Canto destruido

septiembre 25, 2016

CANTO DESTRUIDO
Carlos Pellicer

¿En qué rayo de luz, amor ausente
tu ausencia se posó? Toda en mis ojos
brilla la desnudez de tu presencia.
Dúos de soledad dicen mis manos
llenas de ácidos fríos
y desgarrados horizontes.

Veo el otoño lleno de esperanza
como una atardecida primavera
en que una sola estrella
vive el cielo ambulante de la tarde.

Te amo, amor, y nada estoy diciendo
para llamarte. Siento
que me duelen los ojos de no llorar. Y veo
que tu ausencia me encuentra
como el cielo encendido
y una alegría triste de no usarla
como esos días en que nada ocurre
y está toda la casa
inútilmente iluminada.

En la destruida alcoba de tu ausencia
pisoteados crepúsculos reviven
sus harapos, morados de recuerdos.
En el alojamiento de tu ausencia
todo lo ocupo yo, clavando clavos
en las cuatro paredes de la ausencia.

Y este mundo cerrado
que se abre al interior de un bosque antiguo,
ve marchitarse el tiempo,
despolvorearse la luz, y mira a todos lados
sin encontrar el punto de partida.

Aunque vengas mañana
en tu ausencia de hoy perdí algún reino.

Tu cuerpo es el país de las caricias,
en donde yo, viajero desolado
-todo el itinerario de mis besos-
paso el otoño para no morirme,
sin conocer el valor de tu ausencia
como un diamante oculto en lo más triste.

Las lágrimas de cocodrilo de MB

septiembre 24, 2016

Juan Manuel Moreno Bonilla lleva un par de días lloriqueando por todas las esquinas de Andalucía. Se quiere hacer la víctima, el falso doliente, por estas palabras de la presidenta Susana Díaz en el debate del jueves en el Parlamento: “El único patrimonio que he heredado es la educación, la honestidad, la honradez y la vergüenza, patrimonio del que usted carece“. Este fue el colofón de la jefa del Ejecutivo andaluz después de haber tenido que escuchar de boca del presidente del PP regional gruesas acusaciones de tapar y ser heredera de la corrupción o definir como saqueo permanente la gestión en la Junta. Y en días precedentes, por no remontarnos a años atrás, todo tipo de insultos, mentiras e insidias incluso contra su familia. A los del PP no les importa la verdad, el honor o la reputación de los rivales políticos. La derecha acostumbra a atacar a los demás con puño de hierro y luego sacan a relucir mandíbula de cristal a las primeras de cambio. No tienen encaje alguno. Bien haría Moreno Bonilla y su cohorte en abandonar la senda del encanallamiento de la vida pública que tanto le gusta transitar al PP desde la época de Javier Arenas. Si uno ataca furibundamente y difama, tiene que saber aguantar después la reacción del contrario. No vale sacar lágrimas de cocodrilo por haber perdido la contienda que uno empezó. Pero sobre todo las y los prebostes peperos han de hacer examen de conciencia y dejar de pensar que el adversario político es sólo un saco de golpes donde soltar sus frustraciones. Todo tiene un límite.

Insumisión

septiembre 23, 2016

Un escuálido 18%. Ésa es la exigua cantidad que ha aportado en 2015 el Gobierno de la nación para financiar el Sistema de Atención a la Dependencia. El dato lo ofrece el Observatorio Estatal de la Dependencia y coindice con la protesta que la Junta de Andalucía viene haciendo de forma sistemática por el incumplimiento de las obligaciones por parte del Ejecutivo de Mariano Rajoy. La ley dice con claridad que la administración central y la autonómica tienen que sufragar al 50%, a partes iguales, la inversión para sostener este cuarto pilar del estado del bienestar. El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, y por extensión todo el Gobierno, se comporta como un insumiso y deja que las comunidades autónomas corran con el grueso del gasto, un 82%. Y como dice la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, a la que pertenece el Observatorio, el quebranto para las CCAA las coloca en una encrucijada de muy difícil salida, cuando son ellas las que deben responder ante las personas dependientes. A 2.865 millones asciende el recorte acumulado en dependencia desde que llegó el PP a la Moncloa en diciembre de 2011. Este tijeretazo figura en los documentos remitidos a Bruselas por el Ejecutivo de la nación. La apuesta de Rajoy por la dependencia es nula; su compromiso, inexistente con el bienestar de estas personas vulnerables. No estamos ante opiniones, los hechos lo demuestran.

Foto.- Infolibre. Manifestación contra los recortes de Rajoy en dependencia.

Fuera las caretas

septiembre 22, 2016

Al final acabó cantando la gallina. Mariano Rajoy no ha tenido ningún rubor en reconocer lo que todos sabíamos: es el principal interesado en la celebración de unas terceras elecciones. Lo ha dicho claramente: sí hay que ir a elecciones, se va y además sacaremos mejores resultados. Nada que cualquier observador político no pudiera interpretar como consecuencia de su escaso interés para evitar lo que la inmensa mayoría de los ciudadanos no quiere. Su discurso y su actitud en el debate de investidura fallido ya dejaban entrever su estrategia. No sólo ninguneó el candidato del PP a sus aliados de Ciudadanos, es que no hizo ningún gesto para seducir a ningún otro grupo político situado en el ‘no’ y dinamitó cualquier puente que quedara en pie hasta ese momento con el nacionalismo periférico. Y desde este intento frustrado no ha realizado ningún movimiento para favorecer el desbloqueo de la situación política. Antes al contrario, ha ido tomando decisiones, como la de recuperar al dimitido ex ministro José Manuel Soria, para apuntalar en el ‘no’ a sus adversarios. Pero ayer ya dio por hecho que quiere nuevas elecciones. Admitió lo evidente o le traicionó el subconsciente, qué más da. Y es que en la sede nacional de la calle Génova, remozada con dinero de dudoso origen, ya trabajan en clave de campaña y han contratado a una agencia de publicidad con vistas a la cita con la urnas de diciembre. En Andalucía dirigentes peperos tampoco tienen empacho en asegurar que están con agenda de campaña. Y luego diciendo que los demás son los responsables de la falta de gobierno. ¿Se puede destilar tanta hipocresía?

Divorcio (II)

septiembre 21, 2016

En el post anterior he narrado el último encontronazo público entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón y he analizado la ruptura cada vez más evidente entre ellos a cuenta de la estrategia y la redefinición de proyecto político de Podemos. Ahora, recojo la mordaz visión de los opinadores gráficos (Peridis en El País, Gallego&Rey en El Mundo, Miki&Duarte en Grupo Joly y Bernardo Vergara en eldiario.es), que han sabido captar con su visión satírica el cisma al que se enfrenta la formación morada.

Divorcio

septiembre 21, 2016

El nuevo encontronazo público entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón en Twitter constituye la prueba de que transitan caminos diferentes y, más pronto que tarde, su maltrecha relación culminará en divorcio político. Ya no se cortan en usar un escaparate público para dirimir sus diferencias profundas y mostrar el abismo que se abre entre ellos. Son sólo dos tuits, pero la disonancia y la frialdad se mastican.

Todo arranca con unas palabras de Iglesias en un acto en la campaña gallega. Dijo el líder de la formación morada:

Parece que el problema es asustar a los creadores de opinión, no dar miedo. […]. El día que dejemos de dar miedo a los que se enriquecen a costa del sufrimiento de la gente, ese día seremos uno más y ese día no tendremos ningún sentido como fuerza política“.

De esta reflexión surgió el pique en la red social:

tuits-pablo-iglesias-e-inigo-errejon

Y al rifirrafe se sumaron otros dirigentes de Podemos no se sabe si para aplacar o para echar más gasolina al fuego. Con una trifulca de este calibre se han escuchado opiniones surrealistas de cuadros cualificados como Ramón Espinar usando argumentos de la más vieja política para intentar (sin éxito) tapar el lío en que viven. Sostiene Espinar que lo suyo no es una crisis sino enriquecedor debate interno, que las peleas están en otros partidos. Pues que sigan por esta senda a ver adónde llegan. Están en el punto de no retorno.

Foto.El Español.

Vuelta del pasado

septiembre 20, 2016

Andalucía presentará un recurso ante el Tribunal Supremo por las reválidas de Secundaria y Bachillerato si el Gobierno de la nación no rectifica y retira esta prueba. La Junta ya tiene recurrida la reválida de Primaria ante esa instancia jurisdiccional y la LOMCE (Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa) ante el Tribunal Constitucional. El Gobierno que preside Susana Díaz está apurando los cauces políticos e institucionales a ver si el Ministerio de Educación escucha el clamor de la comunidad educativa contra esta medida. Así, ha pedido la convocatoria urgente de la Comisión General de las Comunidades Autónomas en el Senado para que el Ministerio dé marcha atrás ante tamaño despropósito.

No parece que el titular de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, esté por la labor de deshacer su error. Si se mantiene en su cerrazón, no queda otra opción de llevar las reválidas a los tribunales. Hay razones de sobra para el recurso contra el decreto del Ejecutivo de Mariano Rajoy. Razones jurídicas porque adolece de vicios de nulidad, carece de memoria economía y de memoria de impacto de género y lo aprueba un gobierno en funciones que se extralimita en sus competencias. También de carácter pedagógico porque las reválidas son una verdadera agresión al alumnado y son rechazadas por la práctica totalidad de la comunidad educativa. Y, por último, porque no han tenido en cuenta a las comunidades autónomas sobre la forma y el contenido final del decreto, un texto que puede invadir competencias autonómicas respecto al modelo educativo y de evaluación de Andalucía.

El modelo de evaluación que impone la LOMCE no aporta formación ni motivación al alumnado, sólo busca su segregación según los resultados obtenidos y dificulta la obtención de la titulación correspondiente, es una evaluación ajena al proceso de aprendizaje y crea incertidumbre e inseguridad jurídica a estudiantes, familias y profesorado en el acceso a la Universidad cuando hasta ahora era un camino diáfano.

Las reválidas representan una vuelta de tuerca a la enseñanza entendida como una carrera de obstáculos. Y es falsa la ecuación de que más obstáculos es igual a mejor enseñanza. Estamos en un salto atrás de medio siglo en la enseñanza de este país. Es mucho más justa con el trabajo del alumnado una evaluación continua que una prueba de cierre de todo un curso académico. Sobre todo, porque un mal resultado tiene consecuencias nefastas: al alumnado que no supere las reválidas de ESO y Bachillerato no se les dará el correspondiente título. Y n sólo eso: el alumnado de Secundaria sólo podría matricularse en ciclos de Formación Profesional Básica y quienes no superen la reválida de Bachillerato no podrían ni acceder a la Universidad ni matricularse en enseñanzas artísticas superiores, tan sólo a un ciclo de FP de Grado Superior. Por tanto, es un modelo de todo o nada para el alumno.

Es necesario la derogación de la LOMCE, una ley que segrega tempranamente, que quiebra la igualdad de oportunidades y que perjudica a la educación pública, y buscar un pacto de estado de educación cuanto antes.

Foto.- Susana Díaz, hoy en Sevilla con estudiantes de San Fernando (Cádiz) que han recogido más de 240.000 firmas contra las reválidas.