Cuenta atrás

El Comité Mundial de la UNESCO decidirá entre el 29 de junio y el 2 de julio en Baréin para evaluar las candidaturas a patrimonio mundial. La única propuesta española es Medina Azahara, conjunto arqueológico que gestiona y tiene la titularidad la Junta de Andalucía. La ciudad califal, que data del siglo X, reúne unos valores excepcionales, únicos, para conseguir esta distinción. Acudimos a este último examen con ilusión, prudencia y responsabilidad. Tenemos un bien de incalculable valor y se ha hecho un enorme esfuerzo de conservacion, investigación, difusión y puesta en valor. Estamos en la recta final, a pocos días de la resolución definitiva, que afrontamos con optimismo y con el apoyo unánime de la sociedad cordobesa. La declaración como patrimonio mundial sería un impulso para la ciudad que brilla y una buena noticia para Córdoba y Andalucía.

Vídeo.- Entrega de premios I Certamen de Pintura Rápida de Medina Azahara, organizado por el diario Córdoba con colaboración de Junta, Ayuntamiento y Diputación, una de las muchas actividades de apoyo y promoción de la candidatura.

Enamórate de la ciudad que brilla

La ciudad que brilla no es otra que Medina Azahara. La traducción de su nombre árabe al español es precisamente ésa. Hoy hemos dado otro paso más para conseguir que la ciudad califal sea declarada por la Unesco en 2018 como Patrimonio Mundial de la Humanidad. Junto con la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, hemos presentado la imagen de la candidatura. Es fundamental contar con una imagen potente, que nos identifique, nos posicione y que nos haga reconocibles universalmente. Un logo que irá acompañado de un lema sugerente: ‘Enamórate de Medina Azahara, la ciudad que brilla’.

La imagen representa el contorno de tres arcos de herradura entrelazados que hacen referencia a la Puerta de Yafar, uno de los lugares más representativos de este yacimiento arqueológico. Por cierto, el mayor de España (con 113 hectáreas), data del siglo X, fue mandado a construir por Abderramán III y nos aporta el testimonio excepcional de la desaparecida civilización andalusí. Desde el Gobierno de Andalucía vamos a impulsar una campaña de promoción de Medina Azahara para que en julio de 2018 consiga el reconocimiento como patrimonio de la humanidad.

Para ello, además del valor patrimonial del conjunto califal, es primordial contar con un fuerte apoyo social. Es uno de los factores que más valora la Unesco. Por esa razón, y por convicción, la Consejería de Cultura de la mano del Ayuntamiento de Córdoba pondremos en marcha un consejo social de apoyo a la candidatura. Cumplimos así con uno de los compromisos adquiridos. Será una plataforma a la que se irán uniendo todas aquellas personas, instituciones como la Universidad o entidades sociales que quieran contribuir a la difusión de este proyecto.

Una alianza social porque la candidatura de Medina Azahara no es sólo la apuesta por la conservación, la investigación y la difusión del patrimonio, que de por sí ya sería relevante. Se trata también de una oportunidad para dinamizar el turismo cultural y generar riqueza empleo para Córdoba y Andalucía. A la rica oferta de la ciudad se sumaría otro elemento más, lo que significaría un nuevo atractivo para atraer visitantes.

Tocando todos los palos

Hoy llevo una jornada inolvidable por intensa y, sobre todo, por la pasión y la ilusión que he encontrado en distintos ámbitos de la cultura.

10:00 Medina Azahara

Recorrido delicioso por la ciudad califal que se prepara para conseguir el reconocimiento como patrimonio universal de la humanidad. Se está culminando el alumbrado nocturno, un atractivo más para esta joya patrimonial. Da gusto ver el entusiasmo del director, Alberto Montejo, y del equipo que se encarga de conservar e investigar en el conjunto.

11:30 Filmoteca de Andalucía

Hemos presentado el catálogo de cortometrajes en la casa del cine en Andalucía. Nueve trabajos de noveles cineastas que serán promocionados y difundidos por distintos festivales y circuitos de Europa y América. Una oportunidad que sirve para trasladar el mucho talento que hay en esta tierra y abrir espacio para la cantera del cine. Gente con inquietudes, preparación y vocación de comerse el mundo. (Me he encontrado también con mi admirado Pablo García Casado, director de la Filmoteca y poeta joven pero ya con mucho bagaje).

13:00 Equipo en Córdoba

Visita a la delegación provincial de Cultura y encuentro con los empleados públicos. Sin ellos no sería posible. Hemos mantenido, junto al delegado y la secretaria general técnica, una reunión de trabajo con los jefes de servicio y los directores de unidades. Un equipo humano comprometido con la cultura, con su trabajo y con el servicio público. Un estímulo y un espejo para todos.

17:00 Orquesta y Coro Joven

Parada en Mollina, en el CEULAJ, que acoge el encuentro de verano del programa de jóvenes intérpretes. Allí se han reunido desde el lunes casi 200 integrantes de la Orquesta Joven y el Coro Joven de Andalucía para preparar las piezas que presentarán este domingo en el Festival de Música y Danza de Granada. Gran ambiente, trabajo esmerado y unos ensayos que apuntan a un gran éxito de crítica y público. Emociona ver el buen clima que se respira y la implicación de los chicos y chicas. Hay mucho talento en Andalucía.

22:30 Miguel Ríos y la Orquesta de Granada.

Y como fin de fiesta en unos minutos en Granada disfrutaré con el concierto de Miguel Ríos y la Orquesta de esta ciudad en un marco de excepción como el Palacio de Carlos V en Alhambra.

¿Se puede pedir más al día?

La Unesco mueve ficha

El Centro de la Organización para la Cultura, la Ciencia y la Educación de Naciones Unidas (Unesco) de Andalucía ha entrado de lleno en el debate sobre la titularidad de la Mezquita de Córdoba. La franquicia andaluza de la Unesco se ha posicionado del lado de los que defienden el carácter público y de uso “para todos” de este singular bien patrimonial andaluz.

Se suma de esta manera al movimiento ciudadano que reclama el uso público del monumento como respuesta a la argucia legal que ha permitido a la Iglesia registrarla a su nombre por sólo 30 euros. Recuerda el centro andaluz de la Unesco que, entre otros criterios, se declaró patrimonio mundial a la Mezquita de Córdoba–The Mosque of Cordoba por considerarla “testigo del intercambio de valores humanos”. Y con ese nombre y no otro consta en el acuerdo adoptado en Buenos Aires el 2 de noviembre de 1984. Además, con los pasos dados en los últimos tiempos se pone en duda la conservación del valor universal excepcional del monumento.

En la decisión de este organismo internacional, se reconoce “no sólo su singularidad artística y arquitectónica, sino también el carácter simbólico del edificio como ejemplo del paradigma en el que Córdoba siempre ha querido sentirse identificada: la concordia entre creencias y civilizaciones”. Este posicionamiento de la filial andaluza de la Unesco supone un toque de atención sobre el futuro de la Mezquita como patrimonio mundial por el uso privativo y excluyente que pretende hacer la Iglesia del mismo. Este aviso no debería caer en saco roto.

Foto.– Madero Cubero en Cordópolis.

Recuperar la Mezquita

La Junta de Andalucía quiere recuperar para lo público la titularidad de la Mezquita de Córdoba. Para ello, el Gobierno andaluz ha encargado un informe para conocer si puede revertir el proceso de inmatriculación por el que la Iglesia se había apropiado de este patrimonio colectivo merced a una ley de la cosecha de Aznar de 2003. La reforma de la ley inmobiliaria abrió la puerta a un espectacular negocio para la Iglesia: se le permite inscribir a su nombre todos los bienes muebles no registrados. Este cambio normativo confirió a los obispos las prerrogativas de notario y se las han tomado al pie de la letra hasta convertirse en insaciables agentes de la propiedad a lo largo y ancho del territorio español. Los efectos perniciosos de esta reforma pasaron desapercibidos en su momento pero años después están aflorando con graves consecuencias para lo colectivo.

En 2006, el Obispado de Córdoba inmatriculó por sólo 30 euros la Mezquita en el Registro de la Propiedad. Una plataforma ciudadana que defiende que esta maravilla de la arquitectura andalusí sea patrimonio de todos ha dado la voz de alarma y ha recabado más de 80.000 firmas exigiendo la titularidad y la gestión públicas del templo. La Junta ha reaccionado antes de que la operación inmobiliaria sea ya irreversible. La decisión es pertinente, necesaria y se justifica por la defensa de lo público. El siguiente paso sería a escala estatal: una iniciativa legislativa en el Congreso de los Diputados para anular los artículos de la ley hipotecaria que conceden a la Iglesia unos privilegios de otra época y, de camino, garantizar el conculcado principio constitucional de la aconfesionalidad del Estado. Sólo así se evitará el expolio de lo público.