La reforma fiscal que viene

Está al caer la reforma fiscal y el documento del comité de expertos entregado al Gobierno dibuja un escenario peliagudo. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha atajado con urgencia el debate sobre una nueva subida del IVA. No existe unanimidad en el seno del gabinete de Mariano Rajoy: el titular de Economía, Luis de Guindos, defiende un nuevo incremento de este impuesto de acuerdo con las tesis de Bruselas. Así que ya veremos lo que ocurre y cuál de los dos ministros tiene más predicamento en la Moncloa. Los españoles ya sufrimos en nuestras carnes las nefastas consecuencias del Ejecutivo del PP. Nada menos que cincuenta alzas de impuestos para los que pagamos (a una media de dos al mes desde que gobiernan) y una amnistía para los que defraudan. Ésta es la verdadera reforma fiscal que de momento tiene la firma de Rajoy. Subidas para las clases medias y trabajadoras, trato deferente las grandes fortunas y los bancos y olvido de la lucha contra el fraude fiscal. Con estos antecedentes de engaños e incumplimientos, cuesta mucho ser optimistas ante la propuesta que prepara el Gobierno de la nación. Seguro que la filosofía de la reforma no será que quien más tenga y más gane más pague. Amarrémonos los machos que vienen más vueltas de tuerca de injusticia.

Viñeta.- Fernando Saldaña.

¿Ducha o lavado del gato?

(Declaración del alcalde colgada por la Cadena Ser)

No es una escena del club de la comedia, ni una cámara oculta. Es la curiosa forma en que el alcalde de Málaga quiso rebatir las protestas ciudadanas por el aumento de la factura del agua. Si la media de consumo de una ducha son 95 litros, desde luego no se puede decir que Francisco de la Torre no sea austero. ¡Se asea con sólo 11 litros! Y lo que es mejor: está dispuesto a demostrarlo ante notario. Usando el rico acervo popular, ahorrando tanta agua, más que ante una ducha estaríamos ante el económico lavado del gato. Todos estamos de acuerdo en que es necesario un uso racional de un bien tan escaso como el agua. Ahora bien, la ducha exprés que plantea el regidor malagueño representa sólo un ardid para desviar la atención de lo sustancial: muchos ciudadanos de la capital de la Costal del Sol tendrán que pagar mucho más por este servicio público. Otro nuevo sacrificio.

La cuesta de 2013

La cuesta de enero puede ser un puerto de cuarta categoría comparado con el Tourmalet de precios con el afrontamos 2013. Subidas en casi todo, cuando los salarios y las pensiones han perdido poder adquisitivo, cuando muchos trabajadores se han quedado sin paga extra de navidad y han cerrado un año con más impuestos (hasta 28 figuras tributarias ha incrementado el Gobierno de Rajoy en 2012) y menos derechos. Este año ha arrancado con nuevos tributos y una escalada de los precios en productos y servicios básicos como la electricidad, el agua o los transportes. Os dejo un catálogo compartido de estocadas a la cartera de los españoles sin contar las que a título particular recibiremos de comunidades autónomas (fundamentalmente, Cataluña y Madrid) y ayuntamientos.

El Gobierno de la nación nos felicita el año con nuevos impuestos directos e indirectos:

  1. Los premios de la Lotería y ONCE superiores a 2.500 euros tributarán un 20%
  2. Se elimina la deducción por la adquisición de la primera habitual en las operaciones que se realicen a partir del 1 de enero de 201
  3. El IVA de la compra de vivienda pasa del 4% al 10%.
  4. El copago (repago) por determinadas prestaciones sanitarias hasta ahora gratuitos con el que nos amenaza el Ministerio de Sanidad.
  5. En el caso del tabaco se establece un sistema de ‘doble impuesto mínimo’.  La cajetilla de 20 cigarrillos que se venda por debajo de 3,77 euros será gravada con una fiscalidad mayor. También es aplicable esta medida para los puros y a la picadura de tabaco para liar .
  6. Aumento de la fiscalidad de las plusvalías generadas a menos de un año.
  7. En el ámbito empresarial, se penalizan las indemnizaciones millonarias que reciben los directivos al abandonar su puesto de trabajo y, dentro del impuesto de sociedades, se elimina la deducción por amortización a las grandes empresas y se crea un gravamen especial del 5% para la actualización de balances de las empresas

En los recibos por los servicios básicos nos encontramos la cara y la cruz:

  1. La luz aumenta un 3% este año para los hogares y las pequeñas y medianas empresas, consecuencia de la subasta de energía. Por si no fuera suficiente, entra en vigor del nuevo mecanismo de peajes progresivos de la electricidad destinado a potencias superiores a los 3 Kw, que conlleva encarecimientos del recibo de entre el 3% y el 7%, según las asociaciones de consumidores. Esta medida contempla recargos que pueden variar hasta en un 700%.
  2. Telefónica podrá subir la cuota de abono -fijada desde 2008 en 13,97 euros- en un máximo del IPC de 2012.
  3. El gas (natural o butano) no incrementa sus tarifas. De momento…

El transporte público también experimenta subidas:

  1. El billete de cercanías  y regionales de media distancia de Renfe se encarecerá un 3%.
  2. Las tasas aeroportuarias se incrementarán en el conjunto de los 47 aeropuertos españoles una media del 6,3 %
  3. Los peajes de las autopistas de pago dependientes del Estado se incrementarán de media un 2,4 %, mientras que en las que dependen de las comunidades autónomas el aumento medio será del 3,3 % de media.

Correos sube de precio un 2,95 %,  por lo que el sello corriente nos costará 37 céntimos, un céntimo más caro.

Suben el agua y el IBI de manera diferentes en una ciudad y otra, pero siempre al alza.

Después de todo esto, ¿quién va a ser el valiente que comprará en las rebajas?

Un fiasco de amnistía fiscal

http://loscalvitosblog.files.wordpress.com/2012/12/amnistia-fiscal.jpg?w=550

El Gobierno de Rajoy ha fracasado con estrépito con la amnistía fiscal. Ha conseguido aflorar una cantidad muy inferior de dinero negro a la deseada y, por tanto, ha recaudado en concepto de penalización sólo 1.198 millones de euros, muy lejos de los 2.600 previstos. La medida resulta un fiasco en cuanto a sus objetivos y una vergüenza en su filosofía. Premiar a los que han estado engañando, o mejor dicho estafando, a la sociedad española resulta siempre una inmoralidad y una doble injusticia en los tiempos que corren donde todos los ciudadanos hemos sufrido un aumento de la presión fiscal.

Por mucho que lo niegue el gobierno este revés en la afloración de caudales por parte de los evasores fiscales tiene mucho que ver con la no revalorización de las pensiones. Si la campaña de blanqueo institucionalizada por el Ministerio de Hacienda hubiera dado los frutos, posiblemente los pensionistas no habrían perdido poder adquisitivo. El Ejecutivo de la nación puso demasiadas expectativas en el supuesto civismo y el arrepentimiento de los defraudadores. Como en casi en todo, sus pronósticos no han sido acertados. Lo correcto es combatir seriamente el fraude fiscal y no poner paños calientes: si se sacara a la luz todo el dinero negro y el que se coloca en paraísos fiscales en España no habría que hacer recortes.

Se ha recaudado poco y todo se lo quiere quedar la administración central, aunque el sistema de financiación, que es ley, contempla que impuestos como el IRPF y el IVA se reparten a partes entre Gobierno y autonomías. En ese sentido, el presidente de la Junta plantea el cumplimiento de la legislación vigente: que el IRPF se reparte al 50% y, como Andalucía no reguló ninguna amnistía fiscal sobre la tarifa autonómica de dicho tributo, estudiar si tienen que pagarla o no quienes en esta comunidad se han beneficiado de este indulto fiscal.

Los medios de la derecha, cada vez más militantes de una ideología y más distante de la función social del periodismo, se escandalizan porque Andalucía reclama su parte del dinero negro defraudado, que es un dinero que tendría que haber entrado en su día en las arcas autonómicas para sufragar los servicios públicos, y censuran esta iniciativa de Griñán cuando en su día aplaudieron hasta con las orejas la amnistía fiscal de Rajoy. Eso de aplicar el mismo rasero no va con ellos. Ad kalendas græcas.

Viñeta.- Los calvitos en http://www.elplural.com.

Otra manita a los bancos

Emilio Botín, presidente del Santander, y Mariano Rajoy.

El Gobierno de Rajoy hizo ayer una nueva jugarreta a la ciudadanía para echarle una manita (y ya van unas cuantas) a los bancos. No basta con los más de 40.000 millones que sufragaremos entre todos con recortes a tutiplén para el rescate de unas entidades financieras manirrotas y codiciosas. No basta con la no modificación de la legislación hipotecaria para evitar el drama social de los desahucios, articulando la dación en pago y la supresión de las cláusulas abusivas que soportan sus clientes. Ahora, con una argucia fiscal, suprimen las tasas que en algunas comunidades autónomas (Andalucía, Canarias y Extremadura) tenían que pagar las entidades financieras en función de los depósitos. La operación es de una impudicia que causa vergüenza. A través de una enmienda en el Senado presentada por el PP a la ley de medidas tributarias, el Ejecutivo de la nación crea un impuesto estatal sobre los depósitos bancarios con un gravamen del cero por ciento. O lo que es lo mismo neutraliza el gravamen autonómico porque sobre una misma base imponible no se puede tributar dos veces y los bancos no tendrán que pagar nada al fijar el tipo impositivo del cero por ciento. Jugada redonda para el sector financiero, enésima agresión para los ciudadanos. Y es el mismo Gobierno que nos está friendo a impuestos, tasas y copagos. Con la banca generosidad y pleitesía, a las clases medias y trabajadoras nos sube el IRPF y el IVA, sube las matrículas universitarias y baja las becas, impone el copago farmacéutico para las pensionistas y a todos los demás un incremento del 10% de los medicamentos, nos cobran por prestaciones sanitarias que antes eran gratuitas, no revalorizan las pensiones… Y un largo etcétera de agravios ciudadanos que nos están llevando a la fractura social y a la ruina económica.

Foto.Emilio Botín, presidente del Santander, y Mariano Rajoy.

Desigualdad

Los poderosos están aprovechando la crisis para hacer un ajuste de cuentas a las clases medias y trabajadoras y para enviar a la exclusión social a los sectores más desfavorecidos. Con el cuento de salvar a la economía del desastre, está arrimando el ascua a la sardina de sus intereses de una manera vergonzante. Bajo la bandera de una falsa austeridad, se está permitiendo una insoportable transferencia de rentas del trabajo hacia el sector financiero, se llama a la competitividad sólo mediante la reducción de salarios, se destroza los servicios públicos fundamentales para alimentar al negocio privado, se ofrece una amnistía fiscal a los defraudadores mientras que a los ciudadanos se les cruje a impuestos (las grandes empresas sólo han tributado un 11% mientras que al currito se le somete a una presión insufrible)… El resultado de esta estrategia perversa se puede calibrar en términos cuantitativos: los trabajadores por cuenta ajena hemos perdido un 7% de poder adquisitivo en España. Más allá de los números, lo que se resiente con este acoso ultraliberal a nuestros derechos es la igualdad de oportunidades. Esta crisis está ampliando la brecha entre ricos y pobres, nos empuja hacia una sociedad dual donde las clases medias casi desaparecen. Dos organismos internacionales para nada sospechosos de ser de izquierdas, el FMI y la OCDE, han alertado del riesgo de fractura social que supone esta ortodoxia ultraliberal. El camino de la reducción del gasto público y la jibarización del sector público sólo produce más desigualdad y nos conduce a la ruina como sociedad. ¿No se dan cuenta nuestros mandatarios? Claro, pero no hacen nada. En la Moncloa han puesto un testaferro a ejecutar órdenes que llegan desde los mercados financieros y los despachos de los directores generales de los bancos alemanes. Democracia intervenida…

Viñeta.El Roto, en El País.