Retrato del marianismo

Todo por la radio

El espacio de humor ‘Todo por la radio’, que emite la Cadena SER dentro de ‘La Ventana’ y está dirigido por Toni Martínez, hizo esta semana un retrato hilarante de Mariano Rajoy con motivo de la convocatoria oficial de las elecciones y el final de la legislatura. Una auténtica caricatura del marianismo con mucha guasa y que te hace reír de veras. Quien quiera pasar unos minutos (desde el 7:31 al 13:00) con la sonrisa en la boca, ahí tiene el enlace: http://play.cadenaser.com/widget/audio/001RD010000003885232/ o puede clicar directamente en la foto.

Contradicciones

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado unos presupuestos para 2016 en el que baja los impuestos y eleva las inversiones y gasto social. La alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, de Podemos, ha contado con el apoyo del PSOE para sacar adelante las cuentas del próximo ejercicio. En Andalucía, sin embargo, el Gobierno que preside Susana Díaz ha elaborado unos presupuestos con los mismos elementos centrales que el del consistorio madrileño y la franquicia morada presenta aquí una enmienda a la totalidad. Es un claro ejemplo de las varias almas que habitan en Podemos. No hay mucha sintonía con la dirección nacional y por esa razón en la comunidad andaluza domina la sección Varoufakis, el sector más radical que tiene como referentes a Juan Manuel Sánchez Gordillo y Diego Cañamero. ¿Cómo explica Teresa Rodríguez, la líder andaluza de la formación morada, que lo que es bueno para los madrileños no lo es para los andaluces? El partido de Pablo Iglesias tendría que homogenizar su discurso y su acción política para que no se produzcan estas contradicciones tan llamativas.

Foto.– Susana Díaz y Teresa Rodríguez.

¡Qué desahogo más grande!

 

Se nota que las elecciones están a la vuelta de la esquina. Los ministros han entrado ya en campaña dejando el rigor y la lealtad institucional en el desván. El titular de Salud, Alfonso Alonso, cursó ayer visita a Sevilla e hizo gala de un desahogo insultante. Puso bajo sospecha el destino de los fondos que el Gobierno andaluz recibe para la atención de las personas en situación de dependencia. No es que intente arrimar el ascua a su sardina, es que miente a sabiendas y lo hace con un descaro y un desparpajo que molestan. El ministro, hombre de confianza de Mariano Rajoy, busca generar confusión porque la realidad lo desmiente nítidamente: su departamento, primero con Ana Mato y Juan Manuel Moreno Bonilla y ahora con él, ha recortado seriamente este cuatro pilar del estado del bienestar impulsado por el Gobierno socialista. El tijeretazo para Andalucía asciende a más de 500 millones de euros en esta legislatura. Así, esta comunidad autónoma sufraga el 77,6% del total del gasto en dependencia con su propio presupuesto frente al 22,4% del Gobierno de la nación cuando la ley establece que cada administración debe aportar el 50%. En 2014, último ejercicio cerrado, el Ejecutivo del PP puso únicamente 251 millones de euros frente a los 1.131 de la Junta de Andalucía.

Andalucía siempre ha sido y sigue siendo referencia nacional en esta materia y los datos que presenta dejan en evidencia a Alfonso Alonso:

  • Primera comunidad en número de beneficiarios y prestaciones: 163.100 personas, el 21% del total de España, y 219.100 prestaciones, el 23% del total a fecha 30 de septiembre de 2015
  • El Servicio de Teleasistencia en Andalucía lo están recibiendo 192.000 personas, de las que 52.300 son personas en situación de dependencia, lo que representa el 44% del total nacional.
  • El Servicio de Ayuda a Domicilio de la atención a la dependencia lo reciben 48.800 personas, el 32% del total nacional.
  • Se han incorporado 12.000 personas nuevas al sistema desde el 1 de julio, fecha del final de la moratoria planteada por el Gobierno de Rajoy en 2012 para incluir a personas en situación de dependencia de Grado I, dependientes moderados.
  • Andalucía dedica tanto presupuesto a dependencia como el Gobierno de la nación para toda España.

A la luz de estos datos, las palabras de Alonso suenan a propaganda, a argumentario sectario, a la malsana táctica de ensuciar porque algo queda. No parece serio ni responsable que un ministro se olvide su rol institucional y emplee cualquier tipo de argucia con la pretensión de arañar un puñado de votos. No es que se vieja política, es política dañina y destructiva que no contribuye a construir una España más fuerte.

Foto.ABC de Sevilla. Alonso, en el acto de ayer en Sevilla, y justo a su espalda el recortador Moreno Bonilla.

¡Y un jamón!

Lazón jamónLos españoles nos hemos tomado con humor, con mucha guasa, el informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre los riesgos cancerígenos de las carnes procesadas. Los chistes y los comentarios jocosos inundan las redes sociales, ya sea Twitter, Facebook o WhatsApp. En Andalucía, tierra de jamón, caña de lomo y otros maravillosos embutidos, está tendencia se acentúa. La opinión es unánime: nadie va a dejar de comer estos sabrosos manjares. Y la razón es bien sencilla: las chacinas de esta tierra están certificadas, son de calidad y sanas. Estos productos cárnicos forman parte de la dieta mediterránea, que tanto reconocimiento tiene dentro de la comunidad médica y científica, y lógicamente no pueden ser el único patrón de alimentación, se recomienda un consumo moderado y equilibrado pero no por su relación con el cáncer. Además, no existe ningún informe médico que avale esta afirmación tan rotunda de la OMS por lo que es necesario tomarla con prudencia. No vaya a ser que ocurra lo mismo que con el aceite de oliva, nuestro oro líquido, que un estudio de dudosa reputación quiso poner bajo sospecha. Todo lo que no sea actuar con mesura supone alarmar innecesaria e infundadamente al consumidor y perjudicar a un sector económico andaluz que es puntero y goza de enorme prestigio internacional.

Pulso independentista

El independentismo catalán se tira al monte. Las dos fuerzas que propugnan la ruptura con España, Junts pel sí y la CUP, no han esperado siquiera a la constitución del nuevo govern y han presentado una propuesta de resolución para que se tramite por la vía de urgencia en el Parlamento comenzar el proceso de independencia. Este movimiento exprés del bloque soberanista no llegará a ninguna parte y obedece sólo a las urgencias de Artur Mas y Convergencia para evitar la acción de la justicia en torno a la presunta financiación irregular de la formación (el famoso 3 por ciento) y para tapar el registro policial a todo el clan Pujol que se está produciendo hoy. Las sospechas de corrupción cada vez más fundadas estaban poniendo en peligro la investidura de Mas como presidente y la única manera de desbloquearla era acelerando el proceso separador para contentar a la CUP. No es más que el triunfo de la sinrazón para que el dirigente convergente salve el pellejo político.

El paso supone una vuelta de tuerca más en la demencial estrategia secesionista. No tiene soporte jurídico ni respaldo democrático (la mayoría del pueblo catalán está por seguir dentro de España). Ante este acto, nos toca al resto estar en la defensa de la Constitución y la legalidad, hacer valer la legitimidad de la democracia expresada en las urnas y buscar una solución con argumentos no sólo jurídicos, sino también políticos. Ante la provocación del independentismo, se requiere la unidad de los españoles y de todas las fuerzas políticas que apoyan nuestra carta magna. Sólo cabe afrontar el reto soberanista con altura de miras y huir de tentaciones que persigan réditos electorales porque nos jugamos mucho como país. Los españoles estaremos más tranquilos si observamos unidad de acción y objetivos compartidos. Buena señal es el contacto mantenido por Mariano Rajoy, Pedro Sánchez y Albert Rivera.

Foto.elconfidencial.com.

Esperando a Aznar

El ex primer ministro británico Tony Blair ha pedido perdón por la guerra de Irak y ha aceptado que el caos que ha producido esa decisión militar ha favorecido el nacimiento y la expansión del grupo yihadista Esta Islámico. Las disculpas de Blair llegan tarde, con la boca pequeña y cuando es evidente que la intervención militar ha tenido letales consecuencias para la convivencia en Oriente Medio. Se suma al reconocimiento norteamericano de que se había usado información falsa para derrocar al dictador Sadam Husein. Hace ya siete años que el ex presidente George W. Bush admitió que su mayor error fue creer los informes de los servicios secretos sobre que había armas de destrucción masiva en Irak. Del infausto trío de las Azores sólo queda José María Aznar por aceptar su tremenda equivocación de apoyar esa guerra injusta. Tiene una nueva oportunidad de quitarse la carga de conciencia por las mentiras que esparció desde su púlpito institucional. El pueblo español se merece escuchar de su boca un sincero ‘mea culpa’, un gesto de contrición por su mayúsculo error, al menos una mueca de arrepentimiento. A la espera quedamos de escuchar al jefe de la derecha patria. No es mucho pedir, pero conociendo el talante soberbio del ex presidente español mucho me temo que ese perdón nunca llegue.

Dime que era verdad aquel sendero…

DIME QUE ERA VERDAD AQUEL SENDERO
Carlos Bousoño

Dime que era verdad aquel sendero
que se perdía entre la paz de un prado;
aquel otero puro que he mirado
yo tantas veces con candor primero.

Dime que era verdad aquel lucero
que se incendia casi a nuestro lado.
Di que es verdad que vale un mundo amado
y un cuerpo roto en un vivir sincero.

Di que es verdad que vale haber sufrido
y haber estado entre la mar sombría;
que vale haber luchado, haber perdido.

Haber vencido a la melancolía,
haber estado en el dolor, dormido,
sin despertar, cuando llegaba el día.

Campeón de derrotas

Moreno Bonilla, Pablo Casado y Fernández de MoyaJuan Manuel Moreno Bonilla nos suele regalar fotografías que lo sitúan como un personaje menor, casi marginal, en el panorama político andaluz. Son muchas las instantáneas que rozan el ridículo, que lindan con lo friki. Lo mismo se inmortaliza cortándose el pelo, que distribuye un selfie con la camiseta de la selección española y el televisor de fondo mientras se juega el partido o busca los escenarios más extravagantes para retratarse. Ayer se subió al podio al estilo Luke Skywalker, protagonista de la Guerra de las Galaxias, cambiando la espada láser por un ¿cirio? Todo sea por la promoción de una carrera popular (y quien suscribe es corredor y lo agradece). Aunque desde luego Moreno Bonilla carece de motivos para encaramarse a lo más alto del cajón. Sólo es campeón en derrotas electorales. Atesora un récord casi insuperable: lleva tres de tres en un año en esta comunidad autónoma. Y en diciembre sumará el cuarto batacazo en las elecciones generales. Si antes no le cortan la cabeza (políticamente hablando) por sus malos resultados, está próximo a superar a Javier Arenas al frente del ránking de perdedores y con el notable mérito de hacerlo en menos tiempo. Por tanto, no tiene mucho que celebrar, salvo esa obsesión por las fotos y los selfies.

Demasiada fanfarria

¡Mariano eres el mejor, Mariano eres el más grande! Sólo les faltó a los principales dirigentes europeos conservadores un soniquete de fondo de pasodoble para aclamar a su hombre con vistas a las elecciones generales del 20 de diciembre. En el coro participaron desde la jefa del club, Angela Merkel, hasta el xenófobo y ultraderechista presidente de Hungría, pasando por el condenado Silvio Berlusconi o Nicolás Sarkozy… En Madrid se daban cita lo más granado de la derecha europea para respaldar a Rajoy en un aquelarre de vítores y piropos. Para los próceres conservadores del Viejo Continente el presidente español encarna el milagro de la recuperación y del buen hacer de la ortodoxia de la austeridad a ultranza, muy a contracorriente de lo que piensan la mayoría de los españoles. Y otros muchos ciudadanos del sur de Europa: en Italia, Grecia y Portugal se ha impuesto en las urnas una mayoría social progresista contra el austericidio.

Coincidió esta verbena de conservadora con la divulgación de los datos de la Encuesta de Población Activa correspondiente al tercer trimestre de 2015. Un estudio que sitúa la tasa de paro por debajo de los cinco millones y 298.200 personas menos en el desempleo. Bienvenida la evolución positiva y ojalá la reactivación económica acabe de prender y nos permita salir del largo túnel de sufrimiento que nos ha dejado la crisis económica. Fanfarria aparte, la EPA deja varios indicadores estremecedores que la propaganda del Gobierno y el PP: cuatro años después hay casi 105.000 ocupados menos en España (18.153.000 de 2011 frente a los 18.048.700 de 2015) y, gracias a la reforma laboral, el trabajo es más precario (350.000 contratos indefinidos menos) y muchos trabajadores con empleo tienen salarios tan bajos que no llegan a fin de mes, con lo que se ha disparado de la tasa de pobreza. En fin, no hay tanto que celebrar…

Foto.Telecinco.

Temeridad

Gráfico dependencia en Andalucía

El presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, ha incurrido en la temeridad de criticar sin fundamento la atención de las personas en situación de dependencia de Andalucía. Una barbaridad porque él, en su etapa como secretario de Estado de Asuntos Sociales en el Ministerio dirigido por Ana Mato, firmó recortes crueles en esta materia. También porque Andalucía está a la cabeza de la atención de dependientes en España y es la que mayor número de prestaciones ofrece a los afectados. Una auténtica antología del disparate protagonizada por el dirigente pepero o, diría la gente de Cádiz, se ha metido en agua tapá. Moreno Bonilla, el brazo ejecutor de la poda del cuatro pilar del estado del bienestar impulsado por el Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero, ha intentado manipular los datos para salir del embrollo en el que se había metido solo. ¿Puede un dirigente del PP, y menos aún él con tan triste expediente, hablar de política social sin sonrojarse? Los datos certificados en Andalucía recogen que en 2015 la Junta aporta el 77,6% del gasto público de atención a personas dependientes por un raquítico 22,4% el Gobierno de la nación (gráfico), cuando la ley habla de aportación a parte iguales por parte de ambas administraciones. Durante su gestión como secretario de Estado, el Gobierno de Mariano Rajoy decretó una moratoria de cuatro años para incorporación de dependientes moderados al sistema. Ese veto concluyó el 1 de julio y desde entonces en Andalucía se han incorporado 10.000 personas más al sistema y unos 2.000 más antes de que finalice octubre. Con esta realidad y una trayectoria de tijeretazos, ¿cómo se le ocurre a Moreno Bonilla intentar dar lecciones? La presidenta Susana Díaz le ha puesto la cara colorá por sus mentiras y por su desahogo.