¿Lealtad?

Basta repasar la cronología de los hechos para poner en evidencia a aquéllos que pedían endurecer el confinamiento restringiendo la movilidad y parando la actividad de sectores considerados no esenciales, aquéllos que cuando el Gobierno ha tomado la medida se han puesto a despotricar con el único fin de desgastar a quien toma una decisión difícil y previamente reclamada por ellos. Un caso de libro de doble moral. Cuando uso el indeterminado ‘aquellos’ me estoy refiriendo al Partido Popular, con Pablo Casado al frente de la desleal maniobra, y sus altavoces.

21 de marzo
El Gobierno de la Región de Murcia pedirá a Pedro Sánchez que prohíba cualquier actividad que no sea esencial para el abastecimiento de la población y la supervivencia, ordenando el cierre de todas las demás empresas e industrias garantizando así un mayor confinamiento de la población. (Seguir leyendo)

23 de marzo
Las voces que llaman a endurecer el confinamiento de los ciudadanos para frenar el coronavirus crecen cada día. A la propuesta del presidente de la Generalitat, Quim Torra, de confinar Cataluña se han unido otras autonomías como Murcia, que aprobó unilateralmente el cierre total de todas las actividades económicas no esenciales en la comunidad. También Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León y la Comunidad Valenciana abogan por restringir más la movilidad, aunque cada una con sus matices… (Seguir leyendo)

25 de marzo
Pedro Sánchez se esforzó este miércoles por la noche en convencer a los grupos del Congreso de que tenían que estar “unidos”, entre sí y con el Gobierno, frente al coronavirus. Durante el debate sobre la prórroga del estado de alarma, que esta vez sí necesita la aprobación del Parlamento, el presidente basó su intervención en esta idea. Pero la oposición, pese a que votó en su inmensa mayoría a favor de la extensión de este periodo excepcional (321 ‘síes’, 28 abstenciones y ningún ‘no’), pidió, a grandes rasgos, medidas de confinamiento social más duras que los actuales… (Seguir leyendo)

28 de marzo
El PP apoya las medidas para endurecer el confinamiento paralizando todas las actividades consideradas no esenciales, pero el secretario general del partido, Teodoro García Egea, ha criticado este sábado de nuevo al Gobierno en una intervención posterior a la de Pedro Sánchez… (Seguir leyendo)

30 de marzo
“No hay posiciones diferentes, hay días diferentes”. Pablo Casado justificó así que el PP se desmarcara este lunes de los planes, decretos y actuaciones del Gobierno en la crisis del coronavirus. El líder de la oposición endureció el tono y achacó a Pedro Sánchez errores graves en las formas y en el fondo. Le achacó “falta de diálogo” por no haber contactado con los partidos para pactar las últimas medidas… (Sigue leyendo)

Conclusión
El Gobierno de España había intentado en todo momento no frenar por completo la economía para evitar profundizar la crisis que sufriremos (aquí y en todo el mundo) como consecuencia del coronavirus. Confiaba en que las iniciales medidas de restricción de movilidad dieran sus frutos, no cerrando la puerta a endurecerlas si fuera pertinente. Cuando ha habido que dar el paso, guiado por la opinión de científicos y técnicos y anteponiendo la necesidad de vencer a la pandemia, los que habían reclamado un parón de más sectores económicos, se comen sus palabras, olvidan todo lo dicho y arremeten contra el Ejecutivo. No buscan derrotar al virus, sino al Gobierno…

Foto.- Heraldo de Aragón. Casado y Santiago Abascal.

Lo que no hay que hacer…

Esta crisis sin precedentes por el coronavirus es el momento de la unidad, de la solidaridad, de la responsabilidad individual y colectiva. En definitiva, de dar lo mejor de nosotros mismos como ciudadanos y como sociedad. Ahora no toca el regate corto y la búsqueda de un pírrico beneficio político. Esta consideración viene a tenor de una carta dirigida con el consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, al ministro de Sanidad, Salvador Illa, por la distribución de material sanitario para hacer frente a la pandemia. Una misiva convenientemente filtrada a los medios y jaleada por el PP andaluz y que desafortunadamente no es consecuente con la excepcionalidad y la gravedad de la situación que nos está tocando vivir. No podemos perder la perspectiva en la que nos encontramos: desde la declaración del estado de alarma, la autoridad competente es el Ministerio y las decisiones se toman pensando en una dimensión nacional en colaboración con el resto de administraciones.

No se trata de que cada comunidad autónoma haga la guerra por su cuenta, sino de dar una respuesta colectiva a este desafío que afecta España (y a todo el planeta). Además, no caben ni la media verdad ni el regate corto. No se ha producido incautación, como reconoce la propia empresa (ver vídeo), sino puesta a disposición del material como exige nuestra legislación y el sentido común. Lo que está haciendo el consejero Aguirre y su equipo es justo lo contrario que exige este momento histórico. Debemos remar todos juntos y no retorcer la realidad buscando un espurio rédito político. En esta crisis o vamos todos juntos o no venceremos. Confiemos en que sólo sea un desliz pasajero del consejero y que la Junta de Andalucía se sume a la unidad de acción que exigen y se merecen todos los andaluces y los españoles.