Elogio de lo zafio (2)

Juan Cotino pensó que si su amigo y valedor político José María Aznar se había tirado al charco de la ordinariez con su ya famosa peineta, la veda para lo chabacano y lo obsceno estaba abierta. En un rifirrafe dialéctico en las Cortes valencianas, el vicepresidente tercero del Gobierno de Camps dejó caer está lindeza contra la diputada de la oposición Mónica Oltra: “Tendría vergüenza, si fuera padre, de tener una hija como ésta, pero como probablemente no lo conozca…”.

La frase tiene su miga y posibles interpretaciones:

  • La más perversa: Se refería Cotino a que Oltra no tiene padre conocido y, por consiguiente, estaba insultando a su madre. ¿La llamó finamente hija de… en el calor del debate?
  • La más lineal: Expresaba su disconformidad con el comportamiento de la parlamentaria de Compromís.

Juan Cotino se aferró a la segunda opción, intentando borrar la parte final de su desafortunada sentencia. La había cagado sin remisión. Esta mañana ha pedido disculpas por semejante dislate. Es lo mínimo que se despacha cuando se falta a la madre de alguien… O al padre.

Un pensamiento en “Elogio de lo zafio (2)

  1. Esas actitudes califican al que las protagoniza. O, como en este caso, lo descalifican. Cuando alguien recurre al insulto en el fragor del debate está evidenciando una notable falta de ideas y de argumentos con los que rebatir al contrincante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s