A buen ritmo

El Gobierno de Andalucía cumple, lo que firma lo lleva a la práctica. Del acuerdo de investidura con Ciudadanos, que permitió que esta legislatura echara a andar, está ya ejecutado o en fase de ejecución un 66 por ciento, según ha cuantificado la propia formación naranja. En menos de dos años de gobierno (PP y Podemos bloquearon la investidura de Susana Díaz durante 80 días), se ha cumplido ya dos terceras partes, es decir, se avanza a buen ritmo.

Pero el Ejecutivo socialista quiere más, no se conforma, quiere meter una velocidad más a la gestión y aprovechar los síntomas de recuperación económica para avanzar en derechos y consolidar los indicadores de crecimiento. Un nuevo impulso para seguir creando más empleo y reduciendo el paro más que la media nacional, para continuar fortaleciendo los servicios públicos que garantizan la igualdad de oportunidades y para avanzar con políticas sociales que marquen la diferencia y pongan en el centro las personas y la mejora de su calidad de vida.

De la reunión de la presidenta andaluza con el portavoz de Ciudadanos, Juan Marín, se reforzó el compromiso de mejorar la calidad de nuestra democracia. Así se aprobará en breve la Oficina contra el Fraude Fiscal, que tendrá dos ámbitos de actuación la prevención y lucha contra la corrupción y contra el fraude fiscal y acometer este legislatura la reforma de la ley electoral (ya hay un grupo de trabajo constituido en el Parlamento) y suprimir los aforamientos. La eliminación del fuero debería extenderse a todas las administraciones y territorios porque supone igualar a todos ante la justicia.

Pese al alto grado de cumplimiento, se va a pisar el acelerador para alcanzar 100%. Sólo cumpliendo lo que se promete se conquista la confianza de los ciudadanos.

Estabilidad

Para la política (y para la vida), la estabilidad es como un bálsamo, como un mar de aguas calmas en el que navegar sin sobresaltos. En Andalucía, mal que les pese a algunos, hay estabilidad política. Esa realidad permite, tras la cruda crisis cuyas secuelas aún perduran, que haya mayor dinamismo económico y confianza para la inversión que en otros territorios. Este buen clima contará esta semana con un nuevo capítulo para su fortalecimiento: la aprobación del proyecto de ley de presupuestos de la comunidad autónoma para 2017 para su remisión al Parlamento. Las cuentas recogerán importantes subidas en salud, educación, autónomos, obra pública o cultura y que ponen en primer plano el empleo, que es la principal preocupación de la gente, y el fortalecimiento de los servicios públicos. De esta forma, Andalucía será la primera comunidad en España en tener despejado el horizonte presupuestario en virtud del principio de acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos. Frente a la polarización de la vida política en buena parte de nuestro país, aquí se avanza con diálogo y consenso para dar respuesta a las demanda y a los problemas de la ciudadanía. El presupuesto representa el instrumento que marca la senda de progreso y prosperidad para un territorio y que, desde luego, consolida la estabilidad que reina en Andalucía, siendo la estabilidad un valor que cotiza muy alto en los tiempos convulsos que nos ha tocado vivir.

Foto.El Mundo. La presidenta de la Junta, Susana Díaz, y el presidente regional de Ciudadanos, Juan Marín, en el Parlamento durante el reciente Debate sobre el Estado de la Comunidad.

Sanidad con corazón

Como ciudadano pero sobre todo como defensor a ultranza de lo público me siento orgulloso cada vez que la sanidad pública andaluza presenta, un mes sí y al siguiente también, avances fruto de la investigación, el esfuerzo y el compromiso de sus profesionales. Acabamos de conocer que el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla ha empleado corazones artificiales en tres pacientes adultos con insuficiencia cardiaca que se encontraban en lista de espera para someterse a un trasplante cardiaco. Esta técnica también se practica con éxito en el Reina Sofía de Córdoba para pacientes de pediatría. El corazón artificial supone, por tanto, un ‘puente’ al trasplante cardiaco y una esperanza para las personas que poseen una patología grave y que tienen dificultades para poder recibir un trasplante a corto plazo. Este avance se suma a la larga lista de la sanidad pública de Andalucía para mejorar la vida de la gente. Hitos que nos emocionan y nos reconfortan, que nos hacen redoblar nuestra confianza en el sistema público. Por eso, resulta inadmisible que el Partido Popular intente desprestigiar este patrimonio de todos con medias verdades o mentiras como catedrales con el fin último de favorecer el negocio privado de sus amiguetes. ¡Cuánta irresponsabilidad! ¡Cuántos intereses inconfesables!

Menos burocracia

En Andalucía se están poniendo en marcha de forma continua medidas tendentes a favorecer la recuperación económica y la creación de empleo. Se trata de aprovechar la estabilidad política y la confianza que despierta esta comunidad autónoma para atraer inversión y proyectos empresariales y emprendedores. En este sentido, el Gobierno que preside Susana Díaz acaba de aprobar un decreto que reduce aún más trabas burocráticas, continuando en la línea abierta con ley de 2014 para eliminar trámites administrativos. Con esta nueva norma se impulsa otro conjunto de medidas destinadas a simplificar y agilizar el inicio de las actividades económicas mediante la aplicación de la figura de la declaración responsable. Así, se reducen los plazos de tramitación y se ahorra en cargas administrativas a fin de favorecer la creación de empresas. Se eliminan hasta 36 trámites para que una empresa pueda empezar a funcionar con mayor rapidez.

Un estudio del Banco Mundial señala que abrir un negocio en España requiere de 7 procedimientos y lleva 14 días. En cambio, el término medio en la OCDE es de 4,7 procedimientos en 8,3 días. Andalucía pretende alcanzar la media de los países de la OCDE. A partir de ahora, en los supuestos de actividades económicas que contempla este decreto, puedan empezar a funcionar en menos de tres días. Se acortan los tiempos eliminando los procedimientos sujetos a autorización administrativa, mediante la generalización de las figuras de la declaración responsable. Se mantienen sólo aquellos trámites en los que es necesario establecer un control previo por parte de la Administración Pública y afectan a razones de interés general, el orden público, la seguridad pública, la salud pública o el medio ambiente, y en ellos es necesario proteger preventivamente esos intereses generales.

Las más beneficiadas por esta norma serán las pequeñas y medianas empresas. Las medidas en el ámbito municipal se concretan en la simplificación de la calificación ambiental en aquellas actividades de impacto reducido y bastará con la presentación de una declaración responsable. Esto va a permitir que en la mayoría de los casos resulte más rápida la apertura de un negocio. Por citar algunos ejemplos, podrán acogerse a ese sistema lavanderías, gimnasios, las carnicerías, pescaderías y otros establecimientos de ventas al por menor, los talleres de reparación o de lavado de vehículos…

Esa reducción de procedimientos supone un ahorro en tiempo de unos seis meses de media para iniciar la actividad. Y también económico: se estima entre 100 y 140 euros en función de si los trámites se efectúan presencial o telemáticamente. Con este decreto, en el que han participado los agentes económicos y sociales, permite a Andalucía seguir avanzando para ser la comunidad autónoma donde sea más fácil emprender una actividad productiva con el objetivo de generar inversión y empleo.

Foto.- El Confidencial. Susana Díaz, en una empresa de calzado en Córdoba.

El show de Aguirre

Vaya por delante que considero lamentable que se filtren datos de la Agencia Tributaria de Esperanza Aguirre o de cualquier otro ciudadano porque así se debilita la credibilidad de instituciones del Estado que nos tienen que ofrecer seguridad y confianza a todos. A partir de ahí, todo lo demás es un espectáculo montado por Esperanza Aguirre para presentarse como víctima en las vísperas de la cita de mañana con las urnas. No se tenía que haber dado la filtración de su IRPF porque cualquier aspirante a un cargo debería tener la obligación de hacer pública su declaración de renta, patrimonio y de bienes e intereses. Antes de presentarse y cuando abandone la vida pública. La transparencia es imprescindible en democracia. Una sociedad requiere políticos ejemplares y que rindan cuentas ante la ciudadanía. Así lo han hecho todos los candidatos socialistas como compromiso de claridad con sus convecinos. Quizá el berrinche que exuda la presidenta del PP madrileño sea porque se han conocido sus elevadas retribuciones por un trabajo tan vaporoso como el de ‘cazatalentos’. No se ponía tan enfadada cuando se han difundido las declaraciones de IRPF de otros, incluso se ha subido con frenesí al pelotón de las críticas… Y la pataleta contra Wyoming es ya la traca de fin de fiesta.

Portal de Transparencia

Portal de Transparencia Junta de Andalucía

Otro compromiso de la presidente de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que es ya una realidad. Los andaluces cuentan ya con el Portal de Transparencia y podrán conocer en qué se gastan sus impuestos. Ya están colgados más de 90.000 contratos y unas 80.000 ayudas y subvenciones. De manera escalonada hasta el 30 de junio se irá completando el contenido de publicidad activa de la Administración, dando respuesta al mandato de la ley más avanzada de nuestro país en esta materia. Sin duda, la transparencia es el mejor antídoto contra la corrupción y los que quieren aprovecharse del dinero de todos y la mejor manera para recuperar la confianza de los ciudadanos en sus instituciones. La Junta da ejemplo. Con este portal, se produce un salto importante en la mejora de nuestra calidad democrática, un antes y un después en la relación de la Administración y los ciudadanos, un cambio de cultura que ya no tiene marcha atrás. Su puesta en marcha se ha adelantado tres meses por la voluntad de la presidenta de fortalecer este nuevo tiempo.

Éste es el enlace:

http://www.juntadeandalucia.es/transparencia.html

Un fenómeno social

Esta noche se cierra una campaña electoral apasionante. Intensa. De mucho voltaje. La he vivido al lado de Susana Díaz. Quince días de mucho trasiego, con más de 12.000 kilómetros por la bella y extensa geografía de Andalucía. Un recorrido por todas las provincias, por todo tipo de municipios, desde pueblo pequeños a capitales pasando por ciudades medias, en la costa y en el interior, en zonas urbanas y en el medio rural. Y en todos sitios he notado la ilusión que despierta la presidenta de la Junta de Andalucía entre la gente. En un momento en el que la política y los políticos no pasan por su mejor momento, Susana Díaz genera confianza, recoge muestras de cariño, recibe mensajes de esperanza… Los ciudadanos se acercan a ella y no al contrario, la besan, la saludan, la jalean, se hacen fotos, le piden autógrafos. Constituye todo un fenómeno social. Su aceptación popular recuerda a otros momentos de la transición política cuando los representantes públicos eran vistos con aprecio y admiración. A los tiempos de Rafael Escuredo y la lucha por la autonomía plena para sacar a Andalucía del subdesarrollo. A la pasión que levantaba Felipe González y su fe en el cambio. Ella derrocha cercanía y empatía, es una más de la familia para todos, una andaluza como la inmensa mayoría de hombres y mujeres que forman parte de este pueblo sabio, con los pies en el suelo y la mirada alta para anticipar el presente y el futuro que esta tierra quiere y se merece. En mi ya dilatada experiencia electoral (acumulo ya cinco campañas autonómicas desde dentro y tres más cubiertas como periodista) no he visto otra cosa igual. La gente cree y confía en Susana. Cuando termino este breve post, quedan poco más de cinco horas para acabar la campaña y miro el domingo con optimismo. Los andaluces y las andaluzas tienen la palabra. Y siempre aciertan.

Cinco claves del debate

Mi resumen de urgencia del Debate sobre el Estado de la Nación en cinco claves:

1. El cabreo de Rajoy
El presidente del Gobierno se irritó y perdió los papeles. Sorprende que un político con tanta flema y tanta experiencia usara un tono faltón y palabras gruesas para defenderse de las críticas de los representantes de la oposición. Sus principales diatribas fueron contra el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. El socialista lo sacó de sus casillas y el único recurso que le quedó al gallego es llamarlo “patético”. Anduvo destemplado el presidente, tanto que arremetió contra Rosa Díez y su egocentrismo e ironizó con los perfectos que son los dirigentes de IU. Pero en una tarde poco afortunada se le fue la mano con un tic antidemocrático al espetar a Sánchez un desabrido “no vuelva usted por aquí”. Las credenciales de los diputados las conceden los ciudadanos en las urnas. El dedo le puede funcionar en el PP, en la democracia quien quita y pone diputados son (somos) los ciudadanos. No conocíamos esa vis autoritaria de Rajoy. Mala tarde para un presidente atribulado e iracundo.

2. Buen estreno de Pedro Sánchez
El jefe de la oposición no sólo le aguantó el pulso a Rajoy, sino que fue capaz de bajarlo de su pedestal y llevarlo al terreno del debate de la calle. El presidente de Gobierno siempre tiene las de ganar en este tipo de debates y, pese a su experiencia, perdió la iniciativa frente al dirigente socialista. Sánchez lo puso ante el espejo de sus contradicciones y de su triunfalismo exacerbado: los recortes salvajes, el estropicio producido por la reforma laboral, el empleo precario, la caída de salarios, el fracaso de la austeridad a ultranza y la ausencia de regeneración democrática. En el cuerpo a cuerpo, se fajó bien, con soltura. Tanto que consiguió incendiar al presidente y que éste ofreciera la peor de sus imágenes. Un buen debut del socialista en un debate tan exigente como éste.

3. El rescate
La derecha se presenta como la salvadora de una España a la deriva por la gestión de la izquierda. Ha sido su mantra antes y durante su etapa de más de tres años de gobierno. Al grito de salvamos a este país del rescate, nos han causado unas cotas de sufrimiento inasumibles. Pero tras el cartón piedra de la propaganda se esconde angustia, recortes y también mentiras. Rescate ha habido. Como le decía Pedro Sánchez a Rajoy en tono sarcástico, rescue en inglés es rescate. Se refería a los 41.000 millones que nos ha costado a todos los españoles sacar al sistema financiero del barro. 23.000 millones sólo para Bankia por la pésima gestión de dos prohombres del PP: Miguel Blesa y Rodrigo Rato. Esta palabra tabú que Rajoy intenta desterrar del imaginario colectivo entró al salón de plenos del Congreso de la boca de la oposición. El PP vive en los mundos de Yupi, a los demás no nos convence.

4. La bandera andaluza
Ante la falta de candidato y referente político en Andalucía, el presidente del Gobierno es una suerte de jefe de la oposición de la Junta. Su dedo divino señaló a Juan Manuel Moreno Bonilla como presidente del PP andaluz, un dirigente que lleva más de veinte años en política y sólo se le reconoce por los tijeretazos que ha dado a la ley de dependencia como secretario de Estado. Como los animales acorralados, Rajoy se defendió a la desesperada con una serie de datos y argumentos falsos sobre esta comunidad autónoma. Era previsible una respuesta tan pobre y tan artera. Los argumentarios que le pasan están plagados de mentiras y prejuicios. El pimpampum contra Andalucía estaba en el deshilachado guión de Rajoy. Ya harto de ese sistemático menosprecio hacia esta tierra el diputado socialista Manuel Pezzi, granadino por más señas, sacó la bandera blanca y verde como señal de protesta. No le gustó a la bancada popular ese gesto reivindicativo. ¡Ya está bien!

5. Villalobos y Candy Crush
A la vicepresidenta del Congreso la pillaron jugando en su Ipad al Candy Crush mientras hablaba su jefe de filas, Mariano Rajoy. Si ni siquiera le interesaba a Celia Villalobos lo que decía el presidente, habrá que imaginarse que mucho menos al españolito de a pie. Más allá de la lectura en clave interna, el pasotismo de la política malagueña manda una señal muy negativa a la ciudadanía. ¿Cómo se puede distraer la número dos del Congreso cuando se está celebrando el debate más importante del año? Si amplias capas de la sociedad manifiestan su desafección hacia la política, detalles como éste no ayudan a recuperar la confianza de la gente.

Yo avalo

Pedro Sánchez, Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias

El proceso congresual del PSOE ha cumplido su primera fase. Tres de los aspirantes a secretario general han conseguido reunir el número de avales necesarios, unos 9.800, que representa el 5% de la militancia. Pedro Sánchez ha conseguido la firma de 45.000 compañeros, Eduardo Madina, de 26.435, y José Antonio Pérez Tapias ha entregado en la sede de Ferraz más de 10.000. El resto de postulantes no ha conseguido la cantidad requerida para cubrir la plaza que deja vacante Alfredo Pérez Rubalcaba.

La militancia ha actuado con madurez democrática y ha avalado a quien le ha dado la gana, sin presiones y con total libertad. Ante el abrumador respaldo a Sánchez, algunos han deslizado un comentario desafortunado contra los aparatos y contra militantes que votan, en su opinión, como si fueran menores de edad. Error hablar de un supuesto voto cautivo, me ha recordado el mal perder del Partido Popular en Andalucía durante más de 30 años. Respetemos, por tanto, la decisión de todos y cada uno de los socialistas que hemos estampado nuestra rúbrica a favor de uno u otro candidato. No hay apoyos de primera y apoyos de segunda, todos los afiliados somos iguales, avalemos a quien avalemos, y ésa es la gran fuerza de este partido y de este congreso participativo y abierto. Sería mejor poner el acento en la enorme movilización de la organización en un momento especialmente importante: casi la mitad de las bases se ha implicado en la recogida de firmas.

Ahora toca la segunda fase, que culminará el 13 de julio con el voto en urna para designar al futuro secretario general, que nadie tenga la tentación de poner en cuestión este proceso. No olvidemos que todos somos partes de este centenario partido. El resultado, gane quien gane, será el que queramos los hombres y mujeres socialistas y, por consiguiente, irrevocable, reflexivo y maduro. Un ejercicio libre de democracia. Todos sin excepción hemos de conseguir que éste sea el congreso de la unidad y de la recuperación de un proyecto que represente a la mayoría social de izquierdas de este país que está esperando argumentos para volver a depositar su confianza en el PSOE.

Foto.– Sánchez, Madina y Pérez Tapia.