Padrós 2010

La ceremonia de entrega de los premios Enrique Padrós 2010 constituyó una oportunidad para reivindicar pasos decididos de las administraciones en política 2.0 y gobierno abierto. El más transgresor y políticamente incorrecto fue César Calderón, coordinador de Las Ideas, la plataforma bloguera organizadora de la convocatoria. César, o NetoRatón en la red, además de emocionarse como siempre con el recuerdo de su desaparecido amigo Enrique, todo un clásico en cada edición, como él reconocía, demandó más valentía a los poderes públicos para hacer más bidireccional la relación con la ciudadanía, es decir, potenciar la escucha activa, que hace más avanzadas y democráticas las sociedades.

Los dos representantes institucionales en el acto, el presidente de la Junta de Andalucía y el alcalde de Sevilla, recogieron el guante. Primero, Alfredo Sánchez Monteseirín narró su experiencia personal como bloguero, una aventura que roza la dependencia, y Pepe Griñán, en un relato más ideológico, defendió la blogosfera como instrumento para recuperar la política y la ciudadanía activa y apostó con convicción por la transparencia, la apertura y participación que conlleva la comunicación 2.0.

La gala de los Óscars de los blogs españoles no estuvo exenta de anécdotas. Quizá la más destacada fue el olvido de la presentadora, mi amiga y senadora Fátima Ramírez, que a punto estuvo de cerrar el acto sin dar la palabra a Alfredo y Pepe. Los galardonados Fernando Garea (mejor blog de un no político) e Inés Sabanés (mejor blog de un cargo político) dejaron un racimo de chascarrillos y buenos momentos. Griñán tuvo el gesto de sinceridad de reconocer la labor y la valía de una compañera de la izquierda de otras siglas. Le vino a decir que si viviera en Madrid tendría difícil no votarla porque Inés es mucha Inés.

El Padrós 2010 fue un momento para compartir con muchos amigos y compañeros: César y Fátima, por supuesto, pero también Franesco, Silvia Acebes, César Ramos, Ramón Ramón, Ricardo Domínguez, Antonio Manfredi, Ion Antolín, Virgula, José Carlos, entre otros.