Siempre sacan la patita…

septiembre 9, 2017

Ha tardado muy poco el Partido Popular en sacar la patita por debajo de la puerta. El lunes, Juan Manuel Moreno Bonilla, hacía contorsionismo para no demostrar una vez más que la derecha nunca está con Andalucía y salir de ese gran bloque político, económico y social por una financiación justa para Esta tierra. Salvo el PP, el resto de partidos con representación parlamentaria, sindicatos, empresarios, corporaciones locales y el tercer sector (entidades sociales) han compartido con la presidenta de la Junta, Susana Díaz, la reivindicación de unos recursos suficientes para tener servicios públicos y un estado del bienestar en pie de igualdad con el resto de autonomías. Con el reparto que hace el Gobierno de Rajoy, Andalucía recibe cada año unos 1.000 millones menos que la media de las CCAA, es decir, unos 104 euros menos por habitante/año. Pese a este agravio, el PP sigue anteponiendo las consignas de Moncloa y bailando al son que le marca Rajoy. No era de esperar otra reacción: nunca ha estado la derecha en la defensa de Andalucía. Ante una nueva causa justa, el PP vuelve a traicionar a esta tierra. Estamos como cuando Aznar y Arenas no querían reconocer a 400.000 andaluces, ahora son 220.000, que también son muchos. La historia se repite una y otra vez.

Foto.- elplural.com. Moreno Bonilla, Rajoy y Arenas.

Anuncios

Como hace 25 años

abril 21, 2017

Un presidente tuvo la visión histórica de comenzar el AVE desde el sur. Si no hubiera sido así, a lo mejor hoy estaríamos desenganchados de la alta velocidad. Felipe González hizo una apuesta por la cohesión territorial y por reducir los déficits históricos en infraestructuras de Andalucía. Celebramos el primer cuarto de esta conexión ferroviaria, tal día como hoy hace 25 años se realizó el primer viaje comercial entre Madrid y Sevilla en AVE, con la normalidad de lo cotidiano, como un éxito ya interiorizado pero no siempre fue así. ¡Qué campaña le hizo la derecha! Lo denostaban con el nombre del ‘rapidillo’, desde José María Aznar hasta Javier Arenas. Recuerdo una ‘memorable’ portada de un periódico de la capital andaluza, de pequeño formato y grapa, que pronosticaba “el corto vuelo del AVE” después de la Expo 92. El tiempo ha desacreditado ese negro augurio y casi 40 millones de viajeros han garantizado el éxito de la línea de alta velocidad.

Como hace 25 años, Andalucía tiene hoy otro reto y aquí no está encontrando la misma sensibilidad de un presidente para llevarlo a cabo. Hay una gran diferencia: el presidente actual no es socialista, es derechas, se llama Mariano Rajoy y le importa poco la cohesión territorial. Aunque el AVE sigue sin llegar a varias ciudades, fundamentalmente Granada y Almería, el reto hoy no es otro que la conexión a la red transeuropea de transporte, el muy revindicado Corredor del Mediterráneo, que tiene su kilómetro cero en el puerto de Algeciras. Para el desarrollo económico de esta tierra es fundamental el tramo Algeciras-Bobadilla y desde ahí la ejecución completa del ramal que discurre por la costa y del otro ramal interior. Pero la apuesta del Gobierno es cero. Seis años sin inversión poniendo en riesgo el futuro del principal puerto de España y de toda la red logística de Andalucía. Si en estos momentos tuviéramos un presidente como Felipe González, la obra habría empezado del sur al norte para no dejar descolgada a Andalucía, como ha ocurrido históricamente con la derecha. Al ritmo que va el corredor, con un PP dándole la espalda a esta tierra, no lo veremos acabado en 30 años y entonces será tarde y el daño, irreversible.

Foto.ABC de Sevilla.

Empatía, por favor

enero 6, 2017

Hay noticias que por muy curados de espanto que estemos nos sorprenden e incluso nos escandalizan. Esta semana Federico Trillo, infausto ministro de Defensa de la etapa Aznar, ha vuelto a la primera plana por un dictamen del Consejo de Estado que responsabiliza a su departamento del accidente del Yak-42 en 2003, que costó la vida a 62 militares. El órgano consultivo considera que no se actuó pese a las sospechas de riesgos que suponían los desplazamientos en esos obsoletos aviones ucranianos. Trillo, tras haberse encargado de la coordinación de la defensa de los asuntos turbios del PP, fue premiado con la embajada de España en Reino Unido cuando el PP llegó a la Moncloa en 2011. Ahora que su mandato ha concluido se refugiará como letrado mayor en el Consejo de Estado. No se ve en Trillo ni un ápice de arrepentimiento por la mala gestión con el Yak 42 o de empatía con el dolor de las familias de las víctimas. El Gobierno del PP también se sacude el problema, aunque María Dolores de Cospedal haya cerrado una reunión con los allegados de los fallecidos. Mariano Rajoy sitúa la tragedia en el pasado: no se ha molestado en disimular su pasotismo frente al desconsuelo de las familias. Ni siquiera han tenido los arrestos de anticipar el cese de Trillo como embajador, como gesto aunque sea tardío de asunción de responsabilidad política. Trece años después, hemos comprobado que el sufrimiento de los familiares persiste, que sólo buscan la verdad y cerrar un triste capítulo de su historia con una simbólica victoria moral frente a la indignidad del ex ministro. Este vídeo de la portavoz del plataforma de afectados, Curra Ripollés, resulta conmovedor y refleja el sentimiento de las víctimas.

El informe de la comisión de investigación británica sobre la guerra de Irak ha vuelto a poner sobre el tapete gran mentira urdida por el trío de las Azores. El conocido como informe Chilcot, por el nombre de su autor, desvela que José María Aznar presionó a su homólogo norteamericano, George W. Bush, para no retrasara la invasión de Irak, no esperar una resolución de la Naciones Unidas y pactar con el británico Tony Blair una estrategia de comunicación para manipular a la opinión pública. Cada dato que se conoce de aquel gran error histórico, pone en evidencia el gran engaño de Aznar a los españoles en una acción militar todavía estamos pagando y muy especialmente los habitantes de un país destruido y sin rumbo. Todos aquellos barandas del PP que jalearon a Aznar y su sí a la guerra deberían pedir disculpas, como han hecho los líderes británicos y hasta el propio Bush. Han hecho mucho daño a mucha gente y también a la imagen de España. Que den la cara ante una vergüenza que dura ya doce años. ¿Cuándo admitirá el ex presidente abiertamente que mintió a los españoles?

Susana Díaz El País 01_07_2016Lleva el Partido Popular toda la vida despreciando al PSOE. Una actitud que ha recrudecido en esta última campaña electoral con una estrategia de polarización con Podemos (o nosotros o el caos) y de ninguneo absoluto al partido con más longevo de España (137 años) y que más tiempo ha gobernado en democracia (22 años). Ahora el PP lampa por el apoyo de los socialistas para la investidura de Mariano Rajoy. En la sede de la madrileña calle Génova sitúan al PSOE como objetivo preferente y dicen algunos medios que le propondrá un gobierno de salvación nacional. ¿Salvar qué? ¿O a quién? Se pretende con esta maniobra simple y llanamente salvar a Rajoy y a su partido. La oferta es envenenada: busca apoyarse en los hombros de los socialistas para mantenerse en la Moncloa y, de camino, asestar un rejonazo de muerte al PSOE.

La postura unánime del primer partido de la oposición tras el 26-J es no a la gran coalición. La jefa de la principal federación socialista, la andaluza Susana Díaz, lo ha verbalizado nítidamente: “No he sido partidaria nunca y nunca lo seré“. Pero no se queda ahí. El PSOE, salvo alguna excepción, tampoco está dispuesto a favorecer el gobierno de Rajoy con su abstención. La dirección federal no lo ve posible ni por activa ni por pasiva o la propia Díaz sostiene que “no vamos a ser cómplices de las políticas de sufrimiento” del PP. Le toca a Rajoy a buscar entre sus afines ideológicos. Ha empezado por Coalición Canaria. Le quedan Ciudadanos, PNV y por qué no Convergència, que es de centro-derecha y con la que José María Aznar se entendió de maravilla hablando catalán en la intimidad. El bloque conservador suma más escaños que el de izquierda. Y es en ese caladero donde tiene que buscar apoyos el PP.

Foto.– Página 20 de la edición de hoy de El País.

Amiguismo

abril 14, 2016

Resulta difícil de imaginar que cualquier ciudadano con un problema con la administración tenga la oportunidad de entrevistarse con el ministro de turno. Para los mascas del Partido Popular es de lo más normal. José María Aznar sufre un encontronazo con la Agencia Tributaria (multa y de 70.403 euros y una complementaria de 199.052 euros por irregularidades fiscales) y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, lo atiende para darle las pertinentes explicaciones. Unos meses antes conocimos que Rodrigo Rato, el otrora hombre-milagro de la derecha patria y hoy casi un apestado, se sintió vulnerable y preocupado por su seguridad y mantuvo una reunión en la sede del Ministerio del Interior con su titular, Jorge Fernández Díaz. Son dos episodios esperemos que aislados pero denotan una relación distinta y preferente de estos dos próceres de la gaviota con la administración. Un trato de favor del que desde luego no pueden disfrutar el resto de los ciudadanos y que pone sobre el tapete los efectos no deseables del amiguismo. Ni Aznar ni Rato han de tener una relación distinta por compartir siglas con los actuales miembros del Gobierno en funciones. No veo a la ministra de Empleo recibiendo a uno de los casi cinco millones de parados que busca trabajo, ni al de Sanidad dando explicaciones a un enfermo de hepatitis C sobre las trabas que puso su departamento a la dispensación pública de los nuevos fármacos o la de Fomento ofreciendo soluciones a una familia en riesgo de desahucio. Si eso fuera posible, habría colas en las puertas de los ministerios.

Fotos.elperiodico.com.

Miércoles negro

abril 13, 2016

¡Qué mal se ha levantado este miércoles para el Partido Popular! Algunos en el Palacio de la Moncloa o en la calle Génova habrían preferido que no amaneciera. Cada jornada nos enteramos de un nuevo episodio a sumar al amplio catálogo de escándalos y estropicios varios del PP. Esta jornada festiva en Sevilla por la Feria de Abril nos hemos desayunado:

  1. La detención del alcalde de Granada, José Torres Hurtado, y la concejal de Urbanismo, Isabel Nieto, junto a otras catorce personas entre técnicos municipales y empresarios, por una presunta trama corrupta de recalificaciones inmobiliarias. Ambos cargos políticos del PP están detenidos por unas irregularidades que arrancan en 2006. (Ver noticia)
  2. El ministro de Industria ha agravado con mentiras su aparición en sociedades offshore conocida a través de la investigación periodística sobre los Papeles de Panamá. La Sexta ha cogido a José Manuel Soria en el engaño y por higiene democrática no le queda otro camino que la dimisión. Si ya es fuerte que un cargo público tenga relación con paraísos fiscales, la mentira aumenta la desconfianza sobre su trayectoria y lo pone en el camino de salida. Si no se va, Mariano Rajoy tendría que destituirlo de forma fulminante. (Ver noticia)
  3. A José María Aznar lo han pillado intentando defraudar a Hacienda. Una información de OKdiario desvela que la Agencia Tributaria le ha puesto al patriota ex presidente una multa de 70.403 euros y le hecho pagar otros 199.052 euros por irregularidades fiscales. Es una actuación de 2013 que se conoce ahora y quizá las peleas intestinas en el seno del PP tengan algo que ver en su publicación ahora. ¿Es una vendetta? Con las lecciones de moral que hemos recibido todos los españoles de boca de Aznar, esta noticia desvela su doble rasero. Haz lo que yo diga, pero no lo que yo haga. (Ver noticia)

Foto.eldiario.es.