Y encima se pone gallito

La reducción del déficit público no es más que una coartada de Mariano Rajoy y su caterva pepera para imponer su agenda ideológica de base neoliberal. A las clases medias y trabajadoras nos la están dando mortal con sus recortes brutales y la eliminación de derechos y conquistas sociales. Ha conseguido en tiempo récord molestar a la inmensa mayoría haciendo justo lo contrario de lo que predicaba cuando estaba en la oposición. Sus mentiras, sus incumplimientos, sus promesas falsas… han provocado una enorme contestación social. Ayer otra nueva jornada de movilización en toda España convocada por sindicatos y organizaciones sociales que no se resignan a aceptar sin más que la derecha demuela el estado del bienestar.

La fortaleza de la democracia se mide en la aceptación y el respeto por parte del poder ejecutivo de las voces discrepantes, en la garantía de la libertad de expresión y en la convivencia plural. Sin embargo, el Partido Popular vive instalado en su pensamiento único, le molesta el contraste de opiniones. La mandarina Aguirre puso la pólvora y Rajoy prendió la mecha este fin de semana contra los que no comulgan con sus hachazos salvajes a nuestro modelo social. El actual inquilino de la Moncloa responde con amenazas y bravuconadas al ejercicio constitucional de manifestarse contra medidas injustas y retrógradas. Nos agrede con sus políticas, nos miente y nos dibuja un horizonte negro… y encina se pone gallito contra los que tienen la osadía de mostrar su discrepancia.

Rajoy se aparta del diálogo, gobierna a golpe de decreto y desprecia la opinión de la ciudadanía. Esos desplantes no conducen más que a su aislamiento en su palacio presidencial. Cuánto más se aleja de la opinión general, cuánto más se encierra en la burbuja de cristal de su alta magistratura, mayor es el descrédito hacia su persona que anida en la sociedad. No sólo no explica lo que hace, sino que se permite el lujo de censurar a sus conciudadanos por expresar sus diferencias. Si no quieres taza… Y anuncia este viernes más recortes y así hasta septiembre, con una chulería intolerable. Con esa actitud de monarca absolutista ahonda más su fosa. Así no, Mariano.

Viñeta.- Ricardo en El Mundo.

Cartas a una desconocida

CARTAS A UNA DESCONOCIDA
Nicanor Parra

Cuando pasen los años, cuando pasen
los años y el aire haya cavado un foso
entre tu alma y la mía; cuando pasen los años
y yo sólo sea un hombre que amó,
un ser que se detuvo un instante frente a tus labios,
un pobre hombre cansado de andar por los jardines,
¿dónde estarás tú? ¡Dónde
estarás, oh hija de mis besos!

Buen trabajo

Con la reunión de ayer de su comité director, máximo órgano entre congresos, el PSOE de Andalucía ha puesto un brillante colofón al proceso electoral del 25-M. Unas elecciones que han supuesto un triunfo aplastante de la izquierda pese a los malos augurios demoscópicos y una dolorosa derrota del Partido Popular y su sempiterno candidato Javier Arenas. La derecha en todas sus manifestaciones no tiene duda de su batacazo. Ni siquiera desplegaron la pancarta preparada en la sede pepera y, al día siguiente de la cita con las urnas, ABC  sentenciaba con un titular certero: “Mayoría relativa, fracaso absoluta”. Sin duda, se ha hecho un buen trabajo de la mano de sectores progresistas, con la participación crucial de los sindicatos, con el apoyo decidido de organizaciones agrarias, con la complicidad de los defensores de la educación y la sanidad públicas…

Ante el comité director socialista, Pepe Griñán puso el broche a esta épica remontada electoral con un discurso comprometido con las ideas de izquierdas, con la defensa de la igualdad de oportunidades como bandera y con la convicción de que es posible salir de crisis, no sólo con recortes y con la reducción del déficit público, sino con políticas que estimulen a la economía y favorezcan la creación de empleo. “Es necesario saber combinar el control del déficit con los estímulos económicos. Porque si convertimos la economía en contabilidad convertiremos también los derechos en papel mojado y la confianza en escepticismo. Es necesario salir de este círculo vicioso que nos asfixia“, señaló Griñán. En su alocución, enfatizó sus críticas hacia el contrabando ideológico que están haciendo la derecha europea desde Berlín y Bruselas y la derecha financiera emboscada en los mercados, con la complicidad del Partido Popular de Rajoy, para recortarnos derechos y conquistas sociales con la excusa de una impostada austeridad.

El presidente de la Junta (será investido para un nuevo mandato el 3 de mayo) esbozó a grandes rasgos los ejes sobre los que girará el gobierno de coalición con IU. Será un gobierno en el que no habrá otra cuota que el mérito, la capacidad y el compromiso con Andalucía; un equipo cohesionado, que responderá a los mismos principios, que buscará los mismos objetivos y que desarrollará el mismo programa; que tendrá  una estructura menor en sus servicios centrales y provinciales, y que se guiará por la eficiencia y austeridad. Un pacto de gobierno, aprobado por la unanimidad del máximo órgano entre congresos en votación a mano alzada, que se ha gestado gracias a la excelente negociación capitaneada por Susana Díaz (secretaria de Organización) y con la participación de Mario Jiménez (portavoz parlamentario), Mar Moreno (consejera de Presidencia) y Antonio Ávila (consejero de Economía).

La semana echará andar el nuevo gobierno andaluz, que nace, en palabras de Griñán, con una “voluntad indomable de trabajar por esta tierra“.

Otra mentira con el IVA

Prometieron durante años que no subirían los impuestos y lo primero que hicieron nada más aterrizar en la Moncloa fue subir el IRPF a trabajadores y pensionistas. La primera, en la frente.

Juraron durante años que no abaratarían el despido como reclamaba ansiosa la patronal y han puesto en marcha una reforma laboral que destruye los derechos de los trabajadores, que refuerza la arbitrariedad de los empresarios en la toma de decisiones y que hace el despido más fácil y más barato, prácticamente libre.

Dijeron por activa y por pasiva que no recortarían en sanidad y educación y han asestado un brutal hachazo de 8.000 millones en los Presupuestos Generales del Estado y, como les parecía poco, una semana después han aprobado otro recorte adicional de 10.000 millones de euros.

Negaron una y otra vez que en su agenda estuviera el copago (o repago) y ya lo tenemos que aquí en los medicamentos, incluso los pensionistas tendrán que pagar por las recetas, y algunas prestaciones sanitarias hasta ahora gratuitas nos costarán dinero.

Se dieron golpes de pecho, pusieron su mano sobre la Biblia, hasta hablaron de insumisión contra la subida del IVA que aprobó el Gobierno socialista, y ya se han comido sus palabras: tendremos un incremento del impuesto sobre el valor añadido y de otras figuras que gravan el consumo (carburantes, alcohol, tabaco…) en 2013.

Están haciendo justo lo contrario que decían. Mariano Rajoy y el Partido Popular son sinónimos de mentiras e incumplimientos. Se presentaron el 20 de noviembre disfrazados con el manto del engaño. Hoy ya todos estamos viendo las garras del lobo y sus temibles desgarros en nuestros derechos y en las conquistas de nuestro estado del bienestar.

Vuelve la confrontación

No constituye ninguna sorpresa. Javier Arenas se subió en el último minuto al acuerdo para la reforma del Estatuto de Autonomía. Con ese movimiento meramente táctico, para nada sincero, el Partido Popular no quería incurrir en el error de su no a la autonomía plena para Andalucía en el referéndum de 1980. El 28-F ha sido una losa para la derecha desde entonces. Como todo era un escaparate, a las primeras de cambio Arenas ha preferido plegarse a los designios del Gobierno de la nación, aun a costa de pisotear la carta autonómica andaluza.

Me explico. En el Senado, el PP, con el voto de su señoría Arenas, han rechazado una moción del Grupo Socialista en la que pedía el cumplimiento de la disposición adicional tercera. Esta cláusula obliga al Gobierno central a invertir en Andalucía durante siete años un porcentaje equivalente al peso de su población, un 17,8%. Desde la entrada en vigor del Estatuto, y bajo mandato socialista, se venía cumpliendo anualmente con esta exigencia legal. En el primer presupuesto de Rajoy se roto esta dinámica al consignar sólo un 14,6% del total. La derecha, con Arenas agazapado en los escaños de la Cámara alta, se ha enrocado en este incumplimiento flagrante del Gobierno de la nación.

Desde la Junta de Andalucía se planteó una ofensiva política antes de recurrir a los tribunales para reclamar lo que a la comunidad autónoma le corresponder por derecho. Está claro que en la Moncloa no se piensa cambiar ni una sola coma de su proyecto de presupuestos para 2012. Al Ejecutivo autonómico no le quedará otra que optar por la vía judicial para defender los intereses de Andalucía. El PP está reeditando la agenda de la confrontación de la era Aznar, una estrategia revanchista que busca castigar a una tierra que no los vota. En esta ocasión será incluso una carga más agresiva y sectaria después de la profunda decepción de la derecha el 25-M. Se frotaban las manos embriagados del éxito de las encuestas y, sin embargo, seguirán sentados en los bancos de la oposición. Y como no pueden en las urnas, usan de forma pendenciera e injusta el BOE. Como no saben perder, recurren a las malas artes despreciando a la legislación vigente y a los andaluces. Vuelve la confrontación.

Gobierno de coalición

El gobierno de coalición entre PSOE e Izquierda Unida en Andalucía ha salvado su último escollo. Las bases de IU, a falta de conocer los resultados definitivos del referéndum interno, han dado luz verde por una amplia mayoría a la participación de su organización política en el futuro ejecutivo presidido por Pepe Griñán. Los militantes han sabido interpretar la trascendencia de este momento histórico y el mensaje que trasladó el electorado el pasado 25 de marzo. El pueblo andaluz, nítidamente de izquierdas, frenó en seco la marea azul, hizo descarrillar la cuarta tentativa de un Javier Arenas empapado de tantos baños de falsa humildad y abrió las puertas a un gobierno de progreso. El escrutinio de la consulta responde a esta lógica ciudadana y a la reivindicación de sindicatos y de otras organizaciones progresistas. Existía un clamor en la izquierda a favor del pacto. Los brutales recortes del Gobierno de Rajoy, metiendo la piqueta en la educación y sanidad públicas y promulgando una reforma laboral que lesiona gravemente los intereses de los trabajadores, también ha abonado el camino del acuerdo. Izquierda Unida se enfrenta por primera vez a la responsabilidad de sumarse al gobierno en esta tierra. La situación económica de España y Europa es dramática: estamos en recesión y los dichosos mercados no dejan de exigir sacrificios. Con este escenario económico y la tozudez del pensamiento único neoliberal, dominante en la zona euro, el camino que tendrán que recorrer PSOE e IU será duro, tortuoso y complejo, pero tienen la oportunidad de demostrar que existe otra forma de salir de la crisis.

Foto.El País. Griñán y Diego Valderas (IU), en la constitución del Parlamento de Andalucía el pasado 19 de abril.

Por qué los recortes educativos castigan más Andalucía

Andalucía es la comunidad autónoma con más educación pública y con más población joven. Por eso, los brutales recortes orquestados por el Gobierno de Rajoy castigan más a esta autonomía que a otros territorios. Esta afirmación se sustenta en los siguientes datos:

  • La educación pública en Andalucía representa el 80%, el doble que Madrid, donde la privada tiene más peso.
  • Uno de cada cuatro alumnos del sistema educativo español es andaluz.
  • Uno de cada tres nuevos alumnos españoles es andaluz.
  • Andalucía tiene un 10% más de población joven y es una de las comunidades donde más crece la población de toda España.
  • Cinco CCAA pierden población. Algunas con diferencias a la inversa de Andalucía porque el peso de su población de 0 a 20 años es menor al del total de la población en el conjunto del estado, es decir, estas regiones tienen una población evidentemente envejecida. Por ejemplo, el 19,75 de la población andaluza pertenece a este tramo de edad mientras que los andaluces y andaluzas representamos el 17,87% de la población española. En cambio, en Galicia con una población del 5,89% del total nacional, sus jóvenes sólo suponen el 4,72%.

Tres heridas a la educación pública

Llegó con tres heridas, como en el poema del inmortal Miguel Hernández. La educación pública ha sufrido tres severos hachazos en la última semana. Los recortes del Gobierno del Rajoy desangrarán el sistema educativo, amén de otros pilares del estado del bienestar (sanidad y dependencia). Tres heridas en una semana negra y ninguna es del amor o de la vida, todas persiguen la muerte de un modelo basado en la igualdad de oportunidades. Con tan severos tijeretazos se quiere abonar el terreno al negocio privado y caminar hacia una enseñanza clasista y elitista para las capas más privilegiadas y poderosas de la sociedad.

Primera herida: la pérdida de calidad de la educación obligatoria (Primaria y ESO) y postobligatoria (Bachillerato y Formación Profesional). Un ajuste de nada más y nada menos de 10.000 millones de euros que se traduce el aumento de la ratio de alumnos por aula, la eliminación de los desdobles, aumento de la jornada laboral del profesorado y la no cobertura de las bajas durante dos semanas. Todo este retroceso supondrá una peor educación para nuestros hijos y el doloroso despido de decenas de miles de docentes interinos. Un enorme sacrificio extra a añadir a la injustificable caída del 21% de los recursos consignados en los Presupuestos Generales del Estado.

Segunda herida: romper la igualdad en el acceso a la Universidad. La subida de las matrículas, unida a la reducción de las becas, dificulta el ingreso en el nivel superior de enseñanza para muchos españoles. Supone una quiebra del modelo equitativo existente para instaurar otro en el que se segrega por el poder adquisitivo en detrimento de la capacidad de los estudiantes.

Tercera herida: impugnación de las oposiciones de Secundaria de Andalucía. El Gobierno de la nación ha presentado un recurso ante el Tribunal Constitucional para paralizar la incorporación de 2.389 docentes. Una decisión fría como el metal de las tijeras de podar que usa Rajoy, calculada y cobarde fruto de la deslealtad institucional de un Ejecutivo del PP que mira con inquina a esta comunidad autónoma. Han llevado el recurso contra las oposiciones al alto tribunal en el último momento y una vez que han pasado las elecciones autonómicas del 25 de marzo.  La medida significa un gran perjuicio de miles de opositores (33.154 exactamente) que han invertido tiempo y dinero en prepararse durante meses estas pruebas. Rajoy y Javier Arenas, con su silencio cómplice y bochornoso, han quitado a estos opositores la posibilidad de encontrar un empleo y a los interinos la opción de consolidar su plaza. Ya previamente y a traición les habían cambiado el temario. Con menos docentes, menos calidad y más fracaso escolar. Ésa es la cruz que nos impone el PP con esta sectaria impugnación.

Tres navajazos traperos y por la espalda a la educación pública. Tres heridas sin amor ante las que no cabe la resignación de la muerte sino la lucha por la vida de nuestro sistema educativo. Nos toca por pelear por nuestros derechos porque de ello depende el futuro de nuestros hijos.

Foto.El País.

Si soñaras siempre, si amaras…

SI SOÑARAS SIEMPRE, SI AMARAS…
José Hierro

Si soñaras siempre, si amaras
olvidándote, abandonándote…

Pensaría por ti las cosas
dejando que me las soñases.
Con mi velar y tu soñar
el camino sería fácil.
Yo daría los nombres justos
a los sueños que deshojases.
Encontraría para ellos
la voz que los encadenase,
la forma exacta, la palabra
que los llena de claridades.
Me acercaría hasta ti como
si fueses una orilla madre.

Y qué descanso dar al alma
sombras que el alma apenas sabe.
Yo no diría de ti: era
blanca y hermosa y joven y ágil;
tenía bellos ojos tristes
abiertos sólo a realidades
Yo diría de ti: es mi fresca
raíz que de los sueños nace,
la música de mis palabras,
el hondo canto inexplicable,
la prodigiosa primavera
que en las hojas recientes arde,
el corazón caliente que ama
olvidándose, abandonándose.

Tú lo sabrás un día. Entonces
será demasiado tarde.