Baño de realidad

Se ha confirmado el pronóstico. La Agencia Europea del Medicamento no se instalará en Barcelona. Este organismo se irá hasta Ámsterdam tras su salida de Reino Unido como consecuencia del Brexit. Y lo más clamoroso es que los independentistas catalanes se rasgan las vestiduras por esta oportunidad perdida. Pues la han perdido ellos por méritos propios. El contexto de inestabilidad política que han promovido ha sido determinante para esta decisión de las instituciones comunitarias, con un ya ex president Puigdemont jugando al exilio en la capital de la Unión, los líderes indepes desafiando y enfrentándose a las instituciones comunitarias y más de 2.500 empresas saliendo despavoridas de Cataluña por la inseguridad jurídica de las leyes de desconexión. La declaración de independencia, si hubiera prosperado, situaba a Cataluña fuera de la Unión Europea. El escenario republicano soñado por los separatistas dejaba a Cataluña fuera del club europeo. ¿O es que en su cuento de la lechera pensaban que la UE iba a colocar uno de sus organismos en un territorio ajeno? Este ejemplo desnuda el disparate jurídico y político que envuelve al secesionismo. Que no le imputen a nadie este baño de realidad que ha supuesto la pérdida de esta agencia. Esto no es más que la consecuencia de su despropósito. Que se lo hagan mirar.

Foto.Cadena Ser.

¡Qué gran estafa!

Pienso hoy en los muchos catalanes de buena fe a los que los gurús de independentismo han engañado con el falso sueño de un país propio al margen de España. Hoy la fantasía se ha desvanecido y se ha descubierto el truco de los charlatanes de feria. Se ha impuesto la normalidad democrática y el estado de derecho. ¿Qué habrán pensado muchos de estos ciudadanos cuando han visto cómo Puigdemont y buena parte del govern han huido a Bruselas y se plantean seguir haciendo el ridículo internacional con la petición de asilo político? ¿Qué habrán pensado de un president y un gabinete que decían continuar trabajando y que tras su destitución por el Estado no han pasado por sus despachos? ¿Qué habrán pensado de Tardà y Rufián, que desde la más absoluta incoherencia siguen aferrados a un escaño en el Congreso de un país al que no quieren pertenecer? ¿Qué habrán pensado de que ningún país europeo ni EEUU hayan reconocido la huida hacia ninguna parte de la independencia? ¿Qué habrán pensado de tantas mentiras inoculadas por la propaganda del separatismo? Muchos de los que se creyeron el cuento de la buena pipa hoy pensarán que todo ha sido un gran timo, una colosal estafa política.

Foto.La Vanguardia. Puigdemont y los cinco consellers que se han ido de Cataluña.

Sí pero no

Mejor una imagen (cinco en este caso) que mil palabras sobre la supuesta declaración de independencia de Cataluña, anunciada y suspendida en pocos segundos, un mal truco de prestidigitación política que abunda en una deriva irracional, ilegal y basada en un referéndum tramposo y sin garantías. A Puigdemont le quedan cuatro días para que aclare lo que ha querido escenificar. No caben más artificios, lo único posible es que el Gobierno catalán recupera la sensatez y vuelva al estado de derecho y al marco constitucional.

Viñetas.– Peridis (El País), Gallego&Rey y Ricardo (El Mundo) y Esteban y Miki&Duarte (Grupo Joly)

La broma a Rajoy

Mariano Rajoy ha picado en una broma de la emisora de radio catalana Flaixbac. Como se puede escuchar en el vídeo, un imitador del presidente catalán, Carles Puigdemont, ha mantenido esta mañana una conversación telefónica con el jefe del Ejecutivo en funciones hasta que el presentador del programa le desvela el engaño. De esta breve charla entre Rajoy y el cómico, se pueden establecer las siguientes lecturas:

  1. Desde el punto de vista político, Rajoy está dispuesto a hablar y reunirse con Puigdemont. Esta confesión se produce en un momento político marcado por la incomunicación total entre las administraciones central y catalana. Los puentes del diálogo habían sido dinamitados en los últimos meses y aquí se muestra dispuesto a verse con el dirigente autonómico. Eso es noticia. Por otro lado, el presidente en funciones no muestra mucha confianza en su investidura y da la sensación de no tenerlas todas (ni siquiera alguna) consigo. Se le nota un tanto abatido, casi sin fe en sus posibilidades.
  2. Desde el punto de vista de la seguridad, sorprende qué poco cuesta acceder al presidente. Los responsables del programa no necesitan mucho para burlar al gabinete de Rajoy. Me temo que a la secretaria le habrá caído un rapapolvo por dejarse camelar tan fácilmente.
  3. Desde el punto de vista de la comunicación, hay cosas con las que no se debe jugar. No parece adecuado gastar una broma de estas características al presidente del Gobierno. O como él mismo ha afirmado: “No es serio”. Se trata de un magazine matinal en clave de humor, pensado para un público que prefiere una oferta más amena y desenfadada, pero ni aun así se deberían traspasar algunos límites por respeto institucional. Honestamente, creo que a los responsables de este espacio radiofónico se les ha ido la mano.
  4. Desde el punto de vista humano, me pongo en el pellejo de Rajoy y empatizo por el mal trago que ha tenido que pasar. Nadie se merece que lo ridiculicen en público y menos con artimañas. (Y lo dice alguien que no simpatiza con el político gallego y que está en las antípodas ideológicamente hablando).