Der deutschelehrer

agosto 22, 2017

DER DEUTSCHELEHRER
Alejandra Vanessa

La primera vez que lo vi estaba en la judería
me miró desde su camiseta -a veces ángel,
a veces diablo- y le guiñé el ojo izquierdo
justo antes de tropezar con una nube.
sentí morirme mientras recogía los pedacitos
de pan caídos de mis pestañas.
quise decirle mis nombres y mis defectos, mis poetas,
mis mil besos con tacto a carta, a sobre cerrado,
quise decirle el color de mis calcetines.
después de aquel día no supe mucho más de él
quizás se haya mudado de escaparate -pensé-.
Quizás se haya casado con Rita Hayworth.
quizás.

Quizás, quizás, quizás es que los martes llega tarde al trabajo.

Simpatía para el diablo

agosto 21, 2017

SIMPATÍA PARA EL DIABLO
Ángeles Mora

…aquí,
los tuyos piensan mucho en tu peinado…
César Vallejo

Imaginando
que un tren habrá llegado a su destino
-ese tren que te acerca-
que en el andén, sobresaltados,
tus ojos se espabilan,
el reloj se impacienta.

O así me lo imagino:
que un taxi llega siempre al amor mío
-cada hora te acerca-
que tus besos encuentran el balcón,
mi vestido te anuncia,
el corazón se alerta.

Quiero decir, sabiendo
que cruzaste la calle,
que el ascensor te reconoce
-y el giro de la llave-
que los zapatos te abandonan,
que tu camisa ha visto
el último botón de mi camisa.

Y dando por supuesto
que en la alfombra se aplasta un cigarrillo
sobre una quemadura irreparable…

Mira que eres desastre.

Carpe noctem

agosto 20, 2017

CARPE NOCTEM
Aurora Luque

Carpe noctem, amor. Coge el brusco deseo
ciego como adivino,
los racimos del pubis y las constelaciones,
el romper y romper
de besos con dibujos de olas y espirales.
Miles de arterias fluyen
mecidas como algas. Carpe mare.
Seducción de la luz,
de los sexos abiertos como tersas actinias,
de la espuma en las ingles y las olas
y el vello en las orillas, salpicado de sed.

Desear es llevar
el destino del mar dentro del cuerpo.

Alcoba cerrada

agosto 19, 2017

ALCOBA CERRADA
Josefa Parra

Por detrás de la puerta,
guardado por cerrojos de silencio y de agua,
esperando, desnudo, tu cuerpo. Tibiamente,
mansamente desnudo, hermoso hasta el dolor.
No entraré a descubrirte.
No violaré el santuario de tu carne entreabierta.
Demasiado peligro para sólo una vida,
demasiado pecado para tan sólo un alma.

ME DEJARÉ MORIR EN TU SILENCIO…
Clara Janés

Me dejaré morir en tu silencio,
que de noche me diste de comer
los frutos del cerezo
en tu alcoba de sombras
sangrantes de perfume
y nada más deseo.

Me dejaré morir en tu silencio.

El beso

agosto 10, 2017

EL BESO
Raquel Lanseros

Por celebrar el cuerpo, tan hecho de presente
por estirar sus márgenes y unirlos
al círculo infinito de la savia
nos buscamos a tientas los contornos
para fundir la piel deshabitada
con el rumor sagrado de la vida.

Tú me miras colmado de cuanto forja el goce,
volcándome la sangre hacia el origen
y las ganas tomadas hasta el fondo.

No existe conjunción más verdadera
ni mayor claridad en la sustancia
de que estamos creados.

Esta fusión bendita hecha de entrañas,
la arteria permanente de la estirpe.

Sólo quien ha besado sabe que es inmortal.

Tiempo vivo

agosto 8, 2017

TIEMPO VIVO
Carmen Camacho

“Anda ve y vive a tu aire
no seas tú como el AVE
que nunca llega tarde.”
Mártires del Compás

Dicen que llamas Tiempo a esto mío
que tengo entre las piernas,
un surtido tan suave de princesas
que emanarán un día
con la única sospecha de querer.

Si la vida se levanta sobre tanta
rutina (nacer, suscribir, instalarse, devolver,
comprar, egresar, amanecer, remanecer),
entiendo entonces que me lo llames
Tiempo,
y para endulzarlo,

dale.

Vamos a darle Tiempo al Tiempo.