Mujeres

MUJERES
Luis García Montero

Mañana de suburbio
y el autobús se acerca a la parada.

Hace frío en la calle, suavemente,
casi de despertar en primavera,
de ciudad que no ha entrado
todavía en calor.

Desde mi asiento veo a las mujeres,
con los ojos de sueño y la ropa sin brillo,
en busca de su horario de trabajo.

Suben y van dejando al descubierto,
en los cristales de la marquesina,
un anuncio de cuerpos escogidos
y de ropa interior.
Las muchachas nos miran a los ojos
desde el reino perfecto de su fotografía,
sin horarios, sin prisa,
obscenas como un sueño bronceado.

Elogio de lo irreal

ELOGIO DE LO IRREAL
José Manuel Caballero Bonald
Desaprendizajes (2015)

Cuando todo lo que es hermético fermenta y se desborda como una levadura, es llegada la hora del desprestigio de la razón. Hacia atrás vuelan los pájaros que el tiempo ha desplazado de su órbita, asciende el desempeño de la lluvia hacia su origen oceánico, malviven las penosas criaturas de la noche en sus recónditas guaridas. Ninguna realidad se desvincula de sus muchas especies de inveracidad. La gravidez de lo visible acentúa la seducción de ese fondo enigmático que solapa consecuentemente la vida. Cuando lo inmutable rebasa la dudosa barrera de su opacidad, también el tiempo teje sus fértiles quimeras en la espaciosa trama de lo cotidiano, allí donde la potencia de la no razón avala el escrutinio del clarividente. Pues quién iba a desmentir que en lo irreal se perpetúa el caldo germinativo de lo bello.

Manipulando hasta el hastío

Los medios de comunicación juegan a la política. Salvando las honrosas excepciones, el periodismo ha quedado sepultado por los intereses ideológicos o mercantiles de cada cabecera. Salta a la vista con un simple repaso al universo mediático español. Ahora bien, cuando la manipulación es tan obscena y retorcida como la de esta noticia de Intereconomía para desacreditar la masiva movilización de la comunidad educativa contra la reforma educativa del Gobierno, produce rechazo entre los propios profesionales, demasiados dóciles a veces ante las imposiciones intolerables de la empresa. La continuidad en el puesto de trabajo pende de un hilo demasiado frágil y el mercado laboral no invita a rebeldías ni a ejercicios de ética, como demuestra este vídeo difundido por elplural.com. Sin percatarse que tenía el micro abierto, la presentadora (a ver si no rueda su cabeza) reacciona con hastío ante el abusivo retorcimiento de la realidad con fines espurios por parte de esta cadena ultraconservadora. Quizá hubiera sido mejor dar un deontológico puñetazo sobre la mesa y negarse a leer una entradilla falsa e infumable. En su descarga habrá que pensar que las listas del INEM están llenas de valientes.

De ahora en adelante


DE AHORA EN ADELANTE
Jaime Gil de Biedma

Como después de un sueño,
no acertaría
a decir en qué instante sucedió.
Llamaban.
Algo, ya comenzado, no admitía espera.

Me sentí extraño al principio,
lo reconozco -tantos años
que pasaron igual que si en la luna…
Decir exactamente qué buscaba,
mi esperanza cuál fue, no me es posible
decirlo ahora,
porque en un instante
determinado todo vaciló: llamaban.
Y me sentí cercano.
Un poco de aire libre,
algo tan natural como un rumor
crece si se le escucha de repente.

Pero ya desde ahora siempre será lo mismo.
Porque de pronto el tiempo se ha colmado
y no da para más. Cada mañana
trae, como dice Auden, verbos irregulares
que es preciso aprender, o decisiones
penosas y que aguardan examen.
Todavía
hay quien cuenta conmigo. Amigos míos,
o mejor: compañeros, necesitan,
quieren lo mismo que yo quiero
y me quieren a mí también, igual
que yo me quiero.

Así que apenas puedo recordar
qué fue de varios años de mi vida,
o adónde iba cuando desperté
y no me encontré solo.