Concentraciones

Mientras que en Santiago de Compostela decenas de miles de católicos se reúnen para ver a Benedicto XVI en su poco austera gira española (organizada más en clave interna de la Iglesia que como misión apostólica), en Madrid se vive la MTV Week Madrid 2010, una concentración de dioses profanos que están poniendo a la capital en el epicentro del mundo de la música. David Bisbal, Efecto Mariposa o Fangoria comparten hoy escenario en la Puerta de Alcalá desde la seis de la tarde hasta casi la medianoche en el MTV Day. El concierto, uno de los eventos gratuitos convocados en Madrid previos a la entrega de los premios MTV EMA 2010, contará con una nutrida asistencia. Mañana, cuando el sumo pontífice esté en Barcelona rodeado de fieles, en la gala de la cadena televisiva actuarán Katy Perry, Linkin Park, Shakira, Rihanna, Plan B o Miley Cyrus. (Los nominados con más posibilidades son Lady Gaga y Katy Perry, nombradas en cinco categorías, y Rihanna, en tres). En un sitio una multitud reza y en otro canta y baila otra muchedumbre. Contrastes de la vida.

Efecto mariposa

¡Cómo cambia la vida en un año! O incluso en menos tiempo. Cualquier paso, encrucijada, avatar, peripecia… te lleva a un destino impensado. Estamos sujetos al efecto mariposa. Siguiendo la teoría del caos, el batir de las alas de un lepidóptero en las costas de Japón provoca un tsunami en las playas del Pacífico americano. Esta imagen hiperbólica viene a expresar que cualquier modificación en las condiciones de un sistema provoca una profunda renovación de dicho sistema. Esta conjetura es aplicable a nuestra existencia. El más mínimo giro, por inesperado que éste sea, genera un nuevo horizonte, unas nuevas expectativas o una nueva situación. Que puede ser mejor o peor que la anterior, pero distinta, intensamente distinta. No estoy ajeno a esta teoría. Mi vida ha cambiado para bien en estos últimos meses. Para descorchar champán. Y hace 365 días, aunque lo ansiaba con convicción y firmeza, lo veía imposible. Una suave y benefactora brisa me ha arrimado a buen puerto. ¿Dónde agitaría sus alas mi mariposa?