Pillado

abril 22, 2017

Juan Manuel Moreno Bonilla, presidente del PP de Andalucía, 19/04/2017

“…otras formaciones que tuvieron la suerte de ser llave para abrir la puerta a 40 años de socialismo, pero no han dado la vuelta a la cerradura”.

Teresa Rodríguez, jefa de Podemos en Andalucía, 21/04/2017

“Nosotros en ningún caso quisimos ni siquiera cogerle el teléfono al PP”

La verdad, más pronto que tarde, se abre camino. Estas dos declaraciones demuestran que el PP intentó evitar un gobierno socialista presidido por Susana Díaz pese a que el PSOE ganó, y bien, las elecciones autonómicas en 2015. Sacó casi 10 puntos al PP y más de 20 a Podemos. Ese desliz de Moreno Bonilla nos ha descubierto que tocó a otros partidos para desbancar al ganador aunque las cuentas no le salían salvo con un batiburrillo de siglas. Y no soló tanteó a Ciudadanos porque con sus nueve escaños no sueperaba los 47 socialistas. Necesitaban también a Podemos y se afanaron en seducirlos. Ahora lo confirman el que proponía y la que recibía las llamadas. La derecha estaba dispuesta a todo pese a que su resultado fue calamitoso: 33 diputados perdiendo hasta 17 respecto a la legislatura anterior. Así se explican los 80 días de bloqueo a la investidura de Díaz. El PP no aceptó su abultada derrota y puso todas las zancadillas que pudo. Hoy lo sabemos por el lapsus de Moreno Bonilla. Pero lo intuíamos todos.

Gráfico.- El País.

Campaña en positivo

abril 18, 2017

Cuando alguien se presenta a una elección, sea la que sea, aspira a contar con la confianza del cuerpo electoral al que se dirige por lo que representa, por las excelencias de sus ideas y su proyecto, por su capacidad de liderazgo y empatía… Se trata de generar ilusión y esperanza en la construcción de un futuro mejor y compartido. La campaña ha de ser, por tanto, constructiva, positiva, de propuestas. En esa línea se desarrolla la de Susana Díaz para las primarias del PSOE. Para muestra el vídeo que acompaña a este post. Por eso, no entiendo los que centran su estrategia en el conflicto y en el ataque al rival. La gente no te va a apoyar por los supuestos defectos que se le imputan subjetivamente al de enfrente sino por lo que cada cual sea capaz de aportar. Ver la hostilidad de cierta gente en las redes sociales y en ciertos discursos no sólo produce desazón tratándose de compañeros, también espanta a los ciudadanos de unas siglas con casi 140 años de historia con fuertes raíces. Afrontemos este mes que queda con respeto y explicando las razones de cada opción. Todo lo demás es dar munición y carnaza a otros partidos políticos. Y el objetivo es salir más fuertes y más unidos. No perdamos la perspectiva.

PD.- Yo voy con Susana Díaz pero no tendré ni una sola palabra negativa hacia los otros aspirantes.

Indecencia

abril 17, 2017

A nadie sorprende el mucho rencor contra el PSOE que rezuma buena parte de los dirigentes de Podemos, con Pablo Iglesias a la cabeza. Los ganadores de Vistalegre 2, el ala más radical de la formación morada, mira con resentimiento lo que ha representado el PSOE en la historia de España. Sólo así se entiende que la campaña del ‘tramabús’ incluya a Felipe González entre políticos de la derecha patria salpicados por casos de corrupción. Ellos que no tienen historia quieren echar fango contra un presidente que transformó este país y nos enganchó a Europa. Por eso, me parece una indecencia la agresión gratuita y ruin contra Felipe González. Pero no ofende quien quiere sino quien puede. Y este sesgo de la campaña demuestra las obsesiones y las debilidades de la actual cúpula de Podemos, toda curtida en la cantera de Izquierda Unida y con excesiva propensión antiPSOE. Primero, porque no quieren reconocer lo mucho que han representado los gobiernos socialistas en la mejora de la calidad de vida de la gente, les molesta que su rival a batir, al que han pretendido sin éxito dar el sorpasso, tiene historia y futuro. Y segundo porque quieren ocupar su sitio, quieren hacer lo mismo que han hecho con IU y los socialistas no se van a dejar, son más duros de pelar. Me quedo con las palabras de Susana Díaz defendiendo un PSOE autónomo y muy diferente de esa izquierda inútil que se preocupa más del grito y la pose que de los problemas de la gente.

PD.- Y los extremos se tocan. Es muy fuerte que Podemos le copie a la ultraderecha de HazteOír su formato del autobús viajero. Hay coincidencias que escaman y producen sonrojo.

Foto.eldiario.es.

Derecho protegido

abril 11, 2017

La Junta de Andalucía culmina su producción legislativa para la lucha contra los desahucios. Hoy el Gobierno que preside Susana Díaz ha aprobado el proyecto de Ley de Tanteo y Retracto en Desahucios de Viviendas, un texto que será remitido al Parlamento para su debate. Es una norma que refuerza las medidas para luchar contra los desalojos y amplía la protección de las familias frente a las ejecuciones hipotecarias y las daciones en pago en esta comunidad autónoma. La Junta podrá ejercer el derecho de compra preferente de los inmuebles afectados por este tipo de procesos, garantizando así la permanencia de las familias en las mismas mediante un alquiler social. Para aplicar esta ley, la Junta ya ha reservado en los presupuestos de este año una partida de cuatro millones de euros. Estas viviendas se incorporarán al parque público de la administración autonómica.

Con este proyecto, el Gobierno de Andalucía completa la legislación más avanzada para evitar los desahucios. Esta comunidad cuenta con la ley de Función Social de la Vivienda, recurrida parcialmente ante el Tribunal Constitucional por el gabinete de Mariano Rajoy, y la ley de protección de consumidores en el mercado hipotecario. Así, Andalucía es la autonomía que ofrece más garantías en la protección del derecho a la vivienda.

Escondido

abril 5, 2017

¿Dónde está Moreno Bonilla? Lleva cinco días sin agenda, quitado del cartel, escondido para no dar la cara ante la puñalada trapera que el Gobierno de Mariano Rajoy le ha asestado a Andalucía con los Presupuestos Generales del Estado para 2017 (caída del 36,6% de las inversiones respecto a 2016, la comunidad que más baja). El PP andaluz, con su jefe nadie sabe dónde, calla y otorga sumiso. Desde el viernes no aparece Moreno Bonilla y su ausencia empieza a dar el cante. Días de recogimiento interior y escaqueo para pasar de puntillas por el castigo político que su partido le inflige una vez más a esta tierra mientras que los suyos se desgañitan sin éxito porque Susana Díaz trabaja mucho y esa capacidad de sacrificio le permite compaginar las actividades como presidenta y su campaña de primarias en el PSOE. Al presidente del PP andaluz no le precede la fama de trabajador, usando una expresión políticamente correcta se podría decir que mide mucho sus esfuerzos y si recurrimos al acervo popular, que se mueve menos que el ojo de Espinete (esta comparación demuestra la mucha edad que tengo). Esta espantada lo deja sin argumentos en el futuro inmediato en su obsesión con Susana Díaz y, sobre todo, demuestra su falta de autonomía y valentía política para defender lo que es justo para Andalucía. Lo que tiene que hacer el PP es criticar menos faltando a la verdad y trabajar más y pelear con arrojo por esta tierra. Eso sí, algunos no valen ni para estar escondido.

Foto.Confidencial Andaluz.

Quiero PSOE

marzo 29, 2017

Primer vídeo de la campaña…

…segundo…

…y tercero

Campaña de jóvenes socialistas ante las primarias para la secretaría general del PSOE. Una campaña teaser que comenzó hace unos diez días y hoy desvela su apoyo a la candidatura de Susana Díaz. Una fórmula creativa y novedosa que está teniendo muy buena acogida en las redes sociales.

Reencuentro

marzo 27, 2017

Lo necesitábamos. Llevábamos unos meses con la moral frágil, con desazón y cierta tristeza, con un pellizco en el estómago y la mirada perdida en el horizonte. Lo necesitábamos. El PSOE necesitaba una catarsis. Y eso fue precisamente el acto de presentación de Susana Díaz como candidata a la secretaría general socialista. Fue el recuentro con nuestra historia, fue la reafirmación de un presente no exento de dificultades pero todas ellas remontables y la constatación de que la fuerza política que más ha contribuido al progreso de España tiene futuro. Un proyecto encarnado en la figura de Susana Díaz que siempre conjugará el verbo en primera persona del plural, un proyecto alejado del caudillismo y que no claudicará a los cantos de sirenas de los que quieren ocupar su espacio, un proyecto con ambición legítima de ganar para cambiar a mejor la vida de la gente, un proyecto con los valores de siempre y con respuestas nuevas, modernas e inclusivas. Lo necesitábamos, sí, lo necesitábamos. Un acto de emoción, ilusión y camaradería. Así vibra el PSOE, así se reivindica el PSOE.

Y tras leer y escuchar muchas cosas desde ayer hasta este momento, sólo quiere trasladar con humildad unas pocas apreciaciones.

1. No fue el acto de las viejas glorias, sino el del PSOE de ayer, hoy y mañana. Estaban todos los que han sido (Felipe González, Alfonso Guerra, José Luis Rodríguez Zapatero o Alfredo Pérez Rubalcaba, todos los que son (cuatro presidentes autonómicos, alcaldes y alcaldesas y la inmensa mayoría de cargos provinciales) y todos los que serán o pueden ser. 9.000 militantes de base, con una amplísima representación de las Juventudes Socialistas. El auditorio era transversal e intergeneracional.

2. La militancia no es de nadie, tiene madurez y criterio propios y está donde quiere estar. Además, no comparto ese mensaje subrepticio sobre que los iconos del pasado restan. Nunca renegaría de mis abuelos o de mis padres, y lo mismo ocurre con la familia socialista: me enorgullece poder contar con ese enorme patrimonio moral y real que a través de la acción de gobierno ha hecho posible la modernización de España.

3. Susana Díaz no se aferra al pasado, lo valora y lo reconoce. Lo dijo con claridad: nos votarán por lo que hagamos y no por lo que hicieron Felipe y Zapatero. Compromiso y autoexigencia. No se trata de vivir de las rentas.

4. Defendemos un PSOE ganador y no acomplejado. El PSOE debe salir a ganar y no a pactar. El objetivo de cualquier partido tiene que ser ganar y no conformarse con pactar. Eso significa gobernar desde la victoria. Cuando se sale a empatar, se pierde. Esa afán de triunfo no cierra ninguna puerta a posteriores acuerdos. Este partido tiene que tener un proyecto propio, autónomo, reconocible y distintivo y no sindicar sus expectativas electorales o entregar la cuchara antes de competir.