Pudiera ser

julio 29, 2018

PUDIERA SER
Alfonsina Storni

Pudiera ser que todo lo que en verso he sentido
no fuera más que aquello que nunca pudo ser,
no fuera más que algo vedado y reprimido
de familia en familia, de mujer en mujer.

Dicen que en los solares de mi gente,
medido estaba todo aquello que se debía hacer…
Dicen que silenciosas las mujeres han sido
de mi casa materna… Ah, bien pudiera ser…

A veces en mi madre apuntaron antojos
de liberarse, pero se le subió a los ojos
una honda amargura, y en la sombra lloró.

Y todo eso mordiente, vencido, mutilado,
todo eso que se hallaba en su alma encerrado,
pienso que sin quererlo lo he libertado yo.

Anuncios

Brecha salarial

febrero 22, 2018

A Rajoy no le importará pero a mucha gente sí, incluyendo a este que suscribe. Escuchar al presidente despachar de forma tan insensible y displicente  la sangrante brecha salarial existente entre hombres y mujeres produce vergüenza ajena. Horas después, balbuceó una insuficiente e ininteligible matización. Intentó sin éxito corregir el patinazo previo sin convicción, de boquilla, se le notó demasiado la incomodidad ante este asunto. Esta semana hemos visto cómo el PP se ha quedado solo en el debate del Congreso de los Diputados para eliminar la diferencia de trato salarial en España por razón de sexo… No se lo creen, no lo tienen interiorizado, siempre les acaba aflorando la concepción machista de la vida por muchos aspavientos y gritos que diera Celia Villalobos en la tribuna de oradores. Hago esta reflexión en el Día Internacional por la Igualdad Salarial. En España, según los datos que manejan los sindicatos, la brecha entre hombres y mujeres alcanza el 23%. Seguramente, la realidad sea peor y el diferencial sea incluso mayor. Por tanto, hay que dar pasos legislativos para erradicar la discriminación laboral y acciones de sensibilización para que exista un clamor social para poner fin a este dislate. Nuestro reto es la igualdad real en todos los ámbitos. No más demoras, no más excusas.

Otro paso más… y van

diciembre 12, 2017

La Junta de Andalucía trabaja por la igualdad de forma decidida desde siempre. Los hechos así lo demuestran. Por ejemplo, en el periodo 2014-2016 se destinaron 66.485 millones a políticas de igualdad, es decir, tres de cada cuatro euros se emplearon con perspectiva de género para ir construyendo una sociedad cada vez más igualitaria. Una apuesta que es reconocida por organismo internacionales que sitúa a esta comunidad autónoma entre los principales referentes de igualdad en un ranking que incluye a los países del G7. Se ha avanzado mucho en el ámbito legislativo, ahora queda hacer realidad en el día esa equiparación entre mujeres y hombres, un compromiso que hay que mantener día a día y no bajar nunca la guardia frente a una sociedad donde el patriarcado sigue siendo dominante.

Pero, sin duda, la manifestación más insoportable de la desigualdad es la violencia de género. En su reunión de hoy, el Gobierno que preside Susana Díaz ha aprobado una reforma de ley actual, vigente de 2007, para intensificar la lucha contra esta lacra social. Este proyecto de ley amplía el concepto de víctima del terrorismo machista a los menores y va más allá incluyendo a otros colectivos vulnerables como personas mayores, con discapacidad o en situación de dependencia que estén a cargo de la mujer maltratada. Todas las víctimas tendrán el derecho a recibir atención adecuada sin necesidad de previa interposición de denuncia, una medida que ya se venía llevando a cabo en Andalucía y que ahora se le dará carácter de derecho legalmente reconocido. Además, se garantiza el asesoramiento y el acompañamiento a las víctimas por profesionales especializados durante el proceso judicial. En definitiva, un texto que pretende aumentar la protección de las víctimas y es mucho más ambiciosa que la ley estatal.

El proyecto de ley incorpora también incluye la tipificación de las distintas formas de agresión que sufren las mujeres, atendiendo a su ‘modus operandi’ y al perjuicio causado, superando la actual referencia genérica a la tipología de la violencia (física, psicológica, económica y sexual). De este modo, tendrán la consideración de actos de violencia de género los que se producen en el ámbito de la pareja o ex pareja, con independencia de que exista o no convivencia; el feminicidio; las agresiones y abusos sexuales; el acoso sexual; el acoso por razón de sexo; la trata de mujeres y niñas; la explotación sexual; la mutilación genital femenina; el matrimonio precoz o forzado; la violencia contra los derechos sexuales y reproductivos; la originada por la aplicación de tradiciones culturales que atenten contra los derechos de las mujeres; la derivada de conflictos armados, y la ‘ciberviolencia’, así como cualquier otra que lesione la dignidad, la integridad o la libertad de las víctimas.

Se da un paso más para erradicar una expresión de terrorismo que no debe tener cabida en ninguna sociedad.

Andalucía, nuestro orgullo

diciembre 2, 2017

Himno de Andalucía interpretado por Alameda en el acto del PSOE para conmemorar el 40 aniversario de las manifestaciones del 4 de diciembre de 1977 reivindicando autonomía plena e igualdad en el modelo territorial de España.

Un gran acierto

octubre 9, 2017

La bonificación del 99% de las matrículas universitarias de los alumnos que aprueben ha tenido una excelente acogida en Andalucía. Una medida pionera que garantiza la igualdad de oportunidades, fortalece la educación pública y que, sin lugar a dudas, se acabará copiando en el conjunto de España. El PSOE de Andalucía explica de esta forma tan gráfica lo que representa esta política para las familias en nuevos derechos que amplían el estado del bienestar y en ahorro económico. Todo un acierto.

Todos… ¿y el PP?

septiembre 4, 2017

Nos jugamos mucho en Andalucía ante la aprobación de un nuevo modelo de financiación autonómica. Hay un compromiso suscrito por Gobierno de España y comunidades autónomas de aprobarlo este año, y es que el vigente está caducado desde 2014. Está sobre la mesa el futuro de los servicios públicos y de nuestro autogobierno. Sabedora de esta realidad, la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, ha mantenido una ronda con los dirigentes de los partidos para trabajar en una posición unitaria ante una nueva financiación justa y que distribuya los recursos suficientes para garantizar la igualdad, una reivindicación que ya habían compartido sindicatos y patronal la semana pasada.

A esta alianza por Andalucía se han sumado en líneas generales todas las fuerzas parlamentarias. El PP, consciente de su soledad en este asunto, se ha visto obligado a modular (al menos de boquilla) su discurso ante la contumacia de los datos. El último ejercicio presupuestario liquidado, el de 2015, se traduce en que cada andaluz recibe 104 euros menos que la media nacional, lo que en términos absolutos suponen unos 1.000 millones de euros. O dicho de otra manera, con la aplicación que hace del sistema de financiación el Ejecutivo de Mariano Rajoy no se envían los fondos correspondientes a 220.000 andaluces.

El agravio es evidente y Moreno Bonilla no ha tenido más escapatoria que apelar a un gran acuerdo nacional entre PP y PSOE. Una contorsión de urgencia ante quien siempre se ha puesto de perfil y no levantado nunca la voz ante la Moncloa. Lo que en el argot del rugby sería una patada hacia adelante para alejar el peligro. Sin embargo, empecemos por los cimientos, no por el tejado: lo primero es sellar un gran acuerdo en Andalucía para recibir los fondos que nos corresponden por derecho. Y los dirigentes del PP se tendrán que retratar, decidir si por una vez en su historia anteponen los intereses de esta comunidad o se pliegan sin decoro a las exigencias de su partido y a los compromisos de Rajoy. Ellos verán… Hasta ahora su actitud sumisa y genuflexa la rechaza la mayoría de los ciudadanos de esta tierra.

Financiación justa ya

agosto 29, 2017

Parafraseando un lema de campaña de Bill Clinton, se podría decir: “Es la financiación, estúpido”. Y reflexiono (quizá sea mucho decir) sobre una noticia que escuchaba esta mañana en la Cadena Ser: Euskadi dedica más de 9.000 euros por alumno, el doble que Madrid, Castilla-La Mancha o Andalucía. Dicho de esta manera, sin ningún filtro, resulta que hay comunidades que tienen unas prioridades y otras dedican sus presupuestos a otras cosas y se desentienden de las cuestiones importantes para la gente. La realidad es bien distinta. Hay autonomías que tienen sobrefinanciación y otras que reciben menos que de lo que les correspondería por justicia. La aplicación del actual sistema de financiación del régimen común por parte del Gobierno del Mariano Rajoy, sin contar a País Vasco y Navarra, que tienen un sistema propio y muy positivo para sus intereses, está ensanchando la brecha entre las CCAA. En 2009 la diferencia por habitante entre la comunidad más financiada y la que menos recibía se situaba en poco de 400 euros y hoy, en 2017, se ha ampliado a más de 800, más del doble. De esta forma, se obstaculiza el crecimiento armónico y la cohesión de los distintos territorios. Andalucía es de los lugares más perjudicados por la gestión que el Gobierno del Partido Popular está haciendo de un instrumento que está caducado desde 2014 y que está provocando desigualdad entre los ciudadanos de este país.

Por este motivo es imprescindible aprobar un nuevo sistema de financiación que ponga coto a esta dinámica perversa. Rajoy no puede dilatar más la aprobación de un nuevo modelo que sea equitativo, que garantice la igualdad y, de camino, cumplir el compromiso contraído en la Conferencia de Presidentes, celebrada a mediados de enero de 2017.

La presidente de la Junta, Susana Díaz, ha convocado hoy a agentes sociales y partidos políticos en Andalucía a consensuar una posición común sobre el nuevo modelo de financiación autonómica. El objetivo no es otro que fijar una postura compartida que garantice la igualdad de los ciudadanos vivan donde vivan, y no haya ciudadanos de primera y de segunda en España. Se trata, en palabras de la presidenta, de fijar una posición nítida y clara en defensa de los intereses de Andalucía, que no es otra que blindar la igualdad en España, como se conquistó con el 28-F. Y lógicamente se puede considerar una tomadura de pelo que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, siga dilatando la aprobación de una nueva financiación cuando el modelo actual lleva tres años caducado y se está incumpliendo una ley orgánica (LOFCA). Esta forma de actual del Ejecutivo del PP nos ha costado a Andalucía más de 5.500 millones. Están en juego los servicios públicos y el estado del bienestar, dicho de otra manera la igualdad de oportunidades, que no se puede poner en subasta en función de las necesidades políticas del PP para sacar unos presupuestos. Ya toca una financiación justa. Citando de nuevo a Clinton, de eso se trata, estúpido.

Foto.Diario Sur.