En el tejado del PP

octubre 4, 2017

El Gobierno de la nación tiene cinco días para desistir de su recurso contra la jornadas de 35 horas semanales de los empleados públicos de la Junta de Andalucía. El Tribunal Constitucional le ha dado a Mariano Rajoy ese plazo para que confirme o se retracte de su agresión a los más de 250.000 trabajadores y a los servicios públicos. Estamos ante una oportunidad para que el presidente del PP andaluz pase de las palabras a los hechos y convenza a sus correligionarios de la Moncloa que den marcha atrás. Hasta la fecha Moreno Bonilla ha demostrado nula de capacidad para frenar o, al menos, moderar el castigo sistemático de Gobierno a esta comunidad. Es como un cero a la izquierda.

Anuncios

No se bajan del burro

septiembre 25, 2017

La ministra de Sanidad dejó claro que el Gobierno del Partido Popular mantendrá el copago para los pensionistas. Si alguien de buena fe creía que con la fanfarria gubernamental de la recuperación económica Mariano Rajoy iba a devolver derechos arrebatados, se equivocaba de medio a medio. El copago y otras muchas conquistas sociales pertenecen a lo que el viento se llevó y mientras que esté la derecha en la Moncloa no volverá. Dolors Montserrat, sin complejo alguno, le zampa la negativa al ciudadano interpelante. Un día de éstos dejaremos la crisis atrás, aún quedan muchas familias sufriendo sus graves secuelas, pero cuánto habremos perdido en el camino por la obstinación del pensamiento único neoliberal de arrasar con los grandes avances conseguidos en las cuatro décadas de democracia en bienestar y libertades públicas.

Qué espera Rajoy…

septiembre 23, 2017

Todo el mundo sabe que Andalucía está mal financiada. También Mariano Rajoy aunque mire hacia otro lado. Lo viene denunciando desde hace años el Ejecutivo que preside Susana Díaz. Hemos recibido 5.522 millones de euros menos entre 2009 y 2015, entre otras razones por la sesgada aplicación del actual modelo desde que llegó el PP a Moncloa en 2011, un modelo por cierto caducado desde 2014. Esta discriminación la ha confirmado el grupo de expertos designados por el Gobierno de la nación y de las CCAA, la última liquidación correspondiente al ejercicio de 2015 (cada andaluz ha recibido 104 menos que la media de las comunidades) y por si no hubiera suficientes argumentos, esta semana hemos conocido un informe de FEDEA, fundación del BBVA, que sitúa a Andalucía entre las tres autonomías peor financiadas. Los datos, la legislación y el acuerdo alcanzado en la Conferencia de Presidentes en enero pasado obligan a aprobar ya un nuevo modelo de financiación. Rajoy debe dejar de hacer lo de siempre, no esperar a que los temas se pudran y hacer posible una negociación inmediata. No hay excusas y además hay urgencias para garantizar la igualdad de los ciudadanos vivan donde vivan. El presidente del Gobierno debe salir de su letargo. No parece muy preocupado en cumplir con su palabra ni con la LOFCA y mucho menos en acabar con los agravios. Del PP andaluz no esperamos nada, más que callar y otorgar, aunque su postura pusilánime y servil perjudique a Andalucía.

40.000 millones que se esfuman

septiembre 13, 2017

El Gobierno de Mariano Rajoy renuncia a 40.000 millones del rescate bancario y no se inmuta siquiera. Una dejación de funciones que sonroja a cualquiera y que a la derecha patria le resbala sin pudor. Entretanto, el Ministerio de Hacienda hace de perro de presa de comunidades autónomas y corporaciones locales limitando su posibilidad de hacer políticas que benefician directamente al ciudadano. Un auténtico contradiós tanta benevolencia del gabinete del PP con las entidades financieras que han gestionado rematadamente mal, despilfarrando y me quedo corto el dinero de todos, cuando es tan estricto e injusto con las administraciones que gestionan los servicios públicos y protegen el estado del bienestar. El óbolo del Gobierno a la banca es 10.000 millones mayor que el presupuesto de la Junta de Andalucía para 2017. Cuánto se podría hacer con tanto dinero en sanidad, educación, dependencia, empleo o cultura. Pero Rajoy renuncia con negligencia a tantos recursos públicos. Insoportable.

Todos… ¿y el PP?

septiembre 4, 2017

Nos jugamos mucho en Andalucía ante la aprobación de un nuevo modelo de financiación autonómica. Hay un compromiso suscrito por Gobierno de España y comunidades autónomas de aprobarlo este año, y es que el vigente está caducado desde 2014. Está sobre la mesa el futuro de los servicios públicos y de nuestro autogobierno. Sabedora de esta realidad, la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, ha mantenido una ronda con los dirigentes de los partidos para trabajar en una posición unitaria ante una nueva financiación justa y que distribuya los recursos suficientes para garantizar la igualdad, una reivindicación que ya habían compartido sindicatos y patronal la semana pasada.

A esta alianza por Andalucía se han sumado en líneas generales todas las fuerzas parlamentarias. El PP, consciente de su soledad en este asunto, se ha visto obligado a modular (al menos de boquilla) su discurso ante la contumacia de los datos. El último ejercicio presupuestario liquidado, el de 2015, se traduce en que cada andaluz recibe 104 euros menos que la media nacional, lo que en términos absolutos suponen unos 1.000 millones de euros. O dicho de otra manera, con la aplicación que hace del sistema de financiación el Ejecutivo de Mariano Rajoy no se envían los fondos correspondientes a 220.000 andaluces.

El agravio es evidente y Moreno Bonilla no ha tenido más escapatoria que apelar a un gran acuerdo nacional entre PP y PSOE. Una contorsión de urgencia ante quien siempre se ha puesto de perfil y no levantado nunca la voz ante la Moncloa. Lo que en el argot del rugby sería una patada hacia adelante para alejar el peligro. Sin embargo, empecemos por los cimientos, no por el tejado: lo primero es sellar un gran acuerdo en Andalucía para recibir los fondos que nos corresponden por derecho. Y los dirigentes del PP se tendrán que retratar, decidir si por una vez en su historia anteponen los intereses de esta comunidad o se pliegan sin decoro a las exigencias de su partido y a los compromisos de Rajoy. Ellos verán… Hasta ahora su actitud sumisa y genuflexa la rechaza la mayoría de los ciudadanos de esta tierra.

Contra Andalucía

septiembre 2, 2017

El Partido Popular ha celebrado entre ayer y hoy unas jornadas con el rimbombante objetivo de evaluar los acuerdos de la Conferencia de Presidentes celebrada en enero. Al menos así lo anunciaba el delegado de la franquicia pepera en Andalucía. Allí mucho pimpampum contra Cataluña, mucho autobombo sin rubor y muy poco de los asuntos que preocupan a los ciudadanos. Juan Manuel Moreno Bonilla ha ido a la Comunidad Valenciana, sede de esta cumbre del botafumeiro, a asentir y a darle el ‘sí, bwana’ a Mariano Rajoy. El principal acuerdo de la Conferencia de Predidentes fue la aprobación antes de que finalice el año de un nuevo sistema de financiación (el actual está caducado desde 2014) que sea justo, igualitario y que conceda recursos suficientes para poder desarrollar los servicios públicos con equidad y calidad en todos los territorios de España. La intención del presidente del Gobierno es seguir mareando la perdiz todo el tiempo que pueda.

Sin embargo, en Andalucía hay una posición unitaria sobre la necesidad de que vea la luz ya una financiación justa y que no discrimine a esta tierra. Unitaria menos por el desmarque del PP, que como siempre se pliega a las consignas que le llegan de Madrid. Moreno Bonilla ha demostrado en Valencia una vez más su falta de arrojo. A esas jornadas ha acudido con vocación genuflexa, sin atender el clamor que existe en esta comunidad por el agravio a la que la somete el Gobierno de Rajoy. A la hora de defender esta tierra ante el castigo de su partido, Moreno Bonilla actúa como un ‘calzonazos’ político… Calla y otorga. Lo mismo que siempre ha ocurrido en el PP andaluz.

Foto.- elplural.com.

¡No tienen enmienda!

septiembre 1, 2017

Cada decisión que toman el PP o sus vicarios en la esfera de los medios públicos de comunicación nos pone los pelos de punta. La dirección de RTVE ha procedido a remover el desacreditado organigrama de informativos y ha cambiado una pieza del engranaje de manipulación por otra equivalente. Se han traído para engrosar la maquinaria de desinformación a un elemento que se ha jactado de manipular en los medios públicos. Juan Dios Martinez, hasta ahora delegado del ente en Murcia, tiene el triste honor de que todos sepamos a través de unas grabaciones cómo se las gasta usando un medio que es de todos en beneficio de las siglas de la gaviota. Pese a todo, lo premian con un ascenso en Madrid. La derecha no tiene enmienda. Esperemos que esta presencia sea efímera y que se cumplan los plazos para reformar la ley de RTVE y volver a la independencia y el pluralismo que regía en la etapa del Gobierno socialista de Zapatero. La iniciativa del PSOE, que salió adelante por unanimidad en el Congreso de los Diputados, planteaba un plazo de tres meses para recuperar la decencia en RTVE y, entre otras cosas, que su director general sea elegido por una mayoría parlamentaria cualificada y no por el dedo de Rajoy. Esperemos que no se demore este cambio necesario y que el PP no ponga más palos en la rueda.