes esas dos asignaturas, que suponían 27 créditos de un total 60 para obtener el máster, las aprobó en 2014, ¿por qué no muestra el apunte o el documento bancario del pago de la matrícula? En caso de no tenerlo, lo podría solicitar a la entidad financiera.

4. Entra dentro de lo posible que haya perdido el trabajo de fin de máster (TFM), pero se depositan varios ejemplares en el departamento universitario en papel y en formato digital. (Los que hemos realizado estudios de postgrado nos encargamos de realizar varias copias de la tesis o el TFM por temor a que se extravíe lo que tanto cuesta elaborar).

5. ¿Quién fue el tutor de Cifuentes para el TFM?

6. ¿Qué día y ante qué comisión evaluadora defendió la hoy presidenta madrileña su TFM? La defensa de este documento es un acto público y en la Universidad nadie recuerda su celebración.

7. Si la verdad estuviera de su parte, ¿por qué no exige a la Universidad que haga públicos los datos de su expediente académico?

Éstas son las cuestiones que tiene que aclarar cuanto antes la presidenta de Madrid. Si no lo hace, callando y otorgando, sólo debería responder a otra pregunta: ¿Cuándo piensa dimitir? Por mucho menos, en otros países europeos un cargo público habría presentado ya su renuncia. De momento, sólo se ha quitado de escena desde hace 48 horas aludiendo a su presunta gripe… A ver si escampa, pero tendrá que dar la cara y ofrecer pruebas frente a un escándalo tan mayúsculo.

Tratamientos avanzados

El Servicio Andaluz de Salud va a incorporar dos nuevos tratamientos (flash y bomba sensora) para mejorar la calidad de vida de personas con diabetes, fundamentalmente niños y adolescentes. Con esta tecnología se evitan una decena de pinchazos diarios. Una clara apuesta por ampliar derechos y prestaciones públicas que alcanzará a más de 5.000 afectados y supondrá una inversión de 3,5 millones de euros adicionales a una sanidad pública que este año cuenta ya con el mayor presupuesto de su historia. Este nuevo avance sitúa al modelo sanitario público andaluz como uno de los más avanzados de nuestro entorno europeo. Todo un patrimonio que tenemos que proteger y fortalecer.

Gestión transparente

La transparencia no se predica, sino que se practica. Ésta es la conclusión que se extrae del balance del Portal de Transparencia desde su puesta en marcha en junio de 2015 hasta final de 2017. Más de tres millones y medio de páginas visitadas y unos 440.000 accesos de ciudadanos. Unas cifras que evidencian en interés de los andaluces por conocer y la apuesta del Gobierno que preside Susana Díaz por rendir cuentas de hasta el último euro de dinero público. Una administración con paredes de cristal para dar confianza a la gente y que conozca en qué se dedica el dinero de sus impuestos. Este portal hace públicos millones de datos y certifica el compromiso de la Junta por la transparencia.

Romance

ROMANCE
Luciana Reif

Conversamos sólo una vez hace diez años
pero esa charla todavía perdura
como quien hace el amor, siendo todos los encuentros
una continua prolongación del primero
así son nuestras charlas, nos encontramos a tomar un café,
a beber dos copas de vino, y de un momento a otro
nuestras lenguas se desentienden de los dos
se agotan en el juego del parloteo
y cada tanto hacen pausa,
cuando están a punto de despedirse, de cerrar
el diálogo, de coser el círculo que explica y previene
la próxima conversación, se arrepienten,
retroceden espantadas, se refugian en el caparazón de la garganta
y se someten al invierno de las lenguas
aguardan cautelosas, deshilvanan las palabras
las lamen como si fueran, carne de la otra
lengua amada
se preparan para la siguiente charla
que para ellas no es otra sino la misma, la gran charla de las lenguas,
cuando nos volvemos a encontrar y te intento agarrar la mano
mi paladar no logra contener a la prisionera,
vislumbra la punta de la otra y retoman el juego,
se desbordan en un baile continuo, transpiran la danza
nunca se tocan ni siquiera se raspan
como si los fonemas que escaparan por sus puntas
corrieran presurosos al encuentro
para abrazarse y amarse en el aire
y eso bastara para dejarnos satisfechos.

* La argentina Luciana Reif ha recogido esta semana el Premio Loewe a la Creación Joven 2017.