Lo sencillo

LO SENCILLO
Juan Antonio González Iglesias

Para Amalia Bautista

Lo sencillo está diseminado por el mundo.
A veces no se ve, porque es diáfano.
Su lugar es la rutina tanto como el acontecimiento.
No necesita explicación porque ya está desplegado.
Estaba antes y estará después.
Vuelve verdaderamente inolvidable
el encuentro con otro ser humano.
Convierte las cosas en momentos.
A pesar de lo que pudiera parecer,
lo complicado no prevalecerá.

* González Iglesias ha sido reconocido con el Premio de la Crítica a la mejor obra publicada en castellano en 2019 por Jardín Gulbenkian.

Tiempo vivo

TIEMPO VIVO
Carmen Camacho

“Anda ve y vive a tu aire
no seas tú como el AVE
que nunca llega tarde.”
Mártires del Compás

Dicen que llamas Tiempo a esto mío
que tengo entre las piernas,
un surtido tan suave de princesas
que emanarán un día
con la única sospecha de querer.

Si la vida se levanta sobre tanta
rutina (nacer, suscribir, instalarse, devolver,
comprar, egresar, amanecer, remanecer),
entiendo entonces que me lo llames
Tiempo,
y para endulzarlo,

dale.

Vamos a darle Tiempo al Tiempo.

Vuelve la rutina

Se acabó lo bueno. Recibidos los regalos y reciclados los envoltorios en los contenedores de color amarillo o azul, toca pensar en la vuelta a la rutina todavía con el sabor dulce del roscón de reyes en los labios. Estas Navidades han sido largas por los caprichos del calendario. Ha habido tiempo para todo: trabajo, viajes laborales por carretera en Andalucía de 900 kilómetros en poco más de doce horas, comilonas varias, juergas, ocio, deporte y ratos de asueto en familia. Y en el lado negativo la noticia de una dolorosa pérdida.

Toca el cambio de chip para encarar una agenda de pronóstico intenso: las citas electorales que nos quedan por delante no darán apenas tregua. Realmente el año casi empieza mañana. En nuestro país estas fiestas son interminables. Ya hace unos días que en Europa y Estados Unidos, por ejemplo, se ha instalado la normalidad. Quizá algún día también aquí se abra un debate sobre este parón o ralentización de la actividad económica durante más de dos semanas. De momento, disfrutemos de lo que tenemos y/o nos dejen. Esta noche hay que poner el despertador. Su ring-ring nos devolverá al rito de lo cotidiano.