¡Campeones!

Nos llevamos la Eurocopa. 44 años después, el fútbol español nos da una alegría rotunda, un profundo regocijo que ha recorrido toda la geografía nacional. Lo que se hace esperar produce más satisfacción. Este equipo de bajitos jugones ha merecido con creces la gloria, ha desplegado un juego de ensueño, se ha hecho acreedores del trofeo. En definitiva, se ha hecho justicia con el mejor equipo de la competición. Alemania, durante la final, parecía un conjunto mediocre. Los once de la roja los hicieron vulgares, los desdibujaron privándolos del balón, jibarizaron a unos gigantes que demostraron tener pies de barro. España ganó con grandeza y contundencia, exhibiendo las mejores virtudes de su fútbol preciosista. Saboreemos el éxito y extraigamos conclusiones de futuro. Queda conjurado el maleficio de los cuartos. Ahora, toca el Mundial. Nos espera Suráfrica 2010. Con este grupo humano es posible.

Velando armas

Estamos descontando los minutos para la final de la Eurocopa entre España y Alemania. Tenemos que espantar el dicho popular que nos recuerda que “vísperas de mucho, días de nada”. Expulsemos a los malos augures de nuestras vidas. El tiempo reglamentario dictaminará el vencedor del torneo, mientras tanto déjennos soñar. ¿Y si el sueño se hace realidad? Alemania es un hueso duro, un rival que se crece en las grandes competiciones, que no se amilana en los momentos importantes. Nuestro rival tiene pedigrí, pero el equipo español tiene juego, alegría y personalidad. Le tomo prestada una idea a Manolo Lama, periodista y narrador de la Cadena Ser: este grupo que adiestra Luis Aragonés tiene carácter, sus integrantes pertenecen a una generación de ganadores, al igual que Rafa Nadal, Fernando Alonso o Pau Gasol, son jóvenes a lo que la historia no les supone un lastre. Podrán ganar o perder, son las cosas del juego, nunca se agarrarán al manido “nos ha podido la presión”. La clave del partido está en imponer nuestro estilo, tener el control del balón y protegernos del juego aéreo germano en jugadas de estrategia a balón parado. No hay favoritos. Estamos velando armas. La cita a las 20.45 en el Ernst Happel de Viena. Allí estaremos a través de la pequeña pantalla. España paralizada y nuevo récord de audiencia del año.

Kiko y su secta

Había oído hablar mucho de los kikos, pero siempre me había quedado en un conocimiento superficial, en el mero cruce de opiniones y lugares comunes de tertulias de café. El reportaje en profundidad que publica hoy El País refuerza mis impresiones más negativas sobre ese movimiento ultraconservador de la Iglesia católica que responde al nombre de Camino Neocatecumenal. Su ideario se basa en la intransigencia, el dogmatismo, el proselitismo y la aniquilación del diferente. Aunque la Santa Sede le ha otorgado un fuero especial, este grupo neocon es una secta. ¡Para qué andarnos con rodeos o eufemismos! Al que se desembaraza de los tentáculos, el que consigue escapar de este círculo vicioso, es repudiado y a los familiares que permanecen dentro se les prohíbe el contacto con el rebotado, como se le denomina en el argot de esta organización al que traiciona a la causa.

Su líder o iniciador del Camino, Francisco José Gómez de Argüello, alias Kiko Argüello, es un iluminado peligroso con poderosas conexiones en el Vaticano y en la jerarquía católica española, especialmente con monseñor Rouco Varela. Sus fieles, más de millón y medio en 106 países, se mueven al son que le marca este telepredicador, que amenaza con la cólera divina, que actúa como un Torquemada del siglo XXI y que aborrece a todo aquel que sencillamente discrepa. Kiko Argüello le ha declarado la guerra al Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero por la regulación de los matrimonios entre personas del mismo sexo, el divorcio exprés o la asignatura de Educación para la Ciudadanía. Tiene toda su tropa dispuesta, a cualquier precio, a la reconquista espiritual de esta España progre y descarriada.

Titulares

Sin duda, la decisión de Manuel Chaves de presentarse a la reelección como secretario general del PSOE de Andalucía ha monopolizado las páginas dedicadas a la información autonómica en los medios escritos. A continuación, recojo los principales titulares que se pueden leer en la prensa andaluza de hoy. Me ahorro las valoraciones, sólo me limito a reflejar lo que se puede leer hoy sin más aditamentos, con enlaces en aquellos medios que tienen edición digital.

El País / Chaves: “Me retiraré cuando lo decidan mi partido o los andaluces”

El Correo de Andalucía / Chaves dice que seguirá “por el sentir mayoritario”

ABC / Chaves abre la puerta a repetir como candidato en 2012 y “luego ya veremos”

SUR / Zapatero le pidió a Chaves que continuara al frente de la dirección del PSOE andaluz

Diarios de Sevilla / Chaves tiene ganas e ideas para optar a la presidencia de la Junta en 2012

Córdoda / Chaves se presentará por quinta vez a la secretaría general del PSOE-A

La Razón / El presidente de la Junta repetirá como secretario general del PSOE-A

El Mundo / Chaves reprime su deseo de dar un paso atrás en el PSOE insinuando que el partido no le deja

Ilusión roja

La foto del día es color rojo, rojo intenso. Mi universo particular se inunda este 27 de junio de esta tonalidad por diferentes motivos y circunstancias.

Como a cualquier español al que mínimamente le guste el deporte, estoy invadido por la ilusión después de la exhibición de la selección española de fútbol (anoche casualmente vestida de color mostaza) ante Rusia, un partido memorable que nos ha dado el pase a la final de la Eurocopa. Estamos a un peldaño del éxito absoluto. Nos medimos a la poderosa Alemania, que asusta más por el nombre y su trayectoria en las grandes competiciones que por el juego desplegado en este campeonato. Se dice que una Eurocopa es una cita en la que juegan muchos equipos y la gana Alemania. Esperemos dejar a los teutones sin el trofeo. Alguna vez la alegría tiene que sonreír en la casa del pobre. El mero hecho de colarnos en la final es ya de por sí toda una gesta después de años y años de decepciones.

El color rojo de mi partido está de moda. Nos adentramos en la recta final del proceso congresual en los niveles federal, regional y provincial. En la mañana de hoy, el secretario general del PSOE de Andalucía y presidente de la Junta, Manuel Chaves, ha comunicado su intención de presentarse a la reelección. Su continuidad la revalidará por aclamación el congreso, a celebrar en Granada entre el 11 y el 13 de julio. Para mí, es una gran noticia: es nuestra mejor opción, nuestro principal referente, es una persona cualificada y bien valorada por la ciudadanía, tiene ganas, ideas, conocimiento de Andalucía y el apoyo unánime del partido. Haciendo un paralelismo futbolero, ningún equipo prescinde de su mejor jugador. En estos momentos de crisis económica, no creo que sean buenas las mudanzas. El tándem formado por Chaves y Luis Pizarro nos garantiza estabilidad y una buena guía para seguir trabajando con vistas a dar respuesta a las demandas de la sociedad. Este momento rojo me llena también de alegría y satisfacción y me detengo ahí, no me quiero pasar de adulador.

También se tiñe de bermeja la tarde-noche que nos conduce a la boda de mi amiga Isabel Morillo. Rojo cobrizo de la canícula que nos acompaña en esta ceremonia. Ni el calor nos va a quitar la ilusión y las ganas de pasarlo bien. La temperatura que nos aplasta, esos asfixiantes y temibles 40 grados, es inferior a la que nos produce la felicidad y la emoción que irradia una amiga de verdad en este hito tan importante de su vida. ¡Que coman muchas perdices!

Aguirre se acantona

 

No se ha hecho esperar la respuesta de Esperanza Aguirre a su desplazamiento en el congreso nacional del PP. Se materializa un repliegue forzoso del ala dura a la espera de mejores tiempos por el cambio súbito de estrategia de un Mariano Rajoy apoyado por los barones regionales. Un calculado paso atrás a los cuarteles de invierno mientras escampa. Pero ese movimiento táctico no supone la hibernación del litigio.

La presidenta de Madrid quiere convertir a Madrid en un cantón, en una nueva Numancia, en un baluarte inexpugnable para el marianismo. Aguirre ha vuelto de Valencia y ha cogido el boletín oficial para proceder a una crisis de gobierno. No le ha temblado el pulso. Ha mandado al paro de un plumazo a cinco consejeros, entre ellos dos, Manuel Lamela y Alfredo Prada, que se han integrado en la nueva dirección de Rajoy. A grandes males, grandes remedios. O quizá se ha aplicado el refrán de mejor sola que mal acompañada.

Por una cuestión en clave interna, Esperanza Aguirre ha sacado la guadaña y ha cortado cabezas. Lamela tenía motivos más que suficientes para haber sido removido de su cargo desde hace meses. Este dirigente popular, ahora reconvertido al centrismo como por ensalmo, fue el que promovió una caza de brujas contra los médicos del hospital Severo Ochoa de Leganés con una falsa denuncia sobre sedaciones ilegales y los tribunales le dieron un severo correctivo.

Cinco depurados y dos nuevas incorporaciones, dos hombres de la confianza máxima de Esperanza Aguirre. La presidenta de Madrid no quiere melifluos ni puentes tendidos con la dirección nacional. Se pretende rodear de cuadros abigarrados, rocosos, con puño de hierro. No soporta a los mariconplejines. Las dos almas del PP siguen visibles, muy presentes. La más agitada, la de la crispación y la bronca, no se fue al limbo en Valencia, se halla acontonada en Madrid.

Broche por galeras

Juan Peña Lebrijano puso un emocionante punto y final al ciclo anual ‘El Flamenco viene del Sur’ con un concierto con un nombre más que oportuno ‘Antología’. Mucho arte y mucho corazón. Se sobrepuso con oficio en el escenario a las secuelas visibles del grave problema de salud que ha padecido en las últimas fechas. Una actuación de menos a más, con una soleá por bulería magistral, unas bulerías con sello propio y un broche final con su cante por galeras. El Lebrijano estuvo bien acompañado por la guitarra de su sobrino Pedro Peña y la percusión de Agustín Henke. Acabó su concierto emocionado por un público que le reconoció su esfuerzo y su maestría y le demostró su cariño con una ovación cerrada y extendida en el tiempo.

Lebrijano derrochó arte y gracia. Su último tema de anoche, por galeras, se la dedicó a Silvio Berlusconi por su intención de expulsar a los gitanos de Italia. Se mostró sarcástico y mordaz con el maquillaje con que camufla las arrugas y el paso de los años Il cavaliere. ‘Condenado por ser gitano’, pieza de su disco Galera (1980), se torna en la actualidad en toda una declaración de principios en momentos de crisis en los que la inmigración adquiere la condición de usar y tirar. “A galeras, a galeras, condenado por ser gitano, sin defendernos siquiera…”.

Nota.– El primer vídeo, de 2007, recoge cantes por tientos y tangos. El segundo, de 1980, es un fragmento de sus galeras.

Arenadas

Javier Arenas es el líder de la contradicción y el doble discurso. Es capaz de afirmar una cosa y la contraria en un breve lapso de tiempo o de espacio. Su trayectoria política está llena de idas y venidas. Es el campeón del fonambulismo. Tiene esa proverbial habilidad para escabullirse sin sonrojo, sin ningún tipo de escrúpulo de los callejones sin salida en los que él mismo se mete. La frivolidad y la falta de rigor constituyen los rasgos más determinantes de su forma de hacer política.

En una entrevista publicada ayer por El País, respondía así a la pregunta sobre la condena a Federico Jiménez Losantos por la querella interpuesta por Alberto Ruiz Gallardón: “Tenemos que tener todos la obligación de defender la libertad de expresión, pero también la obligación y el derecho de defender nuestro derecho al honor”.

¡Ay, charrán, que te hemos pillado otra vez! Hace apenas siete meses sostenía exactamente lo contrario. Arenas acusó a boca llena a los socialistas Manuel Chaves y Luis Pizarro de atentar contra la libertad de expresión y de querer amordazar a la prensa crítica por interponer una querella por injurias graves con publicidad contra dos periodistas de El Mundo para reparar el daño causado a su honor por la difusión del caso del falso espionaje.

¿Por qué su compañero Gallardón tiene derecho de acudir a los tribunales si se siente ofendido y no lo pueden hacer Chaves y Pizarro? ¿No todos somos iguales ante la ley? ¿En un estado democrático no gozamos todos de los mismos derechos? Arenas nos tiene acostumbrados a estos vaivenes dialécticos, a estos pendulazos según sus intereses, a esta pertinaz incongruencia. El dirigente de la derecha andaluza le pasa como a los charlatanes de feria, dice una cosa en un pueblo y otra en el pueblo aledaño, según le interese.

Son tantas las arenadas acumuladas en más de 25 años de permanencia en la oposición, en el cuarto de siglo que lleva calentado el banquillo de los suplentes, que ya no sorprende. Este continuo serpenteo le resta mucha credibilidad. Aquí está una de las razones por las que ha perdido tres veces frente a Manuel Chaves en las elecciones autonómicas. Para ganar la confianza de la ciudadanía no se puede hacer política de trilero ni actuar continuamente de farol. Ya no están de moda los trapicheos de Rinconete y Cortadillo.

¡Podemos!

¡Ya era hora! La selección española de fútbol nos ha dado una alegría después de 24 años. Aún recuerdo ese gol in extremis de Maceda ante Alemania que nos acercó a la final de la Eurocopa de Francia en 1984, que perdimos contra la anfitriona. Anoche se rompió el maleficio: pasamos de cuartos, ganamos en los penaltys, derrotamos a la campeona del mundo en partido oficial y sorteamos el gafe del 22 de junio, fecha en la que se acumulaban las eliminaciones. Jugamos bien, merecimos ganar y ganamos. Se hizo justicia, aunque la lógica del deporte rey es bastante arbitraria.  El juego rácano de Italia cosechó el castigo de la derrota. Es difícil conseguir más que el billete de vuelta exponiendo tan poco sobre el césped. Ya queda pensar en las semifinales contra Rusia. El júbilo nos durará, al menos, hasta el jueves. Mientras tanto que nos quiten lo bailado… Mira que si al final podemos cuando, a priori, nadie daba un duro por el equipo de Aragonés. Así son las cosas del fútbol.

Desplantes

Mariano Rajoy ha superado la reválida de su congreso. Se podría decir que hasta con buena nota. Una amplia mayoría le ha confiado el timón de la nave popular para los próximos años y, con una maniobra entre bambalinas, le han allanado su tránsito hacia la candidatura para las elecciones generales de 2012. Eso sí, se ha llevado algunos dardos envenenados de José María Aznar, Ángel Acebes y Esperanza Aguirre, 400 votos en blanco y el portazo de Ignacio Astarloa, entre otros desaires o reconvenciones.

El congreso se ha desarrollado conforme al guión previsto por el equipo de Rajoy, con las notas al margen protagonizadas por la vieja guardia del partido. El perdedor de las elecciones de 2004 y 2008 ha impulsado un deslizamiento del partido hacia la moderación (el camino se demuestra andando) y la renovación del equipo. Muchas caras nuevas (un único superviviente de la época anterior, Javier Arenas), los aznaristas en retirada y ascenso de Gallardón en el organigrama.

A Aznar la habían reservado un papel secundario en el congreso. Los jarrones chinos, como admite Felipe González, estorban mucho en las nuevas etapas. Sin embargo, el presidente de honor del PP ha hecho notar su malestar con elocuentes desplantes, más allá de algunas fotos para la galería, como la que aparece en este post de Gorka Legarcegi, publicada en El País. Un gélido saludo en la jornada inaugural, a la que llegó tarde y provocó su interrupción; su discurso y el de sus afines reclamando que nada cambie; ausencia del ex inquilino de la Moncloa durante el discurso de Rajoy tras la renovación de su mandato… Y van.

Javier Arenas es considerado en los medios de comunicación como otro de los vencedores del congreso. Es como una boya, siempre flota. Aznar, con quien fue secretario general durante ocho años, se lo reprochó con cierta ironía: “Javier, nos han renovado a todos menos a ti”. Su nuevo papel en los órganos nacionales de su partido pone en evidencia que no se halla en Andalucía, que como en ocasiones anteriores se está preparando una plataforma para escapar cuando se pongan más duras. El dirigente andaluz es un especialista en el fonambulismo político y tiene una acentuada habilidad de decir una cosa hoy y mañana la contraria sin inmutarse, con gran desparpajo. Posiblemente, ésta será su última apuesta. En su partido ya lo han calado, saben de que pie cojea y le será difícil engatusar ya a nadie. Se ha definido sin posible marcha atrás. Su mentor Aznar le ha tomado la matrícula.

P.D. La mejor contracrónica del congreso del PP en Valencia se puede leer en el blog de Antonio Montilla, enviado especial de los periódicos andaluces de Vocento. Este periodista escribe, con mucho humor y desenfado, aquello que habitualmente el ojo no ve. Muy recomendable, amistad aparte.