Manipulación en TVE-A

El Consejo de Informativos de RTVE, órgano encargado de velar por la independencia editorial de la corporación pública e integrado por los profesionales de la cadena, ha emitido un demoledor informe que certifica la manipulación y el sectarismo de los noticiarios autonómicos de TVE en Andalucía. El trabajo, elaborado a instancias de los periodistas del Centro Territorial de esta comunidad, corrobora una línea editorial de los informativos a favor del PP y contraria de la Junta y, en especial, de su presidente. Los datos, minuciosamente recogidos en este estudio, hablan por sí solos. La manipulación de los informativos de TVE-A es un hecho perfectamente constatable y constantemente denunciado por los trabajadores del centro. De hecho, según denuncian los profesionales, las informaciones políticas están siendo elaboradas directamente por el equipo editor de los informativos ya que la mayoría de los redactores se niegan a firmarlas.

En el periodo analizado, entre el 4 y el 13 de febrero, el PP andaluz, con un 46%, tiene mayor cobertura que la Junta de Andalucía (30%).  En relación con otras formaciones políticas, el PP acapara el 68% del tiempo, mientras que PSOE (27%) y IU (5%) se reparten el tercio restante. Estos datos son muy similares a los que recoge el barómetro sobre pluralismo del Consejo Audiovisual de Andalucía. La manipulación, según este informe, no es sólo cuantitativa sino cualitativa: omisión de los escándalos y asuntos polémicos para el PP, exageración de los que afectan a la Junta o al PSOE, se esconde el resultado de encuestas que dan la victoria al PSOE o se hace una “discutible interpretación” de los debates en el Parlamento para “destacar como principales sólo aquellos asuntos que se entendería interesan al Partido Popular”.

Del trabajo de campo, el consejo profesional concluye que “los informativos de TVE en Andalucía incumplen los criterios de imparcialidad, proporcionalidad, rigor, neutralidad y pluralidad política, incumplimiento que, en términos de presencia informativa, son claramente favorables al Partido Popular”. Además, se plantean medidas correctoras y cese de estas prácticas que afectan a la correcta prestación del servicio público.

Maravillosa igualdad

Primera boda entre personas del mismo sexo en Francia tras la aprobación de la ley del Gobierno socialista que legaliza este tipo de enlaces. La ceremonia se celebró en el Ayuntamiento de Montpellier con inusitado interés y una nutrida presencia policial para disuadir a los que han protagonizado acciones violentas contra la población homosexual en las últimas fechas. Más allá de los fastos, este acontecimiento simboliza la lucha por la igualdad y para erradicar la discriminación por razón de la orientación sexual. Cuesta mucho entender que haya sectores que les pueda molestar la felicidad de otros seres humanos. Francia es el decimocuarto país que da este paso… Todavía queda mucho camino por recorrer.

Incoherencia periodística

En periodismo ya pocas cosas me sorprenden. De vez en cuando, surge algo que todavía reactiva mi capacidad de asombro. ABC, en su edición nacional y de Sevilla, dedica su portada a un eventual (y necesario) plan europeo de fomento del empleo juvenil promovido por Alemania, Francia, Italia y España. La noticia, sin lugar a dudas, es relevante e incide en el sector de la población más castigado por la lacra del paro (un 57% de nuestros jóvenes no tienen trabajo). Llega tarde la iniciativa comunitaria, pero la tardía reacción del establisment de Bruselas y de los países miembros, hasta ahora sólo preocupados en la austeridad a ultranza y los recortes, no debe restar ni un ápice a las bondades de la misma. El diario de Vocento dedica un amplio despliegue a este proyecto aún en ciernes y, sin embargo, arrincona y ningunea un plan aprobado ayer por la Junta de Andalucía con 200 millones de euros contantes y sonantes y una previsión de creación de 30.000 empleos. En un alarde de coherencia, el paquete de medidas andaluz no merece más que media columna en una página par (pág. 42 en la edición de Sevilla). Hace tiempo que ABC no hace periodismo. Su selección de las noticias no responde a los criterios profesionales y sí a intereses políticos sin ningún tipo de disimulo. Una pena.

Debate maniqueo

Gasto por habitante 2012

Estamos asistiendo a un debate maniqueo sobre el reparto del déficit de las comunidades autónomas centrado en la dialéctica de los cumplidores y los incumplidores. Un debate auspiciado por las diferencias en el seno del PP y difundido sin filtro por los medios de comunicación que oculta la cuestión de fondo. En primer lugar, que es la administración general del Estado quien tiene el mayor desequilibrio entre ingresos y gastos: el Gobierno de la nación presentó un déficit del 3,8% del PIB en 2012, sin contar la astronómica ayuda a los bancos, mientras que las autonomías cerraron el ejercicio con sólo el 1,8%, pese a prestar los servicios públicos fundamentales (sanidad, educación, dependencia y protección social). En términos absolutos, es una millonada la diferencia entre AGE y CCAA. En segundo lugar, porque el Ejecutivo central se va a quedar la mayor parte del margen de flexibilidad concedido por la Unión Europea en lugar de compartirlo a parte iguales con las CCAA. Y, por último, porque los presidentes autonómicos que sacan pecho de cumplidores parten en situación de ventaja al recibir una financiación más favorable que otras CCAA y tienen que hacer un esfuerzo mayor.

Si una comunidad es perjudicada por un reparto injusto del dinero público puede gastar menos que una que recibe más, como se refleja en el cuadro que acompaña este post. Andalucía es, junto a Canarias, la comunidad más perjudicada por la aplicación que hace el gabinete de Rajoy del modelo de financiación autonómica. Es como pedir a corredor con los pies atados que llega a la meta al mismo tiempo que el que no tiene ningún tipo de traba. Cuando uno escucha a determinados presidentes regionales del PP dar lecciones y sacar pecho, habría que recordarle que todos tendríamos que partir de condiciones similares. Como le dijo el presidente murciano a su compañero y homólogo de Extremadura: si yo tuviera tu financiación por habitante, no tendría déficit. Pues en el caso de Andalucía se registraría hasta superávit. Así cualquiera.

Nota.– El cuadro, cuya fuente es el Ministerio de Hacienda, refleja gasto corriente por habitante sin incluir los intereses de la deuda. Más a más, Andalucía tiene, junto con Canarias, la menor deuda por cápita.

Un gesto valiente

Ser mujer en muchos países no es fácil. Y si además se quiere actuar con libertad e independencia constituye toda una proeza. La periodista egipcia Riham Said saca a relucir en este vídeo su dignidad como profesional y, sobre todo, como persona ante la misoginia y malos modos de Yusuf Badri, un imán fundamentalista y desafiante. El clérigo musulmán reacciona airado ante las preguntas incómodas de la periodista, posiblemente indignado por que una mujer sea capaz de acorralarlo con asuntos turbios y delicados. La hostilidad del religioso llega a exasperar a la entrevistadora que se quita el hiyab (pañuelo) en señal de protesta y lo acusa de haber pedido 1.000 liras egipcias por participar en el programa (al más puro estilo de los famosillos de los programas rosas). El imán amenaza con cerrar el canal y la reportera opta por dejarlo plantado en el estudio. No es una simple anécdota lo que se vivió en la cadena Al-Nahar TV. Supone una intromisión de la religión en la esfera de las libertades públicas. En Egipto se ha pasado de la dictadura de Mubarak al riesgo de la sharía o la imposición moral islámica a la vida pública. Las revoluciones o primaveras árabes no están desembocando, por desgracia, más democracia.

Si el hombre pudiera decir lo que ama…

Un poema con dedicatoria especial para Regina, la mujer que quiero y con quien comparto felicidad, con motivo de nuestro primer aniversario de boda. Imposible expresarse con más sensibilidad y mejores palabras que Cernuda.

SI EL HOMBRE PUDIERA DECIR LO QUE AMA…

Si el hombre pudiera decir lo que ama,
si el hombre pudiera levantar su amor por el cielo
como una nube en la luz;
si como muros que se derrumban,
para saludar la verdad erguida en medio,
pudiera derrumbar su cuerpo,
dejando sólo la verdad de su amor,
la verdad de sí mismo,
que no se llama gloria, fortuna o ambición,
sino amor o deseo,
yo sería aquel que imaginaba;
aquel que con su lengua, sus ojos y sus manos
proclama ante los hombres la verdad ignorada,
la verdad de su amor verdadero.

Libertad no conozco sino la libertad de estar preso en alguien
cuyo nombre no puedo oír sin escalofrío;
alguien por quien me olvido de esta existencia mezquina
por quien el día y la noche son para mí lo que quiera,
y mi cuerpo y espíritu flotan en su cuerpo y espíritu
como leños perdidos que el mar anega o levanta
libremente, con la libertad del amor,
la única libertad que me exalta,
la única libertad por que muero.

Tú justificas mi existencia:
si no te conozco, no he vivido;
si muero sin conocerte, no muero, porque no he vivido.

Control férreo

Por sus hechos los conoceréis. El Partido Popular ha demostrado tener un concepto muy elástico y sesgado de la independencia periodística. Nada más llegar al Gobierno de la nación, estos adalides de la regeneración democrática (de boquilla, claro) modificaron la ley audiovisual para elegir a su antojo al director general de la RTVE. El PP no tardó un cuarto de hora en cambiar la norma de la etapa de Zapatero que exigía una mayoría cualificada para la designación del mandatario del ente público, una de las medidas imprescindibles para desgubernamentalizar la televisión y la radio públicas. El resultado de esta reforma exprés fue que se cargaron la independencia del medio pagado con el dinero de todos con nuestros impuestos y colocaron a una persona sin experiencia en comunicación, Leopoldo González-Echenique, un amigo de la vicepresidenta del Gobierno para arrimar el ascua a la sardina de los intereses de la Moncloa. Este control férreo de RTVE se ha traducido en la fuga de la audiencia y en una alarmante pérdida de la credibilidad ganada en los años anteriores.

Esta semana, los europarlamentarios del PP español se quedaron en evidencia en el Parlamento de Estrasburgo. Sus señorías conservadoras, junto a lo más granado de la ultraderecha, como Jean-Marie Le Pen, se opusieron a una resolución que pide a los Gobiernos de la UE medidas para asegurar que los periodistas puedan desarrollar su trabajo en libertad y sin cortapisas. El rechazo a esta iniciativa sólo concitó 70 noes frente a un abrumador número de síes (539). Entre los puntos que se sometían a votación estaban que los responsables de los medios públicos sean elegidos por sus méritos profesionales, no por criterios partidistas, la existencia de controles para comprobar la interferencia o no de los gobiernos y la creación de órganos reguladores que surjan del sector. Su actuación en España explica a la perfección este desvarío democrático de los peperos. Con esta posición, el PP se sitúa muy a la derecha en el espectro ideológico europeo. Y lo que es peor con compañeros de viaje muy preocupantes.

Viñeta.Soraya Sáenz de Santamaría y González-Echenique.

Decidir nos hace libres

Campaña contra la reforma de la Ley del Aborto protagonizada por destacados representantes de la cultura y la política en España. Dando la cara ante el autoritarismo de un gobierno que quiere imponer su moral, bajo la presión arcaica de la Conferencia Episcopal, y arrebatar a las mujeres el derecho a decidir sobre su maternidad.

Pelillos a la mar

La prensa más fiel al marianismo ha salido con urgencia a apagar el fuego prendido por José María Aznar en la entrevista del martes en Antena 3. El editorialista de La Razón se ha puesto las gafas oscuras y es el único que no ve (o no quiere ver) el zurriagazo que le dio Aznar a Mariano Rajoy en horario de máxima audiencia, con nocturnidad y alevosía porque avisó a la directora de informativos de la cadena, Gloria Lomana: “Voy a hablar y dar titulares” (lo dice El Mundo, que se sale de la estela de sus competidores conservadores y sigue aireando sus cuitas con el actual inquilino de la Moncloa). Y cumplió su promesa. Todo el mundo vio, menos el editorialista de La Razón, cómo Aznar le leía la cartilla sin mesura a Mariano. Y eso que su director, Francisco Marhuenda, fue protagonista del festín que se dio el ex presidente a cuenta de la política errática de su pupilo elegido a dedo. En un afán de encauzar el descontento en el seno del PP niega la evidencia y sale el diario por los cerros de Úbeda: “Nada, pues, que justifique el revuelo, ciertamente interesado, de algunos sectores de la oposición que, como el PSOE, se empeñan en transferir a otros sus propios problemas de liderazgo y sus divisiones internas…“. Le ha faltado señalar a Zapatero como responsable de la reconvenciones de Aznar. ABC se presenta como casco azul entre los dos barandas de la derecha, lanza puentes para la concordia en las filas peperas y sentencia con un tono paternalista que “Aznar y Rajoy no están tan lejos. No pueden estarlo; al fin cabo fue el ex presidente quien designó sucesor al actual presidente“. El diario de Vocento tercia, los invita a enterrar el hacha de guerra y justifica la gestión de Rajoy, “adecuada” e “hija de este momento”, en que España estaba “al borde de la quiebra” hace 15 meses. Era imposible que el dedo acusador no acabara apuntando a Zapatero.

Foto.- El País. Aznar y Lomana, antes de la entrevista.

Cuña de la misma madera

Lo que le faltaba a Mariano Rajoy es que José María Aznar se sumara al enorme pelotón de críticos con su gestión. No cuenta con la comprensión ni con el reconocimiento fuera (algo lógico con el estropicio que está haciendo) y ni siquiera dentro de su partido. En una entrevista concedida anoche en Antena 3, el ex presidente atizó con fuerza al quien él eligió como su sucesor, se mostró como el padre decepcionado con la deriva de su vástago. Rajoy recibió más palos que una alfombra, admoniciones en la línea que ya había abierto hace unos días la ínclita Esperanza Aguirre. Se observa mucho mar de fondo en las filas de la derecha y los halcones del ala más radical y neoliberal están afilando sus uñas, con el acompañamiento de ciertos medios conservadores y nada marianistas (léase El Mundo, que en su edición de hoy se despacho a gusto). Recapitulo algunas de las perlas del estadista Aznar, que ha amagado con su retorno a la primera línea de la política, contra su pupilo díscolo:

“Hay que ofrecer esperanza, no una lánguida resignación”.

“Reclamo que actúe el Gobierno, que tiene que actuar todos los días. Si creyese que andamos sobrados de proyecto político lo diría. Me encuentro como la mayoría de los votantes del PP, a los que les gustaría ver un proyecto político muy claro y una acción política definida”.

“El PP tiene la obligación de preservar esta mayoría, hay que exigir de esa mayoría decisiones cada vez más relevantes”.

“Yo no acuso ni reprocho falta de valentía al Gobierno”.

“El proceso de castigo a las clases medias está siendo muy fuerte. Necesitamos recuperar el impulso económico”.

Al hilo de entrevista, me viene al recuerdo la frase atribuida a Pío Cabanillas en plena crisis y posterior descomposición de UCD: “Cuerpo a tierra que vienen los nuestros”. Lo mismo están pensando en el Palacio de la Moncloa con el el casco de combate calado y un puro en la mano.