Temazo

Lo viví en directo en el Estadio Olímpico Sevilla el pasado 11 de junio. Entonces como hoy, cuando he encontrado este vídeo de ese gran concierto, me he emocionado con Manuel Carrasco y Miguel Poveda. Una canción ya con algunos años (y que me trae muchos y buenos recuerdos) del onubense versionada con el cantaor flamenco que pone el vello de punta. A disfrutarla en este día de reflexión.

Inmenso patrimonio

Hoy se cumplen cinco años de que el flamenco fue declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. El flamenco es una forma de comunicación alegre y desgarrada, festera y triste, apasionada y doliente, la manifestación de una cultura y unas vivencias, un reflejo fiel de cómo late el pulso de Andalucía. Arte y sentimiento a flor de piel. Cante, toque y baile, un cóctel que emociona. He dejado tres perlas: la maestría sin igual Paco de Lucía, la voz inagotable de Miguel Poveda o la fuerza de Pilar Astola… Y serían muchísimas más pero no caben en este pequeño homenaje a uno de los exponentes más internacionales de nuestra cultura. El flamenco no tiene límites, es un patrimonio inmenso e inabarcable que trasciende cualquier frontera. Y en un día como hoy me acuerdo de muchas personas que han hecho mucho por este reconocimiento del flamenco. Pero como el cariño siempre nos hace barrer para casa quiero reparar en mi amigo y hermano Paco Perujo. Con su trabajo silencioso, su ilusión inagotable y su amor por este arte, puso su humilde pero valioso grano de arena para esta declaración del flamenco que hoy celebramos. La historia está plagada de estas pequeñas gestas que no se deben quedar en el olvido.