¡Qué dolor!

agosto 31, 2012

El fuego devasta la Costa del Sol. Las imágenes son pavorosas, espeluznantes, dramáticas. Ni la orografía ni las condiciones meteorológicas están ayudando a su extinción. El viento propaga con saña el avance destructor de unas llamas que afectan a los términos municipales de Marbella, Coín, Ojén, Mijas, Alhaurín el Grande y Monda. La magnitud de la tragedia duele en lo más profundo. No se entiende que un descerebrado puede provocar tanto daño. Hay sospechas sobre el origen intencionado del desastre. Si se confirma este extremo, estaríamos ante un “acto criminal”, como ha precisado el presidente de la Junta de Andalucía, Pepe Griñán. Se han puesto en riesgo no sólo el patrimonio natural y el potencial económico de esta zona, especialmente la integridad física de miles de personas. A esta hora se registran ya una víctima mortal y al menos cinco heridos con quemaduras de distinta consideración. Satisfactoria coordinación de las administraciones y encomiable trabajo de los efectivos contraincendios, con más de ochocientos operarios combatiendo el fuego. ¡Qué catástrofe! ¡Qué dolor! ¡Y qué rabia!

Anuncios

La sanidad deja en dos días de ser un derecho universal en España y se convierte en una mercancía. El sábado entra en vigor la nueva y regresiva legislación del Gobierno de Rajoy en materia de sanidad pública. La exclusión de una serie de colectivos, especialmente los inmigrantes sin papeles, da paso a un modelo mercantilizado (el modelo del aseguramiento) y abre la puerta a la progresiva privatización del sistema público. Esperemos que el Tribunal Constitucional ponga coto a este atropello.

Dejar fuera del sistema a determinadas capas sociales presenta más inconvenientes que ventajas. No es sólo una cuestión humanitaria o de incumplimiento de la Constitución española (y el Estatuto de Autonomía de Andalucía), que evidentemente lo es. Conviene destacar dos elementos que engarzan con el pragmatismo que preside esta sociedad cada vez más individualizada y egoísta: excluir a determinados grupos puede generar problemas de salud pública (por ejemplo, si se producen brotes infecciosos entre personas no aseguradas y no se atienden, se pone en riesgo al conjunto de la población) y no mejora la gestión ni se produce ahorro de dinero público (lo que no se previene en atención primaria, son complicaciones y más gasto en atención hospitalaria).

Por tanto, es lógica la reacción conjunta de cuatro autonomías (precisamente las no gobernadas por el PP: Andalucía, Asturias, Canarias y Euskadi) de dar plantón a la ministra Mato y levantar la voz contra esta marcha atrás en nuestras conquistas democráticas. Tampoco  dejará sin atención a los sin papeles Cataluña y Navarra habilitará una línea de ayudas para no penalizarlos. Incluso una comunidad con gobierno popular, como es Castilla y León, se sale del guión que le marca Moncloa y mantendrá la cobertura universal. Desde el sábado, 153.000 inmigrantes irregulares tendrán acceso a la sanidad pública dependiendo de la comunidad en la que residan. En algunos sitios sólo tendrán tendrán derecho exclusivamente a las urgencias, la maternidad y la atención infantil hasta los 18 años.

PD.- Hace unos días, se podía leer un interesante artículo en El País de Joan Benach, profesor de Salud Pública: Avanzar al pasado: la sanidad como mercancía. (De lectura obligatoria).

Lo que se avecina

agosto 29, 2012

El adelanto de las elecciones autonómicas de Galicia me hacen temer lo peor, en sintonía con la viñeta de Forges en El País. Que un presidente con una confortable mayoría absoluta disuelva el Parlamento y anticipe un año la cita con las urnas tiene difícil explicación ante la ciudadanía. Tras esos movimientos tácticos sólo se esconden intereses del Partido Popular. El jefe del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, quiere evitar un mayor desgaste como consecuencia de los recortes y la política errática de Mariano Rajoy. Se ha querido escapar de la quema de un horizonte de nuevos ajustes y someterse al refrendo ciudadano con menos presión por el estropicio que está haciendo su partido desde que llegó al Gobierno de la nación en diciembre pasado. La maniobra de Feijóo indicia el dramatismo de lo que se avecina. No estamos para más vueltas de tuerca.

Una vez más, el Gobierno de Rajoy nos quiere dar gato por liebre. En este caso, con la prórroga del Plan Prepara. O dicho en lenguaje de la calle, con la ayuda de 400 a los parados sin otro tipo de prestación. El Gobierno ha hecho una de sus clásicas operaciones de maquillaje: se ‘vende’ una mejora que luego, en la letra pequeña del plan, contiene un clarísimo castigo a los parados, en especial a los más jóvenes.

Es, por tanto, una rectificación con trampa y motosierra. La presión social ha obligado al Gobierno de Rajoy a mantener esta ayuda para las personas que peor lo están pasando con la crisis, como son los parados. No han podido eliminarla, como era su intención, pero al final, de tapadillo se endurecen los requisitos para la percepción de una ayuda que es de justicia social.

Los desempleados se sienten estafados y con razón. Se festeja desde la Moncloa un incremento exiguo de 50 euros para los parados con cargas familiares que apenas arregla la economía doméstica de estas familias. Se presenta esto como un gran avance y a cambio se expulsa de un plumazo a miles de jóvenes del plan, al aprobar un límite de rentas de 481 euros de ingresos por persona en la unidad familiar. Con esta medida, se les condena a no tener otro futuro que seguir dependiendo de sus padres, y se les limita su emancipación. También se castiga a aquellos desempleados que están condenados por la crisis económica a apoyarse en su núcleo familiar.

El PP ha demostrado una vez más que gobierna de espaldas a la calle, a la que no conoce ni quiere conocer, ignorando la grave situación que se produce en los hogares, donde se están reagrupando los miembros desempleados como única salida viable para subsistir. Además, el Gobierno del PP vuelve a tensar la cuerda en la parte más débil de la sociedad, con recortes encubiertos dirigidos a los que menos tienen. Y con un mensaje insistente de intentar culpabilizar a los parados que no encuentran un empleo que resulta preocupante.

Esta medida se une al recorte en los fondos estatales de políticas activas de empleo para este año. En Andalucía, de casi 400 millones de euros, un 57% menos de lo destinado en 2011, condenando a algunos desempleados a una difícil situación, ya que no podrán acceder a formación y a programas que le faciliten su reinserción laboral, y ahora se les quita hasta las rentas de subsistencia.

Es cierto que ante las dificultades financieras hay que priorizar. Y una de las prioridades fundamentales ha de ser el empleo y la atención a los desempleados. Sin embargo, el Gobierno de Rajoy ha tirado la toalla frente a la principal preocupación de los españoles y los andaluces. Reducir drásticamente las políticas activas de empleo es una decisión errónea e incomprensible que evidencia que el Gobierno de la nación camina por el camino equivocado.

Provocación

agosto 27, 2012

¡Qué chaparrón le ha caído encima a Guillermo Collarte! Este diputado a Cortes por el Partido Popular ha exhibido una insensibilidad sin límites al manifestar que las pasa canutas con su salario público de 5.100 euros mensuales (sin contar otros ingresos por indemnización por desplazamiento y manutención como parlamentario o por el ejercicio de su también labor de concejal en el Ayuntamiento de Ourense). Este tipo de declaraciones siempre caldean el ambiente, pero en estos momentos de vacas muy flacas supone una auténtica provocación. Con casi seis millones de parados en España, con muchas familias pasando una tremenda angustia para sobrevivir (para malvivir más que para vivir) y con un horizonte insoportable de recortes de salarios de trabajadores públicos y privados, el patinazo de Collarte incendia el espacio público. Y añade gasolina al fuego en la misma semana en que el Gobierno de Rajoy ha endurecido las condiciones para que los parados sin ningún ingreso cobren los 400 euros. Los que no tienen empleo sí que las pasan canutas. Lo de este parlamentario del PP no deja de ser la expresión del clasismo que caracteriza a la derecha y una sacralización de su modelo de sociedad dual.

Con el escándalo que han levantado unas palabras tan inmorales e indecentes, con un coro casi unánime pidiendo la cabeza (política) de este rumboso diputado, con las redes sociales echando humo con tamaña desvergüenza y con su partido lamentando ese desafortunado exceso declarativo, Collarte no ha tenido más remedio que pedir disculpas… con la boca chica. Ha buscado, como siempre, matar al mensajero y achacar el tropezón a un error de interpretación del periodista de La Voz de Galicia autor de la entrevista. El redactor, presto y dispuesto, difundió a través de Twitter la grabación con las palabras del baranda. La prueba del ‘delito’ confirma el yerro y ponen más si cabe a este parlamentario en el disparadero por ese burdo y manido intento de escurrir el bulto. Como no va a dimitir, ha de aprender como mínimo a no faltar el respeto a la parroquia y a conducirse con el pudor y el decoro que requieren su cargo y la situación.

Para negar tu amor

agosto 26, 2012

PARA NEGAR TU AMOR
Lina Zerón

Para negarte tendría que cortarme las manos,
pudrirme dulcemente por el sexo…
Sabes cómo odio negarte.
Y odio esta sensación de estar atada a tu cuerpo.
La lluvia de mis ojos es ácida
si tú no la provocas.

Para negarte tendría que matar mis sueños,
apagar la luz casi desnuda de mis párpados
y arrancar tus arlequines miembros
dibujados con magia, con movimientos de lluvia.

Si no estás tú
grito en el teléfono,
te nombro, alaridos doy.
Odio esta orfandad que se apodera de mis sábanas.

CANTINELA PARA UNA FLAUTISTA CIEGO
Marguerite Yourcenar

Flauta en la noche solitaria
Presencia de una lágrima;
Todos los silencios de la tierra
Son pétalos de tu flor.

Sopla en la sombra tu polen,
Alma llorando, casi sin ruido,
Miel de una boca profunda
Que al besar la noche fluye.

Y si tus lentas cadencias
Son el pulso de las tardes de verano
Convéncenos que el cielo baila
Porque un ciego cantó.