Manzanas XXII

Manzanas XXII
Francisco Quintero

No puedo preguntarme más qué es
no debo esperarme a sentirlo por última
o por primera vez, un latido, un dolor
debe ser este silencio puro,
este tácito pellizco que te petrifica
en un instante afilado como el tiempo.
Pregúntame por el manjar de esta manzana
dulce, pecaminosa que impacienta
los horizontes que se rompen entre tus ojos,
entre las promesas que se inventan
los sueños de un senil mar conocido.
Pregúntame por esas mañanas que reconozco,
el tacto del océano, y esos olores
familiares donde el cuerpo amanece.

* El malagueño Francisco Quintero acaba de publicar el poemario Campos de rubia memoria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s