Ya era hora

julio 5, 2017

Cuánto ha tardado el Gobierno de la nación en darse cuenta de que la recuperación y la mejora de la competitividad no se podía hacer recaer también en la espaldas de los trabajadores, deprimiendo sus condiciones laborales y sus retribuciones. Se han llevado años negando la realidad de que los salarios habían bajado durante su gestión cuando las estadísticas eran demoledoras. El peso de la masa salarial en la riqueza nacional ha decrecido en tres puntos, del 50% al 47%, desde la entrada en vigor de la cruel reforma laboral firmada por Mariano Rajoy. Ayer, se cayeron del caballo como Saulo, y se dieron cuenta que no se podía exigir más sacrificios a los trabajadores y plantearon un aumento de las retribuciones en la negociación colectiva hasta del 3%, Hasta la patronal CEOE, a través de su presidente, Joan Rosell, ha salido apoyando la medida. Han estirado el chicle todo lo que han podido hasta que la situación era ya insostenible. No podían vender su mantra de recuperación económica si ésta seguía sin llegar a los trabajadores. Un baño de realidad que esperemos que se concrete en beneficio de quienes más han sufrido los estragos de la crisis.

Agujero negro

junio 16, 2017

No se recuperarán cuatro de cada cinco euros destinados al rescate bancario en nuestro país. Se escapan por el sumidero hasta 60.600 millones, de ellos 40.000 millones de origen público. Son datos del Banco de España que escandalizan y que, sin embargo, no provocan la más mínima autocrítica del regulador. Alguna responsabilidad debe asumir ante este despropósito, no se puede mirar a otro lado cuando ha habido dinero para el sector bancario mientras se apretaba con recortes y pérdida de derechos a los ciudadanos. No hacía falta conocer este dato para afirmar, sin temor a errar, que el peso de la crisis (que no nos acaba de abandonar del todo) no se ha repartido por igual. El mayor sacrificio ha recaído sobre la espalda de los trabajadores y las clases medias. Por eso, en estos años ha crecido la desigualdad y los poderosos, en cambio, lo son más. Cuando uno lee este tipo de estas noticias sobre el rescate se ratifica en lo cruel e injusta que ha sido la gestión de la crisis desde los postulados de la derecha.

Foto.- Efe. Luis María Linde, gobernador del Banco de España.

Oposiciones sí o sí

marzo 23, 2017

Al final cantó la gallina. El Consejo de Ministros aprobará el 31 de marzo un decreto ley para que las comunidades autónomas puedan convocar las oposiciones de maestros. Este anuncio del ministro de Educación y portavoz gubernamental, Íñigo Méndez de Vigo, demuestra que se pretendía hacer un chantaje a las CCAA vinculando las oposiciones a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. El tiempo ha acabado dando la razón, entre otros, a la Junta de Andalucía. La presidenta Susana Díaz se comprometió a hacer la convocatoria sí o sí. De esta forma, el Gobierno de Mariano Rajoy pretendía jugar con las expectativas de miles de opositores por mor de su incapacidad para reunir los apoyos suficientes para convalidar las cuentas de este año.  Ahora, se constata que tras sus amenazas sólo había puro tacticismo político. Sinceramente, no parece serio que se use a las personas de esta forma. No todo vale.

En Andalucía, por otro lado, se está trabajando para sacar adelante una convocatoria extraordinaria de empleo público de más de 40.000 plazas para dar estabilidad a interinos y eventuales de la sanidad y la educación públicas. La Junta quiere reducir el alto grado temporalidad que se ha producido en las administraciones por las medidas impuestas por el Gobierno del PP durante la crisis, con tasas de reposición exiguas que no han permitido cubrir todas las vacantes producidas. La Junta se congratula de que el Ministerio de Hacienda sea receptivo a esta propuesta, planteada por Susana Díaz en la última Conferencia de Presidentes y que ha de ser coordinada y simultánea en todas las comunidades autónomas. Es una medida oportuna, que viene a reparar los daños producidos por la crisis en el empleo público y que sin duda mejorará el funcionamiento de los servicios públicos, con lo que supone también un gran beneficio para los ciudadanos.

Foto.Ideal.

Insaciables. Con la excusa de la crisis, el liberalismo se ha cebado con los trabajadores en los últimos cinco años. Nos han asestado golpes y más golpes y nos han arrebatado con avaricia derechos laborales. No se conforman con el resurgimiento de la figura de los trabajadores pobres, que con un sueldo de miseria no tienen para llegar a final de mes. Les parece poco que la brecha de la desigualdad se haya agrandado de tal manera que más de tres millones de personas hayan dejado de ser clase media y se encuentren en riesgo de exclusión. Se frotan las manos porque hoy los ricos son más ricos y los pobres más pobres. El peso de la crisis lo hemos soportado los trabajadores y ahora que se atisba la recuperación quieren más hachazos sobre los de siempre. No están satisfechos con las vueltas de tuerca que nos han dado. Pero hasta aquí hemos llegado.

El Banco de España plantea abaratar de nuevo el despido, quitar protección a los contratos fijos y una nueva revisión salarial. Otro tijeretazo en la barriga de los trabajadores. Al calor de las elecciones, el supervisor bancario se mete en arena política. Posiblemente animado por el Gobierno de Mariano Rajoy. Lo usa para que lance globos sonda a ver si cuelan. Quiere sin duda el PP, empujado sus compromisos inconfesables, endurecer su reforma laboral infame. Una reforma que impuso sin diálogo y que genera poco empleo y además precario y con condiciones casi de explotación. Más que nunca hace falta que el 26 de junio saquemos democráticamente a Rajoy y al PP de la Moncloa y el nuevo Gobierno socialista derogue la reforma laboral y construyamos un nuevo marco de relaciones laborales que recupere la negociación, respete los derechos de la fuerza del trabajo y genere empleo de calidad y estable.

Foto.EFE. Luis María Linde, gobernador del Banco de España.

35 horas

junio 2, 2016

Los empleados públicos de la Junta de Andalucía van a recuperar la jornada laboral de 35 horas en 2017. Recobran este y otros derechos tras la firma de un acuerdo entre la presidenta Susana Díaz y los sindicatos de la función pública (UGT, CCOO y CSIF). Susana Díaz se comprometió a ir devolviendo derechos a lo largo de la legislatura y están cumpliendo con sendos acuerdos, el suscrito hoy y el de julio del año pasado, porque la recuperación económica no se puede quedar en las grandes cifras de las multinacionales o en los indicadores macroeconómicos, sino que tiene que llegar a las personas y a las familias. Y los empleados públicos han soportado sobre sus espaldas muchos sacrificios durante esta crisis y es de justicia que se les devuelvan sus derechos.

Era un clamor de los trabajadores públicos volver a la jornada de 35 horas. El Gobierno de la nación, con la llegada del Partido Popular, impuso 2,5 horas más de trabajo en 2012, las que en los centros públicos se conocen como horas de Rajoy. Una decisión que supuso masivos despidos en toda España. En Andalucía se apostó por repartir el trabajo para salvar 25.000 empleos reduciendo jornada y trabajo al 75%. Ya todos los sanitarios y docentes han recuperado el 100% y a partir de 2017, con la derogación de las horas de Rajoy, tendrán de nuevo 35 horas semanales. Este acuerdo representa una gran noticia para los 260.000 trabajadores de la Junta, que recuperan derechos, también permitirá crear más empleo público en nuestra tierra (unos 12.000 según los sindicatos) y mejorará el funcionamientos de los servicios públicos beneficiando al conjunto de la ciudadanía.

Adiós al papel

marzo 26, 2016

Esta imagen dentro de poco será historia. Los principales periódicos del mundo llevan tiempo estudiando fórmulas para enjugar la pérdida de ingresos de su edición impresa. La eclosión de las nuevas tecnologías de la información y el hábito de las nuevas generaciones de leer poco y hacerlo en aparatos electrónicos están provocando una caída en picado de las ventas y una derivación de lectores a soportes digitales. A la crisis particular de la prensa se ha unido la recesión general que han vivido las economías occidentales en los últimos años para formar la tormenta perfecta. Público fue el primer diario español en desistir de acudir a los quioscos y mantener únicamente la edición digital. Otros muchos han cerrado sus puertas incapaces de competir en un mercado tan exigente. El País ya ha anunciado, a través de una carta de su director, que su vocación es ser un periódico digital y multimedia y que saldrá de momento en papel mientras aguanten las maltrechas finanzas del Grupo Prisa. Hoy conocemos que un diario internacional de referencia como The Independent acaba de publicar su último número en papel y seguirá sólo en la red. Otras cabeceras han buscado soluciones intermedias: sacar edición impresa sólo los fines de semana y los restantes cinco días llegar a su audiencia por internet. La oferta digital cada vez es más amplia. Ha comenzado la cuenta atrás. El papel es caro y la distribución multiplica los costes. La competencia con los formatos electrónicos resulta casi imposible. La OJD (Oficina de Justificación de la Difusión) confirma mes a mes que las ventas del papel caen en picado. El olor a tinta queda ya para los románticos. El adiós de la prensa impresa está cada día más cerca.

Menos lobos

diciembre 30, 2015

2015 se despide con una serie de noticias que no refleja la tan deseada recuperación económica que algunos nos quieren meter con calzador. En un repaso rápido de la actualidad nos topamos con informaciones que más que al optimismo conducen al escepticismo:

  • La pensión subirá en 2016 de media dos euros al mes. Esto quiere decir que las pensiones más bajas del sistema crecerán céntimos, no alcanzarán ni un mísero euro. No parecen unos datos cómo para que el PP saque pecho. Y menos cuando muchos mayores están ayudando a hijos y nietos a llegar a fin de mes.
  • Apenas 6,6 euros se incrementa el salario mínimo interprofesional, un aumento escaso que hace a los trabajadores perder poder adquisitivo. El alza del 1% sitúa al SMI en 655,20 euros. En los cuatro años de gobierno de Mariano Rajoy la subida no llega ni a 14 euros (13,80 para ser exactos). No se estira mucho la derecha con la clase obrera.  El ejecutivo socialista de José Luis Rodríguez Zapatero cogió el SMI en 460,5 euros y lo elevó en 180 euros en siete años. Las comparaciones son odiosas y elocuentes.
  • El 80% de los menores de 30 años conviven con sus padres porque no tienen trabajo o si lo tienen, cobran un salario tan bajo que no les da para emanciparse del hogar familiar.

La mejoría de los datos macroeconómicos no alcanza a la inmensa mayoría de las familias y la brecha de la desigualdad se ensancha con subidas tan exiguas de pensiones y salarios. Estos aumentos tan ridículos son una tomadura de pelo viendo cómo se han recuperado los beneficios de las grandes empresas. De esta forma, los ricos cada día son más ricos y las clases medias y trabajadoras no acaban de recuperar ni el poder adquisitivo ni los derechos arrebatados por la crisis. Sin olvidar que en España hay 4.850.000 parados, según la EPA del tercer trimestre de este año. Desde luego, el panorama no es para tirar cohetes. Así que menos lobos, propagandistas.