Buena nota en transparencia

diciembre 28, 2016

clasificacion-transparencia

Las administraciones públicas tienen hoy paredes de cristal en España. Así lo demuestra el informe de 2016 de la organización Transparencia Internacional. No hay mejor forma de recuperar la confianza de los ciudadanos que ofreciendo claridad absoluta sobre lo que se hace con los fondos públicos. La media de las comunidades autónomas se sitúa en 94 puntos sobre 100. País Vasco hace un pleno (100) y Andalucía se sitúa con 96,3, con más de dos puntos por encima del promedio. Salvo Navarra, todas las autonomías están en el sobresaliente. Esta nueva cultura política constituye toda una ventaja y una garantía para los españoles. La ciudadanía tiene derecho a saber qué se hace con sus impuestos, qué decisiones se toman y por qué. La rendición de cuentas, sin duda, ante la sociedad fortalece la democracia.

Anuncios

Mentirosos empedernidos

mayo 23, 2016

Hoy hemos conocido una carta de Mariano Rajoy al presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, en la que se compromete a nuevos recortes tras las elecciones del 26 de junio. Es alucinante que el presidente en funciones tome esta decisión con opacidad y no haya informado con transparencia a los españoles. Los ciudadanos merecemos saber los programas que van a desarrollar los distintos partidos. Pero el PP se ha vuelto a guardar un as envenenado en la manga. Y no sólo han sido pillados con el carrito de nuevos ajustes, sino que con todo desparpajo han negado lo que claramente firma Rajoy en la misiva al mandatario europeo No nos debe sorprender esta forma de conducirse del Partido Popular en los periodos electorales. El engaño lo practican por sistema. Llegaron al Gobierno cabalgando sobre la mentira y quieren seguir aferrados con trucos y añagazas. Esta agenda oculta nos apunta nuevos recortes. O lo que es lo mismo: más sufrimiento para los que peor lo han pasado con la crisis. Cuesta trabajo entender que los que han castigado a las clases media y trabajadora partan como favoritos en las generales para las próximas generales. Más aún, cuando siguen actuando como siempre, ocultando la verdad y dispuestos a continuar desarrollando políticas crueles.

Carta de Rajoy a Juncker. (El bombazo está en el último párrafo).

Foto.elconfidencial.com. Rajoy y Juncker.

Documentación

abril 8, 2016

El Parlamento de Andalucía ha comenzado a recibir toda la documentación original sobre los cursos de formación profesional para el empleo correspondientes a los años 2002 a 2011, objeto de la comisión de investigación que se desarrolla en la Cámara. Así, en unas seis jornadas, al antiguo hospital de las Cinco Llagas llegarán para su estudio unos 27 millones de folios distribuidos en uno 41.000 archivadores AZ. Ya habían sido remitidos hasta la fecha expedientes que sumaban 660.000 folios. Nadie podrá ya poner en duda la voluntad de colaboración del Gobierno andaluz con la comisión de investigación. Nunca había faltado ese afán de contribuir al trabajo de este órgano parlamentario. Pero a tenor de alguna manifestación espuria y de la exigencia de algunos grupos de contar con todo el material  se ha optado por esta fórmula. El trabajo de fotocopiar todo este volumen de legajos suponía más de 10.000 horas y al ser documentos oficiales la ley impide que se haga en empresas externas.

Se llega a este envío masivo ante la cerrazón de la oposición para buscar soluciones intermedias. Primero se le ofreció la posibilidad de consultar los expedientes en las dependencias tanto de los servicios centrales como provinciales. Posteriormente, se les planteó que dijeran qué expedientes en concreto se solicitaban para remitir los originales a la comisión con la custodia de un funcionario y se obtuvo la callada por respuesta. Y, por último, para demostrar el compromiso con la investigación y para demostrar que no hay nada que ocultar, se ha optado por remitir el conjunto de la información. En teoría ya nadie debía poner pegas al poder contar con papeles para realizar su trabajo y se ha dado respuesta fiel a sus peticiones. Sin embargo, los que antes acusaban a la Junta de obstaculizar, ahora se quejan de tener que arrimar el hombro. Antes habían puesto todas las pegas posibles a las propuestas que se le hacían desde el Ejecutivo. Ya no tienen excusas para tanto pataleo. Este ejercicio de transparencia no lo ha hecho ningún gobierno en España.

Esta actitud contradictoria obedece a que de las primeras comparecencias de funcionarios (interventores y jefes de servicio) se desprenden que no ha habido menoscabo de fondos públicos en la gestión de los cursos en Andalucía y que se ha procedido conforme a la legalidad, más allá de incidencias de carácter administrativo. Y algunos que llegaron con las conclusiones escritas están comprobando que la realidad está corrigiendo sus falsas expectativas. Si hubiera fraude, sería en todo caso a la Administración.

Foto.ABC de Sevilla.

Transparencia total

junio 30, 2015

Portal de Transparencia de la Junta de Andalucía

El Portal de la Transparencia ha empezado a funcionar en plenitud. Esta web funciona parcialmente desde el mes de marzo, con la información correspondiente a contratos, convenios y subvenciones, como se comprometió la presidenta Susana Díaz. A partir de esta tarde se podrán consultar todos sus contenidos. El Gobierno andaluz cumple con la ley y también hace efectivo su compromiso con los ciudadanos. Los andaluces cuentan con una legislación avanzada y valiente y con un instrumento potente como este Portal para conocer en qué se gastan sus impuestos. Un marco normativo y una herramienta que profundizan en nuestra democracia y que convierten la transparencia en principio rector de funcionamiento de la Administración andaluza. Se inaugura una nueva manera de relación entre administraciones y administrados y, de esta forma, se contribuye a cambiar actitudes y a mejorar la credibilidad y confianza en las instituciones públicas. Éste es un Gobierno que está dispuesto, desde el principio, a abrir sus puertas y ventanas para que los ciudadanos conozcan absolutamente todo. Que sepan qué se hace hasta con el último céntimo del dinero público que gestiona la Administración.

Se accede a la sección de Transparencia a través de una pestaña que está en el menú principal del Portal de la Junta de Andalucía. ¿Qué encontrarán los ciudadanos cuando cliquen?

  1. Publicidad activa. Que recoge todos los datos de la actividad de la Junta y que se difunde por iniciativa propia.
  2. Solicitud de información. Donde el ciudadano podrá reclamar información a las administraciones.
  3. Transparencia en Andalucía. Que recoge todo el marco normativo en esta materia en Andalucía y acceso a los portales de otras administraciones, entre otras cuestiones.

La puesta en marcha del Portal supone para la Administración andaluza cumplir un compromiso y dar una respuesta al nuevo tiempo político. Pero también constituye un gran esfuerzo. Andalucía hace un ejercicio sin precedente en España. Se da un firme y decidido avance en la calidad democrática de nuestro sistema y de nuestras instituciones. Esta Portal constituye un instrumento del ciudadano para ejercer un mayor control del funcionamiento de la Administración pública y de las decisiones adoptadas por sus representantes públicos.

El show de Aguirre

mayo 23, 2015

Vaya por delante que considero lamentable que se filtren datos de la Agencia Tributaria de Esperanza Aguirre o de cualquier otro ciudadano porque así se debilita la credibilidad de instituciones del Estado que nos tienen que ofrecer seguridad y confianza a todos. A partir de ahí, todo lo demás es un espectáculo montado por Esperanza Aguirre para presentarse como víctima en las vísperas de la cita de mañana con las urnas. No se tenía que haber dado la filtración de su IRPF porque cualquier aspirante a un cargo debería tener la obligación de hacer pública su declaración de renta, patrimonio y de bienes e intereses. Antes de presentarse y cuando abandone la vida pública. La transparencia es imprescindible en democracia. Una sociedad requiere políticos ejemplares y que rindan cuentas ante la ciudadanía. Así lo han hecho todos los candidatos socialistas como compromiso de claridad con sus convecinos. Quizá el berrinche que exuda la presidenta del PP madrileño sea porque se han conocido sus elevadas retribuciones por un trabajo tan vaporoso como el de ‘cazatalentos’. No se ponía tan enfadada cuando se han difundido las declaraciones de IRPF de otros, incluso se ha subido con frenesí al pelotón de las críticas… Y la pataleta contra Wyoming es ya la traca de fin de fiesta.

El Partido Popular no está encajando bien el goteo permanente de informaciones sobre sus casos de corrupción y escándalos políticos. Que si Gurtel, que si Bárcenas, que si la caja B y la supuesta financiación ilegal a través de donaciones durante muchos años, Púnica, las andanzas de Rato, Pujalte o Trillo, el escarnio de la costa levantina, el caso de las renovables en Castilla-León… Este machaque casi diario para un partido que, según Aznar, era incompatible contra la corrupción lo tienen de los nervios y cuesta abajo y sin freno en todas las encuestas.

En esa estamos y el ministro de Justicia, Rafael Catalá, tiene la ocurrencia de reabrir el debate de sancionar a los medios de comunicación que publiquen filtraciones de investigaciones judiciales. Antes que él ya lo hizo su antecesor, Alberto Ruiz Gallardón. Quieren matar al mensajero y mutilar el derecho constitucional de la libertad de prensa y de los ciudadanos a recibir información veraz de lo que acontece. Ante tamaño desvarío democrático, el ministro se vio obligado a matizar sus primeras palabras, que ponen sobre la mesa el verdadero pensamiento de una formación política que parece no entender el papel de los medios de comunicación en un sistema democrático. El mero planteamiento de un recorte de libertades de ese calibre es inadmisible. La censura era un instrumento de otros tiempos.

Un despropósito que deja en entredicho el talante del Gobierno y del PP y que requiere una desautorización en toda regla de instancias superiores al ministro. Si no se produce, habrá que pensar que todos están en la misma sintonía. La democracia necesita transparencia y no opacidad, el deber de los medios es facilitar una información veraz, los ciudadanos tienen derecho a recibirla y corresponde a la administración de justicia, en todo caso, custodiar los contenidos de sus instrucciones bajo secreto de sumario. Si algún medio se excede en su cometido democrático, para eso están los tribunales de justicia. Lo que plantea el ministro es intolerable en democracia.

Foto.La Vanguardia. Catalá y Gallardón, en presencia de Soraya Sáenz de Santamaría.