De susto en susto

abril 19, 2017

El Partido Popular no gana para sustos. Se estaba relamiendo las heridas por la citación de Mariano Rajoy como testigo en el caso Gürtel cuando se pone en marcha una operación contra la corrupción que acaba con la detención del ex presidente madrileño Ignacio González y diez personas más. El juez pretende desentrañar un catálogo de graves delitos por presunto desvío de muchos millones de euros públicos a través la empresa Canal de Isabel II. Lo del PP en Madrid es una charca con mucho fango, con grandes escándalos como Gürtel, Púnica.. y ahora se suma otro caso más: la operación Lezo. Desde el año 2003, cuando Esperanza Aguirre tomó el poder al asalto gracias al tamayazo, han desarrollado una gestión bajo sospecha cuyas excrecencias que estamos conociendo ahora. De momento, los dos hombres de confianza de Aguirre están bajo la lupa de la justicia: Francisco Granados, en prisión y González, detenido esta mañana. La pregunta es: ¿Cuándo asumirá responsabilidades políticas la ex presidenta? Ya son muchos sapos que tragar para esta charca. Todo lo que se investiga ocurrió durante sus mandatos. Mucho está tardando.

Y en la sede nacional de la calle Génova la preocupación ha aumentado varios grados, casi hasta la ebullición. Ya estaban noqueados por la citación de Rajoy y de buena mañana otro marrón. Es la primera vez que un presidente de Gobierno en activo en lo que llevamos de democracia ha de testificar ante los tribunales. Mucho ha tardado Rajoy en tener que dar explicaciones sobre los tejemanejes de Correa y su banda dentro de su partido. Hasta ahora ha ido esquivando ese mal trago y eso que el político gallego ha sido alto dirigente del PP en todo el tiempo que se investiga. Ya no se puede esconder más detrás del plasma. Tiene la obligación de decir toda la verdad de ese periodo turbio y responder a todas las preguntas. Rajoy debe colaborar con la justicia y decir todo lo que debe saber. Resulta impensable que no conociera lo que estaba pasando cuando, según se desprende de la instrucción judicial y de lo publicado en los medios de comunicación, fue el mandatario popular que recibió más sobres de la mano de Bárcenas. Y no olvidemos el famoso ‘Luis, sé fuerte’ o el disco duro machacado a martillazos. Por tanto, es más que lógica su presencia ante la Audiencia Nacional y el PP sólo se rasga fatuamente sus vestiduras. Se han de limitar a aceptar la decisión judicial. Les guste o no.

Viñeta.– Ricardo, en El Mundo.

Campaña en positivo

abril 18, 2017

Cuando alguien se presenta a una elección, sea la que sea, aspira a contar con la confianza del cuerpo electoral al que se dirige por lo que representa, por las excelencias de sus ideas y su proyecto, por su capacidad de liderazgo y empatía… Se trata de generar ilusión y esperanza en la construcción de un futuro mejor y compartido. La campaña ha de ser, por tanto, constructiva, positiva, de propuestas. En esa línea se desarrolla la de Susana Díaz para las primarias del PSOE. Para muestra el vídeo que acompaña a este post. Por eso, no entiendo los que centran su estrategia en el conflicto y en el ataque al rival. La gente no te va a apoyar por los supuestos defectos que se le imputan subjetivamente al de enfrente sino por lo que cada cual sea capaz de aportar. Ver la hostilidad de cierta gente en las redes sociales y en ciertos discursos no sólo produce desazón tratándose de compañeros, también espanta a los ciudadanos de unas siglas con casi 140 años de historia con fuertes raíces. Afrontemos este mes que queda con respeto y explicando las razones de cada opción. Todo lo demás es dar munición y carnaza a otros partidos políticos. Y el objetivo es salir más fuertes y más unidos. No perdamos la perspectiva.

PD.- Yo voy con Susana Díaz pero no tendré ni una sola palabra negativa hacia los otros aspirantes.

Indecencia

abril 17, 2017

A nadie sorprende el mucho rencor contra el PSOE que rezuma buena parte de los dirigentes de Podemos, con Pablo Iglesias a la cabeza. Los ganadores de Vistalegre 2, el ala más radical de la formación morada, mira con resentimiento lo que ha representado el PSOE en la historia de España. Sólo así se entiende que la campaña del ‘tramabús’ incluya a Felipe González entre políticos de la derecha patria salpicados por casos de corrupción. Ellos que no tienen historia quieren echar fango contra un presidente que transformó este país y nos enganchó a Europa. Por eso, me parece una indecencia la agresión gratuita y ruin contra Felipe González. Pero no ofende quien quiere sino quien puede. Y este sesgo de la campaña demuestra las obsesiones y las debilidades de la actual cúpula de Podemos, toda curtida en la cantera de Izquierda Unida y con excesiva propensión antiPSOE. Primero, porque no quieren reconocer lo mucho que han representado los gobiernos socialistas en la mejora de la calidad de vida de la gente, les molesta que su rival a batir, al que han pretendido sin éxito dar el sorpasso, tiene historia y futuro. Y segundo porque quieren ocupar su sitio, quieren hacer lo mismo que han hecho con IU y los socialistas no se van a dejar, son más duros de pelar. Me quedo con las palabras de Susana Díaz defendiendo un PSOE autónomo y muy diferente de esa izquierda inútil que se preocupa más del grito y la pose que de los problemas de la gente.

PD.- Y los extremos se tocan. Es muy fuerte que Podemos le copie a la ultraderecha de HazteOír su formato del autobús viajero. Hay coincidencias que escaman y producen sonrojo.

Foto.eldiario.es.

Revelaciones

abril 16, 2017

REVELACIONES
Alejandra Pizarnik

En la noche a tu lado
las palabras son claves, son llaves.
el deseo de morir es rey.

Que tu cuerpo sea siempre
un amado espacio de revelaciones.

Amo, amas

abril 15, 2017

AMO, AMAS
Rubén Darío

Amar, amar, amar, amar siempre, con todo
el ser y con la tierra y con el cielo,
con lo claro del sol y lo oscuro del lodo;
amar por toda ciencia y amar por todo anhelo.

Y cuando la montaña de la vida
nos sea dura y larga y alta y llena de abismos,
amar la inmensidad que es de amor encendida
¡y arder en la fusión de nuestros pechos mismos!

* Me gustó ‘La princesa Paca’, serie estrenada el jueves por TVE, que narra la azarosa vida del poeta nicaragüense y su relación de claroscuros con su musa española, Francisca Sánchez.

Rufián

abril 14, 2017

Cada vez que habla sube el pan… ¿Qué sería Gabriel Rufián sin sus insultos y su permanente actitud altanera? Posiblemente nada, sería uno más del montón, pasaría desapercibido para el gran público. Con sus exabruptos, sus improperios y sus gestos chulescos, el inefable diputado de ERC sólo busca provocar, abrirse un hueco en el ámbito mediático, arrimar el debate a lo superficial para no entrar en el fondo de los asuntos, donde ya no se encuentra tan cómodo. En lugar de sobresalir por sus argumentos y su rigor intelectual ha tomado el atajo del ataque personal y del lenguaje subido de tono. Es el papel que le ha tocado o ha elegido desempeñar. Y se entrega a tope, ya sea en la tribuna del Congreso de los Diputados, delante de los micrófonos de los medios de comunicación o a través de su cuenta de Twitter. No suele dejar títere con cabeza, emplea el golpe bajo y atiza las más bajas pasiones para llevar al adversario político al rincón donde mejor se desenvuelve. El mejor antídoto ante este tipo de especímenes es la indiferencia, no caer en su trampa, mantener la distancia para poder desplegar toda la fuerza de la razón, zafarse de los trucos dialécticos emocionales. En el tablero democrático no hay que buscar el jaque mate del adversario sino anteponer los elementos que nos unen y favorecen la convivencia. Ahí naufraga Rufián, político de piñón fijo que sólo tiene el registro del conflicto y que, desde luego, hace honor a su nombre.

Foto.El Periódico de Cataluña.

Guernica hace 25 años

abril 13, 2017

Al calor del desarme de ETA, mi amigo Paco Casero me recordaba ayer la huelga de hambre que un grupo de hombres y mujeres de Andalucía protagonizó hace 25 años bajo el árbol de Guernica pidiendo el cese de la violencia terrorista. Eran momentos duros con una banda en plena actividad asesina y la iniciativa suponía un gesto de tremenda valentía. Casero, una persona de principios y profundamente pacifista, embarcó a 31 andaluces (entre ellos, mi querido Pedro Andrades) en esta movilización de réplica a la amenaza de ETA de atentar durante la Expo de Sevilla de 1992. Me comentaba que “fueron unos días muy intensos y de impacto en la sociedad vasca” y que “se creó una importante corriente de solidaridad” con esta acción. Era la primera vez que organizaba un acto contundente contra la violencia y además por unas personas que eran de fuera de Euskadi. Sin duda, fue un aldabonazo, una aportación a la lucha de los demócratas por la paz. Los que tenemos memoria no hemos olvidado el ambiente hostil de esos días, una atmósfera irrespirable que retrata fidedignamente Fernando Aramburu en su novela ‘Patria’, tan actual y de moda en estos momentos. Por eso, un cuarto de siglo después cuando ETA lleva más de cinco años sin matar y ha entregado las armas, cuando ya sólo falta su disolución y su derrota es ya una realidad, echar una mirada atrás supone no perder la referencia de lo mucho que ha costado llegar hasta aquí y cuánto dolor ha causado el terrorismo etarra.