Igualdad salarial

El 22 de febrero se celebra el Día Internacional por la Igualdad Salarial. La fecha elegida para esta jornada reivindicativa surge de los días de más que tienen que trabajar las mujeres para obtener el salario medio de los hombres. Esto es, una mujer necesita 53 días más, casi dos meses, para alcanzar las retribuciones de los hombres en un año. Por tanto, con estos datos sobre la mesa, resulta absolutamente necesario exigir en el mercado laboral unas condiciones de total igualdad entre ambos sexos. Permitir esta brecha salarial es consentir la discriminación.

La participación activa de las mujeres en la vida económica y laboral con criterios objetivos de igualdad no es sólo una cuestión de justicia, sino de eficacia y de enorme ayuda para salir de la crisis y para favorecer la cohesión social. Así se lograría reconocer y rentabilizar el capital humano que representan las mujeres, que es enorme, para revertirlo a la sociedad. Según la secretaria de Igualdad del PSOE, Soledad Cabezón, contribuirían más para su bienestar futuro y también a la caja común que suponen las pensiones. Se recaudarían más impuestos y se conseguiría, en definitiva, una mayor dinamización de la economía en nuestro país.

La desaparición de la brecha salarial es absolutamente imprescindible. La sociedad y las empresas, de acuerdo con la dirigente socialista, han de romper el estereotipo de que las mujeres sólo pueden ser cuidadoras, una tarea en la que los hombres deben hacerse corresponsables. Y no sólo para favorecer la igualdad y la cohesión social, sino para disfrutar de afectos y vivencias trascendentales para su desarrollo personal y emocional.

Algunos enlaces de interés:

Blog de Bibiana Aído: 22 de febrero: Día Internacional de la Igualdad Salarial

Blog de Micaela Navarro: Igual empleo, igual salario.