Himno

Un año más, el himno de Andalucía nos ha vuelto a emocionar en los actos conmemorativos del día de la comunidad. La interpretación de Niña Pastori ha sido memorable… Como lo fue en otros años la de Estrella Morente o la de Arcángel e India Martínez. Momento inolvidable.

Anuncios

Confianza en el PSOE


Hoy se ha conocido uno de los barómetros de referencia que miden la situación electoral en Andalucía. La entrega de invierno del Egopa, que realiza la Universidad de Granada, ‪sitúa al PSOE de Andalucía como ganador las elecciones autonómicas con notable diferencia sobre el segundo. Un resultado que revalida la confianza en el PSOE, el partido con quien más se identifican, y en la acción del gobierno que preside Susana Díaz. Los andaluces valoran la estabilidad política, las medidas progresistas y una política presidida por la igualdad de oportunidades, la apuesta por los servicios públicos y la defensa de los intereses de esta tierra.

Los socialistas sacarían más de 14 puntos de ventaja a Ciudadanos, que desplazaría al PP a la tercera posición. La formación naranja superaría a los populares y se consumaría el sorpasso en el centroderecha andaluz, que también pronostican algunas encuestas en el contexto nacional. El batacazo del PP es morrocotudo: el peor registro electoral si descontamos el cosechado en los comicios andaluces en 1982, aún bajo las siglas de AP (Alianza Popular).

La posición relativa del PP podría ser incluso peor si se considerara una eventual confluencia de Podemos-IU. En una suma directa de los datos que ofrece este sondeo, la coalición de estas dos formaciones relegaría al PP como cuarta fuerza política. Este Egopa ha caído como una bomba en la sede regional de la franquicia pepera. Su presidente por ahora, Juan Manuel Moreno Bonilla, ha arremetido contra una encuesta que en otras ocasiones ha destacado cuando el resultado le gustaba más. Respuesta infantil que demuestra el nerviosismo y el desconcierto que reina en el PP.

Casualmente, los dos partidos que bajan (y mucho) en este trabajo demoscópico son los que practican (sin mucho éxito) la pinza contra el Ejecutivo andaluz. El electorado no entiende la política de destrucción sin más argumento que ser el perro del hortelano ni tampoco esta alianza antinatura.

Vida

Cuatro aforismos sobre la vida con la firma de Antonio Gala. Cierran su libro Quintaesencia, impreso en 2012, un compendio del universo creativo y de pensamiento de este excepcional escritor andaluz. (Compartí con Gala este lunes pasado un rato de charla maravilloso, inolvidable, y me dedicó este libro).

Más Andalucía que nunca

Cada vez que se acerca el 28 de febrero tenemos en Andalucía una oportunidad para celebrar y conmemorar lo que hemos conseguido gracias a aquella movilización social por una autonomía plena, que no era otra cosa que la conquista de la igualdad. El 28-F es siempre una fiesta, la fiesta de la esperanza que se plasma en los colores de nuestra bandera. Recordar nuestro pasado es una buena manera de asegurar nuestro futuro. (La importancia de la memoria). Por eso, es bueno que cada año, por estas fechas, hagamos un alto para rememorar de dónde venimos, para valorar lo que hemos avanzado y para reflexionar sobre lo que nos queda por delante para mejorar en bienestar y calidad de vida. Y también es un momento de reivindicación y para defender que nadie nos arrebate lo que tanto nos ha costado. No vamos a permitir ni un paso atrás y cualquier decisión que se tome en España debe contar con esta tierra. Ese peso político y ese papel de equilibrio nos lo hemos ganado con esfuerzo y generosidad.

Brecha salarial

A Rajoy no le importará pero a mucha gente sí, incluyendo a este que suscribe. Escuchar al presidente despachar de forma tan insensible y displicente  la sangrante brecha salarial existente entre hombres y mujeres produce vergüenza ajena. Horas después, balbuceó una insuficiente e ininteligible matización. Intentó sin éxito corregir el patinazo previo sin convicción, de boquilla, se le notó demasiado la incomodidad ante este asunto. Esta semana hemos visto cómo el PP se ha quedado solo en el debate del Congreso de los Diputados para eliminar la diferencia de trato salarial en España por razón de sexo… No se lo creen, no lo tienen interiorizado, siempre les acaba aflorando la concepción machista de la vida por muchos aspavientos y gritos que diera Celia Villalobos en la tribuna de oradores. Hago esta reflexión en el Día Internacional por la Igualdad Salarial. En España, según los datos que manejan los sindicatos, la brecha entre hombres y mujeres alcanza el 23%. Seguramente, la realidad sea peor y el diferencial sea incluso mayor. Por tanto, hay que dar pasos legislativos para erradicar la discriminación laboral y acciones de sensibilización para que exista un clamor social para poner fin a este dislate. Nuestro reto es la igualdad real en todos los ámbitos. No más demoras, no más excusas.

Patrimonio

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha comenzado a tramitar la modificación de la Ley del Patrimonio  Histórico de Andalucía. Una actualización de la normativa que afecta a un elemento esencial de nuestra identidad, un patrimonio que nuestro Estatuto de Autonomía califica como “único entre las culturas del mundo”. Se pretende actualizar una norma que cumple ahora diez años en vigor con el objetivo de proteger, conservar y difundir aún mejor este patrimonio. Es, junto a la programación cultural, el motivo por el que cada año 8,3 millones de turistas culturales eligen Andalucía como destino y se tiene la responsabilidad de disfrutarlo y a la vez preservarlo para las generaciones futuras.

Esta reforma se concreta en 31 novedades sobre el texto actual y surge tras la experiencia acumulada en estos diez años, el trabajo continuado en la tutela, protección, conservación, salvaguarda y difusión de nuestro patrimonio y la interlocución con agentes culturales y profesionales del sector. Se busca adecuar la ley a la evolución que han experimentado en estos años los planteamientos científicos relacionados con la protección y conservación del patrimonio y también a cambios legislativos de otras áreas del ordenamiento jurídico que están muy relacionados con el patrimonio histórico.

Las principales novedades persiguen una mayor simplificación y agilidad administrativa. Se suprime la necesidad de autorización por parte de la Consejería de Cultura para realizar obras de las que popularmente llamamos “menores” en el entorno de un Bien de Interés Cultural, en inmuebles situados en los Conjuntos Históricos, en Zonas Arqueológicas, Lugares de Interés Etnológico. Se elimina la autorización para aquellas intervenciones que no afecten a la estructura, al subsuelo o a la configuración arquitectónica de los inmuebles. Tampoco será necesario elaborar como hasta ahora proyectos de conservación para los inmuebles incluidos en los entornos de los Bienes de Interés Cultural.

Aquellos ayuntamientos que ya cuenten con los planes urbanísticos requeridos (PGOU y planes especiales) no necesitarán solicitar la delegación de competencias para autorizar obras y actuaciones que cumplan con el planeamiento urbanístico aprobado, aún afectando a inmuebles inscritos en el Catálogo General y sus entornos. De esta forma será más ágil la respuesta a la ciudadanía. Se da un mayor protagonismo a las corporaciones locales al ser la administración más cercana al ciudadano y a los propios bienes patrimoniales.

También se racionaliza el régimen sancionador. Se ha reordenado los tipos infractores siguiendo criterios de proporcionalidad. Algunas infracciones se modifican o suprimen y se crean otras nuevas. Además, se ha revisado las circunstancias agravantes y atenuantes. Por ejemplo, se precisa lo que se entiende por reincidencia y se introducen otras agravantes en función de la intención de generar daños o la naturaleza de los perjuicios causados. Y se han introducido atenuantes como la reparación del daño y la paralización de las obras o la actividad infractora de modo voluntario.

Este es uno de los objetivos principales de cualquier Ley dirigida al Patrimonio Histórico es su protección. Se contemplan entre otras medidas incorporar los bienes muebles y actividades de interés etnológico; reconocer y proteger de forma “automática” el conjunto de manifestaciones megalíticas de Andalucía; dotar de entorno protegido a las cuevas, abrigos y lugares que contengan manifestaciones de arte rupestre, y prohibir con carácter general del uso de detectores de metales (producen daños irreparables al patrimonio arqueológico y expolio).

Con la nueva ley se quiere contribuir a la puesta en valor de los bienes patrimoniales, a una mayor concienciación de la ciudadanía acerca de la necesidad de su protección y conservación y garantizar la calidad en la trasmisión de su conocimiento y la comunicación de sus valores. Por eso, algunas de las medidas propuestas son fomentar la enseñanza e investigación del patrimonio histórico de Andalucía en los distintos niveles educativos y promover que la difusión e interpretación del patrimonio histórico se realice por personas con titulación y experiencia de acuerdo con la normativa sectorial vigente de guías turísticos.

Se están preparando una ley avanzada, útil, ágil y acorde con la realidad social de Andalucía y las necesidades de nuestro patrimonio histórico. Una Ley que estimula la participación ciudadana,  simplifica y agiliza la administración, ayuda a los ayuntamientos y a los particulares, modula las sanciones y se adapta a las recomendaciones de UNESCO. Un texto que mejora la protección del patrimonio, así como su fomento y difusión, sin perjudicar la actividad económica y que beneficia a los ciudadanos.