Pillado

abril 22, 2017

Juan Manuel Moreno Bonilla, presidente del PP de Andalucía, 19/04/2017

“…otras formaciones que tuvieron la suerte de ser llave para abrir la puerta a 40 años de socialismo, pero no han dado la vuelta a la cerradura”.

Teresa Rodríguez, jefa de Podemos en Andalucía, 21/04/2017

“Nosotros en ningún caso quisimos ni siquiera cogerle el teléfono al PP”

La verdad, más pronto que tarde, se abre camino. Estas dos declaraciones demuestran que el PP intentó evitar un gobierno socialista presidido por Susana Díaz pese a que el PSOE ganó, y bien, las elecciones autonómicas en 2015. Sacó casi 10 puntos al PP y más de 20 a Podemos. Ese desliz de Moreno Bonilla nos ha descubierto que tocó a otros partidos para desbancar al ganador aunque las cuentas no le salían salvo con un batiburrillo de siglas. Y no soló tanteó a Ciudadanos porque con sus nueve escaños no sueperaba los 47 socialistas. Necesitaban también a Podemos y se afanaron en seducirlos. Ahora lo confirman el que proponía y la que recibía las llamadas. La derecha estaba dispuesta a todo pese a que su resultado fue calamitoso: 33 diputados perdiendo hasta 17 respecto a la legislatura anterior. Así se explican los 80 días de bloqueo a la investidura de Díaz. El PP no aceptó su abultada derrota y puso todas las zancadillas que pudo. Hoy lo sabemos por el lapsus de Moreno Bonilla. Pero lo intuíamos todos.

Gráfico.- El País.

Como hace 25 años

abril 21, 2017

Un presidente tuvo la visión histórica de comenzar el AVE desde el sur. Si no hubiera sido así, a lo mejor hoy estaríamos desenganchados de la alta velocidad. Felipe González hizo una apuesta por la cohesión territorial y por reducir los déficits históricos en infraestructuras de Andalucía. Celebramos el primer cuarto de esta conexión ferroviaria, tal día como hoy hace 25 años se realizó el primer viaje comercial entre Madrid y Sevilla en AVE, con la normalidad de lo cotidiano, como un éxito ya interiorizado pero no siempre fue así. ¡Qué campaña le hizo la derecha! Lo denostaban con el nombre del ‘rapidillo’, desde José María Aznar hasta Javier Arenas. Recuerdo una ‘memorable’ portada de un periódico de la capital andaluza, de pequeño formato y grapa, que pronosticaba “el corto vuelo del AVE” después de la Expo 92. El tiempo ha desacreditado ese negro augurio y casi 40 millones de viajeros han garantizado el éxito de la línea de alta velocidad.

Como hace 25 años, Andalucía tiene hoy otro reto y aquí no está encontrando la misma sensibilidad de un presidente para llevarlo a cabo. Hay una gran diferencia: el presidente actual no es socialista, es derechas, se llama Mariano Rajoy y le importa poco la cohesión territorial. Aunque el AVE sigue sin llegar a varias ciudades, fundamentalmente Granada y Almería, el reto hoy no es otro que la conexión a la red transeuropea de transporte, el muy revindicado Corredor del Mediterráneo, que tiene su kilómetro cero en el puerto de Algeciras. Para el desarrollo económico de esta tierra es fundamental el tramo Algeciras-Bobadilla y desde ahí la ejecución completa del ramal que discurre por la costa y del otro ramal interior. Pero la apuesta del Gobierno es cero. Seis años sin inversión poniendo en riesgo el futuro del principal puerto de España y de toda la red logística de Andalucía. Si en estos momentos tuviéramos un presidente como Felipe González, la obra habría empezado del sur al norte para no dejar descolgada a Andalucía, como ha ocurrido históricamente con la derecha. Al ritmo que va el corredor, con un PP dándole la espalda a esta tierra, no lo veremos acabado en 30 años y entonces será tarde y el daño, irreversible.

Foto.ABC de Sevilla.

Éxito y legado

abril 20, 2017

Se cumplen hoy 25 años de la inauguración de la Exposición Universal de Sevilla de 1992. Una oportunidad aprovechada por Sevilla y Andalucía para engancharse a la modernidad. La muestra fue un éxito de crítica y público, permitió recuperar espacios y construir una ciudad más cosmopolita y abierta y la gestión posterior de sus activos ha situado a la Isla de la Cartuja como un parque tecnológico rentable, competitivo y capaz de generar riqueza y empleo. Vista con la perspectiva del tiempo, la Expo fue todo un éxito, un instrumento para la convergencia, la cohesión y el desarrollo del sur. Pero sus preparativos fueron mucho más azarosos, sobre todo por el carácter refractario y derrotista de unos sectores conservadores que se niegan sistemáticamente a cualquier avance de esta ciudad. Se magnificaron errores nimios, se malmetió sobre la capacidad de un gobierno socialista para poder acometer un empresa de tanta enjundia, se llegó a pronosticar un falso retraso de seis meses en la inauguración, se persiguió al artífice de la culminación de este proyecto, Jacinto Pellón, un cántabro buen gestor aunque muy alejado de los modos y costumbres del gusto de la sevillanía rancia… Una actitud muy distinta a la que se transmitía desde Barcelona, donde toda la sociedad se sumó con ilusión a la organización de los Juegos Olímpicos. Todo los malos augurios, todos los intentos de hacer descarrilar la muestra, el tremendismo casposo de los inmovilistas… quedaron sepultados por el éxito atronador de la Expo, dentro y fuera de Sevilla, dentro y fuera de España. Este certamen empezó a cambiar el sino decadente de Sevilla. Todo un acierto político.

Derecho protegido

abril 11, 2017

La Junta de Andalucía culmina su producción legislativa para la lucha contra los desahucios. Hoy el Gobierno que preside Susana Díaz ha aprobado el proyecto de Ley de Tanteo y Retracto en Desahucios de Viviendas, un texto que será remitido al Parlamento para su debate. Es una norma que refuerza las medidas para luchar contra los desalojos y amplía la protección de las familias frente a las ejecuciones hipotecarias y las daciones en pago en esta comunidad autónoma. La Junta podrá ejercer el derecho de compra preferente de los inmuebles afectados por este tipo de procesos, garantizando así la permanencia de las familias en las mismas mediante un alquiler social. Para aplicar esta ley, la Junta ya ha reservado en los presupuestos de este año una partida de cuatro millones de euros. Estas viviendas se incorporarán al parque público de la administración autonómica.

Con este proyecto, el Gobierno de Andalucía completa la legislación más avanzada para evitar los desahucios. Esta comunidad cuenta con la ley de Función Social de la Vivienda, recurrida parcialmente ante el Tribunal Constitucional por el gabinete de Mariano Rajoy, y la ley de protección de consumidores en el mercado hipotecario. Así, Andalucía es la autonomía que ofrece más garantías en la protección del derecho a la vivienda.

Palabras impresentables

abril 6, 2017

Rafael Hernando vuelve a las andadas. Es un político de trazo grueso y lengua fácil e irreverente, un broncas. Otra vez ha disparado con su verbo procaz contra Andalucía. Tiene una trayectoria política jalonada de insultos e improperios en todos los ámbitos y hacia todos los territorios. Pero con la comunidad de la que es diputado cunero desde 1993, se dice pronto, la tiene tomada, rezuma inquina. Hace unos años comparó a esta tierra con Etiopía porque el Gobierno autonómico puso en marcha el programa de tres comidas para niños y niñas de familias en riesgo de exclusión como consecuencia de la brutal crisis económica que aún no hemos dejado atrás. Luego otras muchas instituciones se sumaron a esta medida. Ahora, para tapar el castigo que han supuesto los Presupuestos Generales del Estado de 2017 para Andalucía, con una caída del 36,6 de las inversiones y la negativa a un plan especial de empleo que sí se concede a otros CCAA, se ha despacho a gusto con otro disparate con el sello de la factoría Hernando.

Ha defendido sin decir toda la verdad, para disimular el escándalo de unas cuentas con una baja temeraria de inversiones, que se enviarán 1.000 millones adicionales a Andalucía para que “los niños andaluces dejen de estudiar en barracones“. ¡Ya está bien de insultos y de menosprecio a esta tierra! ¡Ya está bien de trasladar al exterior una imagen distorsionada que para nada se ajusta a la realidad! Ni los niños y niñas andaluces estudian en el suelo, como en su día aseguró Ana Mato, ni tampoco lo hacen en barracones. Hernando desconoce la red de centros públicos de esta comunidad y habla sólo desde el resentimiento para hacer daño. A él la educación pública le importa un pimiento.

No esperemos que el Partido Popular andaluz levante la voz contra este ataque intolerable, antes estas palabras impresentables. Tampoco por el agravio que suponen los presupuestos para esta tierra. Su jefe, Juan Manuel Moreno Bonilla, estará escondido. Como siempre, mantendrá un silencio cómplice y sumiso, dando de lado a estudiantes, a docentes y a Andalucía. No dan para más. ¡Qué vergüenza!

Foto.-  Libertad Digital. Hernando y Moreno Bonilla.

Escondido

abril 5, 2017

¿Dónde está Moreno Bonilla? Lleva cinco días sin agenda, quitado del cartel, escondido para no dar la cara ante la puñalada trapera que el Gobierno de Mariano Rajoy le ha asestado a Andalucía con los Presupuestos Generales del Estado para 2017 (caída del 36,6% de las inversiones respecto a 2016, la comunidad que más baja). El PP andaluz, con su jefe nadie sabe dónde, calla y otorga sumiso. Desde el viernes no aparece Moreno Bonilla y su ausencia empieza a dar el cante. Días de recogimiento interior y escaqueo para pasar de puntillas por el castigo político que su partido le inflige una vez más a esta tierra mientras que los suyos se desgañitan sin éxito porque Susana Díaz trabaja mucho y esa capacidad de sacrificio le permite compaginar las actividades como presidenta y su campaña de primarias en el PSOE. Al presidente del PP andaluz no le precede la fama de trabajador, usando una expresión políticamente correcta se podría decir que mide mucho sus esfuerzos y si recurrimos al acervo popular, que se mueve menos que el ojo de Espinete (esta comparación demuestra la mucha edad que tengo). Esta espantada lo deja sin argumentos en el futuro inmediato en su obsesión con Susana Díaz y, sobre todo, demuestra su falta de autonomía y valentía política para defender lo que es justo para Andalucía. Lo que tiene que hacer el PP es criticar menos faltando a la verdad y trabajar más y pelear con arrojo por esta tierra. Eso sí, algunos no valen ni para estar escondido.

Foto.Confidencial Andaluz.

Castigo político

abril 4, 2017

Los Presupuestos Generales del Estado para 2017, entregados hoy en el Congreso de los Diputados, suponen un jarro de agua fría para Andalucía, un nuevo agravio en materia de empleo y de inversiones. Un año más, esta comunidad autónoma sigue sin contar un plan especial de empleo siendo el paro su principal problema. Sin embargo, el Gobierno de Mariano Rajoy ha renovado el de Canarias. No es cuestión enfrentar a las CCAA pero si exigir al Ejecutivo que garantice la cohesión y la igualdad entre los territorios. Pese a que el Moncloa y el PP se desentienden y dan la espalda a esta tierra, Andalucía lidera la reducción de paro y la creación de paro. En marzo los datos son buenos, la tendencia es positiva (uno de cada cuatro parados menos en España es de Andalucía en los últimos doce meses), pero podría todo ser mejor si desde el Gobierno arrimaran el hombro.

Y es otro escándalo el capítulo de inversiones. La partida recogida en los PGE cae un 36,6% respecto en 2016. La inversión representa un 13,5% sobre el total del Estado cuando la población andaluza se sitúa en 18%. ¡Qué lejos quedan los tiempos del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero nos consignaba lo que nos correspondía por derecho y número de habitantes! En ese sentido, Andalucía seguirá reclamando la aplicación de la Disposición Adicional Tercera del Estatuto e Autonomía: hablamos de 2.298 millones de euros que se han dejado de percibir en el periodo 2008-2014 y que tendrían que incorporarse a las cuentas de 2017.

Yendo a las infraestructuras, el Gobierno se olvida una vez más del corredor del Mediterráneo en Andalucía en sus dos ramales, el interior y el costero. Nuevo mazazo para la Algeciras-Bobadilla, que pone en peligro el principal puerto de España: dibuja 20 millones cuando hacen falta 1.300 para acabar el proyecto. Desde 2011, Rajoy ha presupuestado unos pírricos 50 millones y no ha ejecutado nada. Otro mazazo para el ramal del litoral, que no tiene ni un euro para la conexión por Almería. Son infraestructuras fundamentales para la competitividad de Andalucía y el Gobierno sigue poniendo en riesgo nuestro crecimiento económico. El ministro de Fomento bajó ayer a esta comunidad y retrasó hasta 2023 el AVE para Almería. ¡Menuda broma! Granada lleva más de dos años aislada por tren y lo que queda. Esto supone ya una tomadura de pelo. Además olvido absoluto a la ampliación del metro de Sevilla como reclama el Ayuntamiento y la Junta.

Los hechos hablan por sí mismo. Todo esto lastra el desarrollo económico y el empleo. Está claro al Gobierno y al PP no les importa lo más mínimo Andalucía. El PP está repartiendo inversiones por Cataluña, Galicia o Canarias… y aquí palo y tentetieso. Su actitud sólo tiene una explicación: maltrato a Andalucía por razones políticas. Y pese a todo este castigo, el PP andaluz callado y su jefe de filas escondido desde hace varios días. Su silencio es ominoso, vergonzoso.

Foto.eldiario.es