Memoria y justicia

marzo 16, 2017

Andalucía da un paso más, firme y decidido, en la reparación de la memoria de las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo. El Parlamento ha aprobado la ley de Memoria Democrática, un texto con vocación de resarcimiento y justicia, que desarrolla y perfecciona la ley nacional de Memoria Histórica. En esta comunidad no se parte de cero: la norma aprobada supone la plasmación de 20 años de políticas públicas de memoria. En Andalucía se está en vanguardia en actuaciones en fosas, con el bando de ADN, en atención a las recomendaciones de las Naciones Unidas… Y la ley impulsada por el Gobierno de Susana Díaz, con la participación de familiares, entidades memorialistas y corporaciones locales, incluye nuevos avances como la ampliación de la consideración de víctimas, con la inclusión de los bebés robados, y refuerza la protección legal de espacios y enclaves vinculados con la recuperación de la memoria. En definitiva, se pone la  mirada en reparar el daño causado y ofrecer justicia y dignidad a las represaliados y a sus familias, que tantos años llevan esperando, aunque la derecha una vez más le haya dado la espalda a este colectivo (no apoyó el texto). Con la verdad se hace justicia.

Anuncios

Dos patinazos

julio 26, 2016

No ha tenido un buen arranque de semana el alcalde de Málaga. Un político habitualmente moderado ha protagonizado un par de sonoros traspiés dialécticos. En primer lugar, Francisco de la Torre ha reaccionado de forma extemporánea y airada a la noticia de que el Ayuntamiento ha construido un parque para que los perros hagan sus necesidades sobre la mayor fosa de víctimas del franquismo. Al final, la realidad es tozuda y han tenido que cerrar la instalación ante tamaña ofensa. Han pasado de la bravuconería de ayer queriendo responsabilizar del dislate a las asociaciones de Memoria Histórica a templar gaitas. Con voz de no haber roto nunca un plato, el concejal de Urbanismo se ha tragado sus palabras y ha asumido un error técnico. No sólo han metido la pata sino que les faltó humildad para admitir el yerro. Bienvenida sea la rectificación de hoy. No se podía insultar de esa manera la memoria de las víctimas.

Y en paralelo un segundo tropezón. El regidor tampoco ha demostrado mesura al criticar a la Junta por no apoyar, a su juicio, a Málaga como futura sede de la Agencia Europea del Medicamento, sita actualmente en suelo británico, ante la salida del Reino Unido de la UE tras la victoria del Brexit. De la Torre debería actuar con prudencia y controlar sus arrebatos porque Bruselas y Londres ni siquiera han concretado cómo se efectuará la salida de la UE.  Sin duda, para el Gobierno de Andalucía sería una buena noticia que este centro administrativo comunitario se instale en esta tierra. Y considera tan potente la opción de Málaga como la de Granada, cuyo alcalde también ha manifestado interés por albergar este organismo. Cuando hay dos ciudades andaluzas con aspiraciones, la Junta ha de estar con las dos.

Llama la atención que De la Torre arremeta contra la Junta cuando el Gobierno de España ya ha manifestado que ayudará a la Generalitat, de Carles Puigdemont y los independentistas de Junt pel sí, a conseguir que Cataluña sea sede de la Agencia. El alcalde no debería pagar sus frustraciones con quien no debe. Ha sido la vicepresidenta del Gobierno, que es de su partido por si lo ha olvidado, quien ha apostado por Barcelona dando la espalda a otras posibles candidatas. Si está molesto, que dirija las pullas a quien corresponda. A ver si va a ser culpa de la Junta que Soraya Sáenz de Santamaría haya ofrecido su apoyo a Barcelona. Un segundo patinazo por querer buscar una confrontación que no cabía.

Foto.ABC de Sevilla.

 

¡Qué falta de respeto!

octubre 12, 2015

Este senador del Partido Popular de cuyo nombre no quiero ni acordarme se ha despachado con desdén sobre las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo. No demuestra ningún respeto ni por la memoria de los que sufrieron ni por el dolor de sus familias. Siguen en las cunetas o en fosas sin identificar los restos de más 110.000 represaliados aunque a este pepero le importe un pimiento. Una realidad que ha supuesto incluso la reconvención de Naciones Unidas a nuestro país. Lo malo no es que a él le dé igual esta salida de tono, lo peor es que ante esta inaceptable demostración de desconsideración nadie del PP le ha llamado la atención ni al orden. Parece que para este partido hay víctimas de primera y víctimas de segunda. Esta doble vara de medir molesta y demuestra un numantinismo ideológico que insulta. ¿No hay nadie en la derecha política que le diga a este senador que el camino del desprecio y la ofensa es el equivocado? Parece que en el PP prospera el que falta a las víctimas de la dictadura, si no que se lo pregunten a Rafael Hernando. ¡Qué vergüenza!

Nota.– Este desvarío del representante del PP se produjo en el debate de unas enmiendas del PSOE a los Presupuestos de 2016 para recuperar el apoyo económico a las organizaciones de Memoria Histórica, suspendido desde que llegó Rajoy a la Moncloa.

Apología del golpismo

julio 19, 2014

Celebrar el 18 de julio es un insulto a la democracia, una afrenta a la libertad y a la memoria de muchas víctimas. Otro año más la madrileña iglesia de los Jerónimos acogió una misa para recordar “una fecha histórica y central en la historia de la salvación de España”. Todo un ceremonial ultrajante para homenajear el golpe de estado de 1936 y el legado nefasto del franquismo. Ya cuesta trabajo digerir que en un recinto eclesiástico se recuerde un pasado tan sangriento y antidemocrático ante el silencio de la Conferencia Episcopal. Pero más aún que el párroco plantee un nuevo alzamiento militar para hacer frente al auge de la extrema izquierda.

Textualmente, y delante de descendientes del dictador y muchos nostálgicos de la dictadura, el cura sostuvo: Hay que “estar preparados” ante la posibilidad de iniciar una nueva cruzada “por Dios y por España” contra “las fuerzas sobrenaturales del mal” y que “igual que en los años treinta hubo hombres y mujeres valerosas que supieron dar respuesta, nosotros hoy también sepamos dar respuesta”.

Esta apología del golpismo requiere una réplica democrática contundente y que se aplique a rajatabla las reglas de nuestro estado de derecho. Para algo tenemos un Código Penal que en su título XXI tipifica los delitos contra la Constitución. ¿Tiene algo que decir el ministro de Interior ante las palabras presuntamente ilícitas de este exaltado predicador? Más allá de lo terrenal, la iglesia española debería desautorizar a este pastor si es consecuente con el mensaje que transmite el papa Francisco. Posiblemente, no ocurrirá ni una ni otra cosa… para desgracia de nuestra convivencia democrática.

(Más infomación en www.elplural.com)

Emotivo reportaje de El Intermedio. La jueza argentina María Servini ha recuperado la ilusión de los familiares de víctimas del franquismo. La magistrada que instruye en su país una querella sobre crímenes de la represión franquista  ha recorrido desde el 18 de mayo el País Vasco, Andalucía y Madrid para recoger testimonios de estas personas que por su avanzada edad no pudieron desplazarse a Argentina para declarar. El rostro y las palabras de estas señoras entrevistadas por el periodista Gonzo denotan el alivio que representa que se haga justicia con la memoria de sus seres queridos.

Hernandadas

noviembre 26, 2013

Rafael Hernando, de momento secretario general del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados, es un genuino representante de la derecha extrema que habita en el PP. Político lenguaraz, de los que no dejan heridos en el rifirrafe político, irreverente y sectario, muy sectario. Tiene un abultado expediente de polémicas en las que se ha visto envuelto por su procacidad y modos altaneros. Le gusta agitar las bajas pasiones y eso en política tiene unas consecuencias funestas: enturbia la convivencia pacífica. La última hernandada ha sido afirmar que los familiares de las víctimas del franquismo “sólo se han acordado de su padre cuando ha habido subvenciones”. Se puede ser más insensible y cruel. Imagina este baranda del PP la angustia y el dolor que han vivido muchas familias durante décadas por la imposibilidad de recuperar los restos de familiares represaliados por la dictadura y reparar la memoria de sus seres queridos. No tiene ni idea… Y es posible que ni le interese conocer el sufrimiento de personas que, gracias a la ley de Memoria Histórica, ven una oportunidad para honrar y resarcir la dignidad de sus seres queridos. Lo de Hernando no es sólo irresponsabilidad, es falta de respeto e inmundicia.

Quijorna… del Caudillo

octubre 2, 2013

Quijorna es un pequeño pueblo madrileño, hasta ayer desconocido para la inmensa mayoría de españoles, que ha saltado a la primera línea de la actualidad merced a una exposición de exaltación del fascismo. Banderas preconstitucionales, esvásticas nazis o mercadotecnia de ultraderecha copaban la mayoría de los stands del certamen organizado por el Ayuntamiento de la localidad en el colegio público del municipio. Si la iniciativa resulta escandalosa, más aún lo son las explicaciones de la alcaldesa, una señora muy de derechas cobijada bajo las siglas del PP. La regidora visitó el mercadillo y no observó nada chocante. Quizá se sienta muy cómoda en ese ecosistema cargado de simbología fascista y franquista.

A esta pepera le costó definir a Franco como dictador en una entrevista en el programa ‘Al rojo vivo’, de La Sexta: sólo ante la insistencia del periodista Antonio García Ferreras acabó brotando tímidamente de su boca ese concepto. Y es que la alcaldesa tuvo un fin de semana nostálgico: a la exposición del sábado, siguió el homenaje (con un discurso exaltado incluido) a los caídos del bando nacional en la batalla de Brunete (vídeo). En Alemania están prohibidas y penalizadas este tipo de exhibiciones. Aquí sólo se ha arrancado, y con esfuerzo, una disculpa con la boca muy chica por parte de la primera edil de Quijorna. Ni en la dirección regional ni en la nacional han tomado ninguna medida disciplinaria contra la regidora. No es de extrañar. Tampoco el PP ha movido un dedo para zanjar el fervor preconstitucional que han manifestado en los últimos meses muchos de sus cachorros de Nuevas Generaciones.