Primeras elecciones

junio 15, 2017

Se cumplen hoy cuarenta años de las primeras elecciones democráticas: las generales de 1977. Una cita con las urnas, apenas año y medio después de la muerte del dictador, que aúpo a Adolfo Suárez a la Presidencia del Gobierno, que abrió un periodo constituyente y, sobre todo, supuso un momento de efervescencia en el que la sociedad española empezó de verdad a respirar libertad. Viví ese ambiente de fiesta con 12 años pero recuerdo cómo el miedo a pronunciarse políticamente empezaba a quedarse atrás, que la ilusión se abría paso (meses después, el 4 de diciembre, Andalucía se echó a la calle por su autonomía) y que el color lúgubre de la represión iba cogiendo tonos alegres de la democracia. Ayer visité el archivo histórico de CCOO, un sitio imprescindible para la memoria del tardofranquismo y de los primeros años de la Transición, y vi algunos de esos carteles que poblaron nuestras calles ese 15 de junio. Pasamos un rato emotivo repasando vivencias y recuerdos. Hablo en plural porque compartí este rato delicioso con Eduardo Saborido, Paco Acosta, Paco Alfonsín, Nando Blanco, Eloísa Baena (todos en la foto), Javier Giráldez, Miguel Ángel Melero y trabajadores de la fundación. Una grata experiencia.

Empleo de calidad

junio 5, 2017

Reunión positiva entre la presidenta Susana Díaz y la nueva secretaria general del CCOO en la comunidad, Nuria López. Una reunión con muchos puntos de coincidencia: la necesidad de una financiación autonómica justa para fortalecer los servicios públicos y la de unir fuerzas para que el empleo que se crea sea digno y de calidad. O dicho de otra forma que la recuperación económica la noten los trabajadores y no sólo las empresas. Eso sí, para ello es necesario también derogar la funesta reforma laboral del Gobierno del PP, que produce precariedad, salarios bajos y trabajadores pobres con dificultades para llegar a fin de mes.

Cláusulas sociales

octubre 10, 2016

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha firmado con los sindicatos UGT y CCOO y la Confederación de Empresarios de Andalucía la inclusión de cláusulas sociales en los contratos de la Administración autonómica. Andalucía da hoy un paso muy importante en la línea de garantizar un empleo digno, estable y de calidad. Se trata de que la Junta, la mayor empresa de la comunidad, busque a través de los contratos públicos construir una sociedad más decente en lo laboral, más justa en lo social y más sostenible con el medio ambiente. A partir de ahora, en la adjudicación de los contratos de la Junta se va a valorar a aquellas empresas que sean social y medioambientalmente responsables y que, especialmente, apuesten por el empleo de personas pertenecientes a colectivos con dificultades y por acciones medioambientales sostenibles.

Para ello, se ha elaborado una amplia guía de cláusulas sociales a través del diálogo social con empresarios, sindicatos y también con colectivos del tercer sector que regirá en los criterios de contratación del Gobierno andaluz, dando así cumplimiento a otro de los compromisos de investidura de Susana Díaz. Estas cláusulas sociales persiguen tres objetivos concretos:

  1. Consolidar un tejido empresarial sostenible, con un fuerte compromiso social y medioambiental. Se pretende que en Andalucía haya más empresas, pero empresas comprometidas, socialmente responsables, que a la larga son las más competitivas y las más duraderas en el tiempo.
  2. Mejorar las condiciones laborales de las personas que trabajan en las empresas que contratan con el Gobierno andaluz. Es decir, mejorar su calidad laboral a través del respeto a sus condiciones salariales, pero también a través de mejoras que tienen que ver con la conciliación, el cuidado de los hijos y el reconocimiento y promoción de las personas con discapacidad.
  3. El tercer objetivo es el medioambiental. Contra el cambio climático se lucha con grandes declaraciones y acuerdos internacionales. Pero también en el día a día de las empresas y los ciudadanos. La Administración debe servir como ejemplo y avanzadilla en este cambio en las formas de producir y de consumir, de forma que apostemos por una sociedad sostenible.

Entre las medidas pioneras que se ponen en marcha con esta guía destaca que se rescindirá el contrato a cualquier empresa que contrate con el Gobierno andaluz si está dos meses sin abonar el salario a su plantilla. Otra novedad: se primará la contratación con aquellas empresas que incluyan en sus ofertas medidas de conciliación de la vida familiar y profesional que vayan más allá de lo que establece la Ley de Igualdad. Y se valorará más en los contratos públicos a aquellas empresas que se comprometan a subscribir acuerdos de colaboración con el tejido asociativo local en acciones de interés social y comunitario, o que se comprometan a subcontratar para la ejecución del contrato con Centros Especiales de Empleo o empresas de inserción legalmente constituidos y registrados.

El Gobierno que preside Susana Díaz hace una apuesta en firme para que sus actividades de contratación y compra jueguen un papel ejemplar en la protección del medio ambiente, las políticas sociales y de igualdad, y en el fomento de la innovación. Desde Andalucía se quiere dar ejemplo y servir de ejemplo para construir una sociedad responsable, igualitaria, solidaria y más justa. Como ha subrayado el secretario regional de CCOO, Francisco Carbonero, éste es un acuerdo que deberían imitar otras instituciones.

Ayudas y contradicciones

diciembre 15, 2014

Suelo definir a las hemerotecas como templos de las contradicciones. Son como una especie de Pepito Grillo que te martillea en el presente con las cuestiones del pasado. Hoy, Gobierno, patronal y sindicatos firman un acuerdo para poner en marcha una ayuda para parados de larga duración. La medida es oportuna e imprescindible. Con más de 4,5 millones de parados registrados (y 5,5 millones según la Encuesta de Población Activa), el Ejecutivo no puede mirar hacia otro lado, máxime cuando la protección social por desempleo cubre a poco más del 50% de los desempleados, la otra mitad no tiene nada que llevarse a la boca. Esta ayuda es de justicia y paliará el drama que están pasando muchas familias sin ingresos y sin expectativas de empleo a corto plazo. Llama, sin embargo, la atención que el Partido Popular impulse una medida que criticó cuando la hizo José Luis Rodríguez Zapatero. Antes fue un parche… para la derecha española, hoy hablan de gran acuerdo social. La contradicción no puede ser más exasperante. Pero lo importante no son los vaivenes de Rajoy y su equipo, sino una ayuda que supondrá un alivio para muchos hogares para las que la crisis no es cosa del pasado.

Manipulando a tope

octubre 20, 2014

He recibido un escrito de la sección sindical de Comisiones Obreras en RTVE en Andalucía que refleja la sistemática manipulación informativa en los informativos regionales del ente público. El documento no tiene desperdicio. A estos profesionales les preocupa la deriva insoportable y el sesgo informativo tendencioso del medio público. Y en concreto su intensificación en los últimos tiempos y pretendida afectación a la institución de la Junta y a su presidenta, Susana Díaz. Esta comunicación viene a ratificar los dos estudios remitidos por el que suscribe al ya ex director general Leopoldo González-Echenique sobre el partidismo y la ausencia de pluralismo en las desconexiones territoriales que no deberían caracterizar a un medio público.

No voy a aportar ni una sola palabra más. Lo mejor es extraer las propias conclusiones a través de la lectura del documento de protesta de los trabajadores: Escrito CC.OO RTVE-A.

Camino de la depresión

julio 20, 2012

Los españoles nos hemos echado a la calle contra los recortes del Gobierno de Rajoy. La gran movilización de ayer es la expresión de un profundo descontento de la sociedad española. Muchas familias están al límite, ya no aguantan más. Se ha escuchado un nítido y vigoroso ‘BASTA YA’ a una política basada en recortes de derechos y de servicios públicos que nos arruina día a día. La inmensa mayoría es consciente que por este camino acabamos en la depresión del país. La gente está harta de hacer sacrificios sin saber a dónde nos lleva y sin una mínima certeza de cuándo saldremos de esta maldita crisis. Está muy extendida la sensación de que todo este sufrimiento es inútil.

Ya estamos escarmentados: los recortes sólo llaman a nuevos recortes y la situación no es que no mejore, es que cada día está peor. Hace falta un cambio de rumbo, medidas de estímulo económico y otras decisiones que no penalicen a los de siempre. Además, los tijeretazos, tal y como los aplica este Gobierno de Rajoy, manifiestan una preocupante falta de equidad. Son injustos porque arremeten contra lo fundamental, que son los servicios públicos, que son la verdadera garantía de igualdad entre los ciudadanos. Y los esfuerzos recaen siempre sobre los mismos y, sin embargo, no se acometen de manera decidida medidas contra las grandes fortunas, el fraude fiscal o privilegios de algunos estamentos como la Iglesia.

No sólo es arbitrario en el reparto de los sacrificios, sino que el Gobierno es muy poco transparente. Resulta inaudito que los Parlamentos de Alemania, Holanda o Finlandia tengan más información que los representantes del pueblo español. Se hurta, por tanto, información a los españoles que tienen todo el derecho a saber. Se impone desde la Moncloa el oscurantismo y el ordeno y mando. Tremendo.

Viñeta.- El Roto en El País.

¡Dejadme solo!

abril 12, 2012

Mariano Rajoy ha reaccionado ante las furibundas embestidas de los mercados como los toreros que sufren un revolcón en plena faena. Se ha levantado, ha intentado recomponer la figura con ademanes y desplantes de impostado coraje y le ha pedido a sus subalternos que se retiren con gritos histéricos y rostro de severidad hacia el toro. La cuadrilla se resiste a abandonar el albero: saben que al maestro le tiemblan las canillas, que se ha llevado un costalazo de órdago y que no está en condiciones para medirse con el morlaco. ¡Dejadme solo!, vocifera el matador con semblante pétreo y rebosante de mala leche. Quiere digerir cuanto antes el mal trago, pasar página de manera inmediata y demostrar al tendido que está por encima de la res. No siempre lo consigue.

He visto cierto paralelismo en la respuesta de Rajoy a la mano tendida de la oposición y los sindicatos para lidiar este peligroso animal de la crisis y los especuladores. Más allá del acierto o no del símil, la verdad es que el presidente del Gobierno ha despreciado la oferta de colaboración del PSOE, de UGT y CCOO y de las comunidades autónomas donde no gobierna el PP. Va a lo suyo, que es lo que le dicta su correligionaria Merkel desde Berlín o desde Bruselas a través de personas interpuestas. El presidente español no quiere testigos externos de los meneos y los empujones de los mercados ni de los tirones de orejas de la canciller alemana. Se quiere comer solo la tabla de imposiciones para contentar a los insaciables mercados. No extraña esa alergia al diálogo y al consenso. No quiso colaborar cuando estaba en la oposición y no quiere tampoco participación de terceros en este trance. Mal para España. Hace falta recuperar los consensos políticos, sociales e institucionales en estas circunstancias de extrema debilidad.

Como el torero volteado, Rajoy grita ¡dejadme solo! No es más líder el más osado o el que más arriesga, sino el que sabe concitar mayor respeto de propios y ajenos y liderar las situaciones complejas. Es tiempo de consensos y de unidad. Además, el político gallego nunca ha sido un arrojado. Mariano, si no sabes torear, para que te metes.