Andalucía aporta

Éste es el vídeo de presentación del Plan de Industrialización de la Economía de Andalucía con el horizonte 2020, fruto del consenso del Gobierno que preside Susana Díaz con los agentes económicos y sociales. Se van a invertir 289 millones de euros para 289 millones de euros para superar las 20.000 empresas andaluzas exportadoras, los 425.000 empleos ligados a la internacionalización y que las exportaciones aporten un 20% al PIB de esta comunidad autónoma. Pero Andalucía no parte de cero, ni mucho menos. Se ha multiplicado por tres en los últimos diez años las empresas de esta tierra que tienen presencia en los mercados internacionales y en estos momentos es la tercera comunidad más exportadora de España, con cinco años consecutivos de records hasta alcanzar una cifra de negocio anual de 27.000 millones de euros. La fuerza de Andalucía se concreta en datos como que uno de cada cinco euros que vende España de alimentos y bebidas es andaluza o uno de cada tres en ámbitos como la aeronáutica procede de este territorio. Salta a la vista que Andalucía aporta.

No estamos locos

El Gran Wyoming no sólo triunfa en las pequeñas pantallas, también en las librerías. Al éxito de audiencia de ‘El Intermedio’, el magazine de crítica satírica de la actualidad política de La Sexta, se ha sumado su último libro, No estamos locos, en el que con su habitual tono sarcástico y certero nos explica nuestra historia reciente, la crisis que vivimos y sus efectos perniciosos, los recortes puestos en marcha para contentar al dios mercado, la devaluación de la democracia española y las milongas cuando no las grandes mentiras del pensamiento dominante neoliberal. El texto ya iba por la séptima edición, cuando compré mi ejemplar hace unos días. Quizá ya esté a la venta la octava. El que tenga ganas de echar un buen rato, que lo lea.

Estadísticas dolorosas

Las estadísticas sitúan en términos numéricos nuestras percepciones. ¿Hay alguien que dude de que como consecuencia de esta larga crisis vivimos peor? La crudeza de esta larga etapa de dificultades financieras y la gestión que se ha hecho de la misma, con los recortes como única receta, ha empobrecido a la inmensa mayoría, en algunos casos situando a familias en el umbral de exclusión social. El drama social es insoportable. Por eso, cuando uno observa el desahogo y la suficiencia con que se manifiestan los organismos internacionales que nos condicionan la vida, la reacción no puede ser más que la indignación. ¿Se puede estar más miope ante una realidad que salta a la vista? La explicación es bien simple: son los brazos ejecutores de los poderosos, que están pescando en abundancia en estas aguas revueltas. Y para rematar la faena nos sueltan machaconamente el mantra de que vivíamos por encima de nuestras posibilidades. Encima recochineo.

Viñetas.- Forges y El Roto.

Plácet para un recurso injusto

El Gobierno de la nación ya tiene el plácet del Consejo de Estado para interponer un recurso ante el Tribunal Constitucional contra el decreto antidesahucios de Andalucía. Esta norma autonómica deja bien a las claras que hay otra forma de hacer política y saca los colores a un Partido Popular más preocupado en salir al auxilio de los bancos y de atender las directrices de los mercados. En la Moncloa prefieren abrazarse a las poder del dinero y dar la espalda a este drama social que sufren las familias. El texto andaluz quedará en suspenso de forma cautelar en el momento que el alto tribunal admita a trámite el recurso del gabinete de Rajoy y tendremos que esperar unos años a conocer la resolución sobre el fondo. El decreto andaluz tiene anclaje constitucional:

En al menos cuatro artículos de la Carta Magna amparan la decisión de la Junta de Andalucía: La propiedad tiene una función social (artículo 33), los poderes públicos promoverán una distribución de la renta más equitativa (artículo 40), los españoles tienen derecho a una vivienda digna y adecuada (artículo 47) y toda la riqueza del país está sujeta al interés general (artículo 182).

También la doctrina del TC abunda en esta dirección:

  • 37/1987 de 26 de marzo (sobre reforma agraria): Establece que la función social forma parte del contenido esencial del derecho de propiedad y que se puede establecer límites al mismo mediante leyes estatales o autonómicas.
  • 61/1997 de 20 de marzo (sobre ley del suelo): Establece que el Gobierno no puede fijar una legislación uniforme de la propiedad privada y su función social. Las CCAA recurrieron la Ley del Suelo de 1990 al TC por entender que el Estado invadía competencias autonómicas.

Ahora, le tocará al Gobierno y al PP explicar por qué se pone en riesgo una solución para los que peor lo están pasando con esta crisis para darle satisfacción a los poderosos y los bancos.

PPoderosos

Nos vendió Cospedal la milonga del PP como el partido de los trabajadores. Nadie le compró el gato por liebre. Y los hechos están desmotando su gran mentira y mostrando su verdadero ideario de derechas, muy derechas. Sus siglas se han de traducir sin más como Partido de los Poderosos. Desde la Moncloa están aplicando a rajatabla el catecismo neoliberal: recortes, quiebra de la igualdad de oportunidades, desmantelamiento del estado del bienestar y la imposición de su moral reaccionaria. No se refrenan a la hora de atajar cualquier política diferente actuando como lacayos de unos mercados financieros que dirigen unas democracias cada vez más disminuidas. Tienen a Andalucía en el centro de su diana porque en esta comunidad se está demostrando que existe otra salida a esta crisis. Ante cada medida que toma la Junta, que preside Pepe Griñán, en beneficio de los ciudadanos, sale el Ejecutivo de Rajoy al socorro de los del taco. Han recurrido la subasta de medicamentos para evitar que las multinacionales farmacéuticas pierdan margen de beneficio y paguen los ciudadanos, han neutralizado el impuesto sobre los depósitos bancarios para que las entidades financieras no aporten más a la bolsa de lo público y ahora llevarán al Tribunal Constitucional el decreto andaluz sobre la función social de la vivienda que pretendía evitar los desahucios de familias en riesgo de exclusión social. Y suma y sigue. Por sus hechos los conoceréis. Siempre al servicio de los poderosos mercados y de espaldas a la ciudadanía. Con este expediente, ¿podrán los dirigentes del PP  mirar a los ojos a los que están pasando mal con esta maldita y prolongada crisis? Va a ser que no.

Metáfora de lo perdido

Esta viñeta de Erlich en El País me produce nostalgia y un poco de rabia. La interpreto como una metáfora de lo que no están quitando, de cómo han guillotinado nuestro futuro, de los recortes drásticos y dolorosos, del copago, de la privatización de lo público, de la depredación del modelo social que habíamos construido en las tres décadas y media de democracia. Todo está en almoneda, de acuerdo con el discurso neoliberal dominante. El abuelo representa esa generación que sufrió privaciones en la dictadura, que se contagió de la ilusión de construir un país con libertad, bienestar y tolerancia tras la muerte de Franco y que ahora  ve como esta crisis y, sobre todo, la gestión que se está haciendo de ella por parte de los poderosos nos están colocado en la casilla, nos están arrebatando todo lo conquistado con esfuerzo y compromiso. Un abuelo que constata con tristeza la destrucción del patrimonio social que ya no será herencia de su nieto y que nos encaminamos a una sociedad más injusta y desigual. Volverá la lucha de clases y resucitarán las ideologías que Bell y a Fukuyama, entre otros, enterraron demasiado pronto.

El truco del comité de sabios

La viñeta de El Roto radiografía con nitidez el truco del Gobierno de la nación para la reforma del sistema público de pensiones. Unos gurús económicos, muchos de ellos con intereses o vinculaciones con aseguradoras privadas, pergeñan una complicada fórmula matemática para asestarnos un tijeretazo a las futuras pensiones. Se construye una especie de artilugio ilusionista, casi un espejismo, al objeto de revestir de rigor y solvencia una decisión de corte ideológico y a la medida de los mercados financieros. Los que deciden el recorte son los eventuales beneficiarios del negocio privado que se pueda generar. Como poner los lobos para cuidar de los corderos.

Condiciones

Esta viñeta de Erlich refleja el estado de ánimo y de indignación de la inmensa mayoría de ciudadanos que ven que mientras nos quitan las conquistas y los servicios públicos que hacen posible (o mejor hacían posible) el estado del bienestar, otros hacen el agosto en estas aguas revueltas. Se toman decisiones que nadie entiende y que son difíciles de justificar con la cantinela de los mercados. Hoy está la troika (el poder no democrático que marca nuestras vidas formados por miembros de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) para analizar el cumplimiento de las condiciones del rescate de los bancos concedido a España, nada más y nada menos que 40.000 millones de euros, y hay una mano negra interesada en desviar la atención hacia el decreto sobre la función social de la vivienda puesto en marcha en Andalucía. Nos quieren hacer creer que el rescate está en juego por la iniciativa andaluza, que antepone a las personas que sufren el drama de los desahucios. Nos pretenden colar que la troika viene a España sobre por el decreto progresista puesto en marcha por esta comunidad cuando lo mollar es el grueso de dinero destinado al sistema financiero. Lo que sí hemos descubierto es que el rescate de los bancos tiene condiciones, que Rajoy ocultó su existencia en aquella rueda de prensa forzada por el clamor popular minutos antes de irse a ver un partido de la selección española de fútbol a Polonia. Andalucía ofrece diálogo y colaboración para explicarles hasta el último detalle de esta normativa tanto a la UE como el Gobierno de la nación… Pero que no nos vengan con milongas.

El sadismo de los poderosos

La viñeta de Erlich en El País no requiere apenas comentario. Las consecuencias del austericidio son evidentes. Los recortes indiscriminados perjudican a los de siempre y benefician a unos pocos poderosos que tiran y tiran del dogal para seguir aumentado sus ganancias. Pese a la inclemente meteorología, este clamor ha latido masivamente en las calles de Andalucía en la celebración reivindicativa del día de la comunidad. Urge cambiar el rumbo para no despeñarnos por el precipicio.

PD.– La posición del puro me recuerda a la peineta de Bárcenas. Curiosa coincidencia… O no.