Andalucía funciona

octubre 21, 2017

Recopilo un resumen de noticias positivas de esta semana que confirman que Andalucía funciona, que la estabilidad política da sus frutos, que la recuperación económica no se queda sólo en los parámetros macroeconómicos sino que llega a la gente.

Estas y muchas más que se pueden repasar en la página de la Oficina del Portavoz que se corresponden con apenas seis días. Bueno es recordarlo, pero ni un segundo para el triunfalismo, hay que seguir trabajando más aun si cabe.

Anuncios


Si la mayor crítica que han realizado a coro Partido Popular y Podemos a los presupuestos de la Junta de Andalucía para 2018 es que el Gobierno que preside Susana Díaz ha entregado el proyecto de ley 20 días antes del límite legalmente establecido, entonces es que vamos por el buen camino. Les resulta insoportable, y es una patología destructiva que se debían hacer mirar, que el Ejecutivo cumpla y lo haga con diligencia. Para cualquiera que actúe de buena fe, este ejercicio de responsabilidad y este mensaje de estabilidad sería bienvenido. Andalucía es la primera comunidad en contar con cuentas para el próximo año en un escenario convulso que ha llevado incluso al Gobierno de la nación a prorrogar los presupuestos generales del Estado por falta de apoyos políticos, una circunstancia que da aún más valor a que Andalucia tenga las suyas para 2018. Este acierto político de la Junta ha cogido con el pie cambiado a PP y Podemos, aliados habituales en el Parlamento autonómico. Inmersos siempre en la estrategia de cuanto peor, mejor, en su alianza antinatural, les ha caído la presentación de los presupuestos andaluces como un jarro de agua fría y los ha dejado si cabe más desnortados de lo que andan habitualmente. Esa mezquindad política les pasará factura. La oposición no se puede dedicar sólo a obstruir sin pensar en la ciudadanía.

Netamente sociales

octubre 10, 2017

Los datos que contiene el vídeo son elocuentes. Los presupuestos de Andalucía para 2018 son netamente sociales, que pretenden que la recuperación económica llegue a las familias en términos de mayor renta disponible y con mejores servicios públicos. Para ellos, se dispondrá de 34.759,5 millones, 1.520 más (un 4,6%) que en el presente ejercicio. Todas las áreas de gobierno crecen en las cuentas andaluzas, pero muy especialmente en términos absolutos salud (505 millones), educación (225 millones) y políticas sociales e igualdad (141 millones). Es un proyecto que, además, piensa en el empleo y el desarrollo económico, para lo que se dedicará 2.183 millones. Son presupuestos sociales porque incorporan nuevos derechos (198 millones para la renta mínima de inserción) y porque no habrá ningún trabajador público que gane menos de 1.000 euros. Y son unas cuentas sociales porque también apuestan por la cultura: el presupuesto global (Consejería, Patronato de la Alhambra y el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, que suma al C3A) aumenta un 5,1%, pasando de 192 a 202 millones. En definitiva, un texto que apuesta por el crecimiento, fortalece el estados del bienestar y lucha contra la desigualdad. Todo esto en un clima de estabilidad política que hace que Andalucía sea la primera autonomía con presupuesto para 2018, un escenario que también contrasta con la falta de apoyos del gobierno del PP para sacar los suyos adelante y abocado a prorrogar los de este año.

El valor de la estabilidad

octubre 5, 2017

El Gobierno de Andalucía aprobará el martes el proyecto de ley de presupuestos para 2018. Será la primera autonomía que lleve sus cuentas al Parlamento, una circunstancia con mayor valor político si cabe cuando el Gobierno de la nación parece abocado a prorrogar sus presupuestos por falta de apoyos en el Congreso de los Diputados. Que Andalucía tenga sus cuentas demuestra la capacidad de diálogo del Ejecutivo que preside Susana Díaz y la estabilidad política que existe en esta comunidad. Un clima que da confianza y garantías para la inversión y que permite seguir avanzando en la generación de oportunidades y empleo y en el fortalecimiento del estado del bienestar y de los servicios públicos. Estamos de enhorabuena.

En el tejado del PP

octubre 4, 2017

El Gobierno de la nación tiene cinco días para desistir de su recurso contra la jornadas de 35 horas semanales de los empleados públicos de la Junta de Andalucía. El Tribunal Constitucional le ha dado a Mariano Rajoy ese plazo para que confirme o se retracte de su agresión a los más de 250.000 trabajadores y a los servicios públicos. Estamos ante una oportunidad para que el presidente del PP andaluz pase de las palabras a los hechos y convenza a sus correligionarios de la Moncloa que den marcha atrás. Hasta la fecha Moreno Bonilla ha demostrado nula de capacidad para frenar o, al menos, moderar el castigo sistemático de Gobierno a esta comunidad. Es como un cero a la izquierda.

Andalucía, en la solución

septiembre 28, 2017

Qué espera Rajoy…

septiembre 23, 2017

Todo el mundo sabe que Andalucía está mal financiada. También Mariano Rajoy aunque mire hacia otro lado. Lo viene denunciando desde hace años el Ejecutivo que preside Susana Díaz. Hemos recibido 5.522 millones de euros menos entre 2009 y 2015, entre otras razones por la sesgada aplicación del actual modelo desde que llegó el PP a Moncloa en 2011, un modelo por cierto caducado desde 2014. Esta discriminación la ha confirmado el grupo de expertos designados por el Gobierno de la nación y de las CCAA, la última liquidación correspondiente al ejercicio de 2015 (cada andaluz ha recibido 104 menos que la media de las comunidades) y por si no hubiera suficientes argumentos, esta semana hemos conocido un informe de FEDEA, fundación del BBVA, que sitúa a Andalucía entre las tres autonomías peor financiadas. Los datos, la legislación y el acuerdo alcanzado en la Conferencia de Presidentes en enero pasado obligan a aprobar ya un nuevo modelo de financiación. Rajoy debe dejar de hacer lo de siempre, no esperar a que los temas se pudran y hacer posible una negociación inmediata. No hay excusas y además hay urgencias para garantizar la igualdad de los ciudadanos vivan donde vivan. El presidente del Gobierno debe salir de su letargo. No parece muy preocupado en cumplir con su palabra ni con la LOFCA y mucho menos en acabar con los agravios. Del PP andaluz no esperamos nada, más que callar y otorgar, aunque su postura pusilánime y servil perjudique a Andalucía.