Agujero negro

junio 16, 2017

No se recuperarán cuatro de cada cinco euros destinados al rescate bancario en nuestro país. Se escapan por el sumidero hasta 60.600 millones, de ellos 40.000 millones de origen público. Son datos del Banco de España que escandalizan y que, sin embargo, no provocan la más mínima autocrítica del regulador. Alguna responsabilidad debe asumir ante este despropósito, no se puede mirar a otro lado cuando ha habido dinero para el sector bancario mientras se apretaba con recortes y pérdida de derechos a los ciudadanos. No hacía falta conocer este dato para afirmar, sin temor a errar, que el peso de la crisis (que no nos acaba de abandonar del todo) no se ha repartido por igual. El mayor sacrificio ha recaído sobre la espalda de los trabajadores y las clases medias. Por eso, en estos años ha crecido la desigualdad y los poderosos, en cambio, lo son más. Cuando uno lee este tipo de estas noticias sobre el rescate se ratifica en lo cruel e injusta que ha sido la gestión de la crisis desde los postulados de la derecha.

Foto.- Efe. Luis María Linde, gobernador del Banco de España.

El mal negocio griego

julio 13, 2015

El culebrón sobre la permanencia de Grecia en el euro ha terminado con acuerdo. Quizá se haya puesto el the end en las instituciones europeas pero en el país heleno podría ser un continuará. Para este viaje no hacían falta estas alforjas. El resultado final ha sido peor que las propuestas intermedias rechazadas por el Gobierno de Alexis Tsipras en esta intrincada negociación. Cierto que se ha conseguido un tercer rescate por valor de 50.000 millones a cambio de medidas drásticas en condiciones laborales, pensiones, subida del IVA y privatizaciones. Justo lo que ellos criticaban a sus antecesores y condujo a Syriza a una victoria amplia en las elecciones de enero pasado. No habrá ni quita ni reestructuración de la deuda en tanto en cuanto Atenas no cumpla con lo firmado. Y por si no fuera suficiente, los 50.000 millones irán llegando en función de que el  Gobierno griego vaya privatizando activos públicos para amortizar la deuda. Se ofrece liquidez con la contrapartida de certificaciones de venta de patrimonio público, algo así como ocurre en los créditos hipotecarios en las promociones inmobiliarias.

Un mal acuerdo que hace inexplicable la celebración del referéndum. El amplio triunfo del ‘no’ se ha convertido en papel mojado. No ha valido para nada y ha desairado a un electorado que se le vendió una quimera. Lo conseguido puede aliviar momentáneamente las arcas helenas a costa de castigar más a los ciudadanos. El gran perdedor de esta inexplicable estrategia del Ejecutivo heleno es su propio pueblo, víctima de la insensibilidad de las instituciones europeas, especialmente de la inflexible Alemania, y de la irresponsabilidad de sus mandatarios, que no han sabido jugar la partida y sus faroles se les han vuelto en su contra. ¿Para qué convocó Tsipras una consulta, ya de por sí discutible, si encima desoye el resultado y acepta un acuerdo que empeora los requisitos para recibir la ayuda de Bruselas? Esa es la cuestión que tiene que dilucidar éste en el seno de su partido, Syriza, que se debate en una fuerte crisis por predicar el asalto de los cielos y darse de bruces con la realidad de la gobernanza de situaciones complejas. Cualificadas voces de Syriza cuestionan los vaivenes de Tsipras e incluso el ministro de Trabajo anuncia nuevas elecciones tras el mal negocio protagonizado por su jefe de filas. A Grecia le toca seguir viviendo un drama.

Foto.eldiario.es. Angela Merkel y Tsipras, con François Hollande de espaldas.

Cinco claves del debate

febrero 25, 2015

Mi resumen de urgencia del Debate sobre el Estado de la Nación en cinco claves:

1. El cabreo de Rajoy
El presidente del Gobierno se irritó y perdió los papeles. Sorprende que un político con tanta flema y tanta experiencia usara un tono faltón y palabras gruesas para defenderse de las críticas de los representantes de la oposición. Sus principales diatribas fueron contra el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. El socialista lo sacó de sus casillas y el único recurso que le quedó al gallego es llamarlo “patético”. Anduvo destemplado el presidente, tanto que arremetió contra Rosa Díez y su egocentrismo e ironizó con los perfectos que son los dirigentes de IU. Pero en una tarde poco afortunada se le fue la mano con un tic antidemocrático al espetar a Sánchez un desabrido “no vuelva usted por aquí”. Las credenciales de los diputados las conceden los ciudadanos en las urnas. El dedo le puede funcionar en el PP, en la democracia quien quita y pone diputados son (somos) los ciudadanos. No conocíamos esa vis autoritaria de Rajoy. Mala tarde para un presidente atribulado e iracundo.

2. Buen estreno de Pedro Sánchez
El jefe de la oposición no sólo le aguantó el pulso a Rajoy, sino que fue capaz de bajarlo de su pedestal y llevarlo al terreno del debate de la calle. El presidente de Gobierno siempre tiene las de ganar en este tipo de debates y, pese a su experiencia, perdió la iniciativa frente al dirigente socialista. Sánchez lo puso ante el espejo de sus contradicciones y de su triunfalismo exacerbado: los recortes salvajes, el estropicio producido por la reforma laboral, el empleo precario, la caída de salarios, el fracaso de la austeridad a ultranza y la ausencia de regeneración democrática. En el cuerpo a cuerpo, se fajó bien, con soltura. Tanto que consiguió incendiar al presidente y que éste ofreciera la peor de sus imágenes. Un buen debut del socialista en un debate tan exigente como éste.

3. El rescate
La derecha se presenta como la salvadora de una España a la deriva por la gestión de la izquierda. Ha sido su mantra antes y durante su etapa de más de tres años de gobierno. Al grito de salvamos a este país del rescate, nos han causado unas cotas de sufrimiento inasumibles. Pero tras el cartón piedra de la propaganda se esconde angustia, recortes y también mentiras. Rescate ha habido. Como le decía Pedro Sánchez a Rajoy en tono sarcástico, rescue en inglés es rescate. Se refería a los 41.000 millones que nos ha costado a todos los españoles sacar al sistema financiero del barro. 23.000 millones sólo para Bankia por la pésima gestión de dos prohombres del PP: Miguel Blesa y Rodrigo Rato. Esta palabra tabú que Rajoy intenta desterrar del imaginario colectivo entró al salón de plenos del Congreso de la boca de la oposición. El PP vive en los mundos de Yupi, a los demás no nos convence.

4. La bandera andaluza
Ante la falta de candidato y referente político en Andalucía, el presidente del Gobierno es una suerte de jefe de la oposición de la Junta. Su dedo divino señaló a Juan Manuel Moreno Bonilla como presidente del PP andaluz, un dirigente que lleva más de veinte años en política y sólo se le reconoce por los tijeretazos que ha dado a la ley de dependencia como secretario de Estado. Como los animales acorralados, Rajoy se defendió a la desesperada con una serie de datos y argumentos falsos sobre esta comunidad autónoma. Era previsible una respuesta tan pobre y tan artera. Los argumentarios que le pasan están plagados de mentiras y prejuicios. El pimpampum contra Andalucía estaba en el deshilachado guión de Rajoy. Ya harto de ese sistemático menosprecio hacia esta tierra el diputado socialista Manuel Pezzi, granadino por más señas, sacó la bandera blanca y verde como señal de protesta. No le gustó a la bancada popular ese gesto reivindicativo. ¡Ya está bien!

5. Villalobos y Candy Crush
A la vicepresidenta del Congreso la pillaron jugando en su Ipad al Candy Crush mientras hablaba su jefe de filas, Mariano Rajoy. Si ni siquiera le interesaba a Celia Villalobos lo que decía el presidente, habrá que imaginarse que mucho menos al españolito de a pie. Más allá de la lectura en clave interna, el pasotismo de la política malagueña manda una señal muy negativa a la ciudadanía. ¿Cómo se puede distraer la número dos del Congreso cuando se está celebrando el debate más importante del año? Si amplias capas de la sociedad manifiestan su desafección hacia la política, detalles como éste no ayudan a recuperar la confianza de la gente.

Cada vez que las grandes empresas tienen un problema, sale a su auxilio papá Estado o mamá Administración. El agujero del sector financiero nos obligó a solicitar un rescate de 41.000 millones, del que las entidades no devolverán 37.000 millones, un pico importante. Por si no fuera suficiente, en el Palacio de la Moncloa se han sacado 4.320 millones (2.400 de manera inmediata) para echar un cable a una decena de autopistas de peaje a punto de quebrar. Todo el mundo apretándose el cinturón, la apisonadora de los objetivos de déficit público machacando con recortes los servicios públicos, los datos de empobrecimiento del país cada vez más alarmantes por mucho que le estropeen la estrategia triunfalista al ministro Montoro… Y como por arte de magia, el Gobierno de Mariano Rajoy está preparando un suculento cheque para socorrer a las concesionarias de estas vías de pago. El Ejecutivo del PP reduce las partidas para becas, quita fondos a la sanidad pública, jibariza la I+D+i, nos cruje a impuestos y una largo etcétera de decisiones que pagamos y sufrimos los ciudadanos. Sin embargo, saca nada más y nada menos que 4.320 millones para salvar estas autopistas. Con esta cantidad, según Cáritas, se podría haber rescatado a 700.000 personas en riesgo de exclusión y recuperar muchas de las conquistas sociales arrebatados en educación, salud y atención a la dependencia. Ya sabemos cuáles son las prioridades de Rajoy y el PP.

 

Lo he escrito en más de una ocasión: los recortes conducen a más recortes. La reducción brutal del gasto público y la supresión de prestaciones sociales y derechos ciudadanos sólo contribuyen a deprimir más la economía. La austeridad a ultranza como única receta política de la filosofía ultraliberal, el denominado austericidio, no es la fórmula. Los organismos internacionales lo saben y persisten en el error, inasequibles al desaliento y miopes ante una realidad que desmontan todas sus teorías y sus previsiones en páginas excel. Grecia puede ser el ejemplo más elocuente (con un tercer rescate en lontananza), pero España se encuentra también en una situación delicada por la obcecación en medidas fracasadas. Estados Unidos y Japón, con políticas económicas expansivas, están comenzando a dejar atrás el fantasma de la crisis. En Europa, bajo la batuta de Alemania, con elecciones este mismo mes, se mantiene la ruta que conduce al abismo a los países del sur del viejo continente. ¡Para qué corregir si los poderosos están poniéndose las botas mientras que la inmensa mayoría se empobrece!

Viñeta.– Los calvitos en elplural.com.

Condiciones

mayo 21, 2013

Esta viñeta de Erlich refleja el estado de ánimo y de indignación de la inmensa mayoría de ciudadanos que ven que mientras nos quitan las conquistas y los servicios públicos que hacen posible (o mejor hacían posible) el estado del bienestar, otros hacen el agosto en estas aguas revueltas. Se toman decisiones que nadie entiende y que son difíciles de justificar con la cantinela de los mercados. Hoy está la troika (el poder no democrático que marca nuestras vidas formados por miembros de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) para analizar el cumplimiento de las condiciones del rescate de los bancos concedido a España, nada más y nada menos que 40.000 millones de euros, y hay una mano negra interesada en desviar la atención hacia el decreto sobre la función social de la vivienda puesto en marcha en Andalucía. Nos quieren hacer creer que el rescate está en juego por la iniciativa andaluza, que antepone a las personas que sufren el drama de los desahucios. Nos pretenden colar que la troika viene a España sobre por el decreto progresista puesto en marcha por esta comunidad cuando lo mollar es el grueso de dinero destinado al sistema financiero. Lo que sí hemos descubierto es que el rescate de los bancos tiene condiciones, que Rajoy ocultó su existencia en aquella rueda de prensa forzada por el clamor popular minutos antes de irse a ver un partido de la selección española de fútbol a Polonia. Andalucía ofrece diálogo y colaboración para explicarles hasta el último detalle de esta normativa tanto a la UE como el Gobierno de la nación… Pero que no nos vengan con milongas.

Luz contra los recortes

abril 6, 2013

De tarde en tarde, durante esta prolongada y asfixiante crisis, nos llevamos alguna alegría, surge un rayo de luz que combate la oscuridad de los recortes y de la política de austeridad a ultranza que está deprimiendo a la economía y está cercenando las expectativas de muchas personas. El Tribunal Constitucional de Portugal ha tumbado un paquete de medidas de ajuste impuesto al país vecino como consecuencia de su rescate financiero. El fallo anula una parte sustantiva de los recortes y ha puesto al Gobierno conservador contra las cuerdas, hasta el punto de que el primer ministro, Pedro Passos Coelho, ha tenido que convocar una reunión urgente de su gabinete. El tribunal declara ilegal la retirada de una paga extra a los funcionarios y a los pensionistas y las rebajas en el subsidio de desempleo y de enfermedad, y lo argumento en el reparto desigual e inequitativo de los sacrificios para reducir el déficit público. El mensaje de poder judicial es inequívoco y traspasa las fronteras portuguesas. Supone un toque atención a esas instituciones que no elige nadie, la dichosa troika (Unión Europa, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional), y que nos está condicionando la vida a peor. Del mismo modo, abre la puerta a que otros tribunales constitucionales sigan la estela de sus homólogos lusos. En España, hay recursos contra la eliminación de una paga extra para los empleados públicos o contra la reforma laboral de Rajoy. Veremos qué hace nuestro TC cuando dictamine sobre los mismos.