Hoy viene a verme…

Hoy viene a verme. Él, Él en persona.
No intento resistirme, por supuesto.
Irónico y burlón, llega dispuesto
a “salvarme de lo que me obsesiona”:

tal dice. Su belleza desentona
con el eterno universal denuesto
de que le han hecho objeto; aparte de esto,
me ofrece lo que nunca se perdona.

Tendiendo, en fin, el ominoso pliego,
me ha mirado con ansia tan humana
que chispean sus ojos como el fuego.

¡Un alto precio por una manzana!
Temblando igual que Él, respiro y niego,
pero no sé lo que diré mañana.

Carmen Jodra Davó

  • Poeta y filóloga clásica madrileña, fallecida el 24 de julio de este año.

Comida a tutiplén

(Comienzo hoy una serie de publicaciones con epicentro en el Palacio de San Telmo, sede de la presidencia de la Junta de Andalucía, para compartir con quien desee peripecias y circunstancias pintorescas que vienen aconteciendo desde la llegada de las derechas al antiguo palacio de los Montpensier. Para evitar represalias contra los empleados públicos no citaré las fuentes informantes, sólo los hechos).

La casa de los líos, capítulo 1.
COMIDA A TUTIPLÉN

Algo ya ha salido publicado en ABC pero el despiporre es de tomo y lomo. El desembarco de los representantes del nuevo Ejecutivo de las derechas ha supuesto elevar a la ‘n’ potencia el gasto en comidas en San Telmo. En poco más de dos meses se fundieron el presupuesto previsto para este fin en todo un año. Antes, en la etapa socialista, no se pasaba de las diez comidas en días laborables. Con los nuevos, el número de comensales se disparó por encima de los treinta. Y no sólo entraba el almuerzo, también el desayuno y en muchos casos la cena. El presidene es uno de los que más se beneficia de la pensión completa en San Telmo, al parecer la despensa de su casa ha de estar vacía.

Como consideran que no ganan suficiente, han tomado esta vía para complementar en especie su salario. Ahorro familiar a costa del erario público y jornada de sol a luna del cocinero para atender tanta demanda gastronómica. En el grupo de comensales no sólo se cuentan altos cargos, sino también personal de confianza. Los jerifaltes actuales ampliaron el número para satisfascer a sus fichajes.

Cuando llegaron se encontraron que el suministro de provisiones para la cocina era de la mayor cadena española de supermercados. Una garantía total, pero no les parecía suficiente la calidad de sus productos. Se cortó abruptamente con el proveedor para dar paso a un servicio gourmet. Y es que la gente de derechas tienen el paladar muy fino y sólo pueden comer exquisiteces. Total si se lo pagamos entre todos.

Alguien debió de alertar del excesivo gasto que suponía esta barra libre en San Telmo que han puesto freno reduciendo el número de beneficiarios del óbolo gastronómico. El escándalo estaba servido y todos los días no se podía hacer comida como si de un banquete de sus muy antiguos moradores de sangre azul, los Montpensier, se tratara.

Cocina de las malas

El ‘CIS andaluz’ no ha podido estrenarse con peor pie. La puesta de largo del primer Barómetro de Opinión Pública, elaborado por el Gobierno de las derechas, no ha podido ser más calamitosa. Han presentado un documento confuso y caótico para confundir a los medios y tapar el resultado final: que el PSOE volvería a ganar unas elecciones por seis puntos sobre el PP. Algunas cabeceras se han visto obligadas a rectificar por el despropósito de presentación. Todo orquestado desde la factoría de montajes e intoxicaciones de Elías Bendodo, consejero de Presidencia. Pero el tiro les ha salido por la culata. Una encuesta de encargo tiene poca credibilidad pero si encima la ‘cocina’ se hace en San Telmo, sede de la Presidencia, es ya de traca. Una empresa se ha encargado del trabajo de campo y toda la labor de análisis y la estimación la han hecho dos cargos de confianza del Ejecutivo de las derechas. Son dos personas vinculadas a Bendodo: el director del Centro de Estudios Andaluces, Tristán Pertíñez, y una asesora de Presidencia, Eladia Illescas, que se presenta por el Centro como directora de investigación. Éstos son los cocineros de este disparate al servicio del Partido Popular con el dinero de nuestros impuestos.

Nunca más volviste

Nunca más volviste,
Daniel.

Desde entonces ya no hubo patio
ni baúles con especias,
ni la luz posó sus labios
en los membrillos del aparador.

Y en vez de tu cuerpo fue la fiebre,
la humedad,
el tremendo cansancio
fluyendo de los frascos de perfume.

Por la tarde se me cala el cabello
en un charco de polvo.

Por la noche agrietaba con los nudillos
el ventanal de mi cuarto.

Almudena Guzmán

Regeneradores de boquilla

Partido Popular y Ciudadanos suscribieron un acuerdo para el Gobierno de Andalucía en el que se comprometen a la “separación inmediata de los cargos públicos en todas las instituciones andaluzas, tanto autonómicas como locales, que hayan sido o sean imputados formalmente por delitos de corrupción, hasta la decisión definitiva del órgano judicial”. El papel es sufrido y lo aguanta todo. Y los firmantes hacen la vista gorda, muy especialmente los naranjas, tan exigentes antes y tan condescendientes ahora. Algunos ejemplos de la actitud laxa contra comportamientos presuntamente irregulares de actuales cargos de la Junta:

1. Fernando Francés, secretario general de Innovación Cultural y Museos. Investigado por un juzgado de Málaga por daños a patrimonio histórico por la instalación de los mosaicos de Invader. Además, está implicado en otras dos causas judiciales y podría incurrir en incompatibilidad por simultanear actividades privadas con el cargo público.

2. Juan de la Cruz Belmonte, delegado territorial de Salud en Almería, llega al puesto está siendo investigado por el Juzgado de Vera en su etapa de concejal por presuntos delitos de administración desleal y delito societario en la empresa mixta municipal Codeur, que gestiona en agua en la localidad.

3. Ignacio Romaní, flamante nuevo director provincial de la Agencia y Vivienda y Rehabilitación en Cádiz, es siendo investigado por abonar al menos 42.000 euros públicos como concejal y presidente de Aguas de Cádiz al Observatorio Andaluz de Responsabilidad Social de la Empresa (OARSE), una entidad liderada por el profesor de la Universidad de Cádiz, Carlos Guillén, que entonces dirigía su tesis doctoral.

Este repaso a vuelapluma demuestra que todo su discurso regenerador es de boquilla.

Foto.Efe. Bendodo (PP), Marín (Cs), Moreno Bonilla (PP) y Hernández (Vox), los socios de las derechas se lo pasan pipa en el Parlamento de Andalucía.

El gesto de Valls

Lo que ha hecho Manuel Valls no es habitual en la vida política. El ex primer ministro francés y concejal electo por Barcelona le ha ofrecido a Ada Colau sus votos para que siga al frente de la Alcaldía de la ciudad. Y lo hace gratis, sin pedir nada a cambio, sólo con la finalidad de impedir que el independentismo se haga con el bastón de mando municipal. Si inaudito es el gesto de Valls, no menos llamativa es la equidistancia de Colau y las reservas manifestadas por su gente de confianza a esta vía. La todavía alcaldesa prefiere un pacto imposible con ERC y PSC, imposible porque los socialistas no pactarán con los separatistas. Cuesta entender el purismo de En Comú Podem, la confluencia catalana vinculada a Podemos. No hay mejor forma de transformar y hacer avanzar a una sociedad que desde las instituciones, y más aún quitándole un instrumento político de tanta magnitud como el Ayuntamiento de Barcelona a ERC y Ernest Maragall, que lo pondrían al servicio del procés y no de los ciudadanos, como están haciendo desde la Generalitat. En este caso, las dudas de Colau y su partido ofenden.

Foto.- elnacional.cat.