Regreso al pasado

La reforma de la ley del aborto, según los datos que se conocen por los medios de comunicación, nos devuelve a un tiempo anterior a la primera normativa de supuestos de 1985. Se le expropia a la mujer el derecho a decidir, se la criminaliza y se la amenaza de nuevo con la cárcel. La que pueda pagárselo se irá a Londres como antaño. La que no tendrá que apechugar con las consecuencias, incluso con la tortura psicológica de tener que parir un feto con malformación porque así lo dictamina la moral de la derecha. Involución total.

Viñeta.El Roto en El País.

Resignación y paciencia

Escuchar a Mariano Rajoy pedir paciencia a los ciudadanos en esta situación de emergencia social produce bochorno. Sus palabras destilan una insoportable insensibilidad y un profundo desconocimiento del sufrimiento de cientos de miles de familias. Ha tardado el presidente del Gobierno más de 72 horas en valorar el dramático dato del paro en nuestro país. 6.202.700 dramas personales a los que no tenía nada que decir y a los que sólo ofrece resignación y obstinación en el error, o en el mejor de los casos el eufemismo de la “movilidad exterior” (vulgo emigración). La rueda de prensa tras el último Consejo de Ministros supone una demostración de impotencia y de falta de coraje. La respuesta ante las alarmantes cifras del desempleo sólo genera desesperanza y una claudicación en toda regla ante la obligación de cambiar las cosas desde la política.

Todo muy característico de la idiosincrasia de Rajoy: esperar y dejar que el tiempo o las circunstancias resuelva los problemas. Quizá el presidente se pueda cruzar de brazos y aguardar a que el viento cambie el rumbo de la cruda realidad, pero los españoles no. Rendirse a los designios de instituciones no elegidas democráticamente y no cambiar una política económica que produce recesión y paro suponen abundar en el camino del fracaso. El inquilino de la Moncloa da por perdida la legislatura: después de cuatro años habrá un millón más de parados que en 2011 y un sinfín de recortes, innumerables derechos eliminados, una sociedad menos justa y más desigual. Llegó con la promesa de que con el PP bajaría el paro y se saldría de la crisis. Dieciséis meses más tarde, la previsión no muy ser más aterradora. El PP ya está gestionando su propia herencia.

Ante un horizonte tan negro, Rajoy entona un desesperante déjalo estar. Para The Beatles su Let it be fue el colofón de una década de éxito, para el político gallego representa el canto del cisne tras un monumental engaño electoral. España no necesita pasividad, sino energía y políticas de crecimiento. Y un líder que sea capaz de dar la cara y generar una ilusión colectiva sobre argumentos sólidos. Sin embargo, ni una cosa ni otra.

Miedo un instante

MIEDO UN INSTANTE
Rafael Guillén

Tengo miedo de ti, o de mí. Cabalgo,
cabalgas tú mi piel por los umbrales
sombríos del amor. Y nunca sales
a mi luz, a tu luz. Y nunca salgo.

Tengo un algo de ti. Tienes un algo
de mí por tus distancias siderales.
¡Ah, si Dios me dijese lo que vales
para poder saber lo que yo valgo!

Estoy, estás, como cumpliendo un rito,
como dando postura por el viento
a esta voz con que gritas, con que grito.

Todo termina, justo, en el momento
en que casi nos toca lo infinito.
tienes miedo, y me mientes. Y te miento.

Crónica de una engañifa anunciada

Corría enero de 2010, la crisis cumplía su segundo año y el paro superaba ya la preocupante barrera de los cuatro millones de españoles. Mariano Rajoy, líder de la oposición con aspiraciones de llegar a la Moncloa, posaba ante las puertas de una oficina de empleo para una entrevista concedida a El Mundo. Se presentaba como el gestor-milagro: “Cuando gobierne bajará el paro“. A su llegada a la poltrona presidencial el desempleo ya rebasaba el umbral dramático de los cinco millones. Quince meses después se ha superado el listón fatídico de los seis millones. 6.202.700 parados, lo que el diario de Pedro J. Ramírez define como “recórd de la vergüenza” que “echa por tierra la labor del Gobierno”.

Rajoy y su reforma laboral nos han traído otro millón de dramas personales. Con las previsiones económicas de profunda recesión (que hoy revisan a la baja para admitir una caída de PIB del 1,5% en 2013, tres veces más de lo inicialmente previsto), el guarismo de la desgracia seguirá creciendo. Argüía el actual presidente en las vísperas electorales (octubre de 2011) que el paro era la principal razón para el cambio político y, desde luego, los resultados cosechados por su gabinete llaman al cambio del cambio tras este rotundo fracaso. Sus pócimas mágicas no han resultado ser más que un espejismo, una engañifa. Ante esta situación de emergencia social, el Gobierno ha guardado un silencio sepulcral. Ni Rajoy ni ninguno de sus ministros han salido a la palestra a dar la cara. Ni siquiera a través de una televisión de plasma.

Y los escasos miembros del PP que osaron a explicar esta catástrofe nacional quizá hubieran estado mejor callados. Decir, como Carlos Floriano, que no nos cieguen los 6,2 millones de parados porque los datos macroeconómicos son esperanzadores y la recuperación llegará más pronto que tarde es un insulto a la inteligencia y una falta de respeto a los muchos dramas personales. Sería más productivo reconocer el error y abandonar el dogma de la austeridad a ultranza, el letal austericidio, apostando por el estímulo económico, el flujo de crédito y la reactivación del consumo. La receta de recortes que imponen Bruselas, Alemania, el BCE y el FMI sólo producirá más penurias y sacrificios. Ya veremos qué pasa en unas horas.

PD.– Curiosas las portadas de ABC y La Razón. En el primero, la foto central que ilustra la información del paro es de Merkel. En lugar de poner al mandado, el periódico de Vocento opta por la jefa. El segundo rotativo relega la noticia a tercer asunto de portada como si el ciudadano se dejará engañar por tan burda maniobra. En otros momentos la selección gráfica y la valoración habrían sido muy distintas. ¿Alguien duda de que habrían apuntado a Zapatero con su dedo justiciero?

De mazazo en mazazo

No por previsible el dato de paro de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al primer trimestre de este año deja de ser doloroso. Se bate otro registro negativo. Y van…  Más de seis millones de españoles no tienen trabajo. Y se sobrepasa ese listón psicológico con mucho: 6.202.700 dramas personales. Un guarismo catastrófico que señala la gravedad de la crisis y los estragos que está generando en la sociedad española. Con este rotundo mazazo suenan a chiste de mal gusto los alegatos del Gobierno de Rajoy, ya sea por boca del presidente o de sus ministros De Guindos o Montoro, sobre que se están produciendo cambios positivos en la economía española. Y se antoja aún más ridícula la propaganda y la algarabía de cierta prensa conservadora por el ‘milagro’ de la gestión del Partido Popular. Nadie en su sano juicio observa síntomas de recuperación: este país es más pobre y su futuro más incierto por las decisiones que nos imponen desde fuera organismos que nadie ha elegido. El aceite de ricino de los recortes nos está conduciendo al más profundo de los abismos. Y sin tiempo apenas para superar este golpe, mañana almorzaremos sobresaltados por un nuevo tijeretazo del gasto público. Nos hundirán tanto que tardaremos muchos años en recuperar los niveles de los tiempos de bonanza. Mientras tanto, el Gobierno y su banda de cornetas y tambores mediáticos nos intentan vender que vamos por el buen camino. ¡A quién quieren engañar!

Gráfico.El País.

Dos tazas de recortes

Si no quieres caldo, toma dos tazas. Está demostrado que con los recortes sólo se consigue más paro y más depresión, pues este viernes nos preparan dos tazas más de esta medicina letal para la recuperación económica. Nos ha querido tranquilizar Rajoy diciendo que no serán tan dramáticos como los de 2012 y, con sus antecedentes, nos tenemos que echar a temblar. ¿Pero queda algo ya que recortar? Reducen el gasto público para contener el déficit y el tijeretazo dado el año pasado ha situado a España en la cabeza del ranking europeo de desviación entre ingresos y gastos. La motosierra del PP, que resulta ser su única política económica, no sólo produce más sufrimiento y empobrece más al país, es que ni siquiera consigue cumplir sus objetivos macroeconómicos.  Han podado el estado del bienestar hasta el punto de hacerlo casi irreconocible y a pesar de todo España cerró 2012 con más déficit que en 2011.  Y decían que ellos eran los salvadores de la patria y que los socialistas éramos unos incompetentes. Dime de lo que presumes…

Viñeta.- eldiario.es

Deudores vulnerables

El Gobierno de Andalucía aprobará en las próximas fechas un decreto para combatir la exclusión social. Una norma que se plantea en una triple dirección: generar empleo a través de los ayuntamientos, una partida para solidaridad alimentaria (garantizar tres comidas a los niños y a los ancianos de familias con dificultades) y acelerar la respuesta para la concesión de la renta básica de subsistencia. En paralelo a este pionero y necesario proyecto, a punto de ver la luz, el presidente Griñán está impulsando ya otra reforma legislativa novedosa y de calado social: la protección de los deudores vulnerables, con medidas como el incremento del mínimo inembargable del salario y de una quita para las deudas de los autónomos y los pequeños y medianos empresarios.

Esta iniciativa va dirigida a asalariados, pymes y autónomos que, en cumplimiento de sus obligaciones de pago, se vean en riesgo de exclusión social o no puedan reanudar su actividad profesional. Se trata de garantizar una renta vital digna a ciudadanos sometidos a un proceso de embargo, elevando el mínimo inembargable. Este mínimo sería el salario mínimo profesional, estipulado en 645,30 euros mensuales. En el caso de las ejecuciones hipotecarias, el suelo es de 961 euros.

Para pymes y autónomos que no puedan hacer frente a sus deudas, una vez ejecutado y liquidado el patrimonio embargable, las deudas quedarían saldadas y la actividad profesional o empresarial pueda continuar desde cero. También se plantea que la ley concursal obligue a que el pago de salarios atrasados o de indemnizaciones por despido tenga prioridad y a mayor protección de los usuarios ante los productos financieros después de los abusos en preferentes e hipotecas.

La iniciativa anunciada por el presidente Griñán es una medida ambiciosa, que transciende las competencias del Gobierno autonómico (afecta a la legislación civil, laboral y mercantil) y aspira a crear desde Andalucía un debate de dimensión nacional. Se pretende impulsar medidas que palíen los problemas que están padeciendo las clases medias y trabajadoras, que son las grandes damnificadas por los recortes impuestos por el Gobierno de Mariano Rajoy. Para combatir la desigualdad no bastan medidas asistenciales y que son necesarias nuevas fórmulas de actuación en el derecho privado. Andalucía vuelve a tomar la iniciativa y a situarse de nuevo en vanguardia.

Naranjas de la China

María Dolores de Cospedal y una delegación de la dirección nacional del Partido Popular andan por tierras chinas. A diferencia de lo que hace la derecha, siempre tan presta en arremeter contra la presencia en el exterior de los demás, quiero dejar claro que no censuro ni vitupero este viaje al lejano Oriente. Ni siquiera me parece reprochable una agenda de trabajo donde el plato fuerte sea un convenio de colaboración del PP con el Partido Comunista chino. La apertura de miras es el mejor antídoto contra el fanatismo y el sectarismo. Sí me resulta chocante el silencio de la prensa conservadora sobre esta gira de la número dos popular. Omisión casi absoluta al “memorándum de entendimiento, intercambio y cooperación” entre dos organizaciones políticas antagónicas en sus principios y objetivos. Ya sabemos que a la brunete mediática les produce sarpullido todo lo que huela a rojo, a progresista, a socialista y, mucho más si cabe, a comunista. Quizá sea ésa la razón del ninguneo al periplo de Cospedal y sus resultados en determinados medios de inclinación conservadora. O también para poner sordina a la retórica huera y poco creíble del PP como partido de los trabajadores después de tantos recortes y eliminación de derechos. ¿Dónde ha guardado la secretaria general la pañoleta palestina de cuando se travestía de progre? Sus hechos y los del Gobierno de Mariano Rajoy no resisten esa perversión del lenguaje y los conceptos.

Foto.- Efe.